Cuba. Blo­queo de Esta­dos Uni­dos, un ice­berg que impi­de acercamientos

Por Isau­ra Diez Millán, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 10 de noviem­bre de 2020. 

Esta­dos Uni­dos refuer­za el blo­queo con­tra Cuba en tiem­pos de pan­de­mia, apli­ca su dimen­sión extra­te­rri­to­rial y bus­ca la asfi­xia eco­nó­mi­ca sin impor­tar el res­pe­to a las liber­ta­des ciu­da­da­nas, des­ta­can hoy acti­vis­tas e inte­lec­tua­les.
En exclu­si­va con Pren­sa Lati­na, el pro­fe­sor cuba­no­ame­ri­cano Car­los Lazo, denun­ció las res­tric­cio­nes que Washing­ton le impo­ne para tra­tar de fre­nar su víncu­lo con la isla.

‘La admi­nis­tra­ción esta­dou­ni­den­se debe­ría abo­lir esta polí­ti­ca, reli­quia de la gue­rra fría, y resol­ver el dife­ren­do a tra­vés del diá­lo­go y las nego­cia­cio­nes’, comentó.

En opi­nión del acti­vis­ta, el blo­queo limi­ta sus liber­ta­des, impi­de el acce­so de pacien­tes esta­dou­ni­den­ses a fár­ma­cos de la bio­tec­no­lo­gía cuba­na, res­trin­ge la posi­bi­li­dad de via­jar y el acce­so a los mer­ca­dos de la isla, por citar ejemplos.

Debi­do a las medi­das coer­ci­ti­vas, el mer­ca­do de Esta­dos Uni­dos está cerra­do para todos los pro­duc­tos cuba­nos, inclu­so aque­llos de reco­no­ci­mien­to mun­dial como ron, haba­nos y otros que resul­tan de nece­si­da­des para la vida huma­na, como medi­ca­men­tos y pro­duc­tos biotecnológicos.

Ade­más, el man­da­ta­rio repu­bli­cano Donald Trump ya había prohi­bi­do des­de antes los via­jes turís­ti­cos a Cuba, los vue­los chár­te­res, cru­ce­ros, avio­nes y embar­ca­cio­nes pri­va­das, e inclu­so cerra­do los lla­ma­dos con­tac­tos ‘pue­blo a pueblo’.

La acti­vis­ta esta­dou­ni­den­se, Angé­li­ca Sala­zar, dijo a Pren­sa Lati­na que las accio­nes de la Casa Blan­ca le impi­den rea­li­zar su tra­ba­jo en pro­gra­mas edu­ca­cio­na­les jun­to al Cen­tro Memo­rial Mar­tin Luther King, la Uni­ver­si­dad de La Haba­na y la Casa de Las Américas.

‘La pre­sen­te admi­nis­tra­ción de Donald Trump ha para­li­za­do estos inter­cam­bios así como los via­jes, la cola­bo­ra­ción cien­tí­fi­ca y aca­dé­mi­ca. Todo se ha vis­to afec­ta­do’, enfatizó.

De acuer­do con datos ofi­cia­les, entre 2019 y 2020, Esta­dos Uni­dos apli­có 17 medi­das coer­ci­ti­vas para impe­dir que los nor­te­ame­ri­ca­nos y cuba­nos resi­den­tes en ese país vue­len a la isla.

Para Lazo, crea­dor de la ini­cia­ti­va soli­da­ria Puen­tes de amor, las últi­mas medi­das de per­se­cu­ción a buques petro­le­ros, el ata­que a la cola­bo­ra­ción médi­ca de la isla o la res­tric­ción del envío de reme­sas demues­tran que el más afec­ta­do es el pue­blo de Cuba.

‘Lo que men­ciono es solo la pun­ta del ice­berg, son cen­te­na­res las regu­la­cio­nes esti­pu­la­das por el blo­queo y todas per­si­guen cas­ti­gar a la pobla­ción de la isla’, aco­tó. EN BUSCA DE LA ASFIXIA

Según el minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Cuba, Bruno Rodrí­guez, por pri­me­ra vez en casi 60 años las afec­ta­cio­nes por el blo­queo de Esta­dos Uni­dos con­tra la isla supe­ra­ron los cin­co mil millo­nes de dóla­res en un año.

De acuer­do con el titu­lar, se han recru­de­ci­do las medi­das con­tra la isla apro­ve­chan­do las con­di­cio­nes de la pan­de­mia lo cual repre­sen­ta un acto de gue­rra eco­nó­mi­ca y la cruel­dad de su apli­ca­ción en este con­tex­to es inédita.

A la isla se le nie­ga el acce­so a tec­no­lo­gías médi­cas e insu­mos de Esta­dos Uni­dos y ter­ce­ros paí­ses con un com­po­nen­te de has­ta el 10 por cien­to pro­ve­nien­te del país norteño.

Según Rodrí­guez, dona­ti­vos y com­pras en el exte­rior no pudie­ron mate­ria­li­zar­se en el momen­to más ten­so de la pan­de­mia debi­do a las san­cio­nes que for­man par­te del bloqueo.

Otras mues­tras de la agre­si­vi­dad de Washing­ton son la cam­pa­ña con­tra la coope­ra­ción médi­ca cuba­na, los impe­di­men­tos para reno­var licen­cias de com­pa­ñías con nego­cios esta­ble­ci­dos en la isla, la reduc­ción extre­ma de la trans­por­ta­ción aérea entre ambos paí­ses y el ata­que a las remesas.

Entre abril de 2019 y mar­zo de 2020, la Ofi­ci­na para el Con­trol de Acti­vos Extran­je­ros impu­so 12 pena­li­da­des a enti­da­des esta­dou­ni­den­ses y de ter­ce­ros paí­ses que supe­ra­ron los dos mil 403 millo­nes 985 mil 125 dólares.

Por otra par­te, el 2 de mayo de 2019 se ini­cia­ron pro­ce­sos lega­les al ampa­ro de la Ley Helms-Bur­ton por pri­me­ra vez en 23 años.

Ade­más, la influen­cia nega­ti­va de las polí­ti­cas de Esta­dos Uni­dos con­tra Cuba afec­tan el desa­rro­llo de sec­to­res con alto impac­to social en la isla.

Fuen­tes ofi­cia­les refle­jan que en ese mis­mo año esta polí­ti­ca cau­só pér­di­das a la esfe­ra de la salud en el orden de los 160 millo­nes 260 mil 880 dólares.

En el cita­do perío­do de tiem­po las afec­ta­cio­nes al sec­tor edu­ca­cio­nal se esti­man en 21 millo­nes 226 mil dólares.

El défi­cit de com­bus­ti­ble debi­do a la per­se­cu­ción esta­dou­ni­den­se, las difi­cul­ta­des para acce­der a la tec­no­lo­gía y equi­pa­mien­to, así como los ingre­sos deja­dos de per­ci­bir por ser­vi­cios brin­da­dos afec­ta­ron la docen­cia y la inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca en Cuba.

Duran­te ese lap­so, en la rama de la ali­men­ta­ción y la agri­cul­tu­ra se con­ta­bi­li­za­ron daños por un valor apro­xi­ma­do de 428 millo­nes 894 mil 637 dólares.

Otro impac­to nega­ti­vo del cer­co eco­nó­mi­co, comer­cial y finan­cie­ro se regis­tró en el sec­tor depor­ti­vo con daños que alcan­zan los nue­ve millo­nes 995 mil dólares.

‘He esta­do visi­tan­do Cuba duran­te casi 25 años, he vis­to per­so­nal­men­te el impac­to de esta polí­ti­ca cruel con­tra el pue­blo cubano’, comen­tó Salazar.

ESTRATEGIA DISFUNCIONAL

En decla­ra­cio­nes a Pren­sa Lati­na, la inves­ti­ga­do­ra del Cen­tro de Estu­dios Hemis­fé­ri­cos y sobre Esta­dos Uni­dos de la Uni­ver­si­dad de la Haba­na, Dalia Gon­zá­lez, advir­tió que las recien­tes medi­das coer­ci­ti­vas de Esta­dos Uni­dos obe­de­cían a una estra­te­gia electoral.

Según la pro­fe­so­ra, Donald Trump bus­có con esto sedu­cir los votos de la comu­ni­dad cuba­no­ame­ri­ca­na de la Flo­ri­da debi­do a su impor­tan­cia como esta­do pendular.

Sin embar­go, datos de la vota­ción del mar­tes 3 de noviem­bre en Esta­dos Uni­dos refle­jan que con­da­dos de Flo­ri­da, don­de vive gran par­te de la pobla­ción cuba­no­ame­ri­ca­na, favo­re­cie­ron al can­di­da­to demó­cra­ta Joe Biden.

De acuer­do con cifras pre­li­mi­na­res tras los comi­cios, aun­que el repu­bli­cano ganó la Flo­ri­da, con­da­dos como Mia­mi-Dade, Bro­ward, Palm Beach, Hills­bo­rough y Osceo­la otor­ga­ron el voto a su contrario.

Joe Biden mani­fes­tó su inten­ción de dar un nue­vo enfo­que hacia Cuba y cali­fi­có la polí­ti­ca actual de la Casa Blan­ca de un fra­ca­so total.

Por su par­te, la vice­pre­si­den­ta elec­ta, Kama­la Harris, ase­gu­ró recien­te­men­te que su gobierno qui­ta­ría las medi­das del eje­cu­ti­vo de Trump sobre Cuba, pero el blo­queo se man­ten­drá debi­do a que su eli­mi­na­ción debe ser apro­ba­da por el Congreso.

SOLIDARIDAD MÁS ALLÁ DE FRONTERAS

Cuba cuen­ta con el apo­yo mayo­ri­ta­rio de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal fren­te al ase­dio de Esta­dos Uni­dos, lo cual demues­tra que la polí­ti­ca de Washing­ton aumen­ta el des­cré­di­to y ais­la­mien­to de ese país, según el can­ci­ller cubano.

Duran­te la últi­ma vota­ción en la ONU, a fines de 2019, la ini­cia­ti­va de Cuba para poner fin al blo­queo alcan­zó 187 votos a favor, tres en con­tra y dos abstenciones.

El Movi­mien­to de Paí­ses No Ali­nea­dos, por su par­te, ha con­de­na­do en reite­ra­das oca­sio­nes el blo­queo, la Ley Helms-Bur­ton y demás agre­sio­nes impues­tas por el gobierno de los Esta­dos Uni­dos con­tra la isla.

Paí­ses, orga­ni­za­cio­nes e ins­ti­tu­cio­nes inter­na­cio­na­les como el Par­la­men­to Lati­no­ame­ri­cano y Cari­be­ño, la Unión Afri­ca­na, la Comu­ni­dad del Cari­be, la Alian­za Boli­va­ria­na para los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca-Tra­ta­do de Comer­cio de los Pue­blos y el Foro de Sao Pau­lo tam­bién han exi­gi­do el cese de las medi­das coercitivas.

Agen­cias, fon­dos y pro­gra­mas del sis­te­ma de Nacio­nes Uni­das tam­bién refi­rie­ron las afec­ta­cio­nes en su tra­ba­jo debi­do a la polí­ti­ca hos­til de Washing­ton con­tra Cuba, según un repor­te del secre­ta­rio gene­ral de la orga­ni­za­ción, Antó­nio Guterres.

Tal docu­men­to abar­ca la con­tri­bu­ción de 160 Esta­dos miem­bros del orga­nis­mo mul­ti­la­te­ral, inclui­da la Unión Euro­pea, así como infor­ma­cio­nes de 34 orga­nis­mos inter­na­cio­na­les y agen­cias, fon­dos y pro­gra­mas del sis­te­ma de las Nacio­nes Unidas.

Repre­sen­tan­tes de sec­to­res agrí­co­la, cul­tu­ral, aca­dé­mi­co y de nego­cios de Esta­dos Uni­dos tam­bién piden y desa­rro­llan accio­nes a favor de la isla.

‘Los emi­gra­dos cuba­nos que­re­mos una rela­ción nor­mal con nues­tras fami­lias y con nues­tro país de ori­gen’, decla­ra a Pren­sa Lati­na Car­los Lazo.

De acuer­do con el acti­vis­ta, tan­to él como su pro­yec­to Puen­tes de amor han reci­bi­do nume­ro­sas mues­tras de apo­yo en Esta­dos Uni­dos y el mun­do a favor de la eli­mi­na­ción de este cerco.

‘No vamos a parar has­ta levan­tar el blo­queo. Soy opti­mis­ta, no me cabe duda de que lo logra­re­mos’, señaló.

Fuen­te: Pren­sa Latina

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *