Argen­ti­na. Duran­te la cua­ren­te­na se defo­res­ta­ron casi 50.000 hectáreas

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 10 de noviem­bre de 2020. 

Median­te un infor­me pre­sen­tan­do por la orga­ni­za­ción inter­na­cio­nal ambien­ta­lis­ta Green­pea­ce, infor­ma­ron que des­de el comien­zo de la cua­ren­te­na fue­ron des­mon­ta­das 48.656 hec­tá­reas solo en el nor­te del país. “Es com­ple­ta­men­te inad­mi­si­ble que, fren­te a la emer­gen­cia sani­ta­ria, cli­má­ti­ca y de bio­di­ver­si­dad que esta­mos sufrien­do, se siga defo­res­tan­do. Los gobier­nos no pue­den seguir sien­do cóm­pli­ces de este eco­ci­dio y deben poner­le un freno a la ambi­ción des­truc­ti­va de algu­nos empre­sa­rios agro­pe­cua­rios”, afir­mó Her­nán Giardini. 

El moni­to­reo de defo­res­ta­ción que rea­li­za Green­pea­ce, median­te la com­pa­ra­ción de imá­ge­nes sate­li­ta­les, fue rea­li­za­do en las pro­vin­cias de San­tia­go del Este­ro, Sal­ta, For­mo­sa y Cha­co y reve­ló que entre el 15 de mar­zo y el 31 de octu­bre se per­die­ron 200 hec­tá­reas de bos­ques por día. 

“Es com­ple­ta­men­te inad­mi­si­ble que, fren­te a la emer­gen­cia sani­ta­ria, cli­má­ti­ca y de bio­di­ver­si­dad que esta­mos sufrien­do, se siga defo­res­tan­do. Los gobier­nos no pue­den seguir sien­do cóm­pli­ces de este eco­ci­dio y deben poner­le un freno a la ambi­ción des­truc­ti­va de algu­nos empre­sa­rios agro­pe­cua­rios”, afir­mó Her­nán Giar­di­ni, coor­di­na­dor de la cam­pa­ña de Bos­ques de Greenpeace.

El infor­me pre­sen­ta deta­lles por pro­vin­cia: en San­tia­go del Este­ro se des­mon­ta­ron 19.673, en Sal­ta 12.863; 10.011 hec­tá­reas en For­mo­sa y 6.109 en Cha­co. Estas cua­tro pro­vin­cias con­cen­tran el 80% de los des­mon­tes del país. El avan­ce de los pro­yec­to agro­in­dus­tria­les vin­cu­la­dos a la soja y la gana­de­ría repre­sen­tan la cau­sa prin­ci­pal del desmonte.

Ela­bo­ra­ción de mapa: Greenpeace

“Más des­mon­te sig­ni­fi­ca más cam­bio cli­má­ti­co, más inun­da­cio­nes, más des­alo­jos de comu­ni­da­des cam­pe­si­nas e indí­ge­nas, más des­apa­ri­ción de espe­cies en peli­gro de extin­ción y más enfer­me­da­des. Des­truir bos­ques es un cri­men que debe prohi­bir­se y pena­li­zar­se”, advir­tió Giardini.

La orga­ni­za­ción ambien­ta­lis­ta Green­pea­ce exi­ge a los gober­na­do­res de San­tia­go del Este­ro (Gerar­do Zamo­ra), Sal­ta (Gus­ta­vo Sáenz), For­mo­sa (Gil­do Ins­frán) y Cha­co (Jor­ge Capi­ta­nich) que decre­ten la emer­gen­cia fores­tal y prohí­ban los des­mon­tes en sus provincias.

Fuen­te: AnRed

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *