Argen­ti­na. ¿Qué país plan­tea el pre­su­pues­to 2021?

Por Sabri­na Ortiz, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 9 de noviem­bre de 2020.

El pro­yec­to apro­ba­do por Dipu­tados y que será tra­ta­do la sema­na pró­xi­ma por el Sena­do pro­po­ne un fuer­te impul­so a la cons­truc­ción, a infra­es­truc­tu­ra para jar­di­nes de infan­tes y un aumen­to his­tó­ri­co para el Minis­te­rio de Géne­ros y Diver­si­dad. A la vez, baja el gas­to social debi­do a la eli­mi­na­ción del Ingre­so Fami­liar de Emer­gen­cia y la Asis­ten­cia de Emer­gen­cia para el Tra­ba­jo y la Pro­duc­ción que fue­ron imple­men­ta­dos duran­te la pan­de­mia. El pro­nós­ti­co eco­nó­mi­co seña­la que la Argen­ti­na cre­ce­rá un 5,5%.

La Ley de Pre­su­pues­to Nacio­nal 2021 será san­cio­na­da la pró­xi­ma sema­na. Tras su apro­ba­ción en la Cáma­ra de Dipu­tados, la Comi­sión de Pre­su­pues­to y Hacien­da del Sena­do dio su dic­ta­men posi­ti­vo el pasa­do miér­co­les. La nor­ma esti­ma un cre­ci­mien­to del 5,5% de la eco­no­mía, una infla­ción en torno del 29%, un dólar a $102 para el cie­rre del año y un défi­cit fis­cal del 4,5% del Pro­duc­to Bru­to Interno (PBI). ¿En qué áreas se regis­tran los prin­ci­pa­les ajus­tes y qué sec­to­res serán bene­fi­cia­dos por la expan­sión del gasto?

El Pre­su­pues­to es el ins­tru­men­to eco­nó­mi­co más impor­tan­te que tie­ne el gobierno para con­cre­tar sus polí­ti­cas y asig­nar recur­sos duran­te el ejer­ci­cio fis­cal que dura un año. Se espe­ra que estas asig­na­cio­nes sean sufi­cien­tes para garan­ti­zar dere­chos y pro­te­ger a los sec­to­res más vul­ne­ra­bles de la socie­dad que nece­si­tan de una mayor inter­ven­ción estatal. 

La ley pro­yec­ta un total de gas­tos corrien­tes y de capi­tal mayor a los 8 billo­nes de pesos que se dis­tri­bui­rán con dife­ren­tes fina­li­da­des: admi­nis­tra­ción guber­na­men­tal, ser­vi­cios de defen­sa y segu­ri­dad, ser­vi­cios socia­les, ser­vi­cios eco­nó­mi­cos y deu­da públi­ca. Los prin­ci­pa­les ajus­tes se encuen­tran en los dos pri­me­ros ítems, gas­tos admi­nis­tra­ti­vos y Fuer­zas de Segu­ri­dad y Defen­sa. Pero, prin­ci­pal­men­te, se regis­tra una reduc­ción en los ser­vi­cios de la deu­da, debi­do a que la rees­truc­tu­ra­ción per­mi­te que se comien­ce a pagar nue­va­men­te recién en el segun­do semes­tre del 2024.

diputados-senadores-2
(Ima­gen: Charly Díaz Azcue)

Por otra par­te, según el infor­me rea­li­za­do por la Aso­cia­ción Civil por la Igual­dad y la Jus­ti­cia (ACIJ), a par­tir de una serie de deba­tes en los que par­ti­ci­pa­ron orga­ni­za­cio­nes, acti­vis­tas y repre­sen­tan­tes de minis­te­rios de la Nación y del Poder Legis­la­ti­vo, si bien el Pro­yec­to de Pre­su­pues­to para 2021 es un 30,86% más ele­va­do que el de 2020 en tér­mi­nos reales, se obser­va una reduc­ción del 16,24% si se com­pa­ra con el pre­su­pues­to vigen­te este año.

Ade­más, el pre­su­pues­to para Segu­ri­dad Social cae un 20% y esta reduc­ción se expli­ca prin­ci­pal­men­te por­que no se con­tem­plan par­ti­das para el Ingre­so Fami­liar de Emer­gen­cia (IFE) ni para el Sala­rio Com­ple­men­ta­rio en el mar­co del Pro­gra­ma de Asis­ten­cia de Emer­gen­cia al Tra­ba­jo y la Pro­duc­ción (ATP). Esos rubros en con­jun­to repre­sen­tan el 12,85% del pre­su­pues­to vigen­te para Segu­ri­dad Social.

“Si bien vemos aumen­tos muy impor­tan­tes en polí­ti­cas que va a imple­men­tar el Minis­te­rio de Muje­res, Géne­ro y Diver­si­dad (MMGyD), y el Minis­te­rio de Desa­rro­llo Terri­to­rial y Hábi­tat (MDTyH), obser­va­mos con preo­cu­pa­ción una reduc­ción impor­tan­te del pre­su­pues­to de la fun­ción de segu­ri­dad social. Cae el pre­su­pues­to en tér­mi­nos reales de trans­fe­ren­cias direc­tas muy impor­tan­tes que no son de este año, sino que tie­nen una his­to­ria en nues­tro país como la AUH, la Tar­je­ta Ali­men­ta­ria y el Segu­ro de Des­em­pleo”, comen­ta Julie­ta Izcur­día, abo­ga­da y coor­di­na­do­ra del Pro­gra­ma Jus­ti­cia Fis­cal de ACIJ. Estas reduc­cio­nes impac­tan a los sec­to­res de más bajos ingre­sos en un con­tex­to en don­de la pobre­za sobre­pa­sa el 40,9% de la pobla­ción argentina.

Lo que tras­cien­de en otras lec­tu­ras del Pre­su­pues­to 2021 son pro­yec­cio­nes de un esce­na­rio eco­nó­mi­co esta­ble que apues­ta al cre­ci­mien­to de un 5,5% del PBI con­tra el défi­cit del 12% con que el que, se esti­ma, cerra­rá en 2020. Sin con­tem­plar ya los efec­tos de la pan­de­mia y los gas­tos extra­or­di­na­rios efec­tua­dos para hacer fren­te a la cri­sis del COVID-19.

El eco­no­mis­ta Hora­cio Rove­lli afir­ma que “el men­sa­je que está plan­tea­do en el Pre­su­pues­to es que va a aumen­tar la pro­duc­ción por­que va a aumen­tar la can­ti­dad de empleo y los sala­rios”. Y agre­ga: “Supo­nien­do que en mar­zo ter­mi­na el fla­ge­lo de la pan­de­mia, que a par­tir de abril, es decir, a par­tir del segun­do tri­mes­tre del año que vie­ne, vol­ve­mos a la nor­ma­li­dad con pro­to­co­los, se está apos­tan­do fuer­te a eso. Enton­ces, no hay tan­tos gas­tos de los impor­tan­tí­si­mos que se tuvie­ron que hacer este año. Si bien es cier­to que no va a haber IFE ni ATP, esto es por­que ya no se van a nece­si­tar”, agre­ga.

De los seis pre­cios que rigen la eco­no­mía argen­ti­na que son los impues­tos, las tari­fas públi­cas, el pre­cio de los bie­nes y ser­vi­cios, los sala­rios, la tasa de inte­rés y el tipo de cam­bio, que para Argen­ti­na es el valor del dólar, Rove­lli expli­ca que, en el Pre­su­pues­to 2021, que­da cla­ro que lo que más cre­cen son los impues­tos: “Esto sig­ni­fi­ca que hay una refor­ma tri­bu­ta­ria intrín­se­ca den­tro del pro­yec­to de Pre­su­pues­to que no está expli­ci­ta­da. El Pre­su­pues­to es un plan y, en ese plan, si te basás en que van a aumen­tar los sala­rios y van a aumen­tar los pues­tos de tra­ba­jo, mul­ti­pli­cás sala­rios por fuen­tes de tra­ba­jo y se crea una fuer­te deman­da inter­na. Lo que más aumen­tan son los impues­tos por­que el Esta­do nece­si­ta recau­dar”, expli­có.

En ese sen­ti­do, Izcur­día sos­tie­ne que “ade­más de tomar medi­das para com­ba­tir la eva­sión fis­cal y recau­dar mejor, tene­mos que revi­sar la estruc­tu­ra impo­si­ti­va nacio­nal para que el Esta­do cuen­te con recur­sos que le per­mi­tan imple­men­tar polí­ti­cas públi­cas que lle­guen real­men­te a los sec­to­res que más lo nece­si­tan”. Y com­ple­ta: “En Argen­ti­na, el sis­te­ma tri­bu­ta­rio recau­da de for­ma inefi­cien­te, insu­fi­cien­te e inequi­ta­ti­va por­que hace que apor­ten más, en tér­mi­nos pro­por­cio­na­les, quie­nes tie­nen menos ingresos”.

Por otra par­te, el Pre­su­pues­to 2021 regis­tra una fuer­te apues­ta en la inver­sión públi­ca y pre­vé un aumen­to del 47% en tér­mi­nos reales de gas­to de capi­tal. Los prin­ci­pa­les rubros alcan­za­dos serán trans­por­te, obras sani­ta­rias, vivien­da y urba­nis­mo a tra­vés del pro­gra­ma PROCREAR, median­te fuer­tes inver­sio­nes al MDTyH. Como así tam­bién el área edu­ca­ción con la cons­truc­ción de infra­es­truc­tu­ra y el for­ta­le­ci­mien­to de jardines.

diputados-senadores-3
(Ima­gen: Charly Díaz Azcue)

“Creo que ahí hay algo intere­san­te por­que se habla de la nece­si­dad de infra­es­truc­tu­ra social de cui­da­do. Y tam­bién el abor­da­je de la obra públi­ca con pers­pec­ti­va de géne­ro”, sos­tie­ne Cami­la Barón, eco­no­mis­ta e inte­gran­te del Pro­yec­to Cerran­do Bre­chas sobre géne­ro: “Si bien es un pre­su­pues­to mode­ra­do que redu­ce de una mane­ra impor­tan­te el gas­to res­pec­to de lo que fue el 2020, un gran gana­dor es el MMGyD que tie­ne un pre­su­pues­to 600% mayor en tér­mi­nos reales que el que tuvo duran­te este año y mucho más alto de lo que era el pre­su­pues­to del Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Muje­res”. Esto se debe sobre todo al Plan Nacio­nal con­tra las Vio­len­cias que inclu­ye un pre­su­pues­to muy ele­va­do a eje­cu­tar­se en 2021.

Por otra par­te, este es el ter­cer pre­su­pues­to pen­sa­do con pers­pec­ti­va de géne­ro, deno­mi­na­do así por la meto­do­lo­gía de eti­que­ta­do emplea­da en cada par­ti­da pre­su­pues­ta­ria. Cada eti­que­ta iden­ti­fi­ca los pro­gra­mas y acti­vi­da­des del pre­su­pues­to que tie­nen esa mira­da o que tien­den a redu­cir las des­igual­da­des que afec­tan a muje­res y diver­si­da­des. Según ACIJ, en el Pre­su­pues­to 2021, hay minis­te­rios como el MDTyH o el Minis­te­rio de Tra­ba­jo que no tie­nen nin­gu­na par­ti­da eti­que­ta­da. Por lo que será nece­sa­rio ajus­tar la meto­do­lo­gía con el fin de alcan­zar la com­ple­ta trans­ver­sa­li­dad del enfo­que de géne­ro en futu­ros presupuestos.

Fuen­te: La Tin­ta

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *