Hon­du­ras. Las tur­bias trans­fe­ren­cias del alcal­de de Tegu­ci­gal­pa Tito Asfura

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 7 de noviem­bre de 2020.

La Sala Cons­ti­tu­cio­nal de lo Penal acep­tó un recur­so de ampa­ro inter­pues­to por la defen­sa para dete­ner una de dos líneas a Nasry Asfu­ra, alcal­de de Tegu­ci­gal­pa mien­tras que la Ufer­co puso ante la Cor­te de Ape­la­cio­nes del Tri­bu­nal Anti­co­rrup­ción una soli­ci­tud de ante­jui­cio por ese caso; el fis­cal San­tos mani­fes­tó que la inves­ti­ga­ción está con­clui­da*** 

Unos 29 millo­nes de lem­pi­ras (más de un millón de dóla­res) fue­ron des­via­dos de las arcas de la muni­ci­pa­li­dad de la capi­tal de Hon­du­ras en el perio­do 2017 – 2018 a cuen­tas per­so­na­les y de ter­ce­ros, de acuer­do con una inves­ti­ga­ción rea­li­za­da por la Uni­dad Fis­cal Espe­cia­li­za­da Con­tra Redes de Corrup­ción (Ufer­co) del Minis­te­rio Públi­co

Los invo­lu­cra­dos: el alcal­de de Tegu­ci­gal­pa Nasry “Tito” Asfu­ra y la regi­do­ra Nil­via Cas­ti­llo fue­ron reque­ri­dos para un ante­jui­cio inter­pues­to en la Cor­te de Ape­la­cio­nes de lo Penal en mate­ria de corrup­ción de Fran­cis­co Mora­zán ante las inves­ti­ga­cio­nes por los deli­tos de abu­so de auto­ri­dad, uso de docu­men­tos fal­sos, mal­ver­sa­ción de cau­da­les públi­cos, frau­de, lava­do de acti­vos entre otros. 

Las cuen­tas de las empre­sas inves­ti­ga­das don­de fue­ron a parar los fon­dos son Agac de Cen­troa­mé­ri­ca, Cré­di­to Inmo­bi­lia­rio Jaca­lea­pa, Cosem­sa, Deco­e­sa, Cemen­tos y Code­na. De acuer­do a las actas cons­ti­tu­ti­vas de esas socie­da­des mer­can­ti­les que tuvo acce­so Expe­dien­te Públi­co, el alcal­de capi­ta­lino Nasry Asfu­ra Zablah figu­ra como socio.

El fis­cal de la Ufer­co, Luis Javier San­tos, expre­só que el dine­ro roba­do no pasó direc­ta­men­te a la cuen­ta per­so­nal de los acu­sa­dos, sino que la ruta de esas trans­fe­ren­cias siguió una moda­li­dad. “En esa admi­nis­tra­ción se rea­li­za­ron unas liqui­da­cio­nes y pre­sen­ta­ron una serie de docu­men­ta­ción que has­ta aho­ra hemos podi­do deter­mi­nar que tie­nen la carac­te­rís­ti­ca de ser fal­sos”, dijo a Expe­dien­te Público. 

“No fue sen­ci­llo lle­gar a esa con­clu­sión. Se siguió el ras­tro de ese dine­ro y es un hecho incues­tio­na­ble que ese dine­ro fue sus­traí­do de mane­ra ile­gal”, expli­có el ex titu­lar de la des­apa­re­ci­da Uni­dad Fis­cal Espe­cial con­tra la Impu­ni­dad de la Corrup­ción (Ufe­cic), acla­ran­do que esa línea de inves­ti­ga­ción es pro­pia de la Ufer­co y la Misión de Apo­yo con­tra la Corrup­ción e Impu­ni­dad (Mac­cih) no cono­ció ese expe­dien­te por­que la denun­cia se dio en los últi­mos meses que estu­vo en ese país esa enti­dad investigativa. 

Lea: Caso Pan­do­ra: ejem­plo de corrup­ción e impu­ni­dad 

Asfu­ra, lle­va dos perio­dos con­se­cu­ti­vos en la alcal­día capi­ta­li­na; asu­mió el car­go de alcal­de de Tegu­ci­gal­pa el 25 de enero 2014 y pos­te­rior­men­te fue reele­gi­do el 25 de enero de 2018. Recien­te­men­te, ofi­cia­li­zó el 5 de octu­bre de este año, su pre­can­di­da­tu­ra a la pre­si­den­cia por el movi­mien­to del Par­ti­do Nacio­nal Jun­tos Podemos. 

Juz­ga­mien­to espe­cial antes de ir a un jui­cio común 

Algu­nos altos fun­cio­na­rios tie­nen el meca­nis­mo de pro­tec­ción deno­mi­na­do ante­jui­cio que antes de ser juz­ga­dos como cual­quier ciu­da­dano, se esta­ble­ce un juz­ga­mien­to espe­cial sien­do juez desig­na­do de la Cor­te de Apelaciones. 

El ante­jui­cio es un pro­ce­di­mien­to espe­cial que debe tra­mi­tar­se pre­via­men­te para poder exi­gir la res­pon­sa­bi­li­dad cri­mi­nal a los jue­ces y magis­tra­dos por deli­tos come­ti­dos en el ejer­ci­cio de sus fun­cio­nes. De acuer­do con el artícu­lo 442 del Códi­go Pro­ce­sal Penal, la Cor­te de Ape­la­cio­nes debe­rá pro­nun­ciar­se den­tro de los tres días hábi­les siguien­tes a la fecha de la recep­ción del infor­me de la per­so­na juz­ga­da, “decla­ran­do, sin pre­juz­gar sobre el fon­do, si ha lugar o no a la acusación”. 

Si se decla­ra con lugar a la acu­sa­ción, el edil capi­ta­lino que­da­rá en la mis­ma situa­ción que cual­quier impu­tado y se le exten­de­rá cer­ti­fi­ca­ción de la sen­ten­cia al Minis­te­rio Públi­co o al agra­via­do, en su caso, para que ejer­ci­te la acción correspondiente. 

La defen­sa se adelanta 

El 26 de octu­bre de este año, la Ufer­co pre­sen­tó la soli­ci­tud de ante­jui­cio con­tra el alcal­de capi­ta­lino, Nasry Asfu­ra Zablah, cono­ci­do como “Papi a la orden” y otros funcionarios. 

Al res­pec­to, Expe­dien­te Públi­co con­ver­só con el fis­cal de la Ufer­co, Luis Javier San­tos y deta­lló que los abo­ga­dos de esos fun­cio­na­rios invo­lu­cra­dos, inter­pu­sie­ron dos accio­nes de ampa­ro ante la Sala de lo Cons­ti­tu­cio­nal antes que la Ufer­co pre­sen­ta­ra el antejuicio. 

“Estas órde­nes de ampa­ro habían sido inter­pues­tas mucho antes que el ante­jui­cio, por dili­gen­cias pre­vias que la fis­ca­lía esta­ba rea­li­zan­do en el cir­cui­to anti­co­rrup­ción como ser la soli­ci­tud de decla­ra­ción de dos tes­ti­gos pro­te­gi­dos median­te las for­ma­li­da­des de la prue­ba anti­ci­pa­da”, expli­có San­tos, amplian­do que esas dos opcio­nes de nin­gu­na mane­ra inter­vie­nen en el pro­ce­so del antejuicio. 

El fis­cal comen­tó que, si la defen­sa inter­po­ne un recur­so de ampa­ro este momen­to, no hay cau­sa para que la Cor­te pue­da dete­ner el pro­ce­so de inves­ti­ga­ción sino has­ta que se resuel­va el ante­jui­cio y se ago­te el recur­so de ape­la­ción, y, pos­te­rior­men­te se pue­de ir ampa­ro ante la Corte. 

Sobre ese caso, el 24 de agos­to de 2020 la Ufer­co hizo com­pa­re­cer ante un juez de letra penal con com­pe­ten­cia nacio­nal en mate­ria de corrup­ción a dos tes­ti­gos pro­te­gi­dos. Dos días des­pués se cele­bró la audien­cia de decla­ra­ción de tes­ti­gos, con la pre­sen­cia de dos abo­ga­dos uno por la defen­sa públi­ca y otro pri­va­do en repre­sen­ta­ción de dos fun­cio­na­rios impli­ca­dos en estos supues­tos actos de corrup­ción en la comu­na capitalina. 

Tra­to diferenciado 

El fis­cal amplía que en la Sala de lo Cons­ti­tu­cio­nal hay una sen­ten­cia de 2013 que esta­ble­ce que no se debe seguir un ante­jui­cio, sin embar­go, la Sala de lo Penal dice que si se debe seguir el antejuicio. 

Duran­te el diá­lo­go, San­tos comen­tó no estar de acuer­do en que se deba soli­ci­tar ese pro­ce­di­mien­to espe­cial, al menos en este caso por­que el articu­lo 28 nume­ral 2 de la Ley de Jus­ti­cia Cons­ti­tu­cio­nal, se refie­re a dos situa­cio­nes que no tie­ne rela­ción con lo que se están inves­ti­gan­do. “Es mi opi­nión como pro­fe­sio­nal, pero debo seguir el cri­te­rio de la ins­ti­tu­ción del Minis­te­rio Públi­co y del cri­te­rio que ha esta­ble­ci­do la Sala Penal”, comenta. 

Para el fis­cal, el cri­te­rio de la Cor­te ha sido cam­bian­te de acuer­do con el per­fil del fun­cio­na­rio acu­sa­do. “Eso no pue­de ser, se supo­ne que esta­mos en un esta­do de Dere­cho, enton­ces el cri­te­rio debe man­te­ner­se, inde­pen­dien­te­men­te si es el alcal­de de Reito­ca, de la capi­tal o el de San Pedro Sula”. 

En mi carre­ra como fis­cal ‑recuer­da– en el equi­po don­de he esta­do asig­na­do hemos acu­sa­do alre­de­dor de 18 cor­po­ra­cio­nes, entre regi­do­res y alcal­des y nun­ca hemos soli­ci­ta­do un ante­jui­cio, sin embar­go, aho­ra si lo soli­ci­ta­mos por el cri­te­rio cam­bian­te que ha teni­do la Cor­te, y espe­ra­mos que al final se nos dé la razón. 

La inves­ti­ga­ción 

Duran­te los años 2017 y 2018, Nasry Asfu­ra, en su con­di­ción de alcal­de muni­ci­pal, y Mario Rober­to Zerón, en su con­di­ción de teso­re­ro muni­ci­pal, libra­ron car­tas de pago al ban­co fidu­cia­rio soli­ci­tan­do a favor de Asfu­ra la emi­sión de 21 che­ques en con­cep­to de fon­dos rota­to­rios por 11.9 millo­nes de lem­pi­ras, (unos 488 mil dóla­res)”, seña­la el docu­men­to de antejuicio. 

Más ade­lan­te amplía que de igual mane­ra se soli­ci­tó la emi­sión de un che­que por 4.8 millo­nes de lem­pi­ras, (203 mil dóla­res) en con­cep­to de reem­bol­so de gas­tos, y un che­que por un millón de lem­pi­ras median­te el pro­ce­di­mien­to del fon­do rota­to­rio espe­cial, lo que sig­ni­fi­có la emi­sión de 23 che­ques de caja emi­ti­dos a nom­bre de Asfu­ra Zablah, que suma­ron 17.4 millo­nes de lem­pi­ras, unos 708 mil dólares. 

Otro apar­ta­do de la peti­ción seña­la que el 22 de mar­zo de 2012, con el pro­pó­si­to de recau­dar fon­dos para la can­di­da­tu­ra de “Tito” Asfu­ra, se aper­tu­ró una cuen­ta en el mis­mo ban­co fidu­cia­rio, esta­ble­cien­do como ori­gen de los fon­dos como apor­tes de cam­pa­ña polí­ti­ca. Pero el per­fil ban­ca­rio fue modi­fi­ca­do al nom­bre Deco­e­sa, una empre­sa de cons­truc­ción cuyo socio es el alcal­de capitalino. 

La Ufer­co admi­tió que por cada che­que reci­bi­do por Asfu­ra, él pre­sen­tó una liqui­da­ción, las que fue­ron ana­li­za­das encon­trán­do­se una serie de incon­sis­ten­cias entre las que figu­ra que a las per­so­nas a las que se les entre­gó el dine­ro son dis­tin­tas a las esta­ble­ci­das en las liqui­da­cio­nes. El mon­to des­via­do es apro­xi­ma­do de un millón de dóla­res, fon­dos de recau­da­ción de impues­tos, tasas, mul­tas, trans­fe­ren­cias del gobierno, que están sien­do admi­nis­tra­dos por un fidei­co­mi­so fir­ma­do entre la alcal­día y un ban­co privado. 

Fil­tra­ción documentos 

El fis­cal San­tos tam­bién se refi­rió ante la fil­tra­ción de los docu­men­tos con­fi­den­cia­les don­de se invo­lu­cra al alcal­de de Tegu­ci­gal­pa. “Pre­sen­ta­mos la denun­cia ante la Super­vi­sión Nacio­nal (depar­ta­men­to que inves­ti­ga den­tro del Minis­te­rio Públi­co y la Fis­ca­lía de Enjui­cia­mien­to que inves­ti­ga a los fun­cio­na­rios (fis­ca­les y jue­ces) cuan­do hay indi­cios que se ha come­ti­do algún deli­to y espe­ra­mos que inves­ti­guen y se pue­da deter­mi­nar quién fue el que fil­tró la infor­ma­ción”, comentó. 

Mis­ma Ley apli­ca­ron a Oliva 

En enero de 2018, Juan Jimé­nez Mayor, ex voce­ro de la Mac­cih, infor­mó que Mau­ri­cio Oli­va pre­si­den­te del Con­gre­so Nacio­nal y otros 60 dipu­tados eran inves­ti­ga­dos por dre­nar fon­dos públi­cos a tra­vés de Orga­ni­za­cio­nes no Gubernamentales. 

Lea: Tes­ta­fe­rros del car­tel de los cachi­ros tras­pa­sa­ron cua­tro pro­pie­da­des a Mau­ri­cio Oli­va Herre­ra, pre­si­den­te del Con­gre­so Nacio­nal de Honduras 

Pero la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia de Hon­du­ras (CSJ) rati­fi­có el 13 de sep­tiem­bre de 2018 el fallo a favor de Mau­ri­cio Oli­va Herre­ra, quien esta­ba sien­do inves­ti­ga­do por el Minis­te­rio Públi­co, al acep­tar un recur­so de ampa­ro admi­nis­tra­ti­vo que sus­pen­de todas las inves­ti­ga­cio­nes en su contra. 

Oli­va era obje­to de inte­rés de la por la des­apa­re­ci­da Uni­dad Fis­cal Espe­cial con­tra la Impu­ni­dad de la Corrup­ción (Ufe­cic), en la lla­ma­da “Línea de inves­ti­ga­ción B”, cuyos alcan­ces nun­ca fue­ron conocidos. 

La abo­ga­da Kar­la Patri­cia Gar­cía Ari­ta pre­sen­tó este recur­so de ampa­ro admi­nis­tra­ti­vo, que fue acep­ta­do el pasa­do 2 de agos­to de 2018 por la Sala de lo Cons­ti­tu­cio­nal, argu­men­tan­do que al alto fun­cio­na­rio le esta­ban vio­lan­do dere­chos constitucionales. 


Lo ante­rior se debe a una línea de inves­ti­ga­ción con­tra Mau­ri­cio Oli­va, eje­cu­ta­da por la Ufe­cic del Minis­te­rio Públi­co (MP) y la Mac­cih. El recur­so de ampa­ro fue admi­ti­do con sus­pen­sión del acto recla­ma­do, por lo que la Ufe­cic debe­rá brin­dar toda la infor­ma­ción al pre­si­den­te del Con­gre­so Nacional. 

Los magis­tra­dos orde­na­ron que se sus­pen­die­ran todas las inves­ti­ga­cio­nes con­tra Mau­ri­cio Oli­va, mien­tras este no sea infor­ma­do de qué se tra­tan las inves­ti­ga­cio­nes. El fallo sobre el recur­so de ampa­ro fue rati­fi­ca­do por el pleno de la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia. Aho­ra, el pre­si­den­te del Legis­la­ti­vo debe­rá ser infor­ma­do de qué y por qué lo están investigando. 

No reci­bie­ron mis­mo favor 

La Fis­ca­lía Espe­cial para la Trans­pa­ren­cia y Com­ba­te a la Corrup­ción Públi­ca (Fetc­cop), de la zona nor­te de ese país, jun­to con agen­tes de la Agen­cia Téc­ni­ca de Inves­ti­ga­ción Cri­mi­nal, Atic, en los últi­mos tres años, han pre­sen­ta­do más de 58 acu­sa­cio­nes y ante­jui­cios con­tra alcal­des, regi­do­res, poli­cías y otros fun­cio­na­rios invo­lu­cra­dos en deli­tos en per­jui­cio de la admi­nis­tra­ción pública. 

En el caso de las alcal­días, 14 alcal­des de dife­ren­tes ciu­da­des y perio­dos han sido sin­di­ca­dos por actos irre­gu­la­res, ellos son: David Zaca­ro Mor­lach acu­sa­do por tres deli­tos de abu­so de auto­ri­dad en Tela, zona lito­ral de Hon­du­ras; Óscar Kil­go­re, con­de­na­do por mal­ver­sa­ción de cau­da­les públi­cos, abu­so de auto­ri­dad y vio­la­ción de debe­res de los fun­cio­na­rios (San Pedro Sula, pen­dien­tes otras cau­sas); Rodol­fo Padi­lla Sun­se­ri con­de­na­do por abu­so de auto­ri­dad. (San Pedro Sula, pen­dien­tes otras cau­sas por mal­ver­sa­ción dolo­sa, 87 deli­tos de abu­so de auto­ri­dad, mal­ver­sa­ción des­via­to­ria y evasión). 

Otros alcal­des hon­du­re­ños acu­sa­dos por corrup­ción y lava­do de acti­vos no reci­bie­ron ese pro­ce­di­mien­to espe­cial de enjui­cia­mien­to de altos fun­cio­na­rios tal es el caso de Miguel Pas­tor y Arnal­do Urbi­na Soto. 

Miguel Pas­tor ejer­ció el car­go de alcal­de en la capi­tal de Hon­du­ras en el perio­do de 2002 – 2006 y fue exmi­nis­tro de Obras Públi­cas, Trans­por­te y Vivien­da (Sop­tra­vi) entre 2010 y 2012, fue acu­sa­do de abu­so de auto­ri­dad, cohe­cho, frau­de y faci­li­ta­ción para lava­do de activos. 

La inves­ti­ga­ción fue deno­mi­na­da Nar­co­po­lí­ti­ca y fue pre­sen­ta­da por la Ufe­cic y la Mac­cih, quie­nes deter­mi­na­ron que hubo un esque­ma de lava­do de dine­ro pro­ve­nien­te del trá­fi­co de dro­gas inter­na­cio­nal a tra­vés de obras públi­cas que no se rea­li­za­ron: inclu­ye el otor­ga­mien­to de con­tra­tos públi­cos a empre­sas de los líde­res de la ban­da nar­co­tra­fi­can­te Los Cachi­ros, pre­sos en Esta­dos Unidos. 

El exmi­nis­tro y exal­cal­de de Tegu­ci­gal­pa Miguel Pas­tor se entre­gó el 24 de mayo de 2019 a la jus­ti­cia de Hon­du­ras y ese mis­mo día el Juz­ga­do Penal en mate­ria de Corrup­ción de ese país, dic­tó su deten­ción judicial. 

Mien­tras que Arnal­do Urbi­na Soto, en su con­di­ción de alcal­de de Yoro, fue acu­sa­do en julio de 2014 por los deli­tos de lava­do de acti­vos, pose­sión ile­gal de armas prohi­bi­das y comer­cia­les, aso­cia­ción ilí­ci­ta y trá­fi­co de dro­gas; pero una juez con juris­dic­ción nacio­nal, por fal­ta de prue­bas, le dio un sobre­sei­mien­to defi­ni­ti­vo por tres deli­tos y solo le decre­tó auto de for­mal pro­ce­sa­mien­to por lava­do de activos. 

Pos­te­rior­men­te, el Juz­ga­do de Letras con Juris­dic­ción Nacio­nal en Mate­ria Penal, en audien­cia ini­cial resol­vió decre­tar el 21 de diciem­bre de 2016 auto de for­mal pro­ce­sa­mien­to con la medi­da cau­te­lar de pri­sión pre­ven­ti­va con­tra el alcal­de de Yoro, Arnal­do Urbi­na Soto, a quien se le supo­ne res­pon­sa­ble de 67 deli­tos de abu­so de auto­ri­dad, 124 de mal­ver­sa­ción de cau­da­les públicos. 


Urbi­na quien per­ma­ne­ce en pri­sión des­de 2014, fue sobre­seí­do en agos­to de 2020 jun­to a otros 23 invo­lu­cra­dos por el caso Pan­do­ra, un caso que deter­mi­nó como ope­ra­ban de for­ma orga­ni­za­da las redes de la corrup­ción para dre­nar fon­dos públi­cos y todo ello con­fi­gu­ró los deli­tos de aso­cia­ción ilí­ci­ta y lava­do de activos. 

En el caso del edil capi­ta­lino, el Minis­te­rio Públi­co espe­ra que la Cor­te de Ape­la­cio­nes resuel­va en estos días si admi­te o no la peti­ción de ante­jui­cio con­tra el alcal­de capi­ta­lino. Según la Ufer­co las prue­bas son sóli­das que evi­den­cian que el dine­ro des­via­do fue sus­traí­do de mane­ra ilegal. 

“Es como que a mí como fis­cal me den 200 mil lem­pi­ras para com­bus­ti­ble y des­pués yo me lle­ve ese dine­ro y los depo­si­te a mis cuen­tas per­so­na­les o empre­sa­ria­les, eso no tie­ne nin­gu­na rela­ción”, ejem­pli­fi­có, San­tos, con­clu­yen­do que, para esas liqui­da­cio­nes, en la alcal­día del Dis­tri­to Cen­tral pre­sen­ta­ron dece­nas de docu­men­tos y fac­tu­ras falsas. 

Des­car­gue 

1. Com­pa­ñía Cons­truc­to­ra y Ser­vi­cios Múl­ti­ples 

2. Desa­rro­llo Cons­truc­cio­nes y Equi­po Deco­e­sa 

3.Cemen­tos, S. A, Cesa 

4.Cons­truc­to­ra de Desa­rro­llos Nacio­na­les, Code­na 

5. Cré­di­to Inmo­bi­lia­rio Jaca­lea­pa, Cre­din­ja­sa 

6. Agac de Cen­troa­mé­ri­ca 

7. Ofi­cio Ufer­co 

8. Cer­ti­fi­ca­cio­nes CCIT 

Fuen­te: Radio Progreso

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *