Vene­zue­la. José Ramón Rive­ro: “Tene­mos 5.000 fusi­les alma­ce­na­dos en un bún­ker. Si ata­can las fábri­cas, nos defenderemos”

Por Geral­di­na Colot­ti, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 6 noviem­bre 2020.-

Entre­vis­ta al can­di­da­to en el esta­do Bolí­var por la cla­se tra­ba­ja­do­ra.

Cuan­do nos con­tes­ta, José Ramón Rive­ro, toda­vía se oye el cla­mor de la mul­ti­tud. En Ciu­dad Gua­ya­na, en el esta­do Bolí­var, aca­ba de fina­li­zar una gran mar­cha en la zona indus­trial del com­ple­jo side­rúr­gi­co más gran­de de Vene­zue­la. Un terri­to­rio en el que la cla­se obre­ra es fuer­te y orga­ni­za­da y, como expli­ca Rive­ro, tie­ne una lar­ga tra­di­ción de lucha des­de la déca­da de 1960, con la que siem­pre ha logra­do con­tra­rres­tar los fines de la derecha.

En la mar­cha, José Ramón Rive­ro esta­ba en pri­me­ra fila, como jefe nacio­nal del Coman­do de Cam­pa­ña del sec­tor obre­ro. Por otro lado, es allí don­de se for­mó como diri­gen­te sin­di­cal de Alca­sa, Alu­mi­ni­um del Caro­ni, una de las fábri­cas de alu­mi­nio más impor­tan­tes del país. Lue­go de ser elec­to a la Asam­blea Nacio­nal, se le enco­men­dó la tarea de for­mar tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras en el Par­la­men­to y pos­te­rior­men­te fue Minis­tro de Tra­ba­jo con Chá­vez, de 2007 a 2008. Su com­pro­mi­so con­ti­nuó lue­go como Vice­mi­nis­tro de Tra­ba­jo en el sec­tor de ins­pec­cio­nes y como miem­bro del Esta­do Mayor de los Con­se­jos Pro­duc­ti­vos de Tra­ba­ja­do­res y Muje­res (CPTT) en el esta­do Bolí­var, don­de aho­ra es candidato.

¿Cómo fue el evento?

Muy par­ti­ci­pa­ti­vo. Emo­cio­nan­te. Con todos los pro­ble­mas que tene­mos por el blo­queo eco­nó­mi­co, inclui­da la esca­sez de com­bus­ti­ble que difi­cul­ta el des­pla­za­mien­to, espe­rá­ba­mos como máxi­mo 5.000 per­so­nas. Han veni­do al menos el doble. Y pen­sar que, para hacer más efec­ti­vas las medi­das de bio­se­gu­ri­dad ‑toda la mar­cha esta­ba cons­tan­te­men­te rocia­da con pro­duc­tos anti­sép­ti­cos- la había­mos con­vo­ca­do en la zona indus­trial, don­de la gen­te va solo a tra­ba­jar. Pero hemos vis­to que cada vez más per­so­nas se han reu­ni­do espon­tá­nea­men­te. Una res­pues­ta entu­sias­ta de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y del pue­blo en gene­ral. Todos los sec­to­res de la cam­pa­ña estu­vie­ron pre­sen­tes con los tra­ba­ja­do­res, jun­to al par­ti­do revo­lu­cio­na­rio, el PSUV, todos los par­ti­dos de la Alian­za del Gran Polo Patrió­ti­co Simón Bolí­var: Ppt, Upv, Somos Vene­zue­la, Pode­mos, Alian­za Por el Cam­bio, Ora… Había entu­sias­mo y mucha ale­gría. A pesar de las difi­cul­ta­des que nos oca­sio­na, el impe­ria­lis­mo no ha logra­do qui­tar­nos la ale­gría. Esta es la zona indus­trial más impor­tan­te de Vene­zue­la, tie­ne una his­to­ria de lucha de cla­ses que se remon­ta a los años sesen­ta del siglo pasa­do. El enemi­go no ha logra­do soca­var la moral de la cla­se obre­ra, que sigue resis­tien­do feliz­men­te. Es por eso que comen­za­mos la cam­pa­ña 6D des­de aquí. La cla­se obre­ra tie­ne una doble tarea: con­cen­trar­se en la pro­duc­ción, pero tam­bién recu­pe­rar la Asam­blea Nacional.

Lue­go de los repe­ti­dos sabo­ta­jes de la dere­cha, ¿cuál es la situa­ción en Bolívar?

Te daré algu­nas nove­da­des. Lue­go del bru­tal sabo­ta­je de la prin­ci­pal cen­tral hidro­eléc­tri­ca del país, que sufri­mos en el esta­do Bolí­var el 7 de mar­zo del año pasa­do, hemos esta­ble­ci­do un plan para defen­der las fábri­cas, jun­to con los tra­ba­ja­do­res. El pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro ha orde­na­do la for­ma­ción de mili­cias obre­ras. Actual­men­te con­ta­mos con 4.000 mili­cia­nos y mili­cia­nas, obre­ros y tra­ba­ja­do­res indus­tria­les capa­ci­ta­dos, capa­ci­ta­dos para uti­li­zar cual­quier tipo de arma, inclui­das las anti­aé­reas. Hemos cons­trui­do un bún­ker don­de los tra­ba­ja­do­res guar­dan 5.000 fusi­les, lis­tos para usar­los en caso de asal­to. En los días pre­vios a la cam­pa­ña elec­to­ral, via­jé por todo el país. Te ase­gu­ro que he vis­to tan­ta fuer­za, con­vic­ción y fir­me­za en la cla­se obre­ra, deci­di­da a defen­der esta revo­lu­ción por todos los medios. A pesar de lo que nos ha hecho al indu­cir la esca­sez, des­truir nues­tra mone­da, el poder adqui­si­ti­vo de nues­tros sala­rios, el impe­ria­lis­mo no ha logra­do pene­trar en el alma de los tra­ba­ja­do­res y de las tra­ba­ja­do­ras, que con­ti­núan resis­tien­do con estoi­cis­mo, fuer­za y resi­lien­cia a ata­ques y gue­rra económica.

¿Cómo se dis­cu­te el tema de los sala­rios y la pér­di­da de poder adqui­si­ti­vo en la cla­se tra­ba­ja­do­ra? Los que han deci­di­do dejar la Alian­za del Gran Polo Patrió­ti­co gol­pean mucho en este pun­to.

Todos esta­mos con­ven­ci­dos, des­de el alto gobierno has­ta la direc­ción sin­di­cal, de que se debe mejo­rar el poder adqui­si­ti­vo. Por eso es nece­sa­rio incre­men­tar la pro­duc­ción endó­ge­na y seguir admi­nis­tran­do los recur­sos obte­ni­dos, de mane­ra trans­pa­ren­te y efi­cien­te. Los recur­sos son muy pocos, por­que no ven­de­mos petró­leo, nues­tra prin­ci­pal fuen­te de ingre­sos y finan­cia­mien­to para pla­nes socia­les y de man­te­ni­mien­to del poder adqui­si­ti­vo, des­de octu­bre del año pasa­do, debi­do al blo­queo. Per­si­guen y blo­quean bar­cos petro­le­ros, san­cio­nan capi­ta­nes, blo­quean nues­tros fon­dos para la com­pra de mate­rias pri­mas… A pesar de esto, hemos logra­do pro­du­cir el 85% de lo que con­su­mi­mos. Un récord para un país que siem­pre ha impor­ta­do ali­men­tos. Y que­re­mos seguir por este camino. Todos los esfuer­zos por recon­ver­tir la eco­no­mía han per­mi­ti­do hoy ajus­tar las tablas sala­ria­les del sec­tor públi­co inter­vi­nien­do en las dis­tin­tas cate­go­rías con un incre­men­to sus­tan­cial y con ayu­das adi­cio­na­les uni­fi­ca­das por la ali­men­ta­ción. Sin embar­go, cabe seña­lar que la pér­di­da de poder adqui­si­ti­vo no fue uni­for­me. En el sec­tor pri­va­do, hay cate­go­rías que ganan entre 20 y 30 veces el sala­rio míni­mo. En la empre­sa meta­lúr­gi­ca don­de tra­ba­jo, que per­te­ne­ce al Esta­do, el pre­si­den­te Madu­ro ha orde­na­do una com­pen­sa­ción com­ple­men­ta­ria que nos per­mi­te reci­bir un sala­rio supe­rior al esta­ble­ci­do en el con­ve­nio colec­ti­vo. Tuvi­mos el mayor retra­so en la admi­nis­tra­ción públi­ca. Con la ley anti-blo­queo y con el nue­vo dina­mis­mo de la eco­no­mía, no ten­go nin­gu­na duda de que mejo­ra­re­mos el poder adqui­si­ti­vo gene­ral. Mien­tras tan­to, en todos los nive­les de gobierno y la van­guar­dia revo­lu­cio­na­ria se creía en ele­var los sala­rios de los tra­ba­ja­do­res del sec­tor públi­co y así se ha hecho.

¿De qué mane­ra la ley anti-blo­queo pue­de influir favo­ra­ble­men­te sobre los sala­rios con­si­de­ran­do la per­sis­ten­cia de las medi­das coer­ci­ti­vas uni­la­te­ra­les impues­tas por el impe­ria­lis­mo? ¿Pue­de dar­nos algu­nos ejem­plos concretos?

Esta­mos pre­sen­tan­do al eje­cu­ti­vo, pro­pues­tas, ideas, pro­yec­tos, dis­cu­ti­dos con los tra­ba­ja­do­res y las tra­ba­ja­do­ras para mejo­rar la pro­duc­ción nacio­nal. En el esta­do Bolí­var, por ejem­plo, tene­mos una tra­yec­to­ria ferro­via­ria de más de 100 años, pero nun­ca se han fabri­ca­do rue­das de ace­ro para tre­nes. Aun­que tene­mos gran­des reser­vas de hie­rro, que es la mate­ria pri­ma del ace­ro, siem­pre las hemos impor­ta­do. ¿Qué tie­ne que ver la ley anti­blo­queo con eso, que se publi­ca­rá en Gaze­ta la sema­na que vie­ne? Por­que, con un con­jun­to de artícu­los, se esta­ble­ce la crea­ción de un fon­do que se ali­men­ta­rá de los recur­sos pro­ve­nien­tes de todos los pro­ce­sos que, des­de el día de la publi­ca­ción de la ley en ade­lan­te, pro­duz­can ingre­sos. Por ejem­plo: si hay un aumen­to en el pago de intere­ses, la dife­ren­cia entre los intere­ses que se paga­ron antes y los que se pagan des­pués, ingre­sa en ese fon­do. Lo mis­mo ocu­rri­rá con los impues­tos a las impre­sas, y tam­bién con el aho­rro que gene­ra la sus­ti­tu­ción de impor­ta­cio­nes por la pro­duc­ción local. Ade­más, el man­da­ta­rio pidió una lis­ta de empre­sas esta­ta­les en las que la van­guar­dia podría rea­li­zar la ges­tión direc­ta de estas empre­sas para encon­trar los recur­sos corres­pon­dien­tes a los pro­yec­tos que pre­sen­tan estos tra­ba­ja­do­res. Los ingre­sos que estos pro­yec­tos gene­ren en la pro­duc­ción, pro­ve­nien­tes de la cla­se obre­ra orga­ni­za­da, serán uti­li­za­dos para mejo­rar las con­di­cio­nes de vida de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras y recu­pe­rar bene­fi­cios socia­les. Gra­cias a las medi­das del gobierno para recon­ver­tir la eco­no­mía, hemos veri­fi­ca­do que una eco­no­mía diver­si­fi­ca­da y no depen­dien­te de los ingre­sos petro­le­ros está aumen­tan­do la pro­duc­ción tan­to en empre­sas esta­ta­les como pri­va­das. El vier­nes 6 pre­sen­ta­re­mos pro­yec­tos y pro­pues­tas para esta nue­va eta­pa al pre­si­den­te Madu­ro, de quien espe­ra­mos impor­tan­tes anuncios.

Recien­te­men­te se reali­zó un impor­tan­te Con­gre­so sobre el Blo­que His­tó­ri­co, que se pro­lon­ga­rá has­ta el 4 de febre­ro de 2021. ¿Qué pro­pues­tas ha habi­do y qué expec­ta­ti­vas se han abierto?

Se ela­bo­ra­ron cua­tro docu­men­tos sobre el tema Grams­ciano del Blo­que His­tó­ri­co ela­bo­ra­dos por tra­ba­ja­do­res, par­ti­dos, movi­mien­tos y uno espe­cí­fi­co para la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Los par­ti­dos polí­ti­cos del Gran Polo Patrió­ti­co refle­xio­na­ron sobre su papel den­tro de la for­ma­ción del his­tó­ri­co blo­que vene­zo­lano. De igual for­ma lo hicie­ron 25 sec­to­res socia­les en los que hay movi­mien­tos que trans­ver­sa­li­zan la socie­dad: muje­res, jóve­nes, comu­ni­ca­do­res popu­la­res, adul­tos mayo­res, movi­mien­tos LGBT, cam­pe­si­nos, sec­to­res reli­gio­sos en todas sus dife­ren­tes mani­fes­ta­cio­nes. Un ter­cer docu­men­to reco­gió las pro­pues­tas de estos tres sec­to­res, tra­ba­ja­do­res, par­ti­dos y movi­mien­tos socia­les. El docu­men­to de la cla­se obre­ra diría que fue el más impor­tan­te por­que, ade­más de un aba­ni­co de pro­pues­tas que van en el sen­ti­do que men­cio­né ante­rior­men­te, se ha abier­to un deba­te en las con­clu­sio­nes sobre la visión a tomar en la cons­truc­ción del blo­que his­tó­ri­co, par­tien­do de dos pers­pec­ti­vas dis­tin­tas: una según la cual lo nue­vo aún no ha reem­pla­za­do al vie­jo, y la otra según la cual lo nue­vo ha veni­do reem­pla­zan­do a lo vie­jo des­de que Hugo Chá­vez fue ele­gi­do pre­si­den­te. Un pun­to de infle­xión repre­sen­ta­do por el hecho de que un revo­lu­cio­na­rio había lle­ga­do al eje­cu­ti­vo nacio­nal, que sin duda es par­te de la super­es­truc­tu­ra: el pri­mer paso, en nues­tra opi­nión, en la cons­truc­ción del blo­que his­tó­ri­co vene­zo­lano. El deba­te, que se desa­rro­lla con los movi­mien­tos socia­les de todo el país, se pro­lon­ga­rá has­ta el 4 de febre­ro, fecha de la rebe­lión cívi­co-mili­tar de 1992. En el Con­gre­so se deci­dió que el blo­que his­tó­ri­co ten­drá un carác­ter socia­lis­ta y boli­va­riano, por­que la socie­dad que que­re­mos cons­truir es socia­lis­ta, huma­nis­ta, sin explo­ta­do­res y boli­va­ria­na por­que la patria que que­re­mos dejar a las gene­ra­cio­nes futu­ras es la del Liber­ta­dor, que soñó con una Patria Gran­de capaz de jugar un papel pre­pon­de­ran­te en el con­cier­to de las nacio­nes como lo pre­fi­gu­ró en el Con­gre­so de Angos­tu­ra. Todas las pro­pues­tas que sur­jan serán deba­ti­das. Tan­to lo que esta­mos hacien­do con la ley anti­blo­queo, como la pro­pues­ta pro­duc­ti­va de la cla­se obre­ra orga­ni­za­da, van en la direc­ción de con­so­li­dar la base mate­rial del blo­que his­tó­ri­co que, como sabe­mos, para Grams­ci está com­pues­to por dos ele­men­tos: la estruc­tu­ra y la super­es­truc­tu­ra. La super­es­truc­tu­ra que diri­ge la socie­dad en el caso del capi­ta­lis­mo es una super­es­truc­tu­ra capi­ta­lis­ta, mien­tras que en nues­tro caso esta­mos cons­tru­yen­do una super­es­truc­tu­ra boli­va­ria­na y socia­lis­ta. El ele­men­to más fuer­te de la revo­lu­ción boli­va­ria­na es una super­es­truc­tu­ra como direc­ción polí­ti­ca uni­fi­ca­da, con­so­li­da­da, mono­lí­ti­ca en sus múl­ti­ples diver­si­da­des que con­ver­gen de mane­ra extra­or­di­na­ria sin dejar­se divi­dir, gene­ran­do fraccionismo.

Es la direc­ción que for­mó Chá­vez, es el ele­men­to más fuer­te en la cons­truc­ción de nues­tro blo­que his­tó­ri­co. Y esta socie­dad nece­si­ta una base mate­rial, en el caso del capi­ta­lis­mo son empre­sas capi­ta­lis­tas que extraen plus­va­lía y la uti­li­zan en el apa­ra­to repre­si­vo del esta­do, en el apa­ra­to de pro­pa­gan­da, en la domi­na­ción del capi­ta­lis­mo, y que se mue­ven en la super­es­truc­tu­ra. En nues­tro caso esta­mos avan­zan­do en la cons­truc­ción de una base mate­rial, una estruc­tu­ra tran­si­to­ria y que inclu­ye ele­men­tos mix­tos, entre empre­sas de pro­pie­dad social, empre­sas diri­gi­das por el Esta­do y empre­sas diri­gi­das por el sec­tor pri­va­do. Y esta­mos avan­zan­do con gran fuer­za en este momen­to en pro­du­cir lo que con­su­mi­mos y aban­do­nan­do el mode­lo ren­tis­ta que ha sido par­te de nues­tra cul­tu­ra eco­nó­mi­ca has­ta cuan­do el blo­queo o la pan­de­mia, la cri­sis eco­nó­mi­ca gene­ra­da por la for­ma irres­pon­sa­ble con la que los gobier­nos bur­gue­ses se han enfren­ta­do a la pan­de­mia nos ha obli­ga­do y nos está obli­gan­do bajo la direc­ción de Nico­lás Madu­ro a cam­biar de dirección.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *