Vene­zue­la. José Ramón Rive­ro: “Tene­mos 5.000 fusi­les alma­ce­na­dos en un bún­ker. Si ata­can las fábri­cas, nos defenderemos”

Por Geral­di­na Colot­ti, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 6 noviem­bre 2020.-

Entre­vis­ta al can­di­da­to en el esta­do Bolí­var por la cla­se tra­ba­ja­do­ra.

Cuan­do nos con­tes­ta, José Ramón Rive­ro, toda­vía se oye el cla­mor de la mul­ti­tud. En Ciu­dad Gua­ya­na, en el esta­do Bolí­var, aca­ba de fina­li­zar una gran mar­cha en la zona indus­trial del com­ple­jo side­rúr­gi­co más gran­de de Vene­zue­la. Un terri­to­rio en el que la cla­se obre­ra es fuer­te y orga­ni­za­da y, como expli­ca Rive­ro, tie­ne una lar­ga tra­di­ción de lucha des­de la déca­da de 1960, con la que siem­pre ha logra­do con­tra­rres­tar los fines de la derecha.

En la mar­cha, José Ramón Rive­ro esta­ba en pri­me­ra fila, como jefe nacio­nal del Coman­do de Cam­pa­ña del sec­tor obre­ro. Por otro lado, es allí don­de se for­mó como diri­gen­te sin­di­cal de Alca­sa, Alu­mi­ni­um del Caro­ni, una de las fábri­cas de alu­mi­nio más impor­tan­tes del país. Lue­go de ser elec­to a la Asam­blea Nacio­nal, se le enco­men­dó la tarea de for­mar tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras en el Par­la­men­to y pos­te­rior­men­te fue Minis­tro de Tra­ba­jo con Chá­vez, de 2007 a 2008. Su com­pro­mi­so con­ti­nuó lue­go como Vice­mi­nis­tro de Tra­ba­jo en el sec­tor de ins­pec­cio­nes y como miem­bro del Esta­do Mayor de los Con­se­jos Pro­duc­ti­vos de Tra­ba­ja­do­res y Muje­res (CPTT) en el esta­do Bolí­var, don­de aho­ra es candidato.

¿Cómo fue el evento?

Muy par­ti­ci­pa­ti­vo. Emo­cio­nan­te. Con todos los pro­ble­mas que tene­mos por el blo­queo eco­nó­mi­co, inclui­da la esca­sez de com­bus­ti­ble que difi­cul­ta el des­pla­za­mien­to, espe­rá­ba­mos como máxi­mo 5.000 per­so­nas. Han veni­do al menos el doble. Y pen­sar que, para hacer más efec­ti­vas las medi­das de bio­se­gu­ri­dad ‑toda la mar­cha esta­ba cons­tan­te­men­te rocia­da con pro­duc­tos anti­sép­ti­cos- la había­mos con­vo­ca­do en la zona indus­trial, don­de la gen­te va solo a tra­ba­jar. Pero hemos vis­to que cada vez más per­so­nas se han reu­ni­do espon­tá­nea­men­te. Una res­pues­ta entu­sias­ta de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y del pue­blo en gene­ral. Todos los sec­to­res de la cam­pa­ña estu­vie­ron pre­sen­tes con los tra­ba­ja­do­res, jun­to al par­ti­do revo­lu­cio­na­rio, el PSUV, todos los par­ti­dos de la Alian­za del Gran Polo Patrió­ti­co Simón Bolí­var: Ppt, Upv, Somos Vene­zue­la, Pode­mos, Alian­za Por el Cam­bio, Ora… Había entu­sias­mo y mucha ale­gría. A pesar de las difi­cul­ta­des que nos oca­sio­na, el impe­ria­lis­mo no ha logra­do qui­tar­nos la ale­gría. Esta es la zona indus­trial más impor­tan­te de Vene­zue­la, tie­ne una his­to­ria de lucha de cla­ses que se remon­ta a los años sesen­ta del siglo pasa­do. El enemi­go no ha logra­do soca­var la moral de la cla­se obre­ra, que sigue resis­tien­do feliz­men­te. Es por eso que comen­za­mos la cam­pa­ña 6D des­de aquí. La cla­se obre­ra tie­ne una doble tarea: con­cen­trar­se en la pro­duc­ción, pero tam­bién recu­pe­rar la Asam­blea Nacional.

Lue­go de los repe­ti­dos sabo­ta­jes de la dere­cha, ¿cuál es la situa­ción en Bolívar?

Te daré algu­nas nove­da­des. Lue­go del bru­tal sabo­ta­je de la prin­ci­pal cen­tral hidro­eléc­tri­ca del país, que sufri­mos en el esta­do Bolí­var el 7 de mar­zo del año pasa­do, hemos esta­ble­ci­do un plan para defen­der las fábri­cas, jun­to con los tra­ba­ja­do­res. El pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro ha orde­na­do la for­ma­ción de mili­cias obre­ras. Actual­men­te con­ta­mos con 4.000 mili­cia­nos y mili­cia­nas, obre­ros y tra­ba­ja­do­res indus­tria­les capa­ci­ta­dos, capa­ci­ta­dos para uti­li­zar cual­quier tipo de arma, inclui­das las anti­aé­reas. Hemos cons­trui­do un bún­ker don­de los tra­ba­ja­do­res guar­dan 5.000 fusi­les, lis­tos para usar­los en caso de asal­to. En los días pre­vios a la cam­pa­ña elec­to­ral, via­jé por todo el país. Te ase­gu­ro que he vis­to tan­ta fuer­za, con­vic­ción y fir­me­za en la cla­se obre­ra, deci­di­da a defen­der esta revo­lu­ción por todos los medios. A pesar de lo que nos ha hecho al indu­cir la esca­sez, des­truir nues­tra mone­da, el poder adqui­si­ti­vo de nues­tros sala­rios, el impe­ria­lis­mo no ha logra­do pene­trar en el alma de los tra­ba­ja­do­res y de las tra­ba­ja­do­ras, que con­ti­núan resis­tien­do con estoi­cis­mo, fuer­za y resi­lien­cia a ata­ques y gue­rra económica.

¿Cómo se dis­cu­te el tema de los sala­rios y la pér­di­da de poder adqui­si­ti­vo en la cla­se tra­ba­ja­do­ra? Los que han deci­di­do dejar la Alian­za del Gran Polo Patrió­ti­co gol­pean mucho en este pun­to.

Todos esta­mos con­ven­ci­dos, des­de el alto gobierno has­ta la direc­ción sin­di­cal, de que se debe mejo­rar el poder adqui­si­ti­vo. Por eso es nece­sa­rio incre­men­tar la pro­duc­ción endó­ge­na y seguir admi­nis­tran­do los recur­sos obte­ni­dos, de mane­ra trans­pa­ren­te y efi­cien­te. Los recur­sos son muy pocos, por­que no ven­de­mos petró­leo, nues­tra prin­ci­pal fuen­te de ingre­sos y finan­cia­mien­to para pla­nes socia­les y de man­te­ni­mien­to del poder adqui­si­ti­vo, des­de octu­bre del año pasa­do, debi­do al blo­queo. Per­si­guen y blo­quean bar­cos petro­le­ros, san­cio­nan capi­ta­nes, blo­quean nues­tros fon­dos para la com­pra de mate­rias pri­mas… A pesar de esto, hemos logra­do pro­du­cir el 85% de lo que con­su­mi­mos. Un récord para un país que siem­pre ha impor­ta­do ali­men­tos. Y que­re­mos seguir por este camino. Todos los esfuer­zos por recon­ver­tir la eco­no­mía han per­mi­ti­do hoy ajus­tar las tablas sala­ria­les del sec­tor públi­co inter­vi­nien­do en las dis­tin­tas cate­go­rías con un incre­men­to sus­tan­cial y con ayu­das adi­cio­na­les uni­fi­ca­das por la ali­men­ta­ción. Sin embar­go, cabe seña­lar que la pér­di­da de poder adqui­si­ti­vo no fue uni­for­me. En el sec­tor pri­va­do, hay cate­go­rías que ganan entre 20 y 30 veces el sala­rio míni­mo. En la empre­sa meta­lúr­gi­ca don­de tra­ba­jo, que per­te­ne­ce al Esta­do, el pre­si­den­te Madu­ro ha orde­na­do una com­pen­sa­ción com­ple­men­ta­ria que nos per­mi­te reci­bir un sala­rio supe­rior al esta­ble­ci­do en el con­ve­nio colec­ti­vo. Tuvi­mos el mayor retra­so en la admi­nis­tra­ción públi­ca. Con la ley anti-blo­queo y con el nue­vo dina­mis­mo de la eco­no­mía, no ten­go nin­gu­na duda de que mejo­ra­re­mos el poder adqui­si­ti­vo gene­ral. Mien­tras tan­to, en todos los nive­les de gobierno y la van­guar­dia revo­lu­cio­na­ria se creía en ele­var los sala­rios de los tra­ba­ja­do­res del sec­tor públi­co y así se ha hecho.

¿De qué mane­ra la ley anti-blo­queo pue­de influir favo­ra­ble­men­te sobre los sala­rios con­si­de­ran­do la per­sis­ten­cia de las medi­das coer­ci­ti­vas uni­la­te­ra­les impues­tas por el impe­ria­lis­mo? ¿Pue­de dar­nos algu­nos ejem­plos concretos?

Esta­mos pre­sen­tan­do al eje­cu­ti­vo, pro­pues­tas, ideas, pro­yec­tos, dis­cu­ti­dos con los tra­ba­ja­do­res y las tra­ba­ja­do­ras para mejo­rar la pro­duc­ción nacio­nal. En el esta­do Bolí­var, por ejem­plo, tene­mos una tra­yec­to­ria ferro­via­ria de más de 100 años, pero nun­ca se han fabri­ca­do rue­das de ace­ro para tre­nes. Aun­que tene­mos gran­des reser­vas de hie­rro, que es la mate­ria pri­ma del ace­ro, siem­pre las hemos impor­ta­do. ¿Qué tie­ne que ver la ley anti­blo­queo con eso, que se publi­ca­rá en Gaze­ta la sema­na que vie­ne? Por­que, con un con­jun­to de artícu­los, se esta­ble­ce la crea­ción de un fon­do que se ali­men­ta­rá de los recur­sos pro­ve­nien­tes de todos los pro­ce­sos que, des­de el día de la publi­ca­ción de la ley en ade­lan­te, pro­duz­can ingre­sos. Por ejem­plo: si hay un aumen­to en el pago de intere­ses, la dife­ren­cia entre los intere­ses que se paga­ron antes y los que se pagan des­pués, ingre­sa en ese fon­do. Lo mis­mo ocu­rri­rá con los impues­tos a las impre­sas, y tam­bién con el aho­rro que gene­ra la sus­ti­tu­ción de impor­ta­cio­nes por la pro­duc­ción local. Ade­más, el man­da­ta­rio pidió una lis­ta de empre­sas esta­ta­les en las que la van­guar­dia podría rea­li­zar la ges­tión direc­ta de estas empre­sas para encon­trar los recur­sos corres­pon­dien­tes a los pro­yec­tos que pre­sen­tan estos tra­ba­ja­do­res. Los ingre­sos que estos pro­yec­tos gene­ren en la pro­duc­ción, pro­ve­nien­tes de la cla­se obre­ra orga­ni­za­da, serán uti­li­za­dos para mejo­rar las con­di­cio­nes de vida de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras y recu­pe­rar bene­fi­cios socia­les. Gra­cias a las medi­das del gobierno para recon­ver­tir la eco­no­mía, hemos veri­fi­ca­do que una eco­no­mía diver­si­fi­ca­da y no depen­dien­te de los ingre­sos petro­le­ros está aumen­tan­do la pro­duc­ción tan­to en empre­sas esta­ta­les como pri­va­das. El vier­nes 6 pre­sen­ta­re­mos pro­yec­tos y pro­pues­tas para esta nue­va eta­pa al pre­si­den­te Madu­ro, de quien espe­ra­mos impor­tan­tes anuncios.

Recien­te­men­te se reali­zó un impor­tan­te Con­gre­so sobre el Blo­que His­tó­ri­co, que se pro­lon­ga­rá has­ta el 4 de febre­ro de 2021. ¿Qué pro­pues­tas ha habi­do y qué expec­ta­ti­vas se han abierto?

Se ela­bo­ra­ron cua­tro docu­men­tos sobre el tema Grams­ciano del Blo­que His­tó­ri­co ela­bo­ra­dos por tra­ba­ja­do­res, par­ti­dos, movi­mien­tos y uno espe­cí­fi­co para la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Los par­ti­dos polí­ti­cos del Gran Polo Patrió­ti­co refle­xio­na­ron sobre su papel den­tro de la for­ma­ción del his­tó­ri­co blo­que vene­zo­lano. De igual for­ma lo hicie­ron 25 sec­to­res socia­les en los que hay movi­mien­tos que trans­ver­sa­li­zan la socie­dad: muje­res, jóve­nes, comu­ni­ca­do­res popu­la­res, adul­tos mayo­res, movi­mien­tos LGBT, cam­pe­si­nos, sec­to­res reli­gio­sos en todas sus dife­ren­tes mani­fes­ta­cio­nes. Un ter­cer docu­men­to reco­gió las pro­pues­tas de estos tres sec­to­res, tra­ba­ja­do­res, par­ti­dos y movi­mien­tos socia­les. El docu­men­to de la cla­se obre­ra diría que fue el más impor­tan­te por­que, ade­más de un aba­ni­co de pro­pues­tas que van en el sen­ti­do que men­cio­né ante­rior­men­te, se ha abier­to un deba­te en las con­clu­sio­nes sobre la visión a tomar en la cons­truc­ción del blo­que his­tó­ri­co, par­tien­do de dos pers­pec­ti­vas dis­tin­tas: una según la cual lo nue­vo aún no ha reem­pla­za­do al vie­jo, y la otra según la cual lo nue­vo ha veni­do reem­pla­zan­do a lo vie­jo des­de que Hugo Chá­vez fue ele­gi­do pre­si­den­te. Un pun­to de infle­xión repre­sen­ta­do por el hecho de que un revo­lu­cio­na­rio había lle­ga­do al eje­cu­ti­vo nacio­nal, que sin duda es par­te de la super­es­truc­tu­ra: el pri­mer paso, en nues­tra opi­nión, en la cons­truc­ción del blo­que his­tó­ri­co vene­zo­lano. El deba­te, que se desa­rro­lla con los movi­mien­tos socia­les de todo el país, se pro­lon­ga­rá has­ta el 4 de febre­ro, fecha de la rebe­lión cívi­co-mili­tar de 1992. En el Con­gre­so se deci­dió que el blo­que his­tó­ri­co ten­drá un carác­ter socia­lis­ta y boli­va­riano, por­que la socie­dad que que­re­mos cons­truir es socia­lis­ta, huma­nis­ta, sin explo­ta­do­res y boli­va­ria­na por­que la patria que que­re­mos dejar a las gene­ra­cio­nes futu­ras es la del Liber­ta­dor, que soñó con una Patria Gran­de capaz de jugar un papel pre­pon­de­ran­te en el con­cier­to de las nacio­nes como lo pre­fi­gu­ró en el Con­gre­so de Angos­tu­ra. Todas las pro­pues­tas que sur­jan serán deba­ti­das. Tan­to lo que esta­mos hacien­do con la ley anti­blo­queo, como la pro­pues­ta pro­duc­ti­va de la cla­se obre­ra orga­ni­za­da, van en la direc­ción de con­so­li­dar la base mate­rial del blo­que his­tó­ri­co que, como sabe­mos, para Grams­ci está com­pues­to por dos ele­men­tos: la estruc­tu­ra y la super­es­truc­tu­ra. La super­es­truc­tu­ra que diri­ge la socie­dad en el caso del capi­ta­lis­mo es una super­es­truc­tu­ra capi­ta­lis­ta, mien­tras que en nues­tro caso esta­mos cons­tru­yen­do una super­es­truc­tu­ra boli­va­ria­na y socia­lis­ta. El ele­men­to más fuer­te de la revo­lu­ción boli­va­ria­na es una super­es­truc­tu­ra como direc­ción polí­ti­ca uni­fi­ca­da, con­so­li­da­da, mono­lí­ti­ca en sus múl­ti­ples diver­si­da­des que con­ver­gen de mane­ra extra­or­di­na­ria sin dejar­se divi­dir, gene­ran­do fraccionismo.

Es la direc­ción que for­mó Chá­vez, es el ele­men­to más fuer­te en la cons­truc­ción de nues­tro blo­que his­tó­ri­co. Y esta socie­dad nece­si­ta una base mate­rial, en el caso del capi­ta­lis­mo son empre­sas capi­ta­lis­tas que extraen plus­va­lía y la uti­li­zan en el apa­ra­to repre­si­vo del esta­do, en el apa­ra­to de pro­pa­gan­da, en la domi­na­ción del capi­ta­lis­mo, y que se mue­ven en la super­es­truc­tu­ra. En nues­tro caso esta­mos avan­zan­do en la cons­truc­ción de una base mate­rial, una estruc­tu­ra tran­si­to­ria y que inclu­ye ele­men­tos mix­tos, entre empre­sas de pro­pie­dad social, empre­sas diri­gi­das por el Esta­do y empre­sas diri­gi­das por el sec­tor pri­va­do. Y esta­mos avan­zan­do con gran fuer­za en este momen­to en pro­du­cir lo que con­su­mi­mos y aban­do­nan­do el mode­lo ren­tis­ta que ha sido par­te de nues­tra cul­tu­ra eco­nó­mi­ca has­ta cuan­do el blo­queo o la pan­de­mia, la cri­sis eco­nó­mi­ca gene­ra­da por la for­ma irres­pon­sa­ble con la que los gobier­nos bur­gue­ses se han enfren­ta­do a la pan­de­mia nos ha obli­ga­do y nos está obli­gan­do bajo la direc­ción de Nico­lás Madu­ro a cam­biar de dirección.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.