Car­los Morais, de Ago­ra Gali­za-Uni­da­de Popu­lar: «Se pre­ten­de situar lo que son las recla­ma­cio­nes de los inde­pen­den­tis­mos revo­lu­cio­na­rios den­tro de esos pará­me­tros lla­ma­dos terro­ris­mo, para ais­lar­los social­men­te, para into­xi­car y para criminalizar»

Entre­vis­ta­mos a Car­los Morais, por­ta­voz nacio­nal de Ago­ra Gali­za-Uni­da­de Popu­lar, para hablar sobre la repre­sión del inde­pen­den­tis­mo, de memo­ria his­tó­ri­ca, del pro­yec­to de la orga­ni­za­ción en la que mili­ta y de su polí­ti­ca de alian­zas. Este arraiano de Muguei­mes, en el Val do Límia, licen­cia­do en Arte, Geo­gra­fía e His­to­ria por la Uni­ver­si­dad de San­tia­go de Com­pos­te­la, com­pa­gi­na su acti­vi­dad polí­ti­ca a favor de la inde­pen­den­cia y del socia­lis­mo, con la recu­pe­ra­ción de la memo­ria anti­fas­cis­ta en Gali­za con diver­sas publi­ca­cio­nes y a tra­vés del Comi­té pola Memo­ria His­tó­ri­ca do Val do Límia. Tam­bién es miem­bro del Comi­té Eje­cu­ti­vo de la Pre­si­den­cia Colec­ti­va del Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Bolivariano.

Bue­nos días, Car­los, ¿cómo defi­ni­rías la Ope­ra­ción Jaro?

Yo creo que habría que encua­drar la Ope­ra­ción Jaro como otras ope­ra­cio­nes que tie­ne habi­do en los últi­mos diez años, por no retro­ce­der a otras que hubo con­tra la izquier­da inde­pen­den­tis­ta, o con­tra el sec­tor de la izquier­da que no se some­te a lo polí­ti­ca­men­te correc­to, me refie­ro por ejem­plo a la ope­ra­ción de 1980 con­tra la Liga Arma­da Revo­lu­cio­na­ria, como par­te de la lógi­ca del post-fran­quis­mo. Aquí no hubo una rup­tu­ra con la dic­ta­du­ra si no que hubo un acuer­do entre los sec­to­res lla­ma­dos aper­tu­ris­tas del régi­men ema­na­do de la vic­to­ria de la gue­rra civil, gue­rra de cla­ses, de 19361939, y de los sec­to­res de la izquier­da ins­ti­tu­cio­nal, con­cre­ta­men­te el PCE y, en menor medi­da, el PSOE. Por lo tan­to, el actual régi­men es un régi­men que no depu­ró a los apa­ra­tos del esta­do, la poli­cía, la guar­dia civil, el ejér­ci­to, el sec­tor todo del poder judi­cial, etc., sigue fun­cio­nan­do en base a las mis­mas lla­ves cog­nos­ci­ti­vas que pro­vo­ca­ron el levan­ta­mien­to de un sec­tor mayo­ri­ta­rio del ejér­ci­to, con apo­yo de la oli­gar­quía, enten­di­da esta como los lati­fun­dis­ta del sur, la bur­gue­sía indus­trial del nor­te, la Igle­sia cató­li­ca, y la noble­za y la aris­to­cra­cia, con apo­yo de los paí­ses fas­cis­tas y la pasi­vi­dad de las demo­cra­cias bur­gue­sas de Europa.

La Ope­ra­ción Jaro no es más que una nue­va ope­ra­ción para per­se­guir a una de las pocas expre­sio­nes polí­ti­cas que hay en este país, en Gali­za, que lucha con­tra el post-fran­quis­mo, que es el Movi­mien­to de Libe­ra­ción Nacional.

Noso­tros enten­de­mos, como orga­ni­za­ción revo­lu­cio­na­ria galle­ga, como Ago­ra Gali­za-Uni­da­de Popu­lar, la Ope­ra­ción Jaro como una ope­ra­ción para cri­mi­na­li­zar, para into­xi­car a una par­te del movi­mien­to inde­pen­den­tis­ta, por­que es erró­neo, des­de nues­tro pun­to de vis­ta, con­ce­bir la Ope­ra­ción Jaro como una ope­ra­ción con­tra el inde­pen­den­tis­mo en su con­jun­to. Es con­tra una par­te del inde­pen­den­tis­mo, afor­tu­na­da­men­te el inde­pen­den­tis­mo en este país es mucho más hoy que lo que repre­sen­tan los doce mili­tan­tes que hoy están encau­sa­dos en Madrid.

¿Exis­ten moti­vos para que actual­men­te en Gali­za se lle­ven a cabo ope­ra­cio­nes de coman­do, eje­cu­ta­das por fuer­zas espe­cia­les, y guar­dias civi­les enca­pu­cha­dos que asal­tan de madru­ga­da, a pun­ta de metra­lle­ta, domi­ci­lios de mili­tan­tes independentistas?

No exis­te hoy, ni hace ven­te, trein­ta, ni cin­cuen­ta años, ni aquí ni en nin­gún lado. Esto es una par­te de la diná­mi­ca de lucha de cla­ses, si tú eres una fuer­za insur­gen­te, por lo tan­to estás some­ti­da a la repre­sión por par­te del enemi­go, y habla­mos en cla­ves que no son de lo polí­ti­ca­men­te correc­to, ni de la lógi­ca ins­ti­tu­cio­nal bur­gue­sa. Yo defino al Esta­do espa­ñol, al que repre­sen­ta hoy el blo­que de las cla­ses oli­gár­qui­cas, como el enemi­go, no me refie­ro a las fuer­zas polí­ti­cas que jue­gan den­tro del cam­po de la nor­ma­li­dad demo­crá­ti­ca bur­gue­sa, no. Evi­den­te­men­te no exis­ten moti­vos des­de el pun­to de vis­ta del com­ba­te a una deter­mi­na­da orga­ni­za­ción arma­da, que se des­co­no­ce en estos momen­tos su exis­ten­cia, más si que tie­ne lógi­ca, más lógi­co den­tro de la lucha de clases.

¿Exis­ten res­tos de gru­pos u orga­ni­za­cio­nes que defien­dan o eje­cu­ten una lucha polí­ti­ca arma­da en el inde­pen­den­tis­mo gallego?

Lo des­co­noz­co.

¿A qué se debe enton­ces la per­ma­nen­te insis­ten­cia de la jus­ti­cia espa­ño­la en vin­cu­lar al inde­pen­den­tis­mo galle­go a Resis­ten­cia Galega?

En par­te está res­pon­di­da en la pri­me­ra pre­gun­ta, Repre­sión con­tra una par­te de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta, no con­tra el con­jun­to do inde­pen­den­tis­mo. Den­tro do BNG hay sec­to­res inde­pen­den­tis­tas, y fue­ra del BNG, en el espa­cio de la lla­ma­da nue­va polí­ti­ca, hay orga­ni­za­cio­nes que se decla­ran como inde­pen­den­tis­tas, pero lo que es el inde­pen­den­tis­mo revo­lu­cio­na­rio, tan­to aquel de expre­sión socia­lis­ta, que pode­mos repre­sen­tar noso­tros, como otro, pues no se ajus­ta exac­ta­men­te a lo que es la lucha polí­ti­ca que per­mi­te a lógi­ca sis­té­mi­ca, que es la vía elec­to­ral y la vía ins­ti­tu­cio­nal, por lo tan­to hay que enten­der la res­pues­ta en base a eses parámetros.

Gran par­te de las acu­sa­cio­nes se basan en la par­ti­ci­pa­ción en home­na­jes a los mili­ta­res fusi­la­dos por el ejér­ci­to espa­ñol des­pués de la Revo­lu­ción Gale­ga de 1846, y la pro­mo­ción de actos de Memo­ria His­tó­ri­ca de la lucha inde­pen­den­tis­ta en el siglo XX, así como la par­ti­ci­pa­ción en reci­bi­mien­tos de ex pre­sos e ex pre­sas inde­pen­den­tis­tas con­vo­ca­dos públi­ca­men­te. Basán­do­nos en estas acu­sa­cio­nes, ¿exis­ten moti­vos para hablar de mon­ta­je judi­cial y poli­cial, tal y como hacen sec­to­res pró­xi­mos a los pro­pios acusados?

Evi­den­te­men­te que sí, yo creo que había que hacer una peque­ña refle­xión his­tó­ri­ca. E día 11 de octu­bre, Día da Gali­za Com­ba­ten­te, fue ins­tau­ra­do en el mes de junio, o julio, aho­ra no recuer­do exac­ta­men­te, del año 2001, por la Direc­ción Nacio­nal de la recién cons­ti­tui­da NÓS-UP, resul­ta­do del Pro­ce­so Espi­ral. En aquel momen­to el con­jun­to de las dife­ren­tes corrien­tes que está­ba­mos en NÓS-UP no nos iden­ti­fi­cá­ba­mos con el Día da Gali­za Már­tir, por el cariz cla­ra­men­te ins­ti­tu­cio­nal, por el carác­ter tan blan­do que le daba el nacio­na­lis­mo en aquel momen­to, y tam­bién los sec­to­res del galle­guis­mo que rei­vin­di­ca­ban y home­na­jea­ban a Ale­xan­dre Bóve­da. Una par­te de la recu­pe­ra­ción de la Memo­ria His­tó­ri­ca de este país está exce­si­va­men­te ses­ga­da por par­te de los sec­to­res que ini­cia­ron su recu­pe­ra­ción, ya, a prin­ci­pios de los ochen­ta, el nacio­na­lis­mo galle­go. Por tan­to lle­vó las ascuas a las sar­di­nas, sobre­di­men­sio­nan­do la impor­tan­cia que tenía el Par­ti­do Gale­guis­ta y los sec­to­res del nacio­na­lis­mo en 1936. La figu­ra de Bóve­da fue esco­gi­da para el Día da Gali­za Már­tir por Cas­te­lao, por lo tan­to es difí­cil de modi­fi­car, más no repre­sen­ta a la inmen­sa mayo­ría, des­de nues­tro pun­to de vis­ta, de los case diez mil eje­cu­ta­dos en este país, que esta­ban en la mayo­ría vin­cu­la­dos a par­ti­dos ope­ra­rios y orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les. Yo no estoy dicien­do que no hubie­ra cien­tos de gale­guis­tas repre­sa­lia­dos, y algu­nas doce­nas eje­cu­ta­dos, o que tam­bién sec­to­res de la izquier­da peque­ño bur­gue­sa, pero la inmen­sa mayo­ría pro­ce­dían del movi­mien­to obre­ro, de Fren­te Popu­lar. Por tan­to con esa fecha del 17 de agos­to no nos identificamos.

Des­pués esta­ba el 12 de agos­to, ani­ver­sa­rio de la caí­da en com­ba­te, por­que esa es la reali­dad, de Xosé Ramón Reboi­ras Noia, de Mon­cho Reboi­ras, con­tra­ria­men­te a la lec­tu­ra com­ple­ta­men­te maqui­lla­da que hacen los here­de­ros del par­ti­do en el cual mili­ta­ba el revo­lu­cio­na­rio inde­pen­den­tis­tas y comu­nis­ta galle­go. Mon­cho Reboi­ras, en 1975, en ese momen­to era el coman­dan­te, diga­mos, de una ten­ta­ti­va de cons­truir un ejér­ci­to popu­lar de libe­ra­ción nacio­nal. No era como apa­re­ce en la últi­ma pelí­cu­la, un hom­bre dedi­ca­do a la cau­sa de arti­cu­lar el aso­cia­cio­nis­mo cul­tu­ral, de crear el ger­men del pri­mer sin­di­ca­lis­mo nacio­na­lis­ta y de cla­se. Esta es una intere­sa­da visión maqui­lla­da y, diría más, mani­pu­la­da, para pre­sen­tar­lo como polí­ti­ca­men­te correc­to. En este año, en el 2001, ins­tau­ra­mos esta fecha, con el obje­ti­vo de hacer un home­na­je a lo mejor de esa Gali­za Com­ba­ten­te, de esa Gali­za ope­ra­ria, de esa Gali­za patrió­ti­ca, que lucho, bási­ca­men­te, a lo lar­go de la his­to­ria con­tem­po­rá­nea, en con­tra de la opre­sión nacio­nal y por la eman­ci­pa­ción de la cla­se obre­ra. Y tam­bién denun­ciar, de algu­na mane­ra, como el nacio­na­lis­mo ins­ti­tu­cio­nal, el BNG, y lo digo sin nin­gún tipo de com­ple­jos, en aquel momen­to, en el año 2001, y aho­ra, en el 2020, por­que es el mis­mo, aun­que se vis­ta con otro ropa­je, más es el mis­mo BNG, no se iden­ti­fi­ca ple­na­men­te en sus refe­ren­te his­tó­ri­cos, con alguno de los más des­ta­ca­dos epi­so­dios de resis­ten­cia y de rebe­lión de los sec­to­res más avan­za­dos del pue­blo galle­go con­tra los dife­ren­tes tipos de opresión.

Y ¿a qué me refie­ro?, a que se nos tie­ne pre­sen­ta­do exter­na­men­te, pero tam­bién des­de den­tro, como un país sumi­so, y no somos más sumi­sos ni más man­sos que cual­quie­ra otra socie­dad de nues­tro con­torno geo­grá­fi­co. Fue este país quien puso en mar­cha las pri­me­ras gue­rri­llas con­tem­po­rá­neas, y fui­mos el pri­mer lugar de Euro­pa don­de se derro­tó al ejér­ci­to inva­sor napo­leó­ni­co fran­cés, y fue el pue­blo arma­do y orga­ni­za­do. Pro­mo­vi­mos uno de los pri­me­ros levan­ta­mien­tos polí­ti­co-mili­tar de Euro­pa occi­den­tal, en 1846, y así has­ta hoy, más todo está deli­be­ra­da­men­te infra­va­lo­ra­do, sub­es­ti­ma­do por la his­to­rio­gra­fía. Aquí se decla­ró, en 1931, el 27 de junio, la I Repú­bli­ca Gale­ga, y no es solo un acto, un epi­so­dio que no tie­ne mayor impor­tan­cia. Aun­que fue un acto his­tó­ri­co muy efí­me­ro, evi­den­te­men­te, pero hay que hacer una lec­tu­ra de cla­se de esa repú­bli­ca, fue una repú­bli­ca ope­ra­ria, fue la cla­se obre­ra la que lla­mó a la huel­ga general.

Aquí se crea­ron las pri­me­ras orga­ni­za­cio­nes gue­rri­lle­ras para com­ba­tir al fran­quis­mo, que estu­vie­ron ope­ra­ti­vas has­ta casi la mitad de la déca­da de los cin­cuen­ta, y si esa expe­rien­cia des­apa­re­ció no fue por­que se tomó una deci­sión en este país, si no en Mos­cú, den­tro de su geo­po­lí­ti­ca mun­dial, le impu­so a Madrid, y Madrid a su vez se lo impu­so a la Gue­rri­lla Gale­ga, por­que esta­ba muy vin­cu­la­da al Par­ti­do Comu­nis­ta, que era nece­sa­rio cam­biar de estra­te­gia, y que había que optar por la huel­ga gene­ral pací­fi­ca, por intro­du­cir­se en los sin­di­ca­tos ver­ti­ca­les, etc, etc. A lo lar­go de nues­tra his­to­ria hay muchos epi­so­dios, como el DRIL.

El Día da Gali­za Com­ba­ten­te, lo que pre­ten­día, lo que pre­ten­de, pues se sigue cele­bran­do, Ago­ra Gali­za-Uni­da­de Popu­lar cele­bró este año el Día da Gali­za Com­ba­ten­te muy cer­ca de aquí, en el Gali­ñei­ro, hon­ran­do a dos de las figu­ras que son esen­cia­les en nues­tra mochi­la de com­ba­te, que son Benigno Álva­rez, pre­cur­sor del comu­nis­mo galle­go, de apli­car el mar­xis­mo-leni­nis­mo a la situa­ción con­cre­ta de este país, y no un mero apén­di­ce de lo que vie­ne de fue­ra, y a Mon­cho Reboiras.

El Día da Gali­za Com­ba­tien­te se esco­gió por­que en esa fecha murie­ron dos mili­tan­tes inde­pen­den­tis­tas en una acción arma­da, en la cual noso­tros, a lo lar­go de estos años, nun­ca ocul­ta­mos. Este año fue la vein­te edi­ción, esa es la razón del Día da Gali­za Combatente.

Por par­te del Esta­do espa­ñol que se into­xi­que y se lle­gue a cri­mi­na­li­zar la figu­ra de Mon­cho Reboi­ras, que se cri­mi­na­li­ce hacer un home­na­je a un pre­so que aca­ba de salir de una pri­sión, que se le envíe unas feli­ci­ta­cio­nes por su cum­plea­ños… nos da ele­men­tos para carac­te­ri­zar cual es hoy el esta­do de salud de esta seu­do demo­cra­cia bor­bó­ni­ca y post fran­quis­ta, en ple­na invo­lu­ción reac­cio­na­ria al mar­gen de quien esté gober­nan­do coyun­tu­ral­men­te en la Moncloa.

Mani­fes­ta­cion con­tra la ile­ga­li­za­cion de las orga­ni­za­cio­nes politicas.

¿Qué dife­ren­cia los pos­tu­la­dos del inde­pen­den­tis­mo galle­go de los del BNG, la for­ma­ción polí­ti­ca mayo­ri­ta­ria no nacio­na­lis­mo gallego?

Yo creo que esa pre­gun­ta tie­ne una com­pli­ca­da res­pues­ta por­que el inde­pen­den­tis­mo galle­go no es algo homo­gé­neo, yo pue­do dar nues­tra opi­nión, como una expre­sión de ese independentismo.

Noso­tros no gus­ta­mos ya de la for­mu­la­ción, el con­cep­to de inde­pen­den­tis­mo, noso­tros nos defi­ni­mos como izquier­da inde­pen­den­tis­ta, por­que para noso­tros la con­tra­dic­ción prin­ci­pal es Capi­tal-tra­ba­jo. Pero en una nación opri­mi­da la lucha de cla­ses adop­ta la for­ma de libe­ra­ción nacio­nal. Noso­tros somos un movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio que tie­ne como obje­ti­vo tomar el poder, y el poder no se toma, como tie­ne demos­tra­do la his­to­ria de la lucha de cla­ses, des­de hace más de 150 años, intro­du­cien­do un pape­li­to en una urna, ni median­te un refe­rén­dum, ni median­te una con­sul­ta popu­lar, la revo­lu­ción se hace orga­ni­zan­do la revo­lu­ción, orga­ni­zan­do a aque­llos sec­to­res socia­les obje­ti­va­men­te intere­sa­dos en modi­fi­car, en con­quis­tar el futu­ro, y eso es por medio, des­de nues­tro pun­to de vis­ta, de una insu­rrec­ción, que deno­mi­na­mos Insu­rrec­ción Nacio­nal Ope­ra­ria e Popular.

El BNG for­ma par­te del jue­go polí­ti­co de la ter­ce­ra res­tau­ra­ción bor­bó­ni­ca, de la segun­da res­tau­ra­ción monár­qui­ca, está en las már­ge­nes de ese jue­go polí­ti­co, no es una fuer­za cen­tral, pero está inte­gra­do con­tra­dic­to­ria­men­te en este juego.

Con­si­de­ra que se pue­de remen­dar el capi­ta­lis­mo, que se pue­den con­se­guir mejo­ras, den­tro del mar­co de la estruc­tu­ra jurí­di­co-polí­ti­ca ema­na­da de la refor­ma del régi­men del 3639, meta­mor­fo­sea­do en el actual régi­men del 78, y por eso apues­ta bási­ca­men­te, exclu­si­va­men­te, por la vía elec­to­ral. Alguien pue­de decir: no, el BNG apues­ta por la movi­li­za­ción popu­lar… No, el BNG uti­li­za la movi­li­za­ción popu­lar para resi­tuar­se siem­pre en el table­ro polí­ti­co y acu­mu­lar fuer­zas siem­pre visa­das en la lógi­ca elec­to­ral, para incre­men­tar su tro­zo de tar­ta ins­ti­tu­cio­nal. Pero por mucho que se vis­ta de seda nada cam­bia. La izquier­da inde­pen­den­tis­ta revo­lu­cio­na­ria, que noso­tros repre­sen­ta­mos, está muy ale­ja­da, tan­to en su línea estra­té­gi­ca como en su línea tác­ti­ca, del actual BNG, otra cosa es que esto no quie­re decir que poda­mos lle­gar a acuer­dos pun­tua­les, como con sec­to­res de la izquier­da espa­ño­la actuan­tes en este país, con los que coin­ci­di­mos en cier­tas cosas, pero a la hora de la ver­dad el BNG no va a apos­tar por una rup­tu­ra, por­que no es una fuer­za genui­na­men­te sobe­ra­nis­ta, es una fuer­za auto­no­mis­ta radi­cal que lo úni­co que pre­ten­de es ges­tio­nar las ins­ti­tu­cio­nes del régi­men aquí en este país, e influir para defen­der los “intere­ses” de Gali­za, que no son exac­ta­men­te los intere­ses del pue­blo tra­ba­ja­dor gallego.

Pon­go un ejem­plo, la deman­da de una tari­fa eléc­tri­ca galle­ga, eso a quién bene­fi­cia es a las gran­des empre­sas, no bene­fi­cia al pue­blo pobre y tra­ba­ja­dor que pade­ce­mos unas fac­tu­ras abu­si­vas de las eléc­tri­cas. Pon­go un ejem­plo, pero podía poner otros. En Alcoa el BNG aca­ba de ven­der­nos la mota de que logró que el PP y el PSOE secun­de la nacio­na­li­za­ción de la empre­sa. Pero eso es una nacio­na­li­za­ción-tram­pa. Es lo mis­mo que se hizo aquí con la ban­ca, cuan­do un gru­po de oli­gar­cas, de delin­cuen­tes, roba­ron y saquea­ron una par­te de los ban­cos. El esta­do pro­mue­ve una nacio­na­li­za­ción, es decir, sanean los ban­cos con fon­dos públi­cos, inyec­tan­do más de ochen­ta mil millo­nes de euros, y lue­go se lo ven­den a sus “ami­gue­tes” por cua­tro perras.

Pero el caso de una posi­ble nacio­na­li­za­ción de Alcoa es un frau­de. La empre­sa ten­dría que ser re-nacio­na­li­za­da, pues fue pri­va­ti­za­da por el PP, por Aznar. La sali­da que pro­po­ne el BNG es una fal­sa “nacio­na­li­za­ción”, pues lo que inten­tan es lue­go ven­der­la a la mul­ti­na­cio­nal Liberty Hou­se. Por eso noso­tros defen­de­mos, no exac­ta­men­te la nacio­na­li­za­ción de Alcoa, sino que habla­mos de con­trol ope­ra­rio. Sabien­do que esto no es hoy muy fácil, por­que no hay sufi­cien­te con­cien­cia en la cla­se obre­ra, no pro­le­ta­ria­do, y por­que los sin­di­ca­tos hege­mó­ni­cos no están por esta línea.

Hay dife­ren­cias de fon­do con el BNG, tác­ti­cas y estra­té­gi­cas, evi­den­te­men­te. El BNG es una fuer­za inter­cla­sis­ta, noso­tros somos una orga­ni­za­ción socia­lis­ta y mar­xis­ta. Noso­tros somos una fuer­za patrió­ti­ca inde­pen­den­tis­ta, y el BNG más allá de la retó­ri­ca de algún diri­gen­te, prac­ti­ca un auto­no­mis­mo radi­cal, solo aspi­ra a la pla­na trans­fe­ren­cia de todas las com­pe­ten­cias auto­nó­mi­cas. Des­car­ta cons­truir un Esta­do Gale­go, y mucho menos una Patria Socialista.

Obser­va­mos, a lo lar­go de estos años, ope­ra­cio­nes poli­cia­les y cau­sas judi­cia­les con­tra el inde­pen­den­tis­mo galle­go, vas­co o cata­lán. ¿Con­si­de­ras que se bus­ca, de fac­to, erra­di­car a las alter­na­ti­vas polí­ti­cas inde­pen­den­tis­tas del Esta­do español?.

Si, obvia­men­te. Se pre­ten­de situar lo que son las recla­ma­cio­nes de los inde­pen­den­tis­mos revo­lu­cio­na­rios den­tro de esos pará­me­tros lla­ma­dos “terro­ris­mo”, para ais­lar­los social­men­te, para into­xi­car y para cri­mi­na­li­zar, evidentemente.

Que sien­te uno can­do afron­ta accio­nes con­tra el inde­pen­den­tis­mo galle­go como esta Ope­ra­ción Jaro, mien­tras esta mis­ma sema­na el Esta­do espa­ñol reci­be a Leo­pol­do López como pre­so polí­ti­co venezolano?.

Exac­ta­men­te sien­to lo que levo sin­tien­do des­de que ten­go con­cien­cia de cla­se, con­cien­cia nacio­nal: esto es una far­sa, vivi­mos en una fal­sa demo­cra­cia don­de real­men­te las cas­tas polí­ti­cas hege­mó­ni­cas no son más que los capa­ta­ces del poder eco­nó­mi­co, de la oli­gar­quía, tan­to de la oli­gar­quía indus­trial como de la finan­cie­ra, y al mar­gen de quien esté ges­tio­nan­do direc­ta­men­te el gobierno en Madrid, quien ocu­pe la Mon­cloa, prác­ti­ca­men­te las dife­ren­cias son míni­mas. Hoy el mal cha­ma­do gobierno pro­gre­sis­ta man­tie­ne intac­ta la polí­ti­ca inter­na­cio­nal de ven­der armas a las dic­ta­du­ras, de ven­der armas a las monar­quías feu­da­les del Gol­fo Pér­si­co, ami­gas de la Casa Real, tie­ne la mis­ma polí­ti­ca de blo­queo y de agre­sión a pro­ce­sos anti impe­ria­lis­tas como el pro­ce­so boli­va­riano da Venezuela.

O ejem­plo de Leo­pol­do López es infa­me. Es res­pon­sa­ble de la muer­te de 46 per­so­nas, de pro­mo­ver el terro­ris­mo en Vene­zue­la, hace unos meses inten­tó dar un gol­pe de esta­do. Ayer por la noche la tele­vi­sión espa­ño­la lo defi­nía como una “rebe­lión”. Para los medios de comu­ni­ca­ción del sis­te­ma y, en este caso bajo el con­trol del PSOE ye Uni­das Pode­mos, lo que hizo Leo­pol­do López inten­tan­do un levan­ta­mien­to de sec­to­res mili­ta­res, tute­la­dos por EEUU, era una rebe­lión. Eso es un gol­pe de esta­do. Lo que está hacien­do el gobierno del PSOE y Uni­das Pode­mos es total­men­te infa­me, este señor esti­vo refu­gia­do en la emba­ja­da de Espa­ña en Cara­cas, des­de allí diri­gió todos los pro­ce­sos de des­es­ta­bi­li­za­ción de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la, y aho­ra el Esta­do espa­ñol lo saca, de for­ma clan­des­ti­na, y lo colo­ca en Madrid, y se pre­sen­ta esto como una con­tri­bu­ción a la demo­cra­cia en Vene­zue­la!!. Lo diji­mos ayer: Espa­ña fue siem­pre un refu­gio de fas­cis­tas, de nazis, de ex dic­ta­do­res, duran­te el fran­quis­mo, y lo sigue sien­do ahora.

¿Cuál es el pro­yec­to polí­ti­co de Ago­ra Gali­za-UP para nues­tro país, y que tipo de alian­zas tie­ne en Gali­za y en el esta­do español?

Nos defi­ni­mos como una orga­ni­za­ción socia­lis­ta y femi­nis­ta de libe­ra­ción nacio­nal, nues­tro obje­ti­vo es hacer una revo­lu­ción de carác­ter socia­lis­ta y anti­pa­triar­cal en este país. Esa revo­lu­ción nece­si­ta orga­ni­zar­se. Somos una orga­ni­za­ción rela­ti­va­men­te nue­va en nues­tra cons­ti­tu­ción for­mal, pero pro­ce­de­mos de una corrien­te polí­ti­ca que se arti­cu­la en la mitad de la déca­da de los noven­ta a la vuel­ta de Pri­mei­ra Linha, y que nos defi­ni­mos como Move­men­to de Libe­ra­ción Nacio­nal Gale­go, a par­tir del año 2000 con dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes de carác­ter sec­to­rial, en el cam­po estu­dian­til, en el cam­po juve­nil, una fuer­za polí­ti­ca más amplia que era NÓS-UP, una corrien­te sin­di­cal anti­ca­pi­ta­lis­ta, la des­apa­re­ci­da CSA, den­tro del sin­di­ca­lis­mo nacio­nal e de cla­se en aquel momen­to, en el con­jun­to de orga­ni­za­cio­nes cul­tu­ra­les, la aper­tu­ra de cen­tros socia­les, de orga­ni­za­cio­nes de muje­res, etc. Par­ti­mos de ahí, pero ese movi­mien­to, en torno al año 2014/​2015, tuvo una implo­sión, por una serie de con­tra­dic­cio­nes, com­ple­jas de expli­car. El sec­tor que con­for­má­ba­mos NÓS-UP en aquel momen­to con­tra­rio a la diso­lu­ción era mino­ri­ta­rio. Pero nos nega­mos a capi­tu­lar, nos nega­mos a arriar la ban­de­ra roja e a ban­de­ra tri­co­lor de nues­tra nación, e ini­cia­mos la refun­da­ción inme­dia­ta­men­te, el mis­mo día en que NÓS-UP se auto­di­suel­ve, nos refun­da­mos con el nom­bre de Ago­ra Gali­za, pos­te­rior­men­te, en la segun­da Asam­blea, incor­po­ra­mos lo de Uni­da­de Popular.

¿Nues­tro pro­yec­to? Pues un pro­yec­to para cons­truir en este país una socie­dad sin cla­ses, y con­tri­buir, modes­ta­men­te, median­te la revo­lu­ción socia­lis­ta gale­ga, a la revo­lu­ción socia­lis­ta mun­dial. ¿Nues­tra polí­ti­ca de alian­zas? Es amplia, geo­mé­tri­ca­men­te varia­ble, non nos cerra­mos a lle­gar a acuer­dos con nadie, mien­tras que exis­ta un acuer­do con un pro­gra­ma polí­ti­co defi­ni­do. En estos momen­tos no tene­mos como prio­ri­dad, y des­car­ta­mos a cor­to y medio pla­zo el tra­ba­jo en el fren­te elec­to­ral, aun­que no tene­mos una doc­tri­na abs­ten­cio­nis­ta, con­si­de­ra­mos que hoy no es fundamental.

Para noso­tros lo fun­da­men­tal y prio­ri­ta­rio en estos momen­tos lo rear­ti­cu­la­mos la izquier­da revo­lu­cio­na­ria gale­ga. Inten­ta­mos hacer­lo sobre cua­tro gran­des líneas. Con­fron­tar, des­lin­dar, orga­ni­zar y acumular.

Par­ti­mos de la pre­mi­sa que es nece­sa­rio recons­truir la izquier­da revo­lu­cio­na­ria, tan­to en este país como a nivel mun­dial, por lo que es nece­sa­rio res­ca­tar el mar­xis­mo que está hipo­te­ca­do y secues­tra­do por la peque­ña bur­gue­sía que lo con­vir­tió en una expre­sión más de ideo­lo­gía bur­gue­sa. Es nece­sa­rio des­lin­dar con las dife­ren­tes alter­na­ti­vas de las izquier­das refor­mis­tas que solo con­tri­bu­yen a refor­zar la lógi­ca sis­té­mi­ca, des­lin­dar para orga­ni­zar al pobo tra­ba­ja­dor, para acu­mu­lar fuer­zas rebeldes.

Es la cla­se obre­ra el suje­to del cam­bio, y este no deri­va­rá de ino­fen­si­vas alian­zas inter­cla­sis­tas, en que la peque­ña bur­gue­sía fun­cio­na­rial, como por ejem­plo la que gobier­na el Blo­que, ese lobby de pro­fe­so­res de la CIG-Ensino, es quien mar­ca a línea polí­ti­ca pac­tis­ta y con­ci­lia­do­ra. La cla­se tra­ba­ja­do­ra, el pro­le­ta­ria­do, tie­ne que tener y asu­mir la dire­ción polí­ti­ca. Tie­nen que exis­tir orga­ni­za­cio­nes genui­na­men­te obre­ras, en las que la cla­se tra­ba­ja­do­ra tie­ne que ser hege­mó­ni­ca, no solo des­de el pun­to de vis­ta ideo­ló­gi­co, sino tam­bién físi­ca­men­te en los orga­nis­mos de direc­ción, no pue­de estar tute­la­da por nadie.

Por eso noso­tros somos con­tra­rios a las polí­ti­cas trans­ver­sa­les, ciu­da­da­nis­tas, a esas fra­ca­sa­das expre­sio­nes de la nue­va social­de­mo­cra­cia plas­ma­das en la for­mu­la­ción del “poder de la gen­te”. Lla­me­mos a las cosas como son, sin eufe­mis­mos: es la cla­se tra­ba­ja­do­ra, l pue­blo tra­ba­ja­dor, son las cama­das popu­la­res, o como se le quie­ra lla­mar, los due­ños de su futuro.

Por tan­to, con­fron­tar, des­lin­dar, orga­ni­zar y movi­li­zar son los ejes da nues­tra acción teó­ri­co-prác­ti­ca. El incre­men­to de la con­cien­cia revo­lu­cio­na­ria y popu­lar no se logra en eta­pas de reflu­jo, ni se con­si­gue median­te pac­tos, si no se con­si­gue median­te lucha cons­tan­te, en la que la cla­se obre­ra toma con­cien­cia de per­te­ne­cer a una cla­se opri­mi­da e explo­ra­da, en las lucha en sus fábri­cas, en sus cen­tros de trabajo.

Con­fron­tar, des­lin­dar, orga­ni­zar y movi­li­zar, para con­quis­tar a hege­mo­nía, para alcan­zar la toma del poder. Esa es nues­tra estra­te­gia, sabe­mos que eso hoy es muy com­pli­ca­do, muy difí­cil, más no somos de los que nos ren­di­mos, de los que capi­tu­la­mos, de los que tira­mos la toa­lla a la pri­me­ra de cambio.

Con­si­de­ra­mos que en estos momen­tos las prin­ci­pa­les tareas son con­fi­gu­rar un gran muro anti­fas­cis­ta, arti­cu­lar un blo­que popu­lar anti­fas­cis­ta, lo más amplio, uni­ta­rio, por lo tan­to plu­ral des­de el pun­to de vis­ta ideo­ló­gi­co, para parar­le los pies a lo que hoy es una alter­na­ti­va que pro­mue­ve un sec­tor da oli­gar­quía. Yo sé que la mayor par­te de la izquier­da ins­ti­tu­cio­nal, los que noso­tros defi­ni­mos como la esquer­di­ña, mira para otro lado, su anti­fas­cis­mo es de fin de sema­na, es de un día con­cre­to, lla­man a aler­tas anti­fas­cis­tas y des­pués las des­ac­ti­van a las 36 horas, como hizo Pablo Igle­sias cuan­do Vox entró en el par­la­men­to anda­luz el año pasa­do. Es nece­sa­rio hacer­le fren­te al fas­cis­mo por­que es una gra­ve ame­na­za, y no úni­ca­men­te nos refe­ri­mos al fas­cis­mo que pue­de estar arti­cu­la­do en las fuer­zas polí­ti­cas como Vox, que es una fuer­za fas­cis­ta sin com­ple­jos, y en el fas­cis­mo que pue­de estar en una par­te impor­tan­te de Ciu­da­da­nos, e tam­bién en el Par­ti­do Popu­lar, sino me refie­ro a ese fas­cis­mo que está cre­cien­do a pasos agi­gan­ta­dos entre la con­cien­cia popu­lar, delan­te de la derro­ta ideo­ló­gi­ca en la que está ins­ta­la­da la mayo­ría de las fuer­zas polí­ti­cas de la esquer­di­ña que siem­pre se some­ten a lo polí­ti­ca­men­te correcto.

Aquí se gene­ra­ron unas expec­ta­ti­vas muy gran­des entre sec­to­res popu­la­res que recla­man cam­bios de fon­do, se depo­si­ta­ron espe­ran­zas en el nue­vo gobierno del PSOE-Uni­das Pode­mos, pero los cam­bios no se están imple­men­tan­do fun­da­men­tal­men­te por dos razo­nes. Una, por­que es muy difí­cil lle­var­las a la prác­ti­ca en este mar­co jurí­di­co-polí­ti­co, y dos, por­que no hay valen­tía polí­ti­ca de enfren­tar­se a los pode­res fac­ti­cos, al Ibex 35, y por­que tam­po­co hay pre­sión social en la calle, ni volun­tad de arti­cu­lar­la. La esquer­di­ña son cama­ri­llas ins­ti­tu­cio­na­les y apa­ra­tos polí­ti­cos que non se apo­yan en el movi­mien­to popu­lar para for­zar a que el gobierno tome medi­das y se enfron­te al blo­que reac­cio­na­rio. Delan­te de esta frus­tra­ción va pene­tran­do ese dis­cur­so faci­lón, pro­mo­vi­do por el fas­cis­mo, un dis­cur­so muy popu­lis­ta, muy dema­gó­gi­co, de enfren­tar a la cla­se obre­ra, a los sec­to­res popu­la­res entre sí, y envol­ver­se en su ban­de­ra, en la ban­de­ra fas­cis­ta, que no es la ban­de­ra espa­ño­la, esa es la ban­de­ra fas­cis­ta y monár­qui­ca española.

La ban­de­ra repu­bli­ca­na y anti­fas­cis­ta espa­ño­la es tri­co­lor, por eso tam­bién es impor­tan­te la lucha en el plano sim­bó­li­co, eso que está de moda por par­te de los fas­cis­tas de lle­var as más­ca­ras con la ban­de­ra fas­cis­ta pien­so que tam­bién hay que hacer­le fren­te a esto.

Nues­tra polí­ti­ca de alian­zas es lo más amplia posi­ble, a nivel nacio­nal y a nivel inter­na­cio­nal. For­ma­mos par­te e pro­mo­ve­mos dife­ren­tes espa­cios inter­na­cio­na­lis­tas. En este momen­to uno de los espa­cios que esta­mos inten­tan­do cons­truir a nivel inter­na­cio­nal, es o da Con­fe­ren­cia Inter­na­cio­nal que edi­ta la revis­ta digi­tal Insur­gen­cia Glo­bal Pro­le­ta­ri, con los cama­ra­das de Anda­lu­cía y del País Vasco.

Tam­bién a nivel inter­na­cio­nal, des­de hace ya más de una déca­da, esta­mos inte­gra­dos en el Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano, que es un espa­cio de fuer­zas insur­gen­tes de fuer­zas, bási­ca­men­te, lati­no­ame­ri­ca­nas, e de fuer­zas polí­ti­co-mili­ta­res lati­no­ame­ri­ca­nas, y no solo.

Fuen­te: https://​nue​va​re​vo​lu​cion​.es

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *