Chi­na. Misión ante ONU recha­za acu­sa­cio­nes de emba­ja­do­ra estadounidense

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 24 de octu­bre de 2020.

Un por­ta­voz de la Misión Per­ma­nen­te de Chi­na ante las Nacio­nes Uni­das recha­zó este jue­ves las acu­sa­cio­nes con­tra su país for­mu­la­das por la emba­ja­do­ra de Esta­dos Uni­dos ante el mis­mo orga­nis­mo multilateral.

La repre­sen­tan­te per­ma­nen­te de Esta­dos Uni­dos ante las Nacio­nes Uni­das, Kelly Craft, publi­có un artícu­lo el miér­co­les ata­can­do con viru­len­cia la coope­ra­ción entre Chi­na y las Nacio­nes Uni­das, dijo el portavoz.

«El artícu­lo igno­ra hechos y pre­sen­ta men­ti­ras, una lógi­ca con­tra­dic­to­ria, pre­jui­cios ideo­ló­gi­cos y la men­ta­li­dad de la Gue­rra Fría. Es una encar­na­ción del macar­tis­mo en la nue­va era. Lo recha­za­mos fir­me­men­te», ase­gu­ró el diplo­má­ti­co chino.

Al pre­su­mir de cómo la admi­nis­tra­ción Trump está luchan­do con­tra la «estra­ta­ge­ma de Chi­na para con­tro­lar la ONU», la repre­sen­tan­te de Esta­dos Uni­dos podría tener la inten­ción de mos­trar una bole­ta de cali­fi­ca­cio­nes, aco­tó el portavoz.

Sin embar­go, con­ti­nuó, el artícu­lo es, de hecho, una auto­con­fe­sión de Esta­dos Uni­dos que crea divi­sio­nes y enfren­ta­mien­tos en las Nacio­nes Uni­das, y un diag­nós­ti­co de que la polí­ti­ca exte­rior de Washing­ton está gra­ve­men­te enfer­ma, según el portavoz.

Chi­na es una fuer­za de paz, jus­ti­cia y pro­gre­so en la que se pue­de con­fiar. El apo­yo de Chi­na a las Nacio­nes Uni­das res­pon­de a las aspi­ra­cio­nes com­par­ti­das de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal y sir­ve a los intere­ses comu­nes de todos los paí­ses, agre­gó el fun­cio­na­rio chino.

El por­ta­voz con­ti­nuó dicien­do que como miem­bro per­ma­nen­te del Con­se­jo de Segu­ri­dad y el segun­do mayor con­tri­bu­yen­te al pre­su­pues­to regu­lar de la ONU, Chi­na es un fir­me par­ti­da­rio de las Nacio­nes Uni­das y un fir­me defen­sor de la equi­dad y la jus­ti­cia internacionales.

Los valo­res y pro­pues­tas defen­di­dos por Chi­na en las Nacio­nes Uni­das son con­sis­ten­tes con el pro­pó­si­to y los prin­ci­pios de la Car­ta de la ONU. La polí­ti­ca exte­rior de Chi­na siem­pre está en el lado correc­to de la his­to­ria y en línea con la ten­den­cia de los tiem­pos y la volun­tad de la inmen­sa mayo­ría de los paí­ses, recordó.

El por­ta­voz puso en con­tras­te que Esta­dos Uni­dos, por otro lado, se ha ais­la­do. Sus actos uni­la­te­ra­les de abu­so han sido recha­za­dos por la comu­ni­dad internacional.

Chi­na par­ti­ci­pa acti­va­men­te en la labor de las Nacio­nes Uni­das en todos los cam­pos. La par­ti­ci­pa­ción de Chi­na en la ges­tión de la ONU y el cum­pli­mien­to de sus debi­das res­pon­sa­bi­li­da­des y obli­ga­cio­nes cum­ple ple­na­men­te con las regu­la­cio­nes y pro­ce­di­mien­tos per­ti­nen­tes de la ONU, abundó.

Expli­có que el per­so­nal inter­na­cio­nal de Chi­na es una par­te inte­gral del equi­po de la ONU. Estos hom­bres y muje­res que tra­ba­jan ardua­men­te para for­ta­le­cer el mul­ti­la­te­ra­lis­mo y las Nacio­nes Uni­das mere­cen ser respetados.

Las acu­sa­cio­nes de Craft con­tra la inte­gri­dad del per­so­nal inter­na­cio­nal de Chi­na son polí­ti­ca­men­te par­cia­les y com­ple­ta­men­te infun­da­das, subrayó.

El sis­te­ma de la ONU cuen­ta actual­men­te con 2.531 tra­ba­ja­do­res de Esta­dos Uni­dos, inclui­dos 19 a nivel de sub­se­cre­ta­rio gene­ral y asis­ten­tes del secre­ta­rio de gene­ral, más que cual­quier otro Esta­do miem­bro y superan­do con cre­ces a Chi­na. Según la lógi­ca de Craft, la inte­gri­dad del per­so­nal esta­dou­ni­den­se qui­zás debe­ría cues­tio­nar­se, dijo el portavoz.

Washing­ton, al ata­car fre­né­ti­ca­men­te a otros paí­ses, no resol­ve­rá nin­guno de sus pro­ble­mas, ni se hará gran­de. Cada vez más paí­ses ale­gan que Esta­dos Uni­dos es el mayor albo­ro­ta­dor del mun­do. Sigue reti­rán­do­se de los tra­ta­dos y orga­ni­za­cio­nes inter­na­cio­na­les y hace un uso selec­ti­vo de los orga­nis­mos inter­na­cio­na­les para mon­tar su espec­tácu­lo polí­ti­co y ser­vir al pro­pó­si­to de su polí­ti­ca nacio­nal, aseveró.

En el siglo XXI, el mun­do no nece­si­ta una gue­rra fría, sino coope­ra­ción. En medio de la pan­de­mia de la COVID-19, las Nacio­nes Uni­das no nece­si­tan con­fron­ta­ción, sino soli­da­ri­dad. Ins­ta­mos a cier­tos polí­ti­cos esta­dou­ni­den­ses a que se des­pier­ten y corri­jan su cur­so, con­clu­yó el portavoz.

Fuen­te: Telesur

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *