Bra­sil. Sus­pen­die­ron al sena­dor bra­si­le­ño inves­ti­ga­do por des­vío de fondos

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 21 de octu­bre de 2020.

Chi­co Rodri­gues, legis­la­dor del par­ti­do Demó­cra­tas y gran alia­do de Bol­so­na­ro renun­ció ade­más a su par­ti­ci­pa­ción en el Con­se­jo de Éti­ca del Sena­do. La poli­cía fede­ral lo está inda­gan­do por des­vío de fon­dos des­ti­na­dos a com­ba­tir al coronavirus.

Chi­co Rodri­gues, alia­do y ami­go per­so­nal de Jair Bol­so­na­ro, renun­ció a su par­ti­ci­pa­ción en el Con­se­jo de Éti­ca del Sena­do y fue sus­pen­di­do por 121 días lue­go de que la poli­cía alla­na­ra su casa y encon­tra­ra dine­ro pre­sun­ta­men­te ilí­ci­to en el mar­co de una inves­ti­ga­ción por des­vío de fon­dos. La poli­cía fede­ral bra­si­le­ña inda­gó este mar­tes a Rodri­gues como par­te de una pes­qui­sa por supues­ta mal­ver­sa­ción de fon­dos des­ti­na­dos al com­ba­te del coro­na­vi­rus. Iró­ni­ca­men­te, Rodri­gues es miem­bro de una comi­sión con­jun­ta del Sena­do encar­ga­da de imple­men­tar el pre­su­pues­to para con­tro­lar a la nue­va pan­de­mia, que sigue hacien­do estra­gos en el país sudamericano.

Sena­dor por el esta­do de Rorai­ma, Rodri­gues dijo que duran­te su licen­cia de cua­tro meses se dedi­ca­rá «exclu­si­va­men­te» a pre­pa­rar su defen­sa. El pri­mer suplen­te es uno de sus hijos, Pedro Arthur, que tie­ne trein­ta días para acep­tar el car­go. «Mi hogar fue inva­di­do por haber hecho mi tra­ba­jo como legis­la­dor, obte­ner recur­sos para el Esta­do para com­ba­tir la covid-19», había ase­gu­ra­do Rodri­gues en un comu­ni­ca­do horas des­pués del alla­na­mien­to que lo tie­ne con­tra las cuer­das. «Creo en la jus­ti­cia y demos­tra­ré que no ten­go nada que ver con nin­gún acto ilí­ci­to», agregó.

En tan­to, el pre­si­den­te Jair Bol­so­na­ro dijo que «patea­ría en el cue­llo» a cual­quier miem­bro de su gobierno al que se le detec­ten actos de corrup­ción. «Lamen­to el des­vío de recur­sos por­que cuan­do se des­vía dine­ro de la salud per­so­nas mue­ren», ase­gu­ró en un encuen­tro con mili­tan­tes en la puer­ta del Pala­cio de la Alvo­ra­da. «Esta­mos com­ba­tien­do la corrup­ción, sin impor­tar de quién se tra­te», dijo Bol­so­na­ro cuan­do se le pre­gun­tó sobre el caso de Rodri­gues y agre­gó que la inves­ti­ga­ción es moti­vo de orgu­llo para el gobierno.

Pero el archi­vo con­de­na al pre­si­den­te bra­si­le­ño, quien había gra­ba­do recien­te­men­te un video jun­to a Rodri­gues dicien­do que su rela­ción con él era «casi una unión esta­ble». Como prue­ba de esa unión, el sena­dor lle­gó a con­tra­tar como emplea­do par­la­men­ta­rio en su des­pa­cho a Leo­nar­do de Jesus, pri­mo de los hijos del presidente.

El ope­ra­ti­vo por el cual Rodri­gues está sien­do inda­ga­do fue orde­na­do por el juez de la Cor­te Supre­ma Rober­to Barro­so a pedi­do de la Con­tro­la­du­ría Gene­ral de la Unión, que inves­ti­ga frau­de en una par­ti­da pre­su­pues­ta­ria des­ti­na­da al sis­te­ma de salud y otor­ga­da al man­da­to del sena­dor. Al alla­nar el domi­ci­lio de Rodri­gues en la ciu­dad de Boa Vis­ta, capi­tal del esta­do fron­te­ri­zo con Vene­zue­la, se encon­tra­ron unos 30 mil reales (equi­va­len­te a 6 mil dóla­res) den­tro de su ropa interior.

Fuen­te: Pági­na 12

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *