Ara­bia Sau­dí. Novia de Khashog­gi pre­sen­ta denun­cia con­tra prín­ci­pe here­de­ro saudí

Resu­men Medio Orien­te, 20 de octu­bre de 2020-.

La novia de Jamal Khashog­gi ha pre­sen­ta­do una denun­cia ofi­cial con­tra el prín­ci­pe here­de­ro sau­dí y otros agen­tes invo­lu­cra­dos en su bru­tal asesinato.

Hati­ce Cen­giz, la pro­me­ti­da tur­ca del perio­dis­ta sau­dí Jamal Khashog­gi, ha pre­sen­ta­do este mar­tes una deman­da en un juz­ga­do fede­ral de Washing­ton D.C., capi­tal de EE.UU., con­tra el prín­ci­pe here­de­ro sau­dí, Moha­med bin Sal­man, y casi dos dece­nas de per­so­nas supues­ta­men­te invo­lu­cra­das en el hórri­do cri­men per­pe­tra­do el 2 de octu­bre de 2018.

La denun­cia de 61 pági­nas acu­sa espe­cial­men­te a Bin Sal­man de orde­nar el ase­si­na­to de Khashog­gi para “silen­ciar per­ma­nen­te­men­te” su lucha por una refor­ma demo­crá­ti­ca del mun­do árabe.

Veían las accio­nes de Khashog­gi como una ame­na­za exis­ten­cial a sus intere­ses pecu­nia­rios y otros, por lo que cons­pi­ra­ron para come­ter los actos atro­ces”, dice la deman­da. Tam­bién se men­cio­na que el perio­dis­ta “fue tor­tu­ra­do, ase­si­na­do y desmembrado”.

Khashog­gi, pro­mi­nen­te colum­nis­ta del dia­rio nor­te­ame­ri­cano The Washing­ton Post (WP) auto­exi­lia­do en Esta­dos Uni­dos y pro­fun­da­men­te crí­ti­co con la polí­ti­ca del régi­men de Riad, fue dego­lla­do de mane­ra bru­tal en el con­su­la­do sau­dí en la ciu­dad tur­ca de Estambul.

Cen­giz afir­ma que los miem­bros de la emba­ja­da sau­dí en Washing­ton “atra­je­ron” al perio­dis­ta al con­su­la­do sau­dí en Tur­quía “median­te un ardid (según el cual) era el úni­co lugar en el que podría obte­ner el docu­men­to que precisaba”.

Esta fal­sa orien­ta­ción ocu­rrió en Esta­dos Uni­dos y es par­te de una cons­pi­ra­ción mayor des­ti­na­da a tener impac­to direc­to en las acti­vi­da­des polí­ti­cas de Khashog­gi en Esta­dos Uni­dos”, dice la denun­cia, que tam­bién apun­ta a muchos miem­bros del “círcu­lo más cer­cano” del prín­ci­pe here­de­ro sau­dí, como a su excon­se­je­ro Saud al-Qah­ta­ni y al gene­ral Ahmed al-Asir, exsub­je­fe de inte­li­gen­cia saudí.

Las auto­ri­da­des sau­díes, tras reite­ra­das nega­ti­vas, se vie­ron obli­ga­das a admi­tir el ase­si­na­to del perio­dis­ta, pero insi­nua­ron que fue obra de algu­nos de los ase­so­res de Bin Sal­man, aun­que las evi­den­cias seña­lan que él mis­mo lo orde­nó. Nun­ca se lle­gó a incri­mi­nar al prín­ci­pe heredero.

Un tri­bu­nal de Ara­bia Sau­dí con­de­nó el pasa­do 7 de sep­tiem­bre a ocho per­so­nas a penas de cár­cel por el ase­si­na­to de Khashog­gi, redu­cien­do así la pena de muer­te dic­ta­da en diciem­bre de 2019 con­tra cin­co de ellas.

El fallo de la cor­te sau­dí pro­vo­có el recha­zo inme­dia­to de la Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das (ONU), que cali­fi­có de “paro­dia” dicho vere­dic­to. Tur­quía tam­bién que denun­ció que el fallo dic­ta­do por Riad con­tra los auto­res del ase­si­na­to de Khashog­gi “no cum­plía las expec­ta­ti­vas” del país ni de la comu­ni­dad internacional.

Fuen­te: HispanTV 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *