Migran­tes. Ser­gio Rodri­go: «El Esta­do espa­ñol y la Unión Euro­pea han exter­na­li­za­do los dere­chos humanos»

Por Dani Domín­guez. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 15 de octu­bre de 2020.

El perio­dis­ta espe­cia­li­za­do en migra­cio­nes expli­ca los obje­ti­vos del docu­men­tal Para­le­lo 35º50

«¿Qué ocu­rre cuan­do no sabe­mos qué pasa en el Medi­te­rrá­neo? ¿Cuán­tas vidas se han res­ca­ta­do en la Fron­te­ra Sur y cuán­tas no? ¿Quié­nes res­ca­tan y por qué han deja­do de hacer­lo?». Las pre­gun­tas en torno a la migra­ción son muchas y se repi­ten de for­ma con­ti­nua. En la mayo­ría de las oca­sio­nes no obte­ne­mos respuesta.

Aca­bar con la opa­ci­dad en torno a este asun­to es uno de los obje­ti­vos del docu­men­tal Para­le­lo 35º50, de Entre­Fron­te­ras, una pro­duc­to­ra social com­pues­ta por pro­fe­sio­na­les de la comu­ni­ca­ción que ha pues­to en mar­cha una cam­pa­ña de micro­me­ce­naz­go. La can­ti­dad míni­ma para lograr­lo son 7.000 euros. Ser­gio Rodri­go, perio­dis­ta espe­cia­li­za­do en migra­cio­nes y coor­di­na­dor de la pro­duc­to­ra, expli­ca el pro­yec­to a La Marea.

¿Por qué las coor­de­na­das del para­le­lo 35º50? ¿Qué suce­de en ellas?

Des­de hace más de 10 años tra­ba­ja­mos en la Fron­te­ra Sur y siem­pre lo había­mos vis­to: las vallas de Ceu­ta y Meli­lla, las per­so­nas que lle­ga­ban a los puer­tos, las fotos y vídeos de los tri­pu­lan­tes de sal­va­men­to. En 2018, con la lle­ga­da del PSOE al Gobierno y el cam­bio de polí­ti­ca migra­to­ria, con­lle­vó a un apa­gón infor­ma­ti­vo que traía con­si­go un silen­cio en la fron­te­ra. Tra­ta­mos de des­blo­quear­lo por todos los medios has­ta que un día nues­tras fuen­tes nos envia­ron los pri­me­ros audios. Ahí comen­zó una inves­ti­ga­ción de año y medio que ha con­clui­do con el resul­ta­do de que Espa­ña solo res­ca­ta has­ta el para­le­lo 35º 50, aun­que per­so­nas en ries­go sobre una bal­sa pue­dan estar a pocas millas de los buques espa­ño­les. Unas accio­nes cali­fi­ca­das como malas prác­ti­cas y que podrían cons­ti­tuir casos de vio­la­ción del dere­cho marí­ti­mo, según las fuen­tes con­sul­ta­das por nues­tro equipo.

Esos audios iné­di­tos los reci­ben uste­des en el verano de 2019 y decís que nin­gún medio los qui­so publi­car. ¿Por qué? ¿Qué se escu­cha en esas grabaciones?

El con­te­ni­do de estos audios, que verán la luz si sale ade­lan­te nues­tra cam­pa­ña de crowd­fun­ding, con­clu­ye con tres casos: que el Para­le­lo 35º50 es la nue­va fron­te­ra que sepa­ra a Espa­ña de Marrue­cos en el Mar de Albo­rán; que Marrue­cos es socio pre­fe­ren­te para el res­ca­te de per­so­nas migran­tes, y en el últi­mo año, según Rabat, Marrue­cos ha inter­cep­ta­do más bal­sas que Sal­va­men­to Marítimo.

Sobre la publi­ca­ción en los medios, real­men­te fue un pro­ble­ma más de for­ma­tos que de con­te­ni­dos. Es cier­to que noso­tros que­ría­mos un docu­men­tal, un tra­ba­jo audio­vi­sual diri­gi­do por nues­tro equi­po y eso fue muy difí­cil de lidiar con las empre­sas infor­ma­ti­vas, por lo que ini­cia­mos una aven­tu­ra colectiva.

Han lan­za­do un crowd­fun­ding para ela­bo­rar un docu­men­tal. ¿Qué van a con­tar en él? ¿Es posi­ble des­ve­lar infor­ma­ción en un ámbi­to tan hermético?

Que­re­mos hacer un docu­men­tal de cine don­de nues­tra línea de inves­ti­ga­ción –los audios fil­tra­dos– sea la con­duc­to­ra de las his­to­rias. Per­so­nas, con nom­bre y ape­lli­dos que han sufri­do las polí­ti­cas migra­to­rias tras la ins­tau­ra­ción del Man­do Úni­co en la Fron­te­ra Sur. No quie­ro des­ve­lar mucho, pero tene­mos a gen­te que sal­vó miles de vidas y que debe­ría estar con­de­co­ra­da, no des­pe­di­da o rele­ga­da. Tene­mos gen­te que tuvo que ser res­ca­ta­da y no devuel­ta a Marrue­cos en el para­le­lo 35º50N. Eso es lo que vamos a con­tar, y para ello que­re­mos que nues­tros pro­duc­to­res sean las per­so­nas que defien­den los dere­chos, pero sobre todo que defien­den la vida en el mar.

¿Qué par­te del ice­berg del con­trol migra­to­rio está escon­di­do? ¿Espa­ña par­ti­ci­pa de esta ocul­ta­ción de información?

Están ocul­tos dos aspec­tos; pri­me­ro la vul­ne­ra­ción de los tra­ta­dos inter­na­cio­na­les sobre el mar, y, segun­do, la indus­tria fron­te­ri­za, un pelo­ta­zo al más puro esti­lo inmo­bi­lia­rio. Espa­ña no solo par­ti­ci­pa sino que ha orde­na­do el silen­cio; si visi­tas la cuen­ta de Twit­ter de Sal­va­men­to Marí­ti­mo verás que has­ta fina­les de 2018 publi­ca­ba men­sa­jes de su tra­ba­jo en el mar, una herra­mien­ta de trans­pa­ren­cia, pero con la lle­ga­da del PSOE tras la moción de cen­su­ra, Sal­va­men­to pare­ce que solo remol­ca bar­cos cuan­do su acti­vi­dad es con­ti­nua en nues­tra fron­te­ra y aho­ra lo con­tro­lan altos man­dos militares.

¿Ha cam­bia­do algo tras la coa­li­ción del PSOE con Uni­das Podemos?

La nue­va polí­ti­ca migra­to­ria lle­gó con el pri­mer gobierno de Pedro Sán­chez y al cons­ti­tuir­se la coa­li­ción no ha cam­bia­do nada, pero nada. Los tra­ba­ja­do­res de Sal­va­men­to siguen mos­tran­do su males­tar y el Man­do Úni­co en la fron­te­ra Sur sigue acti­vo y con­tro­lan­do des­de un áti­co miran­do al Medi­te­rrá­neo todo lo que ocu­rre en nues­tra frontera

Des­de 2015, la cri­sis migra­to­ria se ha agra­va­do. ¿Cuál es la situa­ción migra­to­ria actual? ¿Dedi­can los medios de comu­ni­ca­ción sufi­cien­te espa­cio a cubrir este tipo de información?

Des­de 2015 han muer­to casi 20.000 per­so­nas tra­tan­do de migrar a Euro­pa; la cifra es escan­da­lo­sa, pero, pese a las cifras de la ver­güen­za, las auto­ri­da­des no ven como alter­na­ti­va a las vías irre­gu­la­res –más peli­gro­sas– bus­car vías segu­ras que garan­ti­cen la vida. El nue­vo pac­to migra­to­rio de la Unión Euro­pea es todo un desa­fío para los dere­chos huma­nos, pero pare­ce que las fran­qui­cias anti­mi­gra­to­rias de la ultra­de­re­cha ganan posi­cio­nes fren­te a los que piden refor­mar el esta­tu­to de refu­gia­dos para garan­ti­zar el asi­lo a las per­so­nas que sufren, entre muchas cosas, el expo­lio con­ti­nuo de Europa.

¿Cuál es el papel de Marrue­cos en todo esto? El Con­se­jo Euro­peo se jac­ta de las inver­sio­nes rea­li­za­das por la UE «en estre­cha aso­cia­ción con Marrue­cos, para con­tri­buir a refor­zar los con­tro­les de sus fron­te­ras y luchar con­tra el trá­fi­co de migran­tes». Pero uste­des denun­cian que este tipo de acuer­dos son un agu­je­ro para los dere­chos huma­nos. ¿Por qué?

Marrue­cos es una de las peo­res dic­ta­du­ras de Áfri­ca, solo hay que ver cómo sigue some­tien­do al pue­blo ori­gi­na­rio del Sáha­ra Occi­den­tal. Pero no lo digo yo, lo dicen dece­nas de orga­ni­za­cio­nes inter­na­cio­na­les que han denun­cia­do la vul­ne­ra­ción de los dere­chos de las per­so­nas migran­tes. Des­de tor­tu­ras, depor­ta­cio­nes ile­ga­les, deten­cio­nes irre­gu­la­res, persecución…

Marrue­cos some­te a la pobla­ción migran­te, prin­ci­pal­men­te negra, a con­di­cio­nes de vida extre­ma en su tra­ve­sía a Euro­pa. Marrue­cos reci­be cien­tos de millo­nes de las auto­ri­da­des euro­peas para hacer fren­te al con­trol fron­te­ri­zo, pero tam­bién lo usa de chan­ta­je para sus rela­cio­nes bila­te­ra­les. Des­de 2019, Marrue­cos ya res­ca­ta a más inmi­gran­tes que Espa­ña; Rabat dice que auxi­lió a 19.554 per­so­nas en el mar fren­te a las 17.688 que soco­rrió Espa­ña ese mis­mo año. La exter­na­li­za­ción de las fron­te­ras de Euro­pa fun­cio­na, ocu­rrió en Tur­quía, y aho­ra en la Fron­te­ra Sur, pero para ello el Esta­do espa­ñol y la Unión Euro­pea han teni­do que exter­na­li­zar tam­bién los dere­chos huma­nos. Le han deja­do el tra­ba­jo sucio a una dic­ta­du­ra atroz que cuen­ta con cien­tos de des­apa­re­ci­dos y pre­sos polí­ti­cos. Ese es el socio de Europa.

Pare­ce que Euro­pa está apli­can­do las rece­tas de la extre­ma dere­cha. ¿Cree que es así?

Cla­ro, las rece­tas son las exi­gi­das por la ultra­de­re­cha. Espa­ña expul­sa, devuel­ve y finan­cia a otros Esta­dos para redu­cir la lle­ga­da de per­so­nas por vías irre­gu­la­res. Lo que pedía [Mari­ne] Le Pen, lo que pedía [Vik­tor] Orban… Pero al igual que la extre­ma dere­cha, los Esta­dos de la Unión Euro­pa, cuan­do lle­gan la cam­pa­ña de la fre­sa, acei­tu­na, man­za­nas o toma­tes, sí quie­ren mano de obra, pero no se atre­ven a regu­la­ri­zar, no se atre­ven a crear cana­les segu­ros… No se atre­ven por­que el dis­cur­so anti­mi­gra­to­rio y racis­ta está en nues­tras socie­da­des por cul­pa de la ultra­de­re­cha. Por eso no hay vías regulares.

Te cuen­to algo: de las miles de his­to­rias que hemos vivi­do en la Fron­te­ra Sur han pasa­do per­so­nas que huían por per­se­cu­ción, gue­rra, pobre­za, bus­can­do empleo… Pero hay otra reali­dad, per­so­nas que quie­ren venir a una boda o a cono­cer a sus sobri­nos y esos tam­po­co pue­den tomar un avión, no pue­den usar vía regu­la­res por­que el sis­te­ma se lo impi­de. Aho­ra, si te com­pras una casa de más de 500.000 euros, ten­drás un Visa Gold.

Fuen­te: La Marea, Kao­sen­la­red.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *