Eus­kal Herria. La pre­sa polí­ti­ca vas­ca Mari­sol Ipa­rra­gi­rre recha­zó acu­sa­ción que la con­de­na­ría a otros 71 años de cárcel

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 15 de octu­bre de 2020

Ipa­rra­gi­rre ins­ta a «no cerrar la puer­ta» a una reso­lu­ción real en otro jui­cio con­tra ella en Madrid

La pre­sa vas­ca Mari­xol Ipa­rra­gi­rre ha recha­za­do la acu­sa­ción en un nue­vo jui­cio en su con­tra en la Audien­cia Nacio­nal tras la entre­ga por el Esta­do fran­cés el pasa­do año. Y ha rei­vin­di­ca­do una reso­lu­ción del con­flic­to jus­ta, sin «cerrar la puer­ta en fal­so» como tras la gue­rra de 1936. 

Mari­xol Ipa­rra­gi­rre ha nega­do en el jui­cio lle­va­do a cabo este miér­co­les en Madrid que fue­ra la res­pon­sa­ble de coman­dos lega­les de ETA, por lo que la Fis­ca­lía le recla­ma 71 años de cár­cel alu­dien­do a un aten­ta­do con­tra un cuar­tel en Ovie­do en 1997.

Esta vis­ta suce­de a la rea­li­za­da en julio, tras la que se le impu­so ya una con­de­na de 122 años. Y da con­ti­nui­dad a una per­se­cu­ción reac­ti­va­da tras cum­plir la pena impues­ta en el Esta­do fran­cés, que se pro­lon­gó quin­ce años y con­clu­yó con su entre­ga a Madrid. Ipa­rra­gi­rre lle­va ya 39 años fue­ra de casa.

La ini­cia­ti­va Mari­xol Aska­tu ha remar­ca­do con ante­rio­ri­dad su impul­so al pro­ce­so de reso­lu­ción, cons­ta­ta­do en hechos como que fue quien dio lec­tu­ra a la decla­ra­ción del final de ciclo de ETA des­de su cel­da. Y en esta vis­ta oral Ipa­rra­gi­rre tam­bién ha que­ri­do hacer apo­lo­gía de la solu­ción, en el turno de últi­ma palabra.

«Cuan­do conoz­co por la pren­sa que soy ‘Anbo­to’ y que soy la res­pon­sa­ble de los coman­dos lega­les, lo que no me espe­ra­ba era que vein­ti­cin­co años más tar­de esta­ría en este tri­bu­nal inten­tan­do defen­der­me», ha reco­no­ci­do Ipa­rra­gi­rre echan­do la vis­ta atrás.

Ha recor­da­do al res­pec­to que «todas estas revis­tas y todos estos perió­di­cos espa­ño­les que han publi­ca­do sin parar noti­cias sobre ETA en cuan­to había una deten­ción al poco tiem­po saca­ban un nue­vo orga­ni­gra­ma». Y ha denun­cia­do el «ensa­ña­mien­to de géne­ro» que a su jui­cio ha sufri­do por ser mujer con titu­la­res para refe­rir­se a ella como «la dama de la muerte».

«No nie­go el dolor que hemos sufri­do y hemos causado»

«Lle­vo die­ci­séis años en la cár­cel, se me con­de­nó por per­te­ne­cer a ETA a vein­te años y des­pués de cum­plir mi con­de­na se me ha traí­do a Espa­ña en base a euro­ór­de­nes y aquí estoy en Soto, en ais­la­mien­to, en la mis­ma situa­ción que mis com­pa­ñe­ros estu­vie­ron hace trein­ta años. ¿Qué hemos ade­lan­ta­do?», ha pre­gun­ta­do al tribunal.

Mari­xol Ipa­rra­gui­rre ha recor­da­do: «ETA decla­ró el alto el fue­go hace ya casi diez años y se ha disuel­to. Y el Colec­ti­vo de Pre­sos hizo su refle­xión para acep­tar la lega­li­dad de la cár­cel y demos­trar que no somos noso­tros los que pone­mos impe­di­men­tos a que esto ten­ga una solu­ción dialogada».

Ipa­rra­gui­rre ha alu­di­do a las decla­ra­cio­nes impues­tas por tor­tu­ra que desem­bo­can en encar­ce­la­mien­tos y ha aña­di­do: «No pido res­pon­sa­bles y no nie­go el dolor que hemos sufri­do y que hemos cau­sa­do. Lo que quie­ro es que nos sen­te­mos, que no cerre­mos otra vez una puer­ta en fal­so como se hizo des­pués de la Gue­rra Civil. Yo quie­ro que hable­mos de por qué ha pasa­do, que todo el mun­do pue­da hablar y decir lo que ha vivi­do y nos sen­te­mos y pon­ga­mos unos mínimos».

fuen­te: Naiz

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *