Esta­dos Uni­dos. Los gobier­nos les están fallan­do a lxs estu­dian­tes afro­des­cen­dien­tes y lxs raperxs están toman­do el relevo

Por Chan­té Joseph, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 15 de octu­bre de 2020.

Esta sema­na, la rape­ra esta­dou­ni­den­se Megan Thee Sta­llion lan­zó la beca Don’t Stop en aso­cia­ción con Ama­zon Music, otor­gan­do a muje­res $ 10,000 cada una para estu­diar una carre­ra. Esto se pro­du­jo el día des­pués de que el rape­ro Tra­vis Scott anun­cia­ra en Twit­ter que paga­ría los pri­me­ros semes­tres de cin­co estu­dian­tes en una HBCU (his­tó­ri­ca­men­te, un cole­gio o uni­ver­si­dad para negros en los EE. Kan­ye West esta­ble­ció recien­te­men­te un fon­do uni­ver­si­ta­rio para la hija de Geor­ge Floyd y, en 2017, otro hijo de Chica­go, Chan­ce the Rap­per, donó 2,2 millo­nes de dóla­res a las escue­las de la ciudad.

Más cer­ca de casa, ade­más de finan­ciar dos becas para estu­dian­tes negros bri­tá­ni­cos en la Uni­ver­si­dad de Cam­brid­ge, Stormzy lan­zó su fon­do de £ 10 millo­nes para cau­sas negras bri­tá­ni­cas . Entre los bene­fi­cia­rios has­ta aho­ra se encuen­tra la Black Heart Foun­da­tion , que reci­bió £ 500,000 para apo­yar a 50 estu­dian­tes. “La incó­mo­da ver­dad que nues­tro país no reco­no­ce y admi­te con­ti­nua­men­te es que la gen­te negra en el Rei­no Uni­do ha esta­do en cons­tan­te des­ven­ta­ja en todos los aspec­tos de la vida, sim­ple­men­te debi­do al color de nues­tra piel”, dijo.

En 2017, los rape­ros de Lon­dres Krept y Konan lan­za­ron la Posi­ti­ve Direc­tion Foun­da­tion, un pro­gra­ma con sede en Harris Aca­demy en South Nor­wood que brin­da a los estu­dian­tes de secun­da­ria acce­so a talle­res rela­cio­na­dos con la músi­ca. “Se basa com­ple­ta­men­te en nues­tras pro­pias expe­rien­cias como niños jóve­nes de cla­se tra­ba­ja­do­ra que cre­cie­ron en el sur de Lon­dres”, dijo Konan a GRM Daily .

La rápi­da suce­sión de estos anun­cios te hace pre­gun­tar­te por qué esto se está vol­vien­do tan común entre las cele­bri­da­des negras.

Los rape­ros de todo el mun­do, des­de Nip­sey Huss­le has­ta Nines , han esta­do dan­do desin­te­re­sa­da­men­te duran­te años; incrus­ta­do en la tra­di­ción del rap es un recha­zo a olvi­dar de dón­de vie­nes y per­mi­tir que tu comu­ni­dad cose­che los bene­fi­cios de tu éxi­to. Exis­te un enten­di­mien­to de que, aun­que no se pue­de per­do­nar, el racis­mo sis­té­mi­co y el cla­sis­mo impi­den el apo­yo ade­cua­do del esta­do y, como resul­ta­do, corres­pon­de a las comu­ni­da­des negras man­te­ner­se y man­te­ner­se a sí mis­mas. Y en el Rei­no Uni­do, la impla­ca­ble dure­za y el racis­mo del sis­te­ma edu­ca­ti­vo bri­tá­ni­co, que se mani­fies­ta en par­te como una exclu­sión des­pro­por­cio­na­da de los alum­nos negros, y la cruel­dad de cre­cer en la pobre­za han hecho nece­sa­ria esta filantropía.

Echando una mano ... Krept y Konan.

Echan­do una mano … Krept y Konan. Foto­gra­fía: Folle­to de rela­cio­nes públicas

El mes pasa­do, en un artícu­lo titu­la­do Cómo se cri­mi­na­li­za y exclu­ye a los jóve­nes negros de la cla­se tra­ba­ja­do­ra en el sis­te­ma esco­lar inglés: un estu­dio de caso de Lon­dres , el Ins­ti­tu­to de Rela­cio­nes Racia­les (IRR) deta­lló el ver­da­de­ro alcan­ce de la cri­mi­na­li­za­ción de los alum­nos negros de la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Los niños negros cari­be­ños tie­nen casi cua­tro veces más pro­ba­bi­li­da­des de reci­bir una exclu­sión per­ma­nen­te que la pobla­ción esco­lar en su con­jun­to, y los estu­dian­tes negros lue­go se ven atra­pa­dos en una tube­ría des­de las PRU (uni­da­des de refe­ren­cia de alum­nos) a las pri­sio­nes: en 2018, el 89% de los niños dete­ni­dos en Los cen­tros de deten­ción juve­nil infor­ma­ron de la exclu­sión de la escuela .

“En con­se­cuen­cia, ha sur­gi­do un sis­te­ma edu­ca­ti­vo de dos nive­les, con estu­dian­tes ‘mere­ce­do­res’ y aspi­ran­tes en el sec­tor aca­dé­mi­co y niños ‘indig­nos’ y alie­na­dos en los sec­to­res de PRU y AP [pro­vi­sión alter­na­ti­va]”, escri­bió la auto­ra del estu­dio IRR, Jes­si­ca Pere­ra. . Los alum­nos no exclui­dos por el sis­te­ma pue­den enfren­tar aco­so racial a tra­vés de las polí­ti­cas esco­la­res que con­tro­lan el cabe­llo y el len­gua­je, y una mayor vigi­lan­cia median­te la inti­mi­da­ción de los ofi­cia­les de poli­cía en el cam­pus. Muchos estu­dian­tes negros tam­bién se sien­ten des­ani­ma­dos por un plan de estu­dios que care­ce de diver­si­dad o reco­no­ce la his­to­ria bri­tá­ni­ca negra.

El sis­te­ma edu­ca­ti­vo es un micro­cos­mos de la cri­sis de la polí­ti­ca social glo­bal en gene­ral. La reduc­ción del esta­do de bien­es­tar en luga­res como el Rei­no Uni­do y los Esta­dos Uni­dos deja a las comu­ni­da­des negras y more­nas sin apo­yo y empo­bre­ci­das; la fal­ta de inver­sión en salud públi­ca y edu­ca­ción per­ju­di­ca a las comu­ni­da­des más pobres que depen­den de esos servicios.

Como resul­ta­do de la subin­ver­sión cró­ni­ca en ser­vi­cios públi­cos, pues­ta al des­cu­bier­to por la pan­de­mia actual, más per­so­nas recu­rren a las pla­ta­for­mas de finan­cia­ción colec­ti­va para recau­dar fon­dos para sus nece­si­da­des esen­cia­les. Entre mar­zo y julio de este año, hubo un aumen­to del 75% en los esque­mas de GoFund­Me por cau­sas indi­vi­dua­les en com­pa­ra­ción con el año pasa­do; a menu­do encuen­tras un enla­ce a un enla­ce de finan­cia­ción colec­ti­va per­so­nal deba­jo del tweet viral de alguien. Estas pági­nas de finan­cia­ción colec­ti­va se basan en la ampli­fi­ca­ción de las redes socia­les y las cele­bri­da­des para ase­gu­rar los ser­vi­cios que el esta­do debe­ría prestar.

Los de la dere­cha argu­men­tan que la pobre­za debe ali­viar­se median­te los nego­cios y el tra­ba­jo duro. Sin embar­go, el Tele­graph infor­mó que casi dos ter­cios de los empre­sa­rios negros y asiá­ti­cos de Gran Bre­ta­ña se sen­tían inca­pa­ces de obte­ner el apo­yo del gobierno al comien­zo de las medi­das del coro­na­vi­rus; la pan­de­mia ha afec­ta­do de mane­ra des­pro­por­cio­na­da a las empre­sas afro­ame­ri­ca­nas y asiá­ti­cas y, una vez más, ha recaí­do en los cam­peo­nes comu­ni­ta­rios la gene­ra­ción de ayuda.

Beyoncé, que apoya a las empresas negras a través de su organización BeyGood.

Beyon­cé, que apo­ya a las empre­sas negras a tra­vés de su orga­ni­za­ción Bey­Good. Foto­gra­fía: PR

En los EE. UU., La orga­ni­za­ción Bey­Good de Beyon­cé lan­zó un fon­do de impac­to empre­sa­rial negro para «pro­por­cio­nar un sal­va­vi­das para las peque­ñas empre­sas en el epi­cen­tro de las pan­de­mias dua­les». Bey­Good está rega­lan­do $ 10,000 cada mes has­ta fines de 2020 a peque­ñas empre­sas de pro­pie­dad negra. En el Rei­no Uni­do, el Black Pound Day lan­za­do por Swiss, miem­bro del gru­po de gara­je So Solid Crew, que enca­be­za las lis­tas de éxi­tos en el Rei­no Uni­do, ha alen­ta­do a las per­so­nas a com­prar a empre­sas pro­pie­dad de negros que han lucha­do no solo por el virus, sino tam­bién por los desa­fíos adi­cio­na­les que con­lle­va ser una empre­sa de pro­pie­dad de negros, con res­pec­to al apo­yo ban­ca­rio y gubernamental.

En el Rei­no Uni­do y los EE. UU., La his­to­ria es muy pare­ci­da: el gobierno nos per­mi­te des­li­zar­nos hacia un mode­lo de cari­dad de la era vic­to­ria­na hacien­do el tra­ba­jo del esta­do, con el bien­es­tar de la comu­ni­dad negra des­can­san­do en indi­vi­duos ricos que lle­van la peso de las fallas del gobierno de una mane­ra que las cele­bri­da­des blan­cas no tie­nen por qué. Las cele­bri­da­des blan­cas pue­den ele­gir las cau­sas del bien­es­tar sin tener que abor­dar la des­igual­dad sis­té­mi­ca, mien­tras que la cari­dad de los artis­tas negros siem­pre es polí­ti­ca y se tra­ta de lo colec­ti­vo más que de lo indi­vi­dual. De la mis­ma mane­ra que se espe­ra que las figu­ras negras sean por­ta­vo­ces de la comu­ni­dad en todos los temas, tam­bién se espe­ra que defien­dan per­so­nal­men­te nues­tras cau­sas, para que el esta­do pue­da seguir igno­rán­do­nos y descuidándonos.

Fuen­te: The Guar­dian

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *