Argen­ti­na. Car­ta abier­ta al Pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez de las y los Dele­ga­dos de la recu­pe­ra­ción de tie­rras de Guernica

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 de octu­bre de 2020.

Guer­ni­ca: Tie­rra para vivir-Ni des­alo­jo ni represión 

Guer­ni­ca, 14 de octu­bre de 2020

Al Pre­si­den­te de la Nación, Alber­to Fernández:

Noso­tres, dele­ga­das y dele­ga­dos de las fami­lias que habi­ta­mos la Recu­pe­ra­ción de Tie­rras de Guer­ni­ca, nos diri­gi­mos a Usted recla­man­do en for­ma urgen­te su inter­ven­ción res­pec­to de la situa­ción que atravesamos. 

Reto­ma­mos sus pala­bras en el pro­gra­ma “El Cohe­te a la Luna”, repro­du­ci­das en muchos medios de pren­sa: “No ava­lo la toma de tie­rras, pero el dere­cho penal no arre­gla un pro­ble­ma social acu­cian­te al que hay que dar­le res­pues­ta, con la urba­ni­za­ción de tie­rras fis­ca­les y la cons­truc­ción de vivien­das para esa gen­te. La res­pues­ta no es sacar­los a pala­zos con un juez y un poli­cía. Es un acto deses­pe­ra­do ante una socie­dad que no está dan­do res­pues­tas. — Des­de la ley de barrios cerra­dos de la dic­ta­du­ra, la úni­ca for­ma de acce­so a la tie­rra para los sec­to­res popu­la­res es la ocu­pa­ción. — Así nacie­ron todos los que lla­ma­mos barrios popu­la­res”.

Sin embar­go, las fami­lias que des­de el mes de julio acu­di­mos a recu­pe­rar el pre­dio que hoy habi­ta­mos, tene­mos sobre nues­tras cabe­zas y las de nues­tros hijos la deci­sión judi­cial de des­alo­jar­nos a par­tir del día 15 de octubre.

Somos fami­lias que hemos que­da­do sin tra­ba­jo duran­te la pan­de­mia, madres jefas de hogar sin ingre­so, algu­nas esca­pa­mos de situa­cio­nes de vio­len­cia familiar,muches tuvi­mos que ele­gir entre seguir pagan­do un alqui­ler o ali­men­tar a nues­tres hijes, otras está­ba­mos en situa­ción de calle o haci­na­des en vivien­das fami­lia­res. En estos meses hemos afron­ta­do frío, tor­men­tas, fal­ta de agua y hos­ti­ga­mien­to poli­cial. No hubié­ra­mos podi­do sopor­tar­lo sin la orga­ni­za­ción que nos dimos y la soli­da­ri­dad que nos ampa­ró, con ollas popu­la­res, pos­tas sanitarias,asesoramiento legal, dona­cio­nes de ropa y ali­men­tos, acti­vi­da­des recrea­ti­vas para nues­tres niñes. 

Hemos recu­pe­ra­do con medios más que esca­sos la prác­ti­ca acti­va de la orga­ni­za­ción soli­da­ria, de com­par­tir los ali­men­tos, de velar por la salud de nues­tres adul­tes mayo­res, de res­guar­dar de la vio­len­cia de géne­ro a muje­res, niñes y trans, de pen­sar cons­tan­te­men­te en no dejar a nadie atrás.

Hemos escu­cha­do a la Inten­den­ta Can­te­ros decir en la cara de fun­cio­na­rios pro­vin­cia­les que debe prio­ri­zar los 18 “Countrys” del Dis­tri­to, que quie­ren hacer can­chas de rugby y lagos arti­fi­cia­les para depor­tes náuticos. 

Hemos vis­to la nega­ti­va del Minis­tro de Desa­rro­llo de la Pcia de Bs.Airesa con­si­de­rar la pro­pues­ta de urba­ni­za­ción ela­bo­ra­da por la Comi­sión de Urba­nis­mo y pre­sen­ta­da al Gobierno pro­vin­cial; y tam­bién ante el Juez Mar­tín Riz­zo, inter­vi­nien­teen la cau­sa. Se tra­ta de una pro­pues­ta con­cre­ta que median­te el cum­pli­mien­to de la Ley14449 por la cual los Barrios cerra­dos deben ceder un 10 % de las tie­rras de los empren­di­mien­tos, y suman­do la dis­po­si­ción de otra par­te del pre­dio que se encuen­tran en esta­do de aban­dono, «terre­nos bal­díos», de las que nadie acre­di­ta feha­cien­te­men­te ser pro­pie­ta­rio, per­mi­ti­ría resol­ver la can­ti­dad de lotes nece­sa­ria ade­más de espa­cios ver­des, etc. 

Cuan­do a pocos días de la fecha ante­rior de des­alo­jo el Gober­na­dor anun­ció un plan de 91.000 lotes con ser­vi­cios, y otros fun­cio­na­rios soli­ci­ta­ron al juez una pró­rro­ga para dar lugar a Mesa de nego­cia­ción, pen­sa­mos que se acer­ca­ba una solu­ción, pero sólo reci­bi­mos “par­ches”, dila­cio­nes y nada con­cre­to para el pro­ble­ma de fon­do: sólo la pre­sión para aban­do­nar el pre­dio a cam­bio de pro­me­sas de «Solu­cio­nes den­tro de 6 meses”. 

El decre­to 3202020 toma en su fun­da­men­to pala­bras de la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia de la Nación expre­san­do que «acon­te­ci­mien­tos extra­or­di­na­rios jus­ti­fi­can reme­dios extra­or­di­na­rios», a fin de res­guar­dar el inte­rés públi­co y el dere­cho a la vivienda. 

Sr. Pre­si­den­te: si, como usted y otros fun­cio­na­rios decla­ran, el défi­cit de vivien­das es un pro­ble­ma de urgen­te reso­lu­ción en el que se com­pro­me­te el gobierno, ¿qué impi­de hacer­lo en este caso? Si, como usted dice, el défi­cit de vivien­da no se resuel­ve con poli­cías, ¿por qué no se soli­ci­ta al Juez dejar sin efec­to la orden de des­alo­jo, y avan­zar en solu­cio­nes con­cre­tas asig­nan­do ya mis­mo lotes a las fami­lias asen­ta­das en Guernica?

Si las ocu­pa­cio­nes son una res­pues­ta acu­cian­te al pro­ble­ma habi­ta­cio­nal que afec­ta a 4 millo­nes de fami­lias, enton­ces es cla­ro que es urgen­te un plan de entre­ga de tie­rras, vivien­da y urba­ni­za­ción para res­ti­tuir este derecho. 

i, como seña­la, des­de la dic­ta­du­ra no se encuen­tran posi­bi­li­da­des dis­tin­tas al acce­so a la tie­rra, ¿por qué debe­rían los sec­to­res más pos­ter­ga­dos encon­trar otra vía de acce­so a con­tra­rre­loj, en ple­na cri­sis mun­dial y en el con­tex­to excep­cio­nal de irrup­ción de una pandemia?

Otro barrio popu­lar está nacien­do Sr. Pre­si­den­te. Como his­tó­ri­ca­men­te lo hicie­ron, al calor de la soli­da­ri­dad de los pue­blos y arran­can­do un dere­cho que sis­te­má­ti­ca­men­te se niega. 

Lue­go de casi 3 meses sufrien­do el hos­ti­ga­mien­to poli­cial, ata­ques de pato­tas, la pre­sión del juez, y a menos de 24 horas de la fecha de des­alo­jo, el tiem­po exi­ge una acción urgen­te y en consecuencia.En fun­ción de lo expues­to soli­ci­ta­mos ten­ga a bien reci­bir­nos a la bre­ve­dad dada la urgen­cia que se impone. 

Dele­ga­dos y dele­ga­das de la recu­pe­ra­ción de tie­rras de Guernica

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *