Colom­bia: Las men­ti­ras de la Sena­do­ra Palo­ma Valen­cia (1ra Parte)

Por: Tony López R., Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de octu­bre 2020.

En un hecho sin pre­ce­den­te y enlo­dan­do con men­ti­ras al sena­do de la nación, en su con­di­ción de miem­bro de la Comi­sión Pri­me­ra, la sena­do­ra Palo­ma Valen­cia, for­mu­ló una muy gra­ve acu­sa­ción al seña­lar que el ex pre­si­den­te de Cuba y líder de la vic­to­rio­sa Revo­lu­ción Cuba­na, Coman­dan­te en Jefe, Fidel Cas­tro Ruz, fue el ins­ti­ga­dor del ase­si­na­to del pres­ti­gio­so líder antim­pe­ria­lis­ta y revo­lu­cio­na­rio colom­biano Jor­ge Elie­cer Gai­tán.
Estas acu­sa­cio­nes abso­lu­ta­men­te fal­sas y fabri­ca­das en la déca­da del 60 por el con­ser­va­dor perió­di­co El Siglo, bajo la direc­ción del reac­cio­na­rio Álva­ro Gómez, fue­ron total­men­te des­men­ti­das por la lucha­do­ra Glo­ria Gai­tán, hija del heroi­co líder revo­lu­cio­na­rio Jor­ge Elie­cer Gai­tán y apo­ya­da por datos, infor­ma­cio­nes pre­ci­sas y la que con moti­vo de esta nue­va fala­cia de la sena­do­ra Valen­cia, la Dra. Glo­ria Gai­tán Jara­mi­llo, haya pre­sen­ta­do una Car­ta Publi­ca ante la Fis­ca­lía Gene­ral de la Nación; la Juris­dic­ción Espe­cial de Paz ( JEP) y a la Comi­sión de la Ver­dad, con el obje­ti­vo de que se con­vo­que a una audien­cia para el escla­re­ci­mien­to de tan gra­ve acu­sa­ción.
Pre­ci­sa en su car­ta públi­ca que: “Por eso es impor­tan­te que, sin dila­ción algu­na aque­llas enti­da­des pre­si­di­das por uste­des, a las que le corres­pon­de este asun­to, citen a una audien­cia a la seño­ra Palo­ma Valen­cia, quien aca­ba de afir­mar en el Con­gre­so de la Repú­bli­ca que a mi padre lo ase­sino Fidel Castro”.

Y aña­de: “Por­que, de una u otra mane­ra, todos los colom­bia­nos somos víc­ti­mas, no solo de la vio­len­cia sino tam­bién de la men­ti­ra, el encu­bri­mien­to y el memo­ri­ci­dio para encu­brir a los cul­pa­bles, camino por el que jamás encon­tra­re­mos la paz que todos los colom­bia­nos mere­ce­mos”.
Glo­ria y la fami­lia Gai­tán y el pue­blo colom­biano son víc­ti­mas y exi­gen la ver­dad, así muy bien lo pide ella en su car­ta a las altas auto­ri­da­des: “El pue­blo colom­biano debe saber quién ase­si­nó a mi padre, Jor­ge Elié­cer Gai­tán, cuya muer­te par­tió en dos la his­to­ria de nues­tro país, lle­ván­do­nos al abis­mo de vio­len­cia y corrup­ción en que esta­mos. Mien­tras ese cri­men con­ti­núe sin acla­rar­se, como fru­to del pre­va­ri­ca­to que impe­ró en la inves­ti­ga­ción ini­cial, este mag­ni­ci­dio segui­rá car­co­mien­do nues­tra his­to­ria y el sub­cons­cien­te de los colom­bia­nos”
Resul­ta muy sos­pe­cho­sa que a estas altu­ras la cono­ci­da sena­do­ra Palo­ma Valen­cia, de una enfer­mi­za con­duc­ta anti­co­mu­nis­ta, saque a relu­cir la rela­ción de Fidel Cas­tro con el tema del ase­si­na­to de Gai­tán y que solo pue­de expli­car­se con el deli­be­ra­do y mal inten­cio­na­do obje­ti­vo de res­pon­sa­bi­li­zar a la izquier­da y a los comu­nis­tas de seme­jan­te acción y lle­var­lo al esce­na­rio polí­ti­co actual.
Se pro­du­ce esta acu­sa­ción a Fidel Cas­tro por la sena­do­ra y traí­do por los pelos, cuan­do un hecho inusual, extra­ño y sin pre­ce­den­te, los miem­bros de Secre­ta­ria­do de la anti­gua FARC-EP, hoy cono­ci­dos como el Par­ti­do de la Rosa, se hayan decla­ra­do res­pon­sa­ble de la eje­cu­ción del líder con­ser­va­dor Álva­ro Gómez Hur­ta­do, del gene­ral Lan­da­zá­bal y del aca­dé­mi­co Jesús Anto­nio Beje­rano. Por cier­to, nada dife­ren­te, a la con­fe­sión públi­ca del ex pre­si­den­te y Pre­mio Nobel, de que orde­nó la eje­cu­ción del pri­sio­ne­ro de gue­rra, Alfon­so Cano, o de las acu­sa­cio­nes que pesan sobre el ex pre­si­den­te Álva­ro Uri­be sobre las masa­cres del Aro, de la Gran­ja, en Antio­quia y de los más de 5000 ino­cen­tes jóve­nes ase­si­na­dos, y que enga­ño­sa­men­te lla­man fal­so ‑posi­ti­vo.
Pero saque­mos de su gra­ve, pero deli­be­ra­do error, a la sena­do­ra Valen­cia. En muchas par­tes se fabri­can his­to­rias y una de ellas la pude leer en el dia­rio con­ser­va­dor “El Nue­vo Siglo”, al publi­car que lue­go de haber par­ti­ci­pa­do en El Bogo­ta­zo, Fidel se había refu­gia­do en la emba­ja­da de la Cuba comu­nis­ta, lo cual es una sobe­ra­na fal­se­dad, en el año 1948 gober­na­ba en Cuba el Par­ti­do Auten­ti­co y su pre­si­den­te era Ramón Grau San Mar­tin, que no era comu­nis­ta. Fidel era un líder estu­dian­til con 21 años, de la Facul­tad de Dere­cho y no mili­ta­ba en nin­gún par­ti­do polí­ti­co, pero si era cer­cano a la juven­tud del Par­ti­do del Pue­blo Cubano (Orto­do­xo), don­de des­pués mili­tó a par­tir de 1950.
La afir­ma­ción y cam­pa­ña en este dia­rio con­ser­va­dor comen­zó des­pués del triun­fo de la Revo­lu­ción en enero 1959, ya en la déca­da del 60, este dia­rio tuvo la osa­día de men­tir intere­sa­da­men­te, al acu­sar a Fidel de la muer­te de Jor­ge Elie­cer Gai­tán, todo está cla­ro, for­ma­ba par­te de la polí­ti­ca esta­dou­ni­den­se de inmis­cuir a Cuba en la polí­ti­ca de la “gue­rra fría, pues ya des­de muy tem­prano y con las pri­me­ras leyes revo­lu­cio­na­rias, había que empren­der una lucha con­tra la triun­fan­te y antim­pe­ria­lis­ta Revo­lu­ción Cuba­na y ellos no habían podi­do pro­bar que los sovié­ti­cos habían mata­do a Gai­tán.
Increí­ble­men­te esta gran men­ti­ra sobre Fidel fue divul­ga­da por Rai­mun­do Emi­lia­ni Román en su libro “Lau­reano el gran­de” (1) una apo­lo­gía del cau­di­llo con­ser­va­dor, cuyo pro­pó­si­to era lim­piar la ima­gen de quien tuvo mucha res­pon­sa­bi­li­dad en lo que actual­men­te suce­de en Colom­bia y de los 300 mil muer­tos que dejó la oli­gar­quía libe­ral ‑con­ser­va­do­ra entre 1946 y 1957, duran­te los gobier­nos de Mariano Ospi­na Pérez, Lau­reano Gómez, inclu­yen­do el Gol­pe de Esta­do en junio del año 1953 – 57 de Gus­ta­vo Rojas Pini­lla.
Esos horro­ro­sos y cri­mi­na­les hechos des­ata­dos a par­tir del aten­ta­do al pres­ti­gio­so lucha­dor revo­lu­cio­na­rio Jor­ge Elie­cer Gai­tán, se acre­cen­ta­ron con la ola de crí­me­nes de Pája­ros y Chu­la­vi­tas, ele­men­tos que mez­cla­ban poli­cías, mili­ta­res y para­mi­li­ta­res, ensa­ña­dos con­tra el movi­mien­to gai­ta­nis­ta, que su que­ri­do líder ase­si­na­do, había nuclea­do a miles y miles de segui­do­res en cam­pos y ciu­da­des, a lo que temió la oli­gar­quía colom­bia­na, por­que no había dudas de que Gai­tán, sería ele­gi­do pre­si­den­te de Colom­bia en las elec­cio­nes que se ave­ci­na­ban.
El impe­ria­lis­mo y la oli­gar­quía no podían per­mi­tir­se esa derro­ta en las urnas, con un cla­ro expo­nen­te de la defen­sa nacio­nal, antim­pe­ria­lis­ta, revo­lu­cio­na­ria y con un cla­ro pro­gra­ma de jus­ti­cia social.
La cita de Román en su libro Lau­reano El Gran­de seña­la: “Los pre­sen­ti­mien­tos lúgu­bres que se espar­cían en el ambien­te fue­ron ente­ne­bre­cién­do­se aún más cuan­do se cono­cie­ron los nom­bres de algu­nos de los jefes de las dele­ga­cio­nes extran­je­ras, por ser reco­no­ci­dos agi­ta­do­res de izquier­da, y cuan­do con pre­tex­to de esas cele­bra­cio­nes comen­za­ron a revo­lo­tear a su alre­de­dor como aves de tétri­co plu­ma­je, algu­nos extra­ños per­so­na­jes cuyas tur­bias acti­vi­da­des solo en par­tes han sido reve­la­das como el cubano Fidel Cas­tro y el argen­tino Enri­que Ova­res, así como otros indes­ci­fra­bles a quie­nes se atri­buía el desem­pe­ño de una misión comu­nis­ta”.
Seme­jan­te des­pro­pó­si­to no fue con­ce­bi­do por error invo­lun­ta­rio o un dato más. Esta afir­ma­ción lle­va toda la inten­cio­na­li­dad polí­ti­ca de inmis­cuir a Fidel y a Ova­res en una “cons­pi­ra­ción comu­nis­ta” que dio ori­gen al “Bogo­ta­zo”. Hay tres gran­des erro­res en ella, pri­me­ro Fidel no tenía nada que ver con el comu­nis­mo en esa épo­ca, tam­po­co era el jefe de la dele­ga­ción. El estu­dian­te de arqui­tec­tu­ra Enri­que Ova­res no era argen­tino, sino cubano, Pre­si­den­te de la Fede­ra­ción Estu­dian­til Uni­ver­si­ta­ria de Cuba, y pre­si­día la dele­ga­ción cuba­na al Con­gre­so Estu­dian­til Pan­ame­ri­cano. Tam­po­co tenía nada que ver con el comu­nis­mo.
El Con­gre­so Estu­dian­til Pan­ame­ri­cano fue con­vo­ca­do por el movi­mien­to estu­dian­til lati­no­ame­ri­cano con el fin de denun­ciar la polí­ti­ca inje­ren­cis­ta de los Esta­dos Uni­dos, pro­mo­vi­do por la juven­tud y el movi­mien­to estu­dian­til argen­tino, ante la ame­na­za inter­ven­cio­nis­ta de Esta­dos Uni­dos con el fin de derro­car el gobierno del gene­ral Juan Domin­go Perón.
En una intere­san­te char­la que sos­tu­ve en la déca­da del 80 con el sena­dor Anto­nio Cafie­ro en ese enton­ces, gober­na­dor de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires, Argen­ti­na, este me narró el peri­plo que hizo por Amé­ri­ca Lati­na a nom­bre de la juven­tud y su movi­mien­to estu­dian­til, para pro­mo­ver el Con­gre­so Pan­ame­ri­cano Estu­dian­til a cele­brar­se en Bogo­tá, Colom­bia.
Expli­có que esa gira lo lle­vó a varios paí­ses, entre ellos a Cuba. En La Haba­na invi­tó a la direc­ción de la Fede­ra­ción Estu­dian­til Uni­ver­si­ta­ria cuba­na, al con­gre­so estu­dian­til pan­ame­ri­cano. Comen­tó que así cono­ció, al lue­go líder de la Revo­lu­ción Fidel Cas­tro, e invi­tó al Pre­si­den­te y Secre­ta­rio de la FEU Enri­que Ova­res y Alfre­do Gue­va­ra., res­pec­ti­va­men­te, los que des­de el pri­mer momen­to asu­mie­ron entu­sias­ta­men­te el apo­yo que se les pedía, y con­sis­tía que algu­nos diri­gen­tes de la FEU via­ja­ran a Méxi­co y Cen­tro Amé­ri­ca para invi­tar­los, todo finan­cia­do por el gobierno pero­nis­ta y muy apo­ya­do por Evi­ta Perón.
La idea era hacer coin­ci­dir el encuen­tro estu­dian­til, con la con­vo­ca­to­ria pan­ame­ri­ca­nis­ta para dejar cons­ti­tui­da la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos OEA, una pro­pues­ta de Washing­ton, pero pro­mo­vi­da por el emba­ja­dor colom­biano en Esta­dos Uni­dos, Alber­to Lle­ras Camar­go, de ahí la sede Bogo­tá y la elec­ción de Lle­ras Camar­go como Secre­ta­rio Gene­ral de la OEA. La OEA era el ins­tru­men­to polí­ti­co diplo­má­ti­co que reque­ría Esta­dos Uni­dos, para en alian­za con el TIAR, fun­da­do el año ante­rior (1947) serían los ins­tru­men­tos bási­cos para la apli­ca­ción de la Doc­tri­na Mon­roe. Como ha veni­do suce­dien­do des­de ento­nes y jus­ti­fi­car “legal­men­te” las inter­ven­cio­nes mili­ta­res en nues­tra región.
El pro­pó­si­to, dijo el sena­dor Cafie­ro “era hacer coin­ci­dir ese even­to estu­dian­til para enfren­tar y denun­ciar la polí­ti­ca pan­ame­ri­ca­nis­ta e inter­ven­cio­nis­ta que Esta­dos Uni­dos se pro­po­nía a su favor y el esce­na­rio don­de se fra­gua­ba el derro­ca­mien­to del gobierno nacio­na­lis­ta de Juan Domin­go Perón”.
Era el movi­mien­to estu­dian­til lati­no­ame­ri­cano, lide­ra­do por la orga­ni­za­ción juve­nil argen­ti­na de filia­ción pero­nis­ta la pro­pul­so­ra del Con­gre­so en Bogo­tá para el 15 de abril de ese año 1948, y no la Inter­na­cio­nal comu­nis­ta, ni la KGB, como pro­pa­ga­ron los medios colom­bia­nos y grin­gos en esa épo­ca, las pro­pues­tas era recla­mar la devo­lu­ción de las Isla Mal­vi­nas, con­de­nar la dic­ta­du­ra de Tru­ji­llo en Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na y la inde­pen­den­cia de Puer­to Rico.
El ase­si­na­to de Gai­tán frus­tro dicho Con­gre­so, pero el eje­cu­tor Juan Roa, aco­rra­la­do en la mis­ma esce­na del cri­men por una mul­ti­tud, fue ulti­ma­do a gol­pes, siem­pre que­da­rá la duda, si las razo­nes fue­ron emo­ti­vas o para evi­tar que el ase­sino dela­ta­ra quie­nes o quien le pagó.
He pre­sen­ta­do sufi­cien­tes ele­men­tos para demos­trar que la sena­do­ra Palo­ma Valen­cia polí­ti­ca­men­te moti­va­da a caí­do en una muy gra­ve calum­nia y el deli­to de difa­ma­ción, por­que su acu­sa­ción estu­vo expre­sa­da en una acti­vi­dad ofi­cial del sena­do de la Repu­bli­ca, por esa razón la Dra. Glo­ria Gai­tán ha plan­tea­do que: “No es posi­ble que en un país don­de debe pri­mar el Esta­do de Dere­cho, des­de la tri­bu­na de uno de los tres pode­res públi­cos que rigen la Nación, se haga una afir­ma­ción de tal mag­ni­tud y a ello no se le haga segui­mien­to para cons­ta­tar su vera­ci­dad”.
En la segun­da par­te de este artícu­lo, abor­da­re otros ele­men­tos que demues­tran como en el gobierno de Álva­ro Uri­be Vélez, se ha que­ri­do sepul­tar y modi­fi­car la his­to­ria de Gai­tán y su obra. El ex alto Comi­sio­na­do de paz, Luis Car­los Res­tre­po, hoy pró­fu­go de la jus­ti­cia, quien escri­bió que había que borrar de la faz de la tie­rra la memo­ria del cau­di­llo. Y al final, la liqui­da­ción del Museo Jor­ge Elie­cer Gai­tán y su entre­ga a las manos des­de­ño­sas de la Uni­ver­si­dad Nacio­nal, por orden del hoy ex pre­si­den­te Álva­ro Uri­be.
Una cobar­de y anti­pa­trió­ti­ca acción de Uri­be y de ante­rio­res gobier­nos con­tra el pró­cer, su pen­sa­mien­to his­to­ria y la polí­ti­ca que duran­te años han eje­cu­ta­do des­co­no­cien­do y sin brin­dar nin­gún apo­yo a varios e impor­tan­tes empren­di­mien­tos socia­les de la revo­lu­cio­na­ria y com­ba­tien­te Glo­ria Gai­tán, quien, no solo ha reci­bi­do agre­sio­nes físi­cas y tam­bién serias ame­na­zas que ella con valen­tía enfren­ta y con­ti­nua en su labor de cons­truir muy úti­les ini­cia­ti­vas para la socie­dad colom­bia­na y exi­gien­do el escla­re­ci­mien­to, jus­ti­cia y res­pe­to por la obra y acción de Jor­ge Elie­cer Gai­tán y el movi­mien­to gaitanista.

(*) Perio­dis­ta, poli­tó­lo­go y ana­lis­ta inter­na­cio­nal.
La Haba­na, Cuba 12 de octu­bre de 2020. 11:30 hrs.

1.- Lau­reano El Gran­de. pag 137.Ed. Fun­da­ción Edu­ca­cio­nal Inter­ame­ri­ca­na. Uni­ver­si­dad Cató­li­ca de Colom­bia. Bogo­tá 1989)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *