Vene­zue­la. Pasar a la ofen­si­va eco­nó­mi­ca productiva

Por Eduar­do Piña­te R. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 12 de octu­bre de 2020.

Creo que nadie duda en Vene­zue­la y fue­ra de ella ‑sal­vo los defi­ni­ti­va­men­te des­qui­cia­dos por la pro­pa­gan­da reac­cio­na­ria- que las fuer­zas boli­va­ria­nas tene­mos la ofen­si­va polí­ti­ca y social en el país. Ello es posi­ble por la fuer­za que ha acu­mu­la­do nues­tro pue­blo en 21 años de revo­lu­ción y sobre todo, en los últi­mos 7 años de incle­men­te agre­sión total del impe­ria­lis­mo. No han podi­do derro­car a Madu­ro, ni des­truir la revo­lu­ción, a pesar del revés del 2015, dado que la uni­dad, la con­cien­cia polí­ti­ca, la orga­ni­za­ción y la movi­li­za­ción de nues­tro pue­blo, ha sido muy supe­rior a la fuer­za del impe­ria­lis­mo y sus laca­yos, de den­tro y de fuera. 

En estos días corre el cro­no­gra­ma elec­to­ral en el país y cada día que pasa nos apro­xi­ma­mos a una nue­va y con­tun­den­te vic­to­ria en las elec­cio­nes de dipu­tados a la Asam­blea Nacio­nal del 6 de diciem­bre, triun­fo por el que todas las orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas y socia­les del cha­vis­mo tene­mos que tra­ba­jar todos los días.

Pero en la eco­no­mía esta­mos a la defen­si­va, des­de el 2013 esta­mos resis­tien­do la agre­sión eco­nó­mi­ca del impe­ria­lis­mo, expre­sa­da en el blo­queo, las medi­das coer­ci­ti­vas uni­la­te­ra­les, el ata­que al bolí­var y el robo de nues­tros acti­vos en el exte­rior, entre otras accio­nes de gue­rra eco­nó­mi­ca con­tra el pue­blo vene­zo­lano que for­man par­te de la gue­rra total del impe­ria­lis­mo para des­truir el más for­mi­da­ble obs­tácu­lo que tie­ne hoy para reco­lo­ni­zar el con­ti­nen­te: la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na. Enton­ces, está plan­tea­do pasar de la resis­ten­cia a la ofen­si­va en la eco­no­mía, para eso el Pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro pre­sen­tó y la Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te apro­bó, la «Ley Cons­ti­tu­cio­nal Anti­blo­queo para el Desa­rro­llo Nacio­nal y la Garan­tía de los Dere­chos Humanos».

La dere­cha cri­ti­có la ley con un dis­cur­so dema­gó­gi­co, hipó­cri­ta y fal­so. Cómo pue­de un Allan Bre­wer Carías cues­tio­nar la Ley Anti­blo­queo con el argu­men­to que vio­la la Cons­ti­tu­ción, él, pre­ci­sa­men­te él, que es el autor del decre­to que aca­bó con la CRBV y todos los pode­res públi­cos en la bre­ve dic­ta­du­ra de Car­mo­na Estan­ga en abril de 2002. La crí­ti­ca des­de par­ti­dos, gru­pos y per­so­nas que se asu­men de izquier­da ‑inclu­so chavistas‑, coin­ci­den en que están hechas des­de el dog­ma­tis­mo y los pre­jui­cios, no des­de la reali­dad, hacen abs­trac­ción de la reali­dad que vive el país. Bue­na par­te de ellos y ellas ‑no todos ni todas- no creen que en Vene­zue­la esta­mos hacien­do una revo­lu­ción, por­que no la esta­mos hacien­do como dicen los manua­les que estu­dia­ron, que son las revo­lu­cio­nes socia­lis­tas, y tam­po­co creen en su lide­raz­go, algu­nos no cre­ye­ron ni en Chá­vez cuan­do esta­ba físi­ca­men­te con noso­tros y el pro­pio Coman­dan­te Supre­mo los denun­ció en su momen­to. A ellos y ellas se les olvi­dó la sen­ten­cia leni­nis­ta de que el mar­xis­mo no es un dog­ma, sino una guía para la acción; que el méto­do mar­xis­ta par­te del aná­li­sis con­cre­to de la reali­dad his­tó­ri­ca con­cre­ta, no de los manuales.

Noso­tros segui­re­mos dicien­do y expli­can­do todas las veces que sea nece­sa­rio, que la Ley Anti­blo­queo es para enfren­tar y derro­tar la gue­rra que nos hace el impe­ria­lis­mo, la cual inclu­ye el blo­queo, las medi­das coer­ci­ti­vas uni­la­te­ra­les (comun­men­te lla­ma­das san­cio­nes) y otras medi­das res­tric­ti­vas que han cau­sa­do un gra­ve daño a la eco­no­mía nacio­nal y han impactado

nega­ti­va­men­te el nivel de vida y la coti­dia­ni­dad de nues­tro pue­blo. En esas con­di­cio­nes de gue­rra total, no con­ven­cio­nal con­tra la Patria, nece­si­ta­mos actuar tam­bién de mane­ra no con­ven­cio­nal, para derro­tar a un enemi­go que nos blo­quea y nos roba lo que per­te­ne­ce al pue­blo sin nin­gún repa­ro. Que­re­mos que que­de cla­ro, no hemos resis­ti­do todos estos años para ren­dir­nos aho­ra, no renun­cia­re­mos jamás al pro­yec­to de Bolí­var y Chá­vez, que es el Socia­lis­mo Boli­va­riano. Vamos a pasar a la ofen­si­va eco­nó­mi­ca y pro­duc­ti­va para cons­truir nues­tro mode­lo de eco­no­mía pro­duc­ti­va y diver­si­fi­ca­da, base mate­rial de nues­tro socia­lis­mo, que jun­to a la ofen­si­va que tene­mos en los ámbi­tos polí­ti­co y social, entre otros, vamos con­so­li­dan­do la hege­mo­nía del blo­que his­tó­ri­co popu­lar, revo­lu­cio­na­rio y chavista.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *