Esta­do Espa­ñol. Los con­quis­ta­do­res de la espa­da y la cruz ya pre­pa­ran el VI Cen­te­na­rio del Des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca 2092

Por Car­los de Ura­bá, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 12 de octu­bre de 2020.

Aun­que parez­ca men­ti­ra ya comien­za a pre­pa­ra­se las cele­bra­cio­nes del VI cen­te­na­rio del des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca 2092. El rei­no de Espa­ña tie­ne todas las inten­cio­nes de reedi­tar una nue­va expo Sevi­lla 92. El rey Feli­pe VI por ley de vida no lle­ga­rá a esa míti­ca fecha y por lo tan­to será su hija Leo­nor, la futu­ra rei­na de Espa­ña, la que ten­ga que asu­mir las rien­das de tan glo­rio­sa efeméride.

Tal y como acon­te­ció en 1992 con su abue­lo Juan Car­los I que “lle­vó a Espa­ña a las más altas cotas del desa­rro­llo y el pro­gre­so”. Será la oca­sión per­fec­ta para engran­de­cer aún mas el bla­són de la casa real borbónica.

Quien inte­li­gen­te­men­te se ha ade­lan­ta­do a los acon­te­ci­mien­tos ha sido el aven­tu­re­ro Miguel de la Cua­dra Sal­ce­do, reen­car­na­ción de Her­nán Cor­tes, que en 1994 creó la Fun­da­ción 2092 en la que par­ti­ci­pan tam­bién sus hijos, Rodri­go, Sol e Iñi­go. “y yo lle­ga­ré como sea. Hoy la gen­te llega…incluso pue­do lle­gar en ceni­zas en una caji­ta, ¿no?” El obje­ti­vo de la fun­da­ción en prin­ci­pio es orga­ni­zar expe­di­cio­nes geo­grá­fi­cas y cien­tí­fi­cas rela­ti­vas al VI Cen­te­na­rio del Des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca. De momen­to ya tie­nen ase­gu­ra­da la paten­te de cor­so por par­te de la coro­na española. 

Don Juan Car­los I y su ínti­mo ami­go Manuel Pra­do y Colon de Car­va­jal (supues­to des­cen­dien­te de Colón) en su día refle­xio­na­ron sobre cómo se debía cele­brar los qui­nien­tos años del des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca. Enton­ces sur­gió la idea ren­dir un home­na­je eterno a Cris­tó­bal Colón y la misión civi­li­za­to­ria de esos des­cu­bri­do­res, con­quis­ta­do­res y evan­ge­li­za­do­res espa­ño­les. “la era de los des­cu­bri­mien­tos” Una expo­si­ción uni­ver­sal al esti­lo a la de Bar­ce­lo­na 1888 y en 1929 que situé a Espa­ña como pro­pul­so­ra del moder­nis­mo europeo. 

A fina­les de 1982 el pre­si­den­te Feli­pe Gon­zá­lez nom­bró a su cama­ra­da el gine­có­lo­go Yáñez Bar­nue­vo como direc­tor del Ins­ti­tu­to de Coope­ra­ción Ibe­ro­ame­ri­cano y pre­si­den­te de la Comi­sión del V Cen­te­na­rio del Des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca (exis­tían 22 comi­sio­nes patro­ci­na­das por el rei­no de Espa­ña) como vice­pre­si­den­ta fue ele­gi­da la ex maoís­ta y líder de la Joven Guar­dia Roja, Pina López Gay per­te­ne­cien­te a una fami­lia de hon­da rai­gam­bre falan­gis­ta. En 1984 el gobierno eli­gió el fran­quis­ta Manuel Oli­ven­cia, abo­ga­do y pro­fe­sor de Feli­pe Gon­zá­lez, como Comi­sa­rio de la Expo 92. Aun­que a raíz de su inope­ran­cia fue sus­ti­tui­do por el diplo­má­ti­co Emi­lio Cas­si­ne­llo, hijo de exi­lia­dos repu­bli­ca­nos en Méxi­co y recon­ver­ti­do, por la gra­cia de Dios, en “socia­lis­ta monár­qui­co”. Como las obras de la Expo esta­ban bas­tan­te retra­sa­das Feli­pe Gon­zá­lez enco­men­dó al inge­nie­ro Jacin­to Pellón, cama­ra­da en la clan­des­ti­ni­dad, el ter­mi­nar­las en tiem­po record. Pellón, que ade­más asu­mió el car­go de pre­si­den­te de la Socie­dad Esta­tal Expo 92, es el res­pon­sa­ble del mul­ti­mi­llo­na­rio des­fal­co, el expo­lio y las corrup­te­las pues la socie­dad esta­tal acu­mu­ló unas pér­di­das de 37.046 millo­nes de pese­tas ‑según el Tri­bu­nal de Cuen­tas. Don­de hay que incluir el caso File­sa, las comi­sio­nes del AVE o el sobre­cos­to de las obras de la Expo 92. Pero, como es de supo­ner, todo ha que­da­do en la impu­ni­dad al estar com­pin­cha­dos con el poder judi­cial. Y saber que hoy las ins­ta­la­cio­nes de la isla de la Car­tu­ja están com­ple­ta­men­te aban­do­na­das y no son más que un erial de male­zas y rastrojos.

El PSOE tras ganar las elec­cio­nes del 82 cre­yó que tenía car­ta blan­ca para hacer y des­ha­cer a su anto­jo. Res­pal­da­dos por una mayo­ría abso­lu­ta en votos que les daba dere­cho a poner en mar­cha su maqui­na­ria expo­lia­do­ra y corrup­to­ra, una orgia deli­ran­te en la que se repar­tían fajos y male­ti­nes de bille­tes a dies­tra y sinies­tra. Poder y dine­ro que se nego­cia­ba en lujo­sos res­tau­ran­tes de Sevi­lla como la Dora­da y Ori­za, don­de se fir­ma­ban jugo­sos con­tra­tos y con­ce­sio­nes de la Expo 92. Los lobis­tas, los empre­sa­rios e inver­so­res sabían muy bien que esta­ban en jue­go millo­na­rios con­tra­tos y hacían lo impo­si­ble por pre­sen­tar las mejo­res “ofer­tas”.

los socia­lis­tas eran dema­sia­do pode­ro­sos, había que res­pe­tar­los, y por eso todo el mun­do calla­ba por­qu tam­bién esta­ban espe­ran­za­dos en reco­ger aun­que sea las miga­jas de tan esplen­do­ro­so ban­que­te. Sin nin­gún remor­di­mien­to lle­na­ban has­ta los topes sus arcas y ni siquie­ra les impor­ta­ba que Espa­ña estu­vie­ra atra­ve­san­do una gra­ve cri­sis eco­nó­mi­ca. La mega-corrup­ción socia­lis­ta ha que­da­do en la memo­ria his­tó­ri­ca como el capí­tu­lo más sucio e inde­co­ro­so de la épo­ca contemporánea.

Se olvi­da­ron de los nati­vos, las víc­ti­mas del geno­ci­dio y por supues­to que nin­gu­na voz crí­ti­ca fue inclui­da en el pro­gra­ma de la Expo que se desa­rro­lló entre los meses de abril y octu­bre de 1992. En la pro­gra­ma­ción de even­tos tan solo se des­ta­ca­ban puros actos fol­cló­ri­cos para cele­brar el pri­mer gran holo­caus­to intercontinental.

El 15 de sep­tiem­bre de 1985 Fidel Cas­tro duran­te la clau­su­ra en la Haba­na del Encuen­tro “Diá­lo­go Juve­nil y Estu­dian­til de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be Sobre la Deu­da Exter­na” cri­ti­có la con­quis­ta de Amé­ri­ca “el cri­men his­tó­ri­co” y el “geno­ci­dio” come­ti­do con los indí­ge­nas. “En nues­tro país prác­ti­ca­men­te los exter­mi­na­ron, les roba­ron las tie­rras y la liber­tad” Sema­nas antes el coman­dan­te se había iden­ti­fi­ca­do como “indio”: “ soy indio, per­te­nez­co a una nue­va india­da que habi­ta nues­tra región y por lo tan­to la con­quis­ta de estas tie­rras ha sido el mayor cri­men que se ha per­pe­tra­do con­tra la huma­ni­dad” Pero el 9 de octu­bre 1985 Fidel Cas­tro expre­só en el pala­cio de gobierno duran­te una recep­ción ante esco­la­res espa­ño­les inte­gran­tes de expe­di­ción Aven­tu­ra 92 Nue­va Gen­te, patro­ci­na­da por los ban­cos espa­ño­les y la Comi­sión Nacio­nal del V Cen­te­na­rio, que él no tenía nada con­tra el des­cu­bri­mien­to pero que se opo­nía a que en 1992 se hicie­ra una apo­lo­gía de la colo­ni­za­ción y la escla­vi­tud –“que no eran las inten­cio­nes de Colón, per­so­na­je por el que sien­to una gran sim­pa­tía” Cuba se adhie­re ofi­cial­men­te a la Comi­sión del V Cen­te­na­rio pero con un “espí­ri­tu crí­ti­co” Fidel Cas­tro ya había dicho que el des­cu­bri­mien­to fue un geno­ci­dio pero lue­go se retrac­tó “solo he dicho que todas las con­quis­tas son crue­les sin excep­ción” Nue­va­men­te en 1990 con la “cri­sis de las emba­ja­das” Fidel Cas­tro acu­só a Espa­ña de ser cóm­pli­ce de EEUU al sus­pen­der su ayu­da eco­nó­mi­ca a Cuba. “Espa­ña ver­gon­zo­sa­men­te ha aban­do­na­do a Amé­ri­ca Lati­na, está inte­gra­da acti­va­men­te en la Alian­za Atlán­ti­ca y su posi­cio­na­mien­to es prooccidental”

El 12 de octu­bre de 1991 la Cam­pa­ña Con­ti­nen­tal de 500 años de Resis­ten­cia Indí­ge­na, Negra y Popu­lar jun­to al colec­ti­vo Des­en­mas­ca­re­mos el 92, lle­vó a cabo un encuen­tro en Sevi­lla para ana­li­zar las con­se­cuen­cias his­tó­ri­cas del V Cen­te­na­rio. En el segun­do día se con­vo­có una mani­fes­ta­ción de la Torre del Oro has­ta la cate­dral de Sevi­lla para devol­ver­le al cle­ro los sím­bo­los de la con­quis­ta: la espa­da, la cruz y la biblia. Ines­pe­ra­da­men­te los mani­fes­tan­tes logra­ron pene­trar en la cate­dral atrin­che­rán­do­se en el sepul­cro de Colón don­de varios bru­jos rea­li­za­ron un vudú para mal­de­cir su memo­ria. Cuan­do esta­ba a pun­to de fina­li­zar la toma por orden del arzo­bis­po Car­los Ami­go, la Poli­cía Nacio­nal irrum­pió en el tem­plo arre­me­tien­do bru­tal­men­te con­tra los mani­fes­tan­tes. Se lle­va­ron a una doce­na de acti­vis­tas a la comi­sa­ria que por la pre­sión popu­lar horas más tar­de fue­ron pues­tos en libertad. 

Entre las orga­ni­za­cio­nes y colec­ti­vos que se des­ta­ca­ron por su beli­ge­ran­cia y opo­si­ción al V Cen­te­na­rio debe­mos rese­ñar: la cam­pa­ña 500 años de Resis­ten­cia Indí­ge­na, Negra y Popu­lar, Des­en­mas­ca­re­mos el 92, la Comi­sión Con­tra el V Cen­te­na­rio, Aska­pe­na (con su lema “el sol emba­ra­zan­do a la tie­rra no dejo apa­gar nues­tro fue­go), Amaiur­ku Quetzal Agi­ria de Eus­ka­di y que pro­mo­vió la mar­cha euro­pea en soli­da­ri­dad de las comu­ni­da­des indí­ge­nas de Amé­ri­ca, la Coor­di­na­do­ra Vas­ca con­tra el V Cen­te­na­rio, la Comi­sión Galle­ga Con­tra el V Cen­te­na­rio, Me cago en el V Cen­te­na­rio, la Comi­sión Cata­la­na con­tra el V Cen­te­na­rio inte­gra­da por inde­pen­den­tis­tas y sim­pa­ti­zan­tes de Terra Lliu­re, No’92 de Bar­ce­lo­na, que no solo pro­tes­ta­ba con­tra el des­cu­bri­mien­to sino tam­bién con­tra los Jue­gos Olím­pi­cos, los sin­di­ca­tos CGT y CNT, los par­ti­dos de la izquier­da anti­ca­pi­ta­lis­tas, anti­sis­te­ma y anar­quis­tas, en Izquier­da Uni­da se des­ta­có por su beli­ge­ran­cia el alcal­de de Puer­to Real (Cádiz) Barro­so que pro­me­tió cons­truir un monu­men­to en la pla­za del Mar como home­na­je de des­agra­vio a los indí­ge­nas de Amé­ri­ca. En este pro­yec­to ya esta­ba com­pro­me­ti­do el gran artis­ta ecua­to­riano Gua­ya­sa­mín. A pesar de que se reco­gie­ron altas sumas de dine­ro y apor­ta­cio­nes de dis­tin­tas par­tes de Espa­ña y Amé­ri­ca Lati­na jamás se lle­ga­ría a levan­tar el memo­rial pues fue para­li­za­do por el PSOE siguien­do la con­sig­na de pre­si­den­te Feli­pe Gon­zá­lez de no inco­mo­dar a la fami­lia real espa­ño­la. Tam­bién hay que seña­lar al Foro de Eman­ci­pa­ción de la Iden­ti­dad de Amé­ri­ca Lati­na 1492 – 1992, la aso­cia­ción Bar­to­lo­mé de las Casas, y el líder del movi­mien­to indio nor­te­ame­ri­cano el jefe Sioux Rus­sell Means. En Mari­na­le­da (Sevi­lla) el alcal­de Sán­chez Gor­di­llo a la cabe­za y los jor­na­le­ros, del SAT en su lucha por la expro­pia­ción de la fin­ca del Humo­so pla­ni­fi­ca­ron la toma de las ins­ta­la­cio­nes de la Expo 92 (que repre­sen­ta el capi­ta­lis­mo y los mer­ca­dos) y la para­li­za­ción la línea del AVE. Al final el gobierno anda­luz les con­ce­dió todas sus exi­gen­cias para garan­ti­zar la paz social y que la Expo trans­cu­rrie­ran sin sobresaltos.

Tene­mos que recor­dar un deplo­ra­ble hecho que acon­te­ció jus­to en la vís­pe­ra de la inau­gu­ra­ción de la Expo 92. La Dele­ga­ción del Gobierno por temas de segu­ri­dad públi­ca y alar­ma social prohi­bió cual­quier mani­fes­ta­ción duran­te la Expo 92. Tras ter­mi­nar un con­cier­to anar­co-punk (cono­ci­do lue­go como anti-92 Sevi­lla-India) que tuvo lugar en el popu­lar barrio de la Ala­me­da, un gru­po de unas 400 per­so­nas (que en su mayo­ría hacían par­te la acam­pa­da inter­na­cio­na­lis­ta de la soli­da­ri­dad “Des­en­mas­ca­re­mos el 92” que alber­gó la cara­va­na euro­pea con­tra el 92) ini­ció una mar­cha pací­fi­ca por las calles del cen­tro de Sevi­lla como res­pues­ta a la prohi­bi­ción ofi­cial de rea­li­zar todo tipo de pro­tes­tas que alte­ra­ran el orden y la ley. Los “indig­na­dos” gri­ta­ban con­tra la corrup­ción y el des­pil­fa­rro de la Expo 92 y se soli­da­ri­za­ban con los pue­blos indí­ge­nas Amé­ri­ca. ¡V cen­te­na­rio mal­di­to ani­ver­sa­rio! Inme­dia­ta­men­te inter­vino la Poli­cía Nacio­nal, que siguien­do las órde­nes del Minis­tro del Inte­rior José Luis Cor­cue­ra, comen­zó a hos­ti­gar­los has­ta tal pun­to que en el momen­to dado y sin saber muy bien el por qué se des­ató un tiro­teo; pri­me­ro al aire y lue­go direc­ta­men­te las uni­da­des dis­pa­ra­ron al cuer­po de los supues­tos “terro­ris­tas infil­tra­dos por Herri Bata­su­na”. Según la ver­sión del dia­rio ABC “esos anti­so­cia­les y dro­ga­dic­tos que pre­ten­dían boi­co­tear la inau­gu­ra­ción del V Cen­te­na­rio agre­die­ron a varios poli­cías”. Este ingra­to epi­so­dio se sal­dó con tres heri­dos de bala (dos de ellos gra­ves) 84 dete­ni­dos y 42 expul­sa­dos del país en apli­ca­ción de la ley de extran­je­ría. Más ade­lan­te las vic­ti­mas de este ver­gon­zo­so acto vio­la­to­rio de los dere­chos huma­nos con­fe­sa­rían que reci­bie­ron malos tra­tos y pali­zas por par­te de la Poli­cía Nacio­nal en los inte­rro­ga­to­rios. ¡balas para los pobres, expo para los ricos! Como lo recal­ca­ría en tono triun­fa­lis­ta el direc­tor del ICI Yáñez Bar­nue­vo al tér­mino de la Expo 92: “Hubo radi­ca­les que tra­ta­ron de sabo­tear la Expo por razo­nes ideo­ló­gi­cas pero fra­ca­sa­ron” Las voces crí­ti­cas y con­tes­ta­ta­rias nada pudie­ron hacer para con­tra­rres­tar la maqui­na­ria de pro­pa­gan­da des­ple­ga­da por el gobierno de Espa­ña y la Casa Real​.Al día siguien­te a la hora en que iba a ser abier­ta ofi­cial­men­te la Expo 92 un gru­po de unas 50 per­so­nas rea­li­za­ron una sen­ta­da en las puer­tas de entra­da del puen­te de la Bar­que­ta. Los acti­vis­tas exhi­bían pan­car­tas con lemas como: “Impe­rio colo­nia­lis­ta espa­ñol ase­sino” “Sevi­lla, Sevi­lla, la Expo te acri­bi­lla” “Que les den por el Colón” “liber­tad pre­sos polí­ti­cos”. A los pocos minu­tos se hizo pre­sen­te la Poli­cía Nacio­nal que uti­li­zan­do la fuer­za bru­ta pro­ce­dió a des­pe­jar la zona para lue­go gol­pear­los y dete­ner­los. Muchos de los arres­ta­dos eran anar­quis­tas, anti­sis­te­ma y miem­bros de colec­ti­vos indí­ge­nas enca­be­za­dos por el repre­sen­tan­te del Con­se­jo Indio Exte­rior, el argen­tino Mario Agre­da. Las pro­tes­tas fue­ron muy dig­nas pero total­men­te mar­gi­na­les y minoritarias,

Las auto­ri­da­des temían que la orga­ni­za­ción sepa­ra­tis­ta vas­ca ETA come­tie­ra un aten­ta­do para inten­tar sabo­tear la Expo 92. Algo que se mate­ria­li­zó cuan­do el 2 de abril de 1990 el miem­bro del coman­do iti­ne­ran­te Hen­ri Parot fue dete­ni­do tras un inten­so tiro­teo en un con­trol de la Guar­dia Civil en la entra­da de Sevi­lla con­du­cien­do un vehícu­lo car­ga­do con 338 kilos de explo­si­vos. Los agen­tes afir­ma­ron que lo iba a colo­car en la Jefa­tu­ra Supe­rior de Poli­cía de la capi­tal anda­lu­za. A cau­sa de este inci­den­te el gobierno espa­ñol orde­nó el mayor des­plie­gue de segu­ri­dad de toda la his­to­ria de Espa­ña. Un ver­da­de­ro esta­do de excep­ción que per­ma­ne­ce­ría acti­vo has­ta el día del cie­rre de la Expo. El plan gene­ral de segu­ri­dad dise­ña­do por el Minis­te­rio del Inte­rior movi­li­zó a 10.000 poli­cías, mili­ta­res y los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia de Espa­ña, Euro­pa y EE.UU.

El 20 de abril de 1992 el rey Juan Car­los I en el dis­cur­so inau­gu­ral de la Expo 92 dijo en tono gran­di­lo­cuen­te: “haber­se plan­tea­do un reto tan difí­cil jun­to con otros de igual impor­tan­cia el año 92, y haber­los supe­ra­do es algo que no lle­na de orgu­llo” “la expo­si­ción uni­ver­sal pre­ten­de trans­mi­tir a los visi­tan­tes la idea de la diver­si­dad y rique­za que el hom­bre ha crea­do, la idea de la capa­ci­dad inno­va­do­ra del ser humano y tam­bién la idea de la tole­ran­cia, del res­pe­to a la plu­ra­li­dad y de la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal” en el pre­ci­so ins­tan­te en que fina­li­zó su alo­cu­ción y se inter­pre­ta­ba la Mar­cha Real los 38 cam­pa­na­rios de la capi­tal anda­lu­za repi­ca­ron sus cam­pa­nas al tiem­po que miles de palo­mas men­sa­je­ras sur­ca­ron el cie­lo jun­to a gigan­tes­cos glo­bos de colo­res con las ban­de­ras de los paí­ses par­ti­ci­pan­tes. Se ini­cia­ba así la orgiás­ti­ca feria de atrac­cio­nes de la Expo 92 que igual­men­te mar­ca­ría el prin­ci­pio de la recon­quis­ta eco­nó­mi­ca y empre­sa­rial de Espa­ña en Latinoamérica.

Cuan­do Octa­vio Paz reci­be en 1990 el pre­mio Nobel de Lite­ra­tu­ra en su dis­cur­so de acep­ta­ción hizo una férrea defen­sa de las cele­bra­cio­nes de los 500 años del des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca “Habla­mos espa­ñol, per­te­ne­ce­mos a la cul­tu­ra his­pa­na y no pode­mos renun­ciar a Cer­van­tes, Lope de Vega o Gar­ci­la­so”. Per­te­ne­ce­mos a la cul­tu­ra occi­den­tal, es impo­si­ble negar­lo, y ello lo debe­mos al des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca” “A estas altu­ras de la his­to­ria, cuan­do la ten­den­cia uni­ver­sal es hacia la for­ma­ción de gran­des blo­ques de nacio­nes, no tie­ne sen­ti­do remo­ver vie­jas heri­das, que solo con­tri­bu­yen al res­que­bra­ja­mien­to de la comu­ni­dad iberoamericana”

Algu­nos inte­lec­tua­les y aca­dé­mi­cos pro espa­ño­lis­tas argu­men­ta­ban: “noso­tros mes­ti­zos, no tene­mos por qué com­prar el plei­to ajeno, o sea, el plei­to de los indios. Y tan­to menos, cuan­to que éstos no bus­can otra cosa que lle­var­nos a la edad de las caver­nas. ¡civi­li­za­ción o barbarie!”

Por otro lado se alza­ron voces crí­ti­cas en Méxi­co con­tra los pla­nes del rei­no de Espa­ña de cele­brar el des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca entre las que cabe des­ta­car la del famo­so antro­pó­lo­go Ramon Piña Chan: “Los espa­ño­les y sus des­cen­dien­tes en Amé­ri­ca y los par­ti­da­rios de la explo­ta­ción y el geno­ci­dio no pue­den con­me­mo­rar o cele­brar a su mane­ra el V Cen­te­na­rio de lo que fue una de las gran­des tra­ge­dias de las huma­ni­dad” El his­to­ria­dor Fer­nan­do Bení­tez “con­me­mo­rar el 12 de octu­bre equi­va­le a cele­brar la muer­te de millo­nes de indígenas”

Para con­tra­rres­tar las voces diso­nan­tes la coro­na espa­ño­la encar­gó al filó­so­fo e his­to­ria­dor mexi­cano León Por­ti­lla la misión de blan­quear el des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca. Algo que cum­plió con cre­ces pues él fue el inven­tor del tér­mino: “Encuen­tro de Dos Mun­dos”, fusión de pue­blos y cul­tu­ras e inter­cam­bios de toda cla­se. “no se va a cele­brar nada, se va a con­me­mo­rar un acon­te­ci­mien­to his­tó­ri­co, lo que es com­ple­ta­men­te distinto”

Defi­ni­ti­va­men­te 1992 fue un gran triun­fo para esa Espa­ña neo­im­pe­rial que desea­ba ingre­sar por la puer­ta gran­de en la Euro­pa capi­ta­lis­ta. Era la opor­tu­ni­dad per­fec­ta de des­qui­tar­se del desas­tre de 1898 y un lar­go perio­do de deca­den­cia, suma­do a 40 años de dic­ta­du­ra fran­quis­ta. Espa­ña nece­si­ta­ba urgen­te­men­te remon­tar el vue­lo y sin nin­gu­na obje­ción invir­tie­ron millo­na­das de los pre­su­pues­tos del esta­do para lle­var a cabo los gran­des pro­yec­tos de infra­es­truc­tu­ra, la Expo­si­ción Uni­ver­sal, el tren de alta velo­ci­dad o las olim­pia­das de Bar­ce­lo­na. No hubo nin­gún tipo de opo­si­ción a todo este derro­che y muy por el con­tra­rio los par­ti­dos polí­ti­cos de opo­si­ción, sal­vo con­ta­das excep­cio­nes, se mos­tra­ron más bien sumi­sos y complacientes.

Cuan­do en julio de 1992 en el desa­rro­llo de la II Cum­bre Ibe­ro­ame­ri­ca­na de Madrid inter­vino en el ple­na­rio el pre­si­den­te Fidel Cas­tro, y en vis­ta de la pre­sen­cia su majes­tad el rey, y para no herir sus­cep­ti­bi­li­da­des, pru­den­te­men­te pre­fi­rió eli­mi­nar toda refe­ren­cia a la incues­tio­na­ble con­quis­ta y colo­ni­za­ción. En cam­bio, expre­só: “Gran­dio­sa fue la haza­ña de Colón e intré­pi­dos los que fue­ron capa­ces de con­quis­tar y colo­ni­zar dece­nas de millo­nes de kiló­me­tros cua­dra­dos de terri­to­rio pobla­do en el hemis­fe­rio occi­den­tal. Pero tam­bién sin pre­ce­den­tes en la his­to­ria fue­ron las mues­tras de resis­ten­cia heroi­ca como la de Tenoch­titlan, capi­tal de los Azte­cas, e insu­pe­ra­ble la haza­ña de los hom­bres que, con Bolí­var a la van­guar­dia, fue­ron capa­ces de libe­rar des­pués todo un con­ti­nen­te. Jun­tos hemos escri­to una dra­má­ti­ca y fabu­lo­sa his­to­ria”. Tras la caí­da del muro de Ber­lín Cuba se había que­da­do sola en el pro­yec­to socia­lis­ta y enci­ma el recru­de­ci­mien­to del embar­go esta­dou­ni­den­se los tenía con la soga al cue­llo. La isla cari­be­ña atra­ve­sa­ba una gra­ve situa­ción eco­nó­mi­ca deno­mi­na­da como “Perio­do Espe­cial”. En todo caso su dis­cur­so fue el más “revo­lu­cio­na­rio “o, mejor dicho, “irre­ve­ren­te” com­pa­ra­do con los otros jefes de esta­do de Lati­noa­mé­ri­ca que no hicie­ron más que loar a la monar­quía espa­ño­la y agra­de­cer el lega­do civi­li­za­to­rio del des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca. En las con­clu­sio­nes de la cum­bre los man­da­ta­rios se com­pro­me­tie­ron a hacer una defen­sa de la demo­cra­cia repre­sen­ta­ti­va, el res­pe­to de los dere­chos huma­nos y las liber­ta­des fun­da­men­ta­les. Fidel Cas­tro se con­vir­tió en una de las prin­ci­pa­les figu­ras polí­ti­cas de la Expo 92 y su pre­sen­cia con­gre­ga­ba nume­ro­so públi­co tan­to de incon­di­cio­na­les como de detrac­to­res. El mis­mí­si­mo 26 de julio de 1992, con­me­mo­ra­ción del ata­que al cuar­tel Mon­ca­da, el alcal­de de Sevi­lla Rojas Mar­cos le hizo entre­ga de las lla­ves del ayun­ta­mien­to de Sevi­lla. Acto que gene­ró una enor­me polé­mi­ca entre las fuer­zas dere­chis­tas (que gober­na­ban en coa­li­ción con los anda­lu­cis­tas) por home­na­jear al “dic­ta­dor cubano”. Horas antes en una reu­nión infor­mal en el pabe­llón de Cuba el pre­si­den­te del gobierno espa­ñol Feli­pe Gon­zá­lez le acon­se­jó “rea­li­zar en el menor tiem­po posi­ble elec­cio­nes libres”.

En la con­tra­cum­bre con­vo­ca­da en Madrid bajo el títu­lo de “Las Otras Voces de Amé­ri­ca Lati­na” se cri­ti­có a los man­da­ta­rios lati­no­ame­ri­ca­nos por su acti­tud sumi­sa y com­pla­cien­te al glo­ri­fi­car el mal lla­ma­do “encuen­tro de dos mun­dos”. La eli­te crio­lla que está en la cús­pi­de de la pirá­mi­de pre­fi­rió vana­glo­riar­se de su eterno amor a la madre patria y guar­dar un silen­cio cóm­pli­ce al apo­yar el geno­ci­dio y some­ti­mien­to de nues­tros pue­blos. Se olvi­da­ron por com­ple­to de recla­mar por los cin­co siglos de explo­ta­ción y de opre­sión que han con­ver­ti­do Amé­ri­ca Lati­na en una de las regio­nes más sub­de­sa­rro­lla­das y mise­ra­bles del planeta.

Estos crio­llos trai­do­res de Sali­nas de Gor­ta­ri, Collor de Melo, Vio­le­ta Cha­mo­rro, Cesar Gavi­ria Car­los Menem, Alfre­do Cris­tia­ni, Jai­me Paz Zamo­ra, Joa­quín Bala­guer, Gui­ller­mo Enda­ra, etc. se deja­ron sedu­cir por las fan­to­cha­das y para­fer­na­lias fes­ti­va­le­ras, las cuen­tas de vidrio y aba­lo­rios. La Expo como esca­pa­ra­te mun­dial del capi­ta­lis­mo se pre­sen­ta­ba como la úni­ca vía de pro­gre­so de la huma­ni­dad. Al ter­mi­nar la con­tra­cum­bre la izquier­da revo­lu­cio­na­ria tan solo sal­vó de la que­ma al coman­dan­te Fidel Castro.

En el 2092 la era super tec­no­ló­gi­ca y la revo­lu­ción ciber­né­ti­ca sin duda algu­na domi­na­rán por com­ple­to unas socie­da­des digi­tal­men­te glo­ba­li­za­das. Todas las empre­sas el Ibex 35, la mar­ca Espa­ña, la Casa de Alba, los más gran­des ban­cos y mul­ti­na­cio­na­les, las edi­to­ria­les, o uni­ver­si­da­des o escue­las comien­zan ya a pla­ni­fi­car su par­ti­ci­pa­ción en el VI Cen­te­na­rio del Des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca. Com­pro­mi­so inelu­di­ble pues Espa­ña tie­ne que con­sa­grar­se defi­ni­ti­va­men­te entre las poten­cias más pujan­tes del siglo XXI.

¿Vol­ve­rá a repe­tir­se lo que ocu­rrió en la igno­mi­nio­so “encuen­tro de dos mun­dos 1992? Por­que den­tro de 70 años las cosas pue­den ser muy simi­la­res ya que los deli­rios de gran­de­za y mega­lo­ma­nía de los des­cen­dien­tes de esos con­quis­ta­do­res en vez de mer­mar se acre­cien­tan. Con toda arro­gan­cia los sepul­tu­re­ros roji­gual­das pre­pa­ran las pom­pas fúne­bres del 2092.

Ade­más, está com­pro­ba­do que la his­to­ria es cícli­ca y todo se repi­te con inusi­ta­da pre­ci­sión sin que lle­gue­mos a com­pren­der muy bien este asom­bro­so fenó­meno. En los albo­res del siglo XXII lo más segu­ro es que has­ta habrá más liber­tad de expre­sión y más demo­cra­cia si lo com­pa­ra­mos con ese año 1992 don­de exis­tió un mono­po­lio dic­ta­to­rial por par­te de los medios de comu­ni­ca­ción ofi­cia­lis­tas. El pen­sa­mien­to úni­co se impu­so sin dila­cio­nes eclip­san­do cual­quier crí­ti­ca al régi­men monár­qui­co here­de­ro del nos­tál­gi­co “Impe­rio hacia Dios”. ¿des­apa­re­ce­rán por com­ple­to todos esos mitos de des­cu­bri­do­res y con­quis­ta­do­res? Lo más segu­ro es que una nue­va gene­ra­ción de patrio­tas y nacio­na­lis­tas espa­ño­les segui­rán defen­dien­do ese pasa­do glo­rio­so del VI Cen­te­na­rio; como ayer, hoy o maña­na se ha de rei­vin­di­car la ges­ta del des­cu­bri­mien­to, la con­quis­ta y colo­ni­za­ción del Nue­vo Mun­do (que hace par­te inde­le­ble de la iden­ti­dad his­pa­na) La rei­na Leo­nor como fiel here­de­ra del espí­ri­tu de su padre y de su abue­lo será la encar­ga­da de inau­gu­rar la gran­dio­sa Expo 2092 ‑y quién sabe si lo haga en la mis­mí­si­ma ciu­dad de Sevi­lla– por­que no pode­mos ir en con­tra de los hados del destino. 

Julio Cues­ta, comi­sa­rio de los actos del XXV ani­ver­sa­rio de la Expo 92, sos­tu­vo que Sevi­lla debe de pre­pa­rar ya la Expo 2092. Nues­tro reto es mul­ti­pli­car por dos la cifra de 42 millo­nes de visi­tan­tes. Nece­si­ta­mos abrir­le las puer­tas a Áfri­ca. es la hora de cons­truir un túnel o un puen­te sobre el estre­cho por­que nues­tro pró­xi­mo encuen­tro es con Áfri­ca que tene­mos tan solo a 14 kiló­me­tros de Tarifa.Las pre­dic­cio­nes a 70 años vis­tas son bas­tan­te des­es­pe­ran­za­do­ras ya que a fina­les del siglo XXI lo más segu­ro es que se ace­le­ra­rá la des­apa­ri­ción de etnias y tri­bus que se redu­ci­rán a la mitad de los 35 millo­nes de indí­ge­nas que habi­tan el con­ti­nen­te ame­ri­cano. Y eso que nos fal­ta refe­rir­nos al impac­to de la cri­sis medioam­bien­tal, que si no se reme­dia en las pró­xi­mas déca­das, ten­drá dra­má­ti­cas con­se­cuen­cias ya que se pro­du­ci­rán éxo­dos y gue­rras a cau­sa del ham­bre y la miseria.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *