Argen­ti­na. Vibran­te home­na­je polí­ti­co-cul­tu­ral al Che y a los pue­blos ori­gi­na­rios en Bue­nos Aires /​En la Sema­na Inter­na­cio­nal de Lucha Antiimperialista

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 11 de octu­bre de 2020

«Este domin­go 11, últi­mo día de la liber­tad de los pue­blos ori­gi­na­rios, y a 72 horas del 53 ani­ver­sa­rio de la caí­da en com­ba­te del Coman­dan­te Che Gue­va­ra veni­mos aquí a ren­dir un doble home­na­je, pero no sola­men­te para hablar de his­to­ria sino de este pre­sen­te difí­cil en que con segu­ri­dad el Che sigue ilu­mi­nan­do indul­gen­cias y anda por la recu­pe­ra­ción de tie­rras de Guer­ni­ca y los pue­blos ori­gi­na­rios se levan­tan con­tra las fores­ta­les y las tras­na­cio­na­les que des­tro­zan sus tie­rras”, Con estas pala­bras, el direc­tor de Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, Car­los Azná­rez, dio comien­zo al acto polí­ti­co-cul­tu­ral orga­ni­za­do por el Fren­te Cul­tu­ral Che Ade­li­ta, en el Par­que Cen­te­na­rio, de Bue­nos Aires.
Fren­te a una impor­tan­te can­ti­dad de públi­co, y con un esce­na­rio impro­vi­sa­do en el cual se des­ta­ca­ba un mural rea­li­za­do por el artis­ta plás­ti­co Igna­cio Liang, en el que el Che com­par­te pro­ta­go­nis­mo con otros y otras Che del con­ti­nen­te, como San­dino, Ber­ta Cáce­res, Manuel Maru­lan­da, el Mono Jojoy, Loli­ta Lebrón y muchos otres.

A par­tir de ese momen­to fue­ron entre­gan­do su home­na­je dis­tin­tos artis­tas popu­la­res. En pri­mer lugar, la actriz Elia­na Was­ser­mann recor­dó al Che a tra­vés de uno de sus poe­mas escri­tos cuan­do reco­rrió Lati­noa­mé­ri­ca antes de embar­car­se en el Gran­ma rum­bo a Cuba. Elia­na eli­gió “Auto­rre­tra­to oscu­ro”, en el que el Che seña­la: «De una joven nación de raí­ces de hier­ba­raí­ces que nie­gan la rabia de América)vengo a uste­des, her­ma­nos norteños.Cargado de gri­tos de des­alien­to y de fe,vengo a uste­des, her­ma­nos nor­te­ños, ven­go de don­de veni­mos los «homo sapiens»,devoré kiló­me­tros en ritos trashumantes;con mi mate­ria asmá­ti­ca que car­go como una cruz y en la entra­ña extra­ña de metá­fo­ra inco­ne­xa”. El tex­to es más que sig­ni­fi­ca­ti­vo y pre­anun­cia un futu­ro de lucha, y Elia­na, des­de sus pro­pias entra­ñas, res­ca­ta ese momen­to en el que, tiem­po des­pués, deja­rá de con­ver­tir­se en Gue­va­ra para ser sim­ple­men­te “Che”.

Lue­go le tocó el turno al exce­len­te actor Juan Astor­ga quien con­mo­vió al públi­co con otro tex­to emble­má­ti­co del Che: “Can­to a Fidel”. «Vámonos,ardiente pro­fe­ta de la aurora,por recón­di­tos sen­de­ros inalám­bri­co­sa libe­rar el ver­de cai­mán que tan­to amas.Vámonos,derrotando afren­tas con la fren­te­ple­na de mar­tia­nas estre­llas insurrectas,juremos lograr el triun­fo o encon­trar la muerte”.

El can­to no podía estar ausen­te en una acti­vi­dad de este tipo, y es por eso que la tro­va­do­ra Pau­la Ferré, una de las can­tan­tes que han hecho de la soli­da­ri­dad una cues­tión de prin­ci­pios. Con una voz impre­sio­nan­te y com­po­nien­do temas de alta cali­dad poé­ti­ca, como “Mujer ori­gi­na­ria”, de la que es auto­ra o evo­can­do a Sil­vio Rodrí­guez en ese himno que es “El necio”, Pau­la ilu­mi­nó aún más la acti­vi­dad. Al final de la mis­ma, entre­gó otros dos temas que arran­ca­ron más aplau­sos y el agra­de­ci­mien­to por “estar siempre”.

El docu­men­ta­lis­ta y poe­ta Jor­ge Fal­co­ne leyó con inocul­ta­ble pasión un exce­len­te tex­to de su auto­ría: «Obs­tácu­los en las rutas del pro­gre­so”, por el que des­fi­lan des­de el Caci­que Pin­cén, el geno­ci­da Roca, Darío y Maxi y las luchas bra­vías lle­va­das a cabo en un país don­de toda­vía fal­tan librar bata­llas trascendentales.t «A veces algún demó­cra­ta colo­nial /​de los que no movie­ron un dedo por el gue­rre­ro vivo /​se con­mue­ve por el gue­rre­ro muer­to y alza /​la ban­de­ra de los dere­chos huma­nos. /​Y sue­ña con libe­rar la Patria pagan­do /​al Impe­rio la deu­da con­traí­da a san­gre y fue­go. /​Pero que­dan rebel­des toda­vía”, dijo y se ganó los aplau­sos de los presentes. 

Como por don­de cami­na el lega­do del Che en el pre­sen­te, siem­pre hay con­fron­ta­cio­nes con­tra los pode­ro­sos, era nece­sa­rio escu­char a uno de los refe­ren­tes de las orga­ni­za­cio­nes socia­les que ban­can a las 2500 fami­lias que recu­pe­ran tie­rras actual­men­te en Guer­ni­ca. Se escu­chó enton­ces la voz poten­te y des­ga­rra­da de Ale­jan­dro, al que sus com­pa­ñe­ros reco­no­cen como El Ruso. Pegó duro y con lógi­ca en su dis­cur­so, recor­dan­do que los “nacio­nal popu­la­res” se apres­tan a des­alo­jar por la fuer­za a quie­nes no tie­nen don­de vivir y solo recla­man un peda­ci­to de tie­rra para alzar cua­tro pare­des y un techo.

Nor­man Bris­ki, actor com­pa­ñe­ro que como ocu­rrie­ra des­de siem­pre nun­ca elu­de el com­pro­mi­so con los de aba­jo, pasó al fren­te, se acer­có a uno de los mura­les del Che, y de espal­das al públi­co, se acer­có al mis­mo como para con­ver­sar con él o para dar­se fuer­zas y decir un tex­to que sonó como un puñe­ta­zo en la cara de los mal­tra­ta­do­res seria­les que ya cono­ce­mos. «Escú­cha­me Che /​Che escú­cha­me /​Te han mata­do tan­tas veces. /¡Y quien con su muer­te tie­ne tan­to maña­na! /​Hoy estas en peda­zos de nues­tros cuer­pos. /​Queriendo unir­nos para aquel hom­bre nue­vo. /​Y que tie­ne pun­te­ría para la ter­nu­ra”, comen­zó dicien­do Nor­man. Lue­go, alzó la voz y agre­gó: «Che gue­rri­lle­ro para la paz. Che ¿me escu­chas? /​¿Cómo anda­mos? /​Aquí ten­ta­dos por las ofer­tas. /​Y aquí matan­do ino­cen­tes. /​Y aquí cre­yen­do que la vida está en la pan­ta­lla. /​En la gón­do­la de los glo­to­nes. /​Votan­do esta­mos, /​Con la espe­ran­za de los chan­chos, /​Con los cuer­pos /​En un solo dedo… el de los boto­nes. /​Con aquel amor que se vol­vió pea­je, /​Con la pan­de­mia que no sir­ve ni como adver­ten­cia. /​Creyendo que Dios es el dólar del geno­ci­dio, /​Que los Chi­nos son comu­nis­tas /​Y que luchar es cau­sa per­di­da. /​Mientras tan­to, el plás­ti­co lle­ga a las entra­ñas. /​Mien­tras tan­to la tie­rra ago­ni­za desier­tos, /​Votando esta­mos, /​Y ese peda­zo de cuer­po, /​¿Adi­vi­nen cuál es? /​¡Te está gri­tan­do! /​¡Va a resu­ci­tar! /​Tenés que saber­lo. /​Es más fácil llo­rar que la gran mar­cha que pide tu pue­blo. /​Que tie­ne todas las razo­nes y tie­ne tu ros­tro, tie­ne tu sue­ño. Che Argen­tino, Cubano, Afri­cano, Boli­viano y si te hubie­sen dejado…/ Yo te salu­do, /​porque estas en peda­zos, /​en noso­tres, /​en nin­gún uno solo /​en los demás está el espe­jo, /​y si nos mira­mos, /​será muy fácil asu­mir el cora­je, /​que el Che nos ha inspirado”,

Mural del artis­ta plás­ti­co Igna­cio Liang

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *