Boli­via. Deba­te pre­si­den­cial: El M.A.S. como úni­ca opción popular

Por Veró­ni­ca Zapa­ta, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 7 de octu­bre de 2020.

El 3 de Octu­bre se lle­vó a cabo el deba­te pre­si­den­cial en el Hotel Radis­son de San­ta Cruz en Boli­via, de cara a las pró­xi­mas elec­cio­nes pre­si­den­cia­les del 18 de Octu­bre. La orga­ni­za­ción estu­vo a car­go de la Fede­ra­ción de Aso­cia­cio­nes Muni­ci­pa­les (F.A.M.) y la Con­fe­de­ra­ción Uni­ver­si­ta­ria Boli­via­na (C.U.B.). Estu­vie­ron pre­sen­tes cada uno de los can­di­da­tos a pre­si­den­te de las sie­te fuer­zas polí­ti­cas del país: Luis Arce del Movi­mien­to al Socia­lis­mo (M.A.S.), Car­los Mesa de Comu­ni­dad Ciu­da­da­na (C.C.), Fer­nan­do Cama­cho de Cree­mos, Tuto Qui­ro­ga de Libre 21, Chi Hyun Chung del Fren­te Para la Vic­to­ria (F.P.V.), Feli­ciano Mama­ni de PAN-BOL y María Baya de A.D.N. El deba­te se basó en cua­tro ejes temá­ti­cos: la cri­sis eco­nó­mi­ca, el desa­rro­llo de empleo, la esta­bi­li­dad social y el desa­rro­llo local.

La úni­ca fuer­za popu­lar estu­vo repre­sen­ta­da por Luis Arce del M.A.S., con­tra seis can­di­da­tos gol­pis­tas que coin­ci­die­ron en los pun­tos bási­cos de un dis­cur­so neo­li­be­ral dis­fra­za­do de la “nue­va polí­ti­ca”. Las pre­mi­sas com­par­ti­das fue­ron: la “Heren­cia reci­bi­da” del ex gobierno del M.A.S. res­pon­sa­ble de todos los males del país, el lema “Todos con­tra el M.A.S.”, el pedi­do de que “No vuel­va el tirano” en refe­ren­cia a Evo Mora­les y la cíni­ca “Defen­sa de la democracia”.

Las encues­tas indi­can que Luis Arce gana­ría en pri­me­ra vuel­ta y pone en segun­do lugar a su con­trin­can­te Car­los Mesa. El deba­te evi­den­ció la uni­dad de la dere­cha dan­do lugar a la reedi­ción del esce­na­rio elec­to­ral del 2019 que con­vo­có el voto “anti M.A.S.”, lo que suma­rá votos a Car­los Mesa.

Los seis can­di­da­tos gol­pis­tas se dis­tan­cia­ron de Añez, pero sus dis­cur­sos anun­cian la con­ti­nua­ción de su mode­lo eco­nó­mi­co neo­li­be­ral: reduc­ción del gas­to públi­co, endeu­da­mien­to, libre mer­ca­do, des­re­gu­la­ción y des­cen­tra­li­za­ción del esta­do, fle­xi­bi­li­za­ción labo­ral, etc.

Los dis­cur­sos recor­da­ban a los de Mau­ri­cio Macri en Argen­ti­na el 2015, con pro­me­sas incum­pli­das que deja­ron un país arra­sa­do. Por otra par­te, todos en gene­ral apos­ta­ron a con­ti­nuar con la indus­tria­li­za­ción del litio que cri­ti­ca­ron y que ini­ció el M.A.S. Tam­bién, deja­ron cla­ro que el botín de dispu­ta es el litio para EU. Si bien Mesa tuvo cau­te­la y no se refi­rió al tema direc­ta­men­te, el res­to sí lo hizo y Tuto Qui­ro­ga expre­só la posi­ción del con­jun­to de los golpistas.

El deba­te en gene­ral fue un espec­tácu­lo lamen­ta­ble que refle­ja la podre­dum­bre de la cla­se polí­ti­ca en el país. De los sie­te can­di­da­tos pre­sen­tes dos fue­ron ex pre­si­den­tes de Boli­via. Car­los Mesa fue vice­pre­si­den­te de Gon­za­lo Sán­chez de Loza­da, quien esca­pó a EU en medio de una fuer­te cri­sis tras la masa­cre de Octu­bre Negro del 2003. Tras la vacan­te, asu­mió como pre­si­den­te y lue­go renun­ció en medio de una cri­sis en el 2005. Tuto Qui­ro­ga fue vice­pre­si­den­te de Hugo Ban­zer pre­si­den­te de fac­to del Boli­via, asu­mió como pre­si­den­te lue­go de una enfer­me­dad de Ban­zer has­ta com­ple­tar la ges­tión pre­si­den­cial. Ambos pro­me­tie­ron repe­tir sus rece­tas del pasa­do con “éxi­to”.

El coreano Chi Hyun Chung pas­tor evan­gé­li­co cerró su dis­cur­so can­tan­do a Dios en un país lai­co, y afir­mó la cons­truc­ción de un “Dis­ney­land Park” y un “Las Vegas” en el salar de Uyu­ni. Una ofren­da sim­bó­li­ca gran­de a un pue­blo que se encuen­tra en un pro­ce­so de auto­crí­ti­ca fren­te a su pro­ce­so de des­co­no­lo­ni­za­ción, pun­to cen­tral del deve­nir del país y deter­mi­nan­te en los erro­res del ex gobierno del M.A.S. Por otro lado, la ima­gen de Fer­nan­do Cama­cho con el cíni­co pedi­do de un minu­to de silen­cio por los caí­dos en la masa­cres del 2019 fue siniestro.

Feli­ciano Mama­ni se pre­sen­tó con una ima­gen fol­clo­ri­za­da del indí­ge­na con un cas­co mine­ro sím­bo­lo de lucha en el país y cerró su dis­cur­so pobre y sin pro­pues­tas en Que­chua. Fue la expre­sión ejem­plar de un indí­ge­na colo­ni­za­do cul­tu­ral­men­te que jue­ga en con­tra de los intere­ses de su pro­pio pue­blo. María Bayá la úni­ca can­di­da­ta mujer, tam­bién expre­só un mode­lo pro­duc­to de la colo­ni­za­ción, su dis­cur­so fue poten­te con­tra el M.A.S. y no con­tra los gol­pis­tas racis­tas y misóginos.

Luis Arce, el can­di­da­to del pue­blo basó su dis­cur­so en su expe­rien­cia exi­to­sa como eco­no­mis­ta. Duran­te su ges­tión, el país ocu­pó el pri­mer pues­to de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de Lati­noa­mé­ri­ca, según el F.M.I. y el Ban­co Mun­dial, y sus indi­ca­do­res macro­eco­nó­mi­cos fue­ron record en Amé­ri­ca del Sur.

Pri­mer eje temá­ti­co: cri­sis económica.

Luis Arce fue el úni­co can­di­da­to que expu­so un plan eco­nó­mi­co por fue­ra del neo­li­be­ra­lis­mo, basa­do en la sobe­ra­nía y no basa­do en el endeu­dan­do del país bajo impo­si­ción de linea­mien­tos extran­je­ros. “Vamos a finan­ciar no endeu­dán­do­nos, gene­ra­re­mos el no pago de la deu­da por dos años de capi­tal e intere­ses, que nos dará 1.600 millo­nes de dóla­res de ali­vio para inver­tir, más lo que gene­ra­re­mos por el impues­to a las gran­des fortunas”.

Arce expu­so su expe­rien­cia de ges­tión exi­to­sa duran­te la cri­sis del 2008 y 2014 en el país: “La eco­no­mía nece­si­ta la inyec­ción de recur­sos para acti­var la deman­da y un plan para sacar ade­lan­te el tema pro­duc­ti­vo por el lado de la ofer­ta. Para reac­ti­var la deman­da inter­na garan­ti­za­re­mos los bonos. Por el lado de la pro­duc­ción y la ofer­ta, nues­tro plan se basa en la indus­tria­li­za­ción con sus­ti­tu­ción de importaciones”.

Car­los Mesa pro­pu­so inyec­tar 6 mil millo­nes de dóla­res al mer­ca­do para reac­ti­var la eco­no­mía y sos­tu­vo que la cri­sis del país es res­pon­sa­bi­li­dad del M.A.S. Afir­mó que para resol­ver la cri­sis eco­nó­mi­ca, pri­me­ro se debe resol­ver la sani­ta­ria, por lo que pro­me­tió más médi­cos y equi­pa­mien­to en salud, vacu­nas gra­tis y tra­ta­mien­to gra­tui­to con­tra el cán­cer. Fue la pro­me­sa más cíni­ca por­que se man­tu­vo en silen­cio cóm­pli­ce mien­tras colap­sa­ban los hos­pi­ta­les con Áñez a quién ayu­dó a asu­mir como pre­si­den­ta de facto.

Fer­nan­do Cama­cho pro­pu­so la reduc­ción del gas­to públi­co: “Reor­de­na­re­mos el gas­to públi­co y evi­ta­re­mos gas­to inne­ce­sa­rios”. Duran­te el gobierno del M.A.S. la inver­sión públi­ca fue la más alta de Suda­mé­ri­ca con 6.510 millo­nes de dólares.

Chi Hyun Chung cri­ti­co el mode­lo eco­nó­mi­co, social, comu­ni­ta­rio y pro­duc­ti­vo del ex gobierno del M.A.S. sos­tu­vo que se ges­tio­nó 14 años de “coope­ra­ti­va corrup­ta y social comu­ni­ta­ria corrup­ta”. En medio de la cri­sis anun­ció incre­men­to de la poli­cía y la exten­sión del ser­vi­cio mili­tar a dos años.

Tuto Qui­ro­ga pro­pu­so inyec­tar 8 mil millo­nes de dóla­res para “sal­va­ra la eco­no­mía” y ads­cri­bió la cri­sis del país al “des­pil­fa­rro” de Evo Mora­les y lo acu­só de “arre­me­ter” con­tra las reser­vas del Ban­co Central.

Segun­do eje temá­ti­co: gene­ra­ción de empleo.

Luis arce sos­tu­vo que duran­te el «gobierno» de Áñez se tri­pli­có el des­em­pleo en el país de 4% a 12% y la pobre­za aumen­tó. Duran­te su ges­tión Boli­via tuvo la tasa de des­em­pleo más baja de Suda­mé­ri­ca, según el Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Esta­dís­ti­ca (I.N.E.), la pobre­za extre­ma se redu­jo de 38 % a 15 %, la mayor reduc­ción de este indi­ca­dor de la región y se incor­po­ró 3,7 millo­nes de per­so­nas a la cla­se media.

Car­los Mesa seña­ló que el empleo gene­ra­do duran­te 14 años era para “masis­tas”.

Fer­nan­do Cama­cho con­fir­mó una refor­ma labo­ral “de acuer­do a la reali­dad de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y la empre­sa­rial” y pro­me­tió “no qui­tar dere­chos al trabajador”.

Chi Hyun Chung anun­ció la cons­truc­ción de un “Dis­ney­land Park” y un “Las Vegas” en Uyu­ni, bene­fi­cios para las empre­sas, el empren­du­ris­mo y la explo­ra­ción de hidrocarburos.

Tuto Qui­ro­ga pro­pu­so indus­tria­li­zar el litio e impul­sar la “Boli­via Digi­tal” con mano de obra boli­via­na y afir­mó: “Esto no se hace con coca­le­ros que solo habla­ban y lo úni­co que hicie­ron es indus­tria­li­zar la cocaí­na de El Chapare”.

Ter­cer eje temá­ti­co: esta­bi­li­dad social.

Luis arce: “La esta­bi­li­dad no sola­men­te está basa­da en la eco­no­mía, sino tam­bién en la esta­bi­li­dad social y polí­ti­ca, para que las empre­sas y empren­di­mien­tos pue­dan desa­rro­llar­se nor­mal­men­te”. En esa línea pro­pu­so el dia­lo­go y la aten­ción de las deman­das como moda­li­dad de reso­lu­ción de con­flic­tos sociales.

Car­los Mesa sos­tu­vo que garan­ti­za­rá la esta­bi­li­dad entre los cívi­cos en orien­te y los movi­mien­tos socia­les en occi­den­te con “diá­lo­go, res­pe­to de la cons­ti­tu­ción y los D.D.H.H.»

Fer­nan­do Cama­cho afir­mó que: “La ines­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca es con­se­cuen­cia de un sica­ria­to de la eco­no­mía duran­te de 14 años”.

Chi Hyan Chung demos­tró su pos­tu­ra pri­va­tis­ta: “Si des­mo­ti­va­mos a inver­sio­nis­tas inter­na­cio­na­les con exce­si­vo impues­to y la nacio­na­li­za­ción no habrá la inversión”.

Tuto Qui­ro­ga sos­tu­vo que garan­ti­za­rá la esta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca con la inyec­ción de 8 mil millo­nes de dóla­res al mer­ca­do y la “esta­bi­li­dad ins­ti­tu­cio­nal” con el res­pe­to de la cons­ti­tu­ción, el “Boli­via dijo No” y no con el “frau­de” de Evo Morales.

Cuar­to eje temá­ti­co: desa­rro­llo local.

Luis arce apun­tó al rol del esta­do en las comu­ni­da­des en la salud, la edu­ca­ción y la pro­duc­ción: “Cuan­do hay fal­ta de ser­vi­cios bási­cos ocu­rre una migra­ción del cam­po a la ciu­dad y hay que evi­tar­lo por­que impli­ca per­der fuer­za de tra­ba­jo en el área rural para enfren­tar la pan­de­mia del ham­bre con sobe­ra­nía alimentaria”.

Car­los Mesa, Fer­nan­do Cama­cho, Tuto Qui­ro­ga, Chi Hyun Chung, Feli­ciano Mama­ni y María Bayá se mos­tra­ron a favor del “fede­ra­lis­mo” y las “auto­no­mías”, en con­tra del “hiper­cen­tra­lis­mo” y las “auto­no­mías de papel del M.A.S”. Mesa tuvo cau­te­la con un tema deli­ca­do que tie­ne su ori­gen en el pedi­do de “auto­no­mía” e “inde­pen­den­cia” de la lla­ma­da “Media Luna” que con­cen­tra la zona más rica de Boli­via. “Este deba­te sobre el fede­ra­lis­mo es legí­ti­mo”, sos­tu­vo Mesa. El cru­ce­ño Cama­cho fue con­tun­den­te: “Pro­pon­go la des­cen­tra­li­za­ción de la edu­ca­ción y la salud, mien­tras se avan­za con el federalismo”.

En este deba­te, se des­pe­jan dudas de que los gol­pis­tas no están dis­pues­tos a entre­gar el poder pací­fi­ca­men­te, y están dis­pues­tos a incen­diar el país para cum­plir el obje­ti­vo sepa­ra­tis­ta que tie­ne a su prin­ci­pal expo­nen­te en el gobierno: el croa­ta Bran­co Marincovich.

Fuen­te: Pres­sen­za

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *