El escan­da­lo­so silen­cio sobre la ultra­de­re­cha mili­tar y poli­cial en Espa­ña: ¿ocul­ta­ción o desinformación?

Un vídeo de poco más de medio minu­to refle­ja a la per­fec­ción tan­to la situa­ción actual de cris­pa­ción que se vive en Espa­ña, como el pro­ble­ma estruc­tu­ral que exis­te en los cuer­pos poli­cia­les y mili­ta­res: están domi­na­dos y for­ma­dos, mayo­ri­ta­ria­men­te, por ultraderechistas.

El vídeo, de esca­sa cali­dad, comien­za mos­tran­do las foto­gra­fías de varios miem­bros del Gobierno espa­ñol en sen­das dia­nas: Pablo Eche­ni­que, Pedro Sán­chez, Ire­ne Mon­te­ro, Pablo Igle­sias y Fer­nan­do Gran­de-Mar­las­ka. Ins­tan­tes des­pués, se escu­cha una voz que ase­ve­ra “sen­ten­cia”, y apa­re­ce un tira­dor que aba­te uno a uno los obje­ti­vos. Poco des­pués, se con­fir­ma­ba que se tra­ta­ba de un exmi­li­tar cuyo her­mano per­te­ne­ce a la Guar­dia Civil.

Es un epi­so­dio ultra­rre­la­cio­na­do con mili­ta­res y agen­tes poli­cia­les, no tan inusual como se pudie­ra des­pren­der de la ausen­cia de rela­ción en los gran­des medios de comu­ni­ca­ción del epi­so­dio con el pre­do­mi­nio de la ultra­de­re­cha en las fuer­zas arma­das y poli­cia­les espa­ño­las. Tal es la desidia y la negli­gen­cia mediá­ti­ca, que, solo unos días des­pués de su emi­sión, pare­cie­ra que el video jamás exis­tió.

Estre­cha rela­ción entre la ultra­de­re­cha y los mili­ta­res en un cli­ma golpista

Para con­tex­tua­li­zar la mag­ni­tud del vídeo hay que tener en cuen­ta dos ele­men­tos fun­da­men­ta­les: en pri­mer lugar, la rela­ción bidi­rec­cio­nal entre los mili­ta­res y agen­tes poli­cia­les espa­ño­les y la ultra­de­re­cha; y, en segun­do lugar, el cli­ma béli­co-gol­pis­ta que impo­ne la ultra­de­re­cha en Espa­ña, con varios lla­ma­mien­tos, inclu­so explí­ci­tos, a un gol­pe de Estado.

Luis Gon­za­lo Segu­ra, exte­nien­te del Ejér­ci­to de Tie­rra de Espa­ña­Pa­ra enten­der la mag­ni­tud del vídeo, hay que tener en cuen­ta dos ele­men­tos fun­da­men­ta­les: la rela­ción bidi­rec­cio­nal entre los mili­ta­res y agen­tes poli­cia­les espa­ño­les y la ultra­de­re­cha; y, en segun­do lugar, el cli­ma béli­co-gol­pis­ta que impo­ne la ultra­de­re­cha en Espa­ña, con lla­ma­mien­tos a un gol­pe de Estado.

Uno de los prin­ci­pa­les líde­res ultra­de­re­chis­tas, Orte­ga Smith, apa­re­ció hace esca­sos meses, en febre­ro de 2020, dis­pa­ran­do en unas ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res y afir­man­do, tras com­pro­bar la dia­na: “Este es un hijo de puta del Daesh”. Aquel vídeo no solo cau­só un gran escán­da­lo, que igual­men­te se olvi­dó una vez obte­ni­do el rédi­to polí­ti­co, sino que, posi­ble­men­te, fue­ra delic­ti­vo –las armas mili­ta­res no pue­den ser usa­das por per­so­nal civil – .

No era una casua­li­dad, ni mucho menos, pues los gui­ños ultra­de­re­chis­tas a las Fuer­zas Arma­das son innu­me­ra­bles –des­de him­nos has­ta foto­gra­fías y actos pro­mo­cio­na­les– y ese amor es corres­pon­di­do por la mili­cia: ha que­da­do demos­tra­do que en aque­llas sec­cio­nes elec­to­ra­les en las que hay acuar­te­la­mien­tos, los resul­ta­dos en favor de la ultra­de­re­cha se dis­pa­ran. Impo­si­ble que sea casual.

Los ante­ce­den­tes de los últi­mos meses dejan poco mar­gen a la duda: dipu­tados y euro­dipu­tados de Vox lla­man­do a un gol­pe de Esta­do, Javier Orte­ga Smith dis­pa­ran­do en recin­tos mili­ta­res y un coro­nel de la Guar­dia Civil con pasa­do fran­quis­ta, Die­go Pérez de los Cobos, cesa­do –jun­to a la dimi­sión de otros dos altos man­dos cas­tren­ses– por la ela­bo­ra­ción de un infor­me falaz y ali­nea­do con las tesis ultra­de­re­chis­tas sobre la inci­den­cia de la mani­fes­ta­ción del 8‑M en la expan­sión de la covid-19 en Espa­ña. Epi­so­dios que, ade­más, solo cons­ti­tu­yen una peque­ña par­te de lo acon­te­ci­do en los últi­mos años.

De la ame­na­za gol­pis­ta del tenien­te gene­ral Mena al ‘Mani­fies­to de los Mil’

Qui­zás los dos epi­so­dios de mayor reper­cu­sión en las últi­mas dos déca­das –por­que los años ochen­ta cuen­tan, inclu­so, con varios inten­tos de gol­pe de Esta­do– han sido el dis­cur­so del tenien­te gene­ral Mena en 2006 y el que podría­mos deno­mi­nar ‘Mani­fies­to de los Mil’, aun­que no resul­te sen­ci­llo hacer tal dis­tin­ción, habi­da cuen­ta de los nume­ro­sos escán­da­los ultra­de­re­chis­tas en el ámbi­to militar. 

En enero de 2006, con moti­vo de la cele­bra­ción de la Pas­cua Mili­tar, el tenien­te gene­ral Mena, con más de 40.000 mili­ta­res a su car­go, pro­nun­ció un dis­cur­so en el que recor­dó que las Fuer­zas Arma­das eran las encar­ga­das de garan­ti­zar la inte­gri­dad terri­to­rial, el orden cons­ti­tu­cio­nal y la sobe­ra­nía de Espa­ña. Una ame­na­za vela­da al Gobierno del enton­ces pre­si­den­te José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro, en mitad de la nego­cia­ción del Esta­tut de Cata­lun­ya. Casi no fue san­cio­na­do por una ame­na­za públi­ca de tal mag­ni­tud y, sin embar­go, su san­ción fue repren­di­da con cin­cuen­ta car­tas de pro­tes­ta escri­tas por mili­ta­res a medios de comu­ni­ca­ción. El úni­co man­do mili­tar que envió una car­ta en señal de pro­tes­ta por las pala­bras del tenien­te gene­ral Mena fue arrestado.

Hace solo dos vera­nos, entre julio y agos­to de 2018, con moti­vo del inten­to de exhu­ma­ción del cadá­ver de Fran­co del mau­so­leo en el que se encon­tra­ba ente­rra­do, más de mil altos man­dos mili­ta­res fir­ma­ron un mani­fies­to a favor de la figu­ra mili­tar de Fran­co y en con­tra del menos­ca­bo de su imagen.

La mayo­ría de los altos man­dos había ocu­pa­do pues­tos de gran rele­van­cia en los últi­mos años y varios de los cabe­ci­llas fue­ron incor­po­ra­dos a las filas de la ultra­de­re­cha. Nue­va­men­te, el PSOE expul­só al úni­co mili­tar en acti­vo de unos trein­ta mili­ta­res y exmi­li­ta­res que se opu­sie­ron al mani­fies­to franquista. 

Y dece­nas de epi­so­dios… 

Exis­ten dece­nas de escán­da­los ultra­de­re­chis­tas que han lle­ga­do a los medios de comu­ni­ca­ción, como por ejem­plo el del coro­nel ‘Rudolf’, coro­nel de la Guar­dia Civil Rodol­fo Sanz Sán­chez, que tra­fi­ca­ba con armas con la com­pli­ci­dad de varios mili­ta­res. En 2015 ven­dió una pis­to­la al jefe de Falan­ge, Manuel Andrino, y encon­tra­ron en su casa 24 kilos de explo­si­vos y 12.500 cartuchos.

De hecho, la faci­li­dad para armar­se de la ultra­de­re­cha es poco menos que sor­pren­den­te: en 2018 detu­vie­ron a un sim­pa­ti­zan­te de Vox con el mayor arse­nal no terro­ris­ta de la his­to­ria en Bur­gos –la Guar­dia Civil infor­mó de for­ma fal­sa que no tenía filia­ción– y, en 2019, el dete­ni­do fue un exper­to fran­co­ti­ra­dor que pre­ten­día aten­tar con­tra la vida del pre­si­den­te, Pedro Sán­chez. No son casos ais­la­dos, en 2010 fue dete­ni­do un nazi cono­ci­do como ‘El Ram­bo del Bier­zo’ y en 2005 se lle­vó aca­bo la cono­ci­da como ‘Ope­ra­ción Pan­zer’, que des­ar­ti­cu­ló una orga­ni­za­ción nazi cuyo líder era, curio­sa­men­te, un mili­tar. En la deten­ción, ade­más de mul­ti­tud de armas, se incau­tó un lan­za­gra­na­das del mis­mo mode­lo que se usa en las Fuer­zas Armadas.

Luis Gon­za­lo Segu­ra, exte­nien­te del Ejér­ci­to de Tie­rra de Espa­ña­La faci­li­dad para armar­se de la ultra­de­re­cha es poco menos que sor­pren­den­te: en 2018 detu­vie­ron a un sim­pa­ti­zan­te de Vox con el mayor arse­nal no terro­ris­ta de la his­to­ria en Bur­gos y, en 2019, el dete­ni­do fue un exper­to fran­co­ti­ra­dor que pre­ten­día aten­tar con­tra la vida del pre­si­den­te, Pedro Sán­chez. No son casos aislados.

Y la lis­ta sería inter­mi­na­ble: el cono­ci­do como Coro­nel Táci­to, de la Guar­dia Civil; el Bri­ga­da Jar­que, tam­bién cono­ci­do como ‘Bri­ga­da Nazi’, en la Bene­mé­ri­ta; el ‘Cabo Fran­quis­ta’, en las Fuer­zas Arma­das; el gene­ral Juan Chi­cha­rro, hoy pre­si­den­te de la Fun­da­ción Nacio­nal Fran­cis­co Fran­co y duran­te mucho tiem­po ayu­dan­te de cam­po del Rey Emé­ri­to Juan Car­los; el exJE­MA, Eduar­do Gon­zá­lez. Pero es que, inclu­so, el 18 de julio de 2017 se leía en cuar­te­les mili­ta­res una efe­mé­ri­de fran­quis­ta que ensal­za­ba el gol­pe de 1936. Una efe­mé­ri­de que, según la enton­ces minis­tra de Defen­sa, María Dolo­res de Cos­pe­dal, lle­va leyén­do­se des­de 2005.

Que podrían ser cien­tos o miles

Uno de los moti­vos por los no exis­ten docu­men­ta­dos muchos más casos, aun cuan­do el lis­ta ya es de por sí reve­la­do­ra del pro­ble­ma, se debe al enfo­que que rea­li­zan los medios de comunicación.

Un ejem­plo lo pode­mos encon­trar en el artícu­lo de El País titu­la­do ‘La que­ren­cia mili­tar de la ultra­de­re­cha’, publi­ca­do el pasa­do 7 de junio, en ple­na tor­men­ta ultra­de­re­chis­ta en la Guar­dia Civil. En el mis­mo, se rela­ta cómo la ultra­de­re­chis­ta Vox uti­li­za sim­bo­lo­gía o him­nos mili­ta­res, pero no se hace en nin­gún caso men­ción algu­na a un pro­ble­ma estruc­tu­ral en cuan­to al pre­do­mi­nio de la ultra­de­re­cha en las Fuer­zas Arma­das. Inclu­so, el artícu­lo lle­ga toda­vía más lejos, pues se afir­ma que man­dos mili­ta­res se encuen­tran moles­tos con la para­fer­na­lia mili­tar de la extre­ma dere­cha, sin pre­ci­sar cuán­tos ni cuál es la fuen­te en la que se basa el perio­dis­ta –Miguel Gon­zá­lez, recep­tor de múl­ti­ples exclu­si­vas– para rea­li­zar tal ase­ve­ra­ción. No es casua­li­dad, pues es el mis­mo enfo­que que El País ofre­ce en el caso ya rela­ta­do del ‘Coro­nel Rudolf’, que tra­fi­ca­ba con armas para la ultra­de­re­cha, pues en dos artícu­los publi­ca­dos en 2017 y 2020 no se hace men­ción algu­na al pre­do­mi­nio de la ultra­de­re­cha en los ámbi­tos mili­ta­res y poli­cia­les. Ofi­cial­men­te, no exis­te tal pro­ble­ma, por lo que cuan­do se publi­can los casos, se igno­ra hacer cual­quier refe­ren­cia que pudie­ra conec­tar el caso recién noti­cia­do con otros ya publicados.

Luis Gon­za­lo Segu­ra, exte­nien­te del Ejér­ci­to de Tie­rra de Espa­ña­La mani­fies­ta des­in­for­ma­ción, en for­ma de ocul­ta­ción, resul­ta cla­ve para que muchos ultra­de­re­chis­tas sigan for­man­do par­te de las Fuer­zas Arma­das y la Guar­dia Civil –y coman­dán­do­las – , ya que la ciu­da­da­nía es des­co­no­ce­do­ra de la ver­da­de­ra mag­ni­tud del problema.

Esta mani­fies­ta des­in­for­ma­ción en for­ma de ocul­ta­ción de un pro­ble­ma resul­ta cla­ve para que muchos ultra­de­re­chis­tas sigan for­man­do par­te de las Fuer­zas Arma­das y la Guar­dia Civil –y coman­dán­do­las – , ya que la ciu­da­da­nía es des­co­no­ce­do­ra de la ver­da­de­ra mag­ni­tud del pro­ble­ma. Y, sobre todo, del peli­gro existente.

Por­que lo cier­to es que no resul­ta muy difí­cil adi­vi­nar que, antes o des­pués, una des­gra­cia podría acon­te­cer, pues el cóc­tel de unos cuer­pos mili­ta­res y poli­cia­les ultra­de­re­chis­tas con una cre­cien­te ultra­de­re­cha polí­ti­ca y mediá­ti­ca resul­ta explo­si­vo. Será un mila­gro que no estalle.

Luis Gon­za­lo Segu­ra /rt.com

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *