Chi­le. Movi­mien­to Patrió­ti­co Manuel Rodrí­guez: «Cara­bi­ne­ros es una poli­cía cri­mi­nal que nace obe­de­cien­do a la oli­gar­quía chi­le­na para repri­mir las ansias de jus­ti­cia social»

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 3 de octu­bre de 2020.

Decla­ra­ción públi­ca del Movi­mien­to Patrió­ti­co Manuel Rodríguez

Ante los gra­ves hechos ocu­rri­dos en la tar­de de ayer don­de el joven Anthony Ara­ya de 16 años que fue lan­za­do por fun­cio­na­rios de Fuer­zas Espe­cia­les de Cara­bi­ne­ros al cau­dal del Rio Mapo­cho en el sec­tor de Pio Nono en el mar­co de las movi­li­za­cio­nes que se rea­li­zan todas las sema­nas en la Pla­za dig­ni­dad y sus alrededores.

Seña­la­mos que:

Que cara­bi­ne­ros es una poli­cía cri­mi­nal que nace obe­de­cien­do a la oli­gar­quía chi­le­na para repri­mir las ansias de jus­ti­cia social, dig­ni­dad y liber­tad de las mayo­rías de nues­tro país. Es un engen­dro des­ti­na­do a impe­dir cual­quier recla­mo con­tra los pode­ro­sos de siempre.

La poli­cía mili­tar chi­le­na no es la pri­me­ra vez que lan­za a los que pro­tes­tan a los ríos, el Mapo­cho se ha teñi­do de san­gre reite­ra­da­men­te, par­ti­cu­lar­men­te des­de 1973, cuan­do sus aguas fue­ron rojas. Pero tam­bién ha lan­za­do a los patrio­tas a piques mine­ros, como en Toco­pi­lla, o a los ríos del sur, a los 3 chi­le­nos que lan­zó a un camino en Qui­li­cu­ra o las balas lan­za­das con­tra Catri­leo y Catri­llan­ka. Los per­di­go­nes lan­za­dos con­tra miles y que deja­ron a 450 jóve­nes sin sus ojos.

Pero no sola­men­te ase­si­na lan­zan­do y empu­jan­do, sino que tam­bién hace lan­za­sos, como el de los casi 30 mil millo­nes, hace mexi­ca­nas, asal­ta, tor­tu­ra y vio­la. Tenien­do cla­ro que la bur­gue­sía fun­da estos cuer­pos cri­mi­na­les con el cla­ro obje­ti­vos de defen­der sus intere­ses y que en muchos paí­ses actúan de la mis­ma mane­ra y con el mis­mo fin, ¿qué poli­cía es la que tene­mos en Chi­le?, han crea­do una aso­cia­ción ilí­ci­ta que actúa, polí­ti­ca­men­te de mane­ra cri­mi­nal con­tra el pueblo.

Nue­va­men­te Cara­bi­ne­ros, y como par­te de su his­to­ria de repre­sión al movi­mien­to popu­lar, man­da­ta­dos por este gobierno cri­mi­nal y obe­dien­tes his­tó­ri­ca­men­te a la oli­gar­quía chi­le­na, man­cha con san­gre la revuel­ta que nues­tro pue­blo comien­za el 18 de octu­bre del año pasa­do en bús­que­da de una Vida Dig­na. El actuar de la cas­ta polí­ti­ca toda, de una u otra mane­ra es res­pon­sa­ble por acción y u omisión.

Estas accio­nes que la ins­ti­tu­cio­na­li­dad tra­ta de mani­pu­lar y fal­sear o con­ver­tir en hechos ais­la­dos si los suma­mos se con­vier­ten en la apli­ca­ción del terro­ris­mo de esta­do, están pla­ni­fi­ca­dos para pro­vo­car terror, quie­ren ame­dren­tar y “paci­fi­car” como lo hicie­ron en la “Arau­ca­nía” con nuestrxs her­ma­nos y her­ma­nas Mapu­che. Lo hacen por­que tra­tan de inflin­gir­nos dolor, saben el gri­to de dolor que sale des­de las entra­ñas de nues­tro pue­blo. Qui­zás en lo que se equi­vo­can, es que nos da más fuer­za para ter­mi­nar de mane­ra defi­ni­ti­va con la injus­ti­cia y la repre­sión. Si pre­ten­die­ron y pre­ten­den asus­tar­nos, les deci­mos que vamos a salir con más fuerza.

Nues­tro obje­ti­vo es la diso­lu­ción de estos cuer­pos Mili­ta­res-Poli­cia­les, no solo por el inten­to de ase­si­na­to de nues­tro her­mano Anthony, no solo por­que debe­mos poner fin a su his­to­ria san­grien­ta, que reme­ce nues­tra con­cien­cia huma­na, sino por­que es urgen­te parar, dete­ner el abu­so con­tra nues­tros pue­blos, hay que parar­lo en Chi­le y en el WallMapu.

Nues­tro obje­ti­vo final es la diso­lu­ción de estos cuer­pos repre­si­vos, es el fin de una poli­cía que repri­me a los que bus­can un mejor futu­ro, a los que luchan por el bien­es­tar de todos y todas. Pero es nece­sa­rio dete­ner esta san­gría per­ma­nen­te de nues­tras hijas e hijos, de nues­tras vie­jas y vie­jos, de los obre­ros y estu­dian­tes, de nues­tras her­ma­nas y her­ma­nos Mapu­che, para eso es urgente:

Ter­mi­nar con la doc­tri­na que nos ve a todos y todas las que pro­tes­ta­mos en las dis­tin­tas pla­zas y barrios de nues­tro terri­to­rio, como enemi­gos a los cua­les hay apa­lear o exterminar.

Que se pare la repre­sión sis­te­má­ti­ca y per­ma­nen­te a la protesta.

La des­mi­li­ta­ri­za­ción de la edu­ca­ción de los efec­ti­vos y el fin de la adqui­si­ción de medios represivos.

El juz­ga­mien­to y expul­sión inme­dia­to de todos y todas las uni­for­ma­das que hayan incu­rri­do en vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos duran­te la revuelta.

El Juz­ga­mien­to y expul­sión de todos los man­dos cóm­pli­ces en el ocul­ta­mien­to de las res­pon­sa­bi­li­da­des en las violaciones.

La expul­sión inme­dia­ta del direc­tor gene­ral Mario Rozas.

Estas nos pare­cen algu­nas de las medi­das bási­cas y prio­ri­ta­rias para dete­ner las vio­la­cio­nes sis­te­má­ti­cas y per­ma­nen­tes de los dere­chos humanos.

Exi­gi­mos jus­ti­cia para el com­pa­ñe­ro Anthony Ara­ya, ori­gi­na­rio de la pobla­ción Espe­ran­za en la comu­na de Puen­te Alto. Expre­sa­mos toda nues­tra soli­da­ri­dad con su fami­lia y ami­gos, la angus­tia de Uste­des y la rabia es par­te de nues­tra angus­tia, de nues­tra rabia y dolor. La movi­li­za­ción popu­lar y el camino de seguir amplian­do la revuel­ta, debe ser la mane­ra de sal­dar nues­tra deu­da con Anthony, su fami­lia y nues­tros pue­blos. La movi­li­za­ción no debe parar, inclu­so se debe radi­ca­li­zar más, que este pri­mer ani­ver­sa­rio de la Revuel­ta del 18 de octu­bre sea un nue­vo des­per­tar de nues­tro pueblo.

Fue­ra Piñera

Fue­ra Víc­tor Pérez

Fue­ra Rozas

A des­ple­gar la Revuelta

A cons­truir el poder de los Pueblos

Direc­ción Nacional

Movi­mien­to Patrió­ti­co Manuel Rodríguez

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *