Argen­ti­na. Resu­men Gre­mial: Tras el cri­men de un cho­fer, colec­ti­ve­ros ame­na­zan con un paro nacio­nal /​/​“El mili­tan­te Orlan­do Quis­pe murió por aban­dono del Esta­do” (más info…)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 2 de octu­bre de 2020.

Con infor­ma­ción pro­pia y de Mun­do Gre­mial, Info Gre­mia­les, Noti­cias Gre­mia­les, Gre­mia­les del Sur, Enfo­que Sin­di­cal, Línea Sin­di­cal, Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res, Canal Abier­to, ANRed, Esta­do de Aler­ta y Agen­cia ACTA y otras agencias.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Movi­li­za­ción y enfren­ta­mien­tos con la poli­cía en Virrey del Pino, tras ase­si­na­to a bala­zos de un colectivero

Pablo Flo­res, chó­fer de la Línea 218, fue ase­si­na­do a bala­zos mien­tras con­du­cía su uni­dad en Virrey del Pino. Sus com­pa­ñe­ros fue­ron repri­mi­dos en la comi­sa­ría local y lue­go se movi­li­za­ron exi­gien­do jus­ti­cia, man­te­nien­do un cor­te en la ave­ni­da Gene­ral Paz. Tras el hecho, se para­li­za­ron los ser­vi­cios de la zona oes­te. Por ANRed.


Foto: Noti Mer­lo en Twitter

Es de noche, es el últi­mo jue­ves de sep­tiem­bre y Pablo Flo­res está sen­ta­do detrás del volan­te del interno 75 de la Línea 218, per­te­ne­cien­te a la empre­sa Alma­fuer­te. El colec­ti­vo cir­cu­la entre pozos por la Ruta 3, mien­tras atra­vie­sa las calles del barrio San Javier, en la loca­li­dad de La Matan­za. A la altu­ra del kiló­me­tro 38 Pablo se detie­ne en una para­da; jun­to a él se detie­ne un Peu­geot 504 y se bajan dos indi­vi­duos. Uno de ellos saca un arma y le dis­pa­ra al cho­fer a que­ma­rro­pa. Los indi­vi­duos huyen y el cuer­po de Pablo se des­plo­ma del asiento.

Pablo Flo­res tenía 28 años y dos hijas. Sus com­pa­ñe­ros, tras ente­rar­se del cri­men, se con­gre­ga­ron sobre las puer­tas de la Comi­sa­ría Dis­tri­tal Sur Ter­ce­ra de Virrey del Pino. Fue­ron a pedir res­pues­tas y reci­bie­ron balas. Los agen­tes de poli­cía repri­mie­ron a los cho­fe­res con balas de goma, en las corri­das, entre pedra­das y gri­tos de bron­ca, un patru­lle­ro resul­tó incen­dia­do. En decla­ra­cio­nes a un medio, uno de los com­pa­ñe­ros de Pablo decla­ró “No vino a hablar nadie con noso­tros, sola­men­te nos están tiran­do con bala­zos de goma”.

Foto: Noti Mer­lo en Twitter

La pro­tes­ta de los cho­fe­res se tras­la­dó a la ave­ni­da Gene­ral Paz, a la altu­ra de Juan Bau­tis­ta Alber­di, en dón­de cor­ta­ron el trán­si­to has­ta entra­da la madru­ga­da. Otro gru­po de cho­fe­res, per­te­ne­cien­te a líneas de zona oes­te, tam­bién reali­zó un pique­te en la zona don­de fue acri­bi­lla­do Pablo Flo­res. Mien­tras los colec­ti­ve­ros gana­ban las calles, des­de la Unión Tran­via­rios Auto­mo­tor (UTA) decla­ra­ban un paro por 24 horas, solo, para la zona oes­te del conur­bano bonaerense.

El 15 de abril de 2018 otro colec­ti­ve­ro fue ase­si­na­do: se tra­ta de Lean­dro Alca­raz, chó­fer de la línea 620, quien falle­ció por dos dis­pa­ros de arma de fue­go. En aquel enton­ces, de acuer­do a los datos brin­da­dos por el gre­mio, se pro­du­cían 15 ata­ques dia­rios con­tra los tra­ba­ja­do­res del volan­te. De hecho, en las últi­mas horas, un con­duc­tor de la línea 57 sufrió un robo en la zona de Pilar y su ata­can­te lo apu­ña­ló con un arma blan­ca. Sus com­pa­ñe­ros, al igual que los de Pablo Flo­res, se mani­fes­ta­ron cor­tan­do la ruta Panamericana.

Foto: Noti Mer­lo en Twitter

Ser­gio Ber­ni, el minis­tro de Segu­ri­dad de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires, se acer­có al pique­te de Gene­ral Paz. Allí, mani­fes­tó: “vamos a tra­ba­jar con los cho­fe­res para dise­ñar un plan para dar­les más segu­ri­dad, aca­ban de matar a un com­pa­ñe­ro de ellos y vamos a hacer un plan”. La pro­me­sa de Ber­ni fue la mis­ma que reali­zó Cris­tian Riton­do y sus ante­ce­so­res: se habló de cabi­nas blin­da­das, de boto­nes anti páni­co y de cáma­ras de segu­ri­dad. Sin embar­go, los gobier­nos pasan y las res­pues­tas no aparecen.

El del colec­ti­ve­ro en un ofi­cio ingra­to: los cho­fe­res tie­nen una pari­ta­ria ven­ci­da en mar­zo, cobran sala­rios que ron­dan los 50 mil pesos, fue­ron decla­ra­dos esen­cia­les y están expues­tos a la insa­lu­bri­dad de su fun­ción. Según los datos de las ART, un cho­fer que entra a tra­ba­jar a los 25 años y logra jubi­lar­se a los 55 tie­ne en pro­me­dio una sobre­vi­da de ape­nas cin­co años. Por otro lado, en la mayo­ría de las empre­sas no se cum­plen los pro­to­co­los sani­ta­rios ante la pan­de­mia de Covid 19.

Mien­tras los inves­ti­ga­do­res inten­tan escla­re­cer el móvil del ase­si­na­to, los tra­ba­ja­do­res de la empre­sa Alma­fuer­te con­ti­núan de paro. En los videos que cir­cu­lan por las redes se ven asam­bleas reple­tas de cho­fe­res exi­gién­do­le al gre­mio que decre­te un paro a nivel nacio­nal. En el res­to del país, al mis­mo tiem­po que los tra­ba­ja­do­res de la Alma­fuer­te espe­ran para des­pe­dir a su com­pa­ñe­ro, el res­to de las líneas de colec­ti­vos con­ti­núa funcionando.

“El mili­tan­te Orlan­do Quis­pe murió por aban­dono del Estado”

El 21 de sep­tiem­bre, en el Día de la Sani­dad, enfer­me­ros y enfer­me­ras movi­li­za­ron en recla­mo de mejo­res con­di­cio­nes labo­ra­les y sala­ria­les, que se agu­di­zan en el mar­co de la pan­de­mia. En la ciu­dad de Bue­nos Aires, el recla­mo cul­mi­nó con una repre­sión. En Mar del Pla­ta, mien­tras inte­gran­tes del Movi­mien­to Tere­sa Rodrí­guez, Vota­mos Luchar, acom­pa­ña­ban el recla­mo de los tra­ba­ja­do­res de la salud, un mili­tan­te de la agru­pa­ción, Orlan­do Quis­pe, falle­ció ante la fal­ta de aten­ción médi­ca. Por Este­fa Gon­zá­lez para ANRed.


En Mar del Pla­ta, al igual que en otras loca­li­da­des del país, enfer­me­ros y enfer­me­ras movi­li­za­ron en recla­mo de con­di­cio­nes labo­ra­les y sala­ria­les dig­nas y por mayo­res par­ti­das pre­su­pues­ta­rias en el mar­co de la pan­de­mia. Mien­tras el Movi­mien­to Tere­sa Rodrí­guez, acom­pa­ña­ba la pro­tes­ta fren­te al HIGA (Hos­pi­tal Inter­zo­nal Gene­ral de Agu­dos), des­de el barrio, inte­gran­tes de la orga­ni­za­ción lla­ma­ban insis­ten­te­men­te a una ambu­lan­cia que acu­die­ra a asis­tir al mili­tan­te Orlan­do Quis­pe, que se encon­tra­ba en su casa, descompensado.

En diá­lo­go con Anred, Elsa, per­te­ne­cien­te al Movi­mien­to, rela­tó: “Orlan­do tra­ba­ja­ba en el taller de tex­til y hace 15 días atrás, esta­ba yen­do de lo más bien, has­ta que empe­zó a tener como una gri­pe y a raíz de eso comen­zó a que­dar­se en su casa. Pidió en la sala de salud un turno, y se lo die­ron para una sema­na des­pués, para el mis­mo 21. Cuan­do le con­sul­ta­mos como le había ido, nos dijo que no había podi­do ir, al encon­trar­se sin fuer­zas. A par­tir de allí comen­za­mos a lla­mar al 107 y al 147, que son los dos núme­ros de aten­ción médi­ca, para que envia­ran una asis­ten­cia. Toda la maña­na fue infruc­tuo­sa. Del 147 nos dije­ron que sólo man­da­rían una ambu­lan­cia con una orden de un médi­co. Ante esto tra­ta­mos de con­se­guir un remis y fue sin éxi­to tam­bién. Todo esto suce­día mien­tras el Movi­mien­to par­ti­ci­pa­ba de la jor­na­da de lucha de los tra­ba­ja­do­res de la salud, y nos ano­ti­ciá­ba­mos de lo que ocu­rría con Orlan­do, así que un com­pa­ñe­ro que se encon­tra­ba en la movi­li­za­ción y tenía vehícu­lo pro­pio, jun­to con una pro­mo­to­ra en salud, inte­gran­te tam­bién de la orga­ni­za­ción, fue­ron quie­nes lo lle­va­ron al cen­tro de salud, con todos los recau­dos posi­bles. Quis­pe ya se encon­tra­ba muy des­com­pen­sa­do, le fal­ta­ba el aire, su pul­so había baja­do y media hora des­pués de entrar a la sala, per­dió la vida” La orga­ni­za­ción denun­ció ade­más que el cuer­po de Orlan­do per­ma­ne­ció en la sala, 17 hs sin ser tras­la­da­do, y que los dos inte­gran­tes del movi­mien­to que lo lle­va­ron para la aten­ción médi­ca fue­ron demo­ra­dos horas en esta­do de shock en la comi­sa­ría a fin de tomar­les declaración.

Elsa recor­dó a Quis­pe, como un mili­tan­te his­tó­ri­co de la agru­pa­ción: “Orlan­do par­ti­ci­pa­ba del Movi­mien­to des­de hace 20 años, des­de sus orí­ge­nes, com­pa­ñe­ro calla­do, pero que siem­pre mar­ca­ba pre­sen­cia, apren­dien­do y ense­ñan­do a luchar. Era uno de los pri­me­ros en venir al local y uno de los últi­mos en irse. Tra­ba­ja en el taller tex­til, que fui­mos cons­tru­yen­do en un pro­ce­so de lucha, tan­to el edi­fi­cio como las máqui­nas. El había tra­ba­ja­do en una fábri­ca de tra­pos de piso del conur­bano bonae­ren­se, enton­ces cono­cía el ofi­cio y le gus­ta­ba. Era muy res­pon­sa­ble, tra­ba­ja­dor. A tra­vés de la lucha tam­bién pudo acce­der a tener su vivien­da. Para noso­tros es una gran pér­di­da, por lo emble­má­ti­co y lo impor­tan­te de su ser den­tro de la orga­ni­za­ción. Es increí­ble que de estar bien, en quin­ce días des­me­jo­ró así, sin reci­bir nin­gu­na aten­ción médi­ca”
Los hechos deri­va­ron en una mani­fes­ta­ción al día siguien­te en Zona Sani­ta­ria VII y lue­go en el Muni­ci­pio de la ciu­dad, para denun­ciar el aban­dono por par­te del Esta­do en el caso de Quis­pe, y recla­mar que cien­tos de per­so­nas en los barrios no están acce­dien­do a medi­ca­cio­nes, tur­nos y tra­ta­mien­tos para aten­der enfer­me­da­des cró­ni­cas que com­pli­ca­rían su situa­ción en el con­tex­to de pan­de­mia. En las puer­tas del edi­fi­cio, se des­ple­gó un impor­tan­te ope­ra­ti­vo de la infantería.

El frá­gil esta­do de salud del sis­te­ma sanitario

En comu­ni­ca­ción con Radio Comu­ni­ta­ria la Revuel­ta de Mar del Pla­ta, Mar­cos enfer­me­ro de la guar­dia del HIGA, comen­tó: “el hos­pi­tal hace rato está colap­sa­do, todo lo que se pre­pa­ró para el covid está lleno, se están inter­nan­do pacien­tes en los con­sul­to­rios” En rela­ción a insu­mos, afir­mó: “el hos­pi­tal siem­pre se carac­te­ri­zó por la fal­ta de insu­mos y este año no iba a ser la excep­ción, esta­mos tra­ba­jan­do con muy pocos recur­sos, para dar un ejem­plo: nos dan dos litros de alcohol para la guar­dia que son 24 hs. En rela­ción al tema del bar­bi­jo nos están dan­do el KN95 que no corres­pon­de, noso­tros tene­mos que tapar los peque­ños ori­fi­cios con cin­ta, ade­más hay un lis­ta­do de medi­ca­ción que todos los meses están fal­tan­do” Con res­pec­to al per­so­nal mani­fes­tó: “se iba a incor­po­rar, pero hoy nos encon­tra­mos con un por­cen­ta­je ais­la­do en sus casas y del refuer­zo que pro­me­tie­ron, más de la mitad, renun­cia­ron por par­te de pago. Nos sen­ti­mos aban­do­na­dos por el Esta­do, el hos­pi­tal no está pre­pa­ra­do y empe­za­mos a sen­tir el estrés, el can­san­cio, ansie­dad, depresión.”

En los barrios, las orga­ni­za­cio­nes al frente

En la ciu­dad de Mar del Pla­ta, según datos ofi­cia­les del Indec, un 30,8 % de hoga­res son pobres. Elsa, una de las que ini­ció el Movi­mien­to, cono­ce los barrios y cómo la pan­de­mia pro­fun­di­zó sus con­di­cio­nes. “En los barrios, los cen­tros de salud no dan abas­to, ante sos­pe­cha de covid, le dicen a la gen­te que se que­den en sus casas, sabe­mos lo difí­cil de eso, por­que los gru­pos fami­lia­res son gran­des bajo un mis­mo techo y hay que salir a tra­ba­jar. El virus afec­ta allí de mane­ra dis­tin­ta, en don­de no hay vivien­da dig­na, se te suma el estrés de no tener tra­ba­jo, no tener acce­so a ser­vi­cios bási­cos como agua, cloa­cas. Eso hace que los cuer­pos de los veci­nas y veci­nas, sean ya de por sí gol­pea­dos en su sis­te­ma inmu­ne y el covid sea impla­ca­ble con ellos. Las orga­ni­za­cio­nes de des­ocu­pa­dos somos las que nos pone­mos al fren­te y esta­mos aten­tos a la salud de cada com­pa­ñe­ro. Somos los que pelea­mos para que se abran las puer­tas del sis­te­ma sani­ta­rio y que todos pue­dan acce­der al dere­cho uni­ver­sal, inape­la­ble a la salud, que hoy se tor­na una privilegio”.

A los esen­cia­les en su día, represión

El 21 de sep­tiem­bre de 1935, se creó la Aso­cia­ción del Per­so­nal de Hos­pi­ta­les y Sana­to­rios Par­ti­cu­la­res de la Ciu­dad de Bue­nos Aires y en la mis­ma fecha pero de 1945, se fun­dó la Obra Social del Per­so­nal de la Sani­dad Argen­ti­na, decla­rán­do­se el Día de la Sani­dad. En una jor­na­da de lucha a nivel nacio­nal, el pasa­do 21, en dis­tin­tas loca­li­da­des, enfer­me­ros rea­li­za­ron mani­fes­ta­cio­nes en recla­mo por sala­rio digno y mejo­res con­di­cio­nes de tra­ba­jo. En Bue­nos Aires, una mar­cha des­de el Obe­lis­co lle­gó a la Legis­la­tu­ra para entre­gar un peti­to­rio a los blo­ques y exi­gir la incor­po­ra­ción de enfer­me­ría como pro­fe­sio­na­les de la salud a la ley 6035 , de la que fue­ron exclui­dos en 2018, que­dan­do como ” admi­nis­tra­ti­vos”. El ingre­so fue impe­di­do por la polí­cia de ciu­dad que des­ató una repre­sión, dejan­do el sal­do de al menos, tres enfer­me­ras gol­pea­das en ros­tro y cabeza.

Con 7 obre­ros muer­tos, azu­ca­re­ros denun­cia­ron a El Taba­cal por «pro­pa­ga­ción de enfer­me­dad peligrosa»

Con 7 obreros muertos, azucareros denunciaron a El Tabacal por "propagación de enfermedad peligrosa"

Los datos sur­gen de la obra social de azu­ca­re­ros que ya regis­tra 120 casos posi­ti­vos de los cua­les la gran mayo­ría son tra­ba­ja­do­res de la Sea­borg o fami­lia­res de ellos. Cuen­tan 7 falle­ci­mien­tos. Lle­va­ron el caso a la justicia. 

El sin­di­ca­to de azu­ca­re­ros res­pon­sa­bi­li­za al Inge­nio Sea­borg, ex El Taba­cal, por tapar infor­ma­ción, por no que­rer dete­ner la pro­duc­ción fren­te a un bro­te de con­ta­gios, por la fal­ta de pro­to­co­los sani­ta­rios y por expo­ner a los tra­ba­ja­do­res fue­ra de convenio.

Clau­dio Col­que, secre­ta­rio Gene­ral Adjun­to del Sin­di­ca­to de Tra­ba­ja­do­res del Azú­car del Inge­nio San Mar­tín de El Taba­cal, rela­tó a La Izquier­da Dia­rio: «Al día de la fecha tene­mos con­ta­bi­li­za­dos 120 casos posi­ti­vos en nues­tra obra social de los cua­les la gran mayo­ría son tra­ba­ja­do­res de la Sea­borg, tam­bién tene­mos alguno que otro fami­lia­res y tam­bién tene­mos lamen­ta­ble­men­te 7 muer­tos. El día domin­go se sumó un com­pa­ñe­ro más a esta des­gra­cia­da lista.

Res­pec­to a la pre­sen­ta­ción judi­cial deta­lló: «La denun­cia es por la pro­pa­ga­ción del virus a todo el direc­to­rio del taba­cal Sea­borg, a los médi­cos de la empre­sa, por­que cree­mos que por no tomar las medi­das nece­sa­rias opor­tu­na­men­te esto favo­re­ció la pro­pa­ga­ción del virus. Oja­lá esto tuvie­ra cur­so, se movie­ra esa denun­cia lo antes posi­ble, para que esta gen­te entien­da que esta­mos en una situa­ción com­pli­ca­da y que la vida del tra­ba­ja­dor se tie­ne que respetar.»

«Si a ellos no les impor­ta a noso­tros sí nos impor­ta por­que hay una fami­lia atrás de cada tra­ba­ja­dor que lo espe­ra en su casa.», dis­pa­ró Colque. 

Escán­da­lo en San Vicen­te: Denun­cian que en el hos­pi­tal «Ramón Carri­llo» obli­gan a enfer­me­ras ingre­san­tes a apor­tar al PJ

Escándalo en San Vicente: Denuncian que en el hospital "Ramón Carrillo" obligan a enfermeras ingresantes a aportar al PJ

Con suel­dos netos que no lle­gan a 20 mil pesos, dis­tin­tas fuen­tes ase­gu­ran que le qui­tan car­gos a tra­ba­ja­do­res que recla­man mejo­ras sala­ria­les y que las enfer­me­ras nue­vas entran si acep­tan apor­tar $637,50 al Par­ti­do Jus­ti­cia­lis­ta de la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires. 

Dis­tin­tas fuen­tes denun­cia­ron que en el Hos­pi­tal muni­ci­pal de San Vicen­te «Ramón Carri­llo» se pro­du­cen fuer­tes irre­gu­la­ri­da­des e ilegalidades. 

El hos­pi­tal rural, que está diri­gi­do des­de prin­ci­pios de 2020 por el Dr. Gus­ta­vo Car­bo­nell, está sien­do seña­la­do por rea­li­zar aprie­tes al per­so­nal de enfer­me­ría que recla­ma aumen­to de sala­rios. Tal es el caso del enfer­me­ro Gabriel Rodrí­guez quien denun­cia que lo saca­ron como refe­ren­te del turno noche y le rea­li­za­ron un des­cuen­to de 12.881 pesos apro­xi­ma­da­men­te por «entre­gar un peti­to­rio en nom­bre de los enfer­me­ros» el día 21 de sep­tiem­bre pasa­do, lue­go de una mar­cha a la muni­ci­pa­li­dad, don­de ya denun­cia­ban per­se­cu­ción y hostigamientos. 

Por otra par­te, tam­bién hay denun­cias res­pec­to a enfer­me­ras que ingre­san a tra­ba­jar (en par­te para des­mo­vi­li­zar al per­so­nal con más anti­güe­dad) a cam­bio de fir­mar una auto­ri­za­ción para que se les reten­ga una suma de poco más de 600 pesos a modo de apor­te al Par­ti­do Jus­ti­cia­lis­ta bonaerense. 

«Quie­ro denun­ciar que esta­mos ganan­do 12 mil pesos, que no damos más, que somos pro­fe­sio­na­les, hace­mos de cami­lle­ros, de mor­gue­ros, de extrac­cio­nis­tas, que hace­mos más de lo que tene­mos que hacer. Y no sólo eso, están toman­do per­so­nal nue­vo y le des­cuen­tan $637,50 al estar obli­ga­to­ria­men­te afi­lia­dos al Par­ti­do Jus­ti­cia­lis­ta. Eso se lo des­cuen­tan a los enfer­me­ros nue­vos.», le ase­gu­ró una enfer­me­ra del hos­pi­tal a Radio Mitre.

Tra­ba­ja­do­res de Low Cost bajo ame­na­za de des­pi­dos pro­tes­ta­ron en Pla­za de Mayo

Trabajadores de Low Cost bajo amenaza de despidos protestaron en Plaza de Mayo

Las empre­sas pre­sio­nan a los más de 10 mil tra­ba­ja­do­res con que si no se abre la acti­vi­dad y no se habi­li­ta al aero­puer­to de El Palo­mar a ope­rar, se que­da­rán sin tra­ba­jo. Por este moti­vo pilo­tos, téc­ni­cos, admi­nis­tra­ti­vos y aza­fa­tas se pre­sen­ta­ron hoy en el cen­tro por­te­ño para mani­fes­tar sus pedidos. 

Tra­ba­ja­do­res de empre­sas aéreas cono­ci­das como «low cost» (bajo cos­to) rea­li­za­ron ayer una pro­tes­ta en Pla­za de Mayo, en recla­mo de una reaper­tu­ra para esa acti­vi­dad aero­co­mer­cial y en defen­sa de los pues­tos de tra­ba­jo, infor­ma­ron voce­ros del sector.

«Esta­mos defen­dien­do nues­tro tra­ba­jo y para eso nece­si­ta­mos que el Gobierno per­mi­ta que el aero­puer­to de El Palo­mar fun­cio­ne las 24 horas», expli­có a la pren­sa Pablo Mau­ri­ce­lli, de la empre­sa Jet Smart.

Al gri­to de «que­re­mos tra­ba­jar» y «tra­ba­jo ya», pilo­tos, téc­ni­cos, admi­nis­tra­ti­vos y aza­fa­tas pidie­ron la reaper­tu­ra de la actividad.

«Es más que obvio que que­re­mos vol­ver a tra­ba­jar lo antes posi­ble y con una fecha cer­te­ra de ini­cio de las ope­ra­cio­nes para defen­der los más de 10.000 pues­tos de tra­ba­jo en for­ma direc­ta e indi­rec­ta de nues­tro sec­tor», remar­có Mauricelli.

En tan­to, Juan Bel­trán, tra­ba­ja­dor admi­nis­tra­ti­vo pidió a las auto­ri­da­des «una fecha con­cre­ta para vol­ver a la acti­vi­dad, que no haya más dila­ta­cio­nes y que el Aero­puer­to de El Palo­mar esté ope­ra­ti­vo las 24 horas del día».

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *