Vene­zue­la. Nico­lás Madu­ro lla­ma a resis­tir a las pre­sio­nes y con­vo­ca a votar masivamente

Por Mar­co Terug­gi. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 2 de octu­bre de 2020.

La Unión Euro­pea no asis­ti­rá a las elec­cio­nes legis­la­ti­vas del 6 de diciem­bre. A su vez, la can­ci­lle­ría denun­ció la pre­sen­cia de un buque des­truc­tor de EE.UU. cer­ca de las cos­tas vene­zo­la­nas en momen­tos de ofen­si­vas diplomáticas.

La Unión Euro­pea (UE) final­men­te rati­fi­có su posi­ción ini­cial: no asis­ti­rá a las elec­cio­nes legis­la­ti­vas del 6 de diciem­bre en Vene­zue­la. El anun­cio lle­gó en un con­tex­to de fuer­tes pre­sio­nes diplo­má­ti­cas e inclu­so mili­ta­res, como la pre­sen­cia el día jue­ves, denun­cia­da por la can­ci­lle­ría, de un buque des­truc­tor de misi­les guia­dos del Coman­do Sur de Esta­dos Uni­dos (EEUU) a 16,1 millas náu­ti­cas de las cos­tas venezolanas.

“No exis­ten las con­di­cio­nes para que ten­ga lugar un pro­ce­so elec­to­ral, jus­to y demo­crá­ti­co”, afir­mó el comu­ni­ca­do de pren­sa del Ser­vi­cio Euro­peo de Acción Exte­rior (SEAE) emi­ti­do lue­go de la visi­ta de dos inte­gran­tes del SEAE a Cara­cas, don­de se reu­nie­ron con Juan Guai­dó, “todas las fuer­zas de opo­si­ción”, la Con­fe­ren­cia Epis­co­pal, “la socie­dad civil y el sec­tor pri­va­do”, según fue informado.

La posi­bi­li­dad de que la UE reco­no­cie­ra la con­tien­da esta­ba rela­cio­na­da, cen­tral­men­te, a la pos­ter­ga­ción de la mis­ma: “sin un apla­za­mien­to y una mejo­ra de las con­di­cio­nes demo­crá­ti­cas y elec­to­ra­les la UE no pue­de plan­tear­se el envío de una misión de obser­va­ción electoral”.

La UE ya había anti­ci­pa­do su posi­ción el 17 de sep­tiem­bre lue­go de una reu­nión del Gru­po Inter­na­cio­nal de Con­tac­to (GIC), aus­pi­cia­do por la UE, en el cual se habían acor­da­do los mis­mos pun­tos aho­ra rati­fi­ca­dos. La visi­ta de los inte­gran­tes del SEAE era ‑o así pare­ce- la últi­ma car­ta para lograr un acuer­do que lle­va­ra al reco­no­ci­mien­to y envío de una dele­ga­ción ofi­cial para el 6 de diciembre.

Las pre­sio­nes públi­cas antes de cono­cer­se la reso­lu­ción final fue­ron muchas. En los últi­mos días, por ejem­plo, los sena­do­res esta­dou­ni­den­ses Mar­co Rubio y Ben­ja­min Car­din envia­ron una car­ta a Josep Borrell ins­tán­do­lo a no reco­no­cer la con­tien­da. A su vez, un arco de diri­gen­tes y par­ti­dos de dere­cha envia­ron una car­ta al pre­si­den­te del Con­se­jo Euro­peo, Char­le Michel, para denun­ciar a Borrell por sus “incon­gruen­cias y nefas­tas con­se­cuen­cias (…) por sus ini­cia­ti­vas polí­ti­cas pro­mo­vi­das en con­jun­ción con el gobierno de España”

La car­ta fue fir­ma­da por sec­to­res abier­ta­men­te gol­pis­tas en Vene­zue­la, como María Cori­na Macha­do, Enri­que Aris­te­guie­ta, Hum­ber­to Cal­de­rón Ber­ti, y un arco de fuer­zas de dere­chas ‑ya reu­ni­do en otras ini­cia­ti­vas- que abar­ca a acto­res como Álva­ro Uri­be, el PAN de Méxi­co, el PRO de Argen­ti­na, así como el Par­ti­do Popu­lar, Ciu­da­da­nos y VOX de Espa­ña. La ini­cia­ti­va fue tan­to para des­acre­di­tar a Borrell, pre­sio­nar para un no reco­no­ci­mien­to del 6 de diciem­bre, como para ata­car al gobierno espa­ñol: Vene­zue­la es un dis­po­si­ti­vo de polí­ti­ca inter­na­cio­nal y domés­ti­ca a la vez.

La deci­sión de la UE tra­jo con­se­cuen­cias pre­de­ci­bles. Una de ellas fue la deci­sión de Capri­les Radons­ki de no pre­sen­tar can­di­da­tu­ras. Ya había anti­ci­pa­do que no par­ti­ci­pa­ría en caso de no estar pre­sen­te la obser­va­ción inter­na­cio­nal euro­pea. “Esta elec­ción tie­ne que ser pos­ter­ga­da. Exi­gi­mos que sea pos­ter­ga­da”, afir­mó el miér­co­les por la noche. Su anun­cio fue acom­pa­ña­do por el de Sta­lin Gon­zá­lez, otro diri­gen­te de la opo­si­ción, que había deci­di­do ale­jar­se de la hoja de ruta de Guaidó.

El mapa elec­to­ral nacio­nal e inter­na­cio­nal se ase­me­ja aho­ra a la situa­ción del mes de agos­to: sin nue­vo reco­no­ci­mien­to inter­na­cio­nal, y con los mis­mos acto­res polí­ti­cos inter­nos que par­ti­ci­pa­rán. Madu­ro rati­fi­có que las elec­cio­nes ten­drán lugar el 6 de diciem­bre, para lo cual se han ins­cri­to 107 orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas y más de 14 mil can­di­da­tos y can­di­da­tas a nivel nacio­nal, según infor­mó el Con­se­jo Nacio­nal Electoral.

Varios de los diri­gen­tes opo­si­to­res que se pre­sen­ta­rán han sido, a su vez, san­cio­na­dos por Esta­dos Uni­dos, que en las últi­mas sema­nas des­ple­gó nume­ro­sas accio­nes para impe­dir que crez­ca la par­ti­ci­pa­ción de fuer­zas polí­ti­cas de cara al 6 de diciem­bre. La polí­ti­ca actual de Washing­ton es impe­dir que el con­flic­to polí­ti­co se encau­ce por vía elec­to­ral mien­tras Madu­ro siga en la presidencia.

Eso ha sig­ni­fi­ca­do tres cosas más. Por un lado, cin­co nue­vas recom­pen­sas millo­na­rias por par­te del gobierno esta­dou­ni­den­se, la más ele­va­da de 10 millo­nes de dóla­res. Dife­ren­tes acto­res que for­man par­te de inten­tos de accio­nes arma­das hablan públi­ca­men­te de extradiciones/​extracciones de diri­gen­tes del cha­vis­mo. Jun­to con esas ame­na­zas, tuvo lugar la nue­va manio­bra de un bar­co de gue­rra esta­dou­ni­den­se cer­ca de las cos­tas venezolanas.

Por otro lado, el gobierno esta­dou­ni­den­se rati­fi­có que man­ten­drá su apo­yo a Guai­dó has­ta tan­to se logre la “liber­tad”. En vis­ta fabri­car una legi­ti­mi­dad a su per­ma­nen­cia sin Asam­blea Nacio­nal elec­ta, la opo­si­ción que se man­tie­ne alre­de­dor de la estra­te­gia de no par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral, anun­ció que rea­li­za­rá una Con­sul­ta Popu­lar para “recha­zar el frau­de” del 6 de diciem­bre, y auto­ri­zar “todas las accio­nes nacio­na­les e internacionales”.

Por últi­mo, las san­cio­nes eco­nó­mi­cas ame­na­zan con afec­tar más el comer­cio que aún rea­li­zan algu­nas gran­des empre­sas petro­le­ras extran­je­ras en el país, y gol­pear, por ejem­plo, la impor­ta­ción de dié­sel. El impac­to del blo­queo ha afec­ta­do los ingre­sos esta­ta­les: Madu­ro infor­mó que a la fecha del 28 de sep­tiem­bre sola­men­te ingre­sa­ron al Ban­co Cen­tral de Vene­zue­la, des­de entes públi­cos, 477 millo­nes de dóla­res, y anun­ció que será tra­ta­da una ley anti-blo­queo en la Asam­blea Nacio­nal Constituyente.

En ese con­tex­to se pre­sen­ta­ron esce­na­rios de pro­tes­tas en dife­ren­tes par­tes del país, mar­ca­dos por nece­si­dad de ser­vi­cios como gas, luz, agua, gaso­li­na y bajos sala­rios. La opo­si­ción lla­ma a movi­li­zar y bus­ca con­du­cir lo que podría ser un aumen­to de con­flic­tos, aun­que, por el momen­to, no ha logra­do poner­se a la cabe­za pro­duc­to de su cri­sis de lide­raz­go y, en tér­mi­nos más gene­ra­les, de un des­gas­te gene­ral de la polí­ti­ca en amplias fran­jas de la población.

El últi­mo tri­mes­tre del año anun­cia enton­ces fuer­tes pre­sio­nes y posi­bles con­fron­ta­cio­nes polí­ti­cas. Las elec­cio­nes del 6 de diciem­bre pue­den ser un par­tea­guas, no sola­men­te por la fecha en sí, sino por lo que segui­rá después.

Fuen­te: Pági­na 12

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *