Méxi­co. CNDH lla­ma a ase­gu­rar recur­sos de fon­do para pro­te­ger periodistas

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 30 de sep­tiem­bre de 2020

La Comi­sión Nacio­nal de los Dere­chos Huma­nos (CNDH) hizo un “lla­ma­do urgen­te” al Con­gre­so de la Unión para que ase­gu­re los recur­sos eco­nó­mi­cos del Fon­do para la Pro­tec­ción de Per­so­nas Defen­so­ras y Perio­dis­tas, ya que “auto­ri­zar la pro­pues­ta que bus­ca cen­tra­li­zar la admi­nis­tra­ción de éste, sin las pre­vi­sio­nes debi­das, gene­ra­ría obs­tácu­los admi­nis­tra­ti­vos y buro­crá­ti­cos para acce­der con inme­dia­tez a los recur­sos para imple­men­tar medi­das de pro­tec­ción y auxi­lio a las per­so­nas defen­so­ras y perio­dis­tas que han sido víc­ti­mas de agresiones”.

En un comu­ni­ca­do, el orga­nis­mo públi­co des­ta­có que, a tra­vés del Meca­nis­mo de Pro­tec­ción, “los agra­via­dos han encon­tra­do una opor­tu­ni­dad para con­ti­nuar ejer­cien­do su labor infor­ma­ti­va y de defen­sa de dere­chos huma­nos en bene­fi­cio de la socie­dad, por lo que no debe per­der­se de vis­ta, la impor­tan­cia de trans­pa­ren­tar el ejer­ci­cio del pre­su­pues­to públi­co, evi­tar la opa­ci­dad en su mane­jo, pro­mo­ver su efi­cien­te uso e impe­dir su des­vío de los fines para el que está destinado”.

De igual for­ma, seña­ló que Méxi­co se carac­te­ri­za por sus altos índi­ces de vio­len­cia en con­tra de las per­so­nas defen­so­ras, perio­dis­tas y comu­ni­ca­do­res, quie­nes arries­gan su vida al rea­li­zar labo­res de defen­sa y denun­cia públi­ca, sobre múl­ti­ples situa­cio­nes como la inse­gu­ri­dad y corrup­ción, cuyas agre­sio­nes ocu­rren en con­tex­tos de espe­cial o extre­ma vul­ne­ra­bi­li­dad, al rela­cio­nar­se, en gran medi­da, con la pre­sen­cia del cri­men organizado.

La CNDH recor­dó que el Esta­do tie­ne una “res­pon­sa­bi­li­dad refor­za­da en sus obli­ga­cio­nes de pre­ven­ción y pro­tec­ción de las per­so­nas defen­so­ras y perio­dis­tas, al adver­tir que exis­te el ries­go real e inmi­nen­te de que se pro­duz­can crí­me­nes en su con­tra, cuan­do enfren­tan vio­len­cia, impu­ni­dad y auto­cen­su­ra, auna­do a la inexis­ten­cia o insu­fi­cien­cia de medi­das opor­tu­nas e idó­neas para aten­der esos contextos”.

Por todo ello, la Comi­sión le deman­dó a las auto­ri­da­des “la impos­ter­ga­ble crea­ción de una polí­ti­ca inte­gral de pre­ven­ción, pro­tec­ción y pro­cu­ra­ción de jus­ti­cia, en la cual, el Meca­nis­mo para la Pro­tec­ción de Per­so­nas Defen­so­ras y Perio­dis­tas jue­gue un papel fun­da­men­tal, ade­más de con­di­cio­nes polí­ti­cas, jurí­di­cas y pre­su­pues­ta­rias para su ópti­mo funcionamiento”.

FUENTE: La Jornada

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *