Esta­dos Uni­dos. Emba­ja­dor en Lis­boa reci­be crí­ti­cas del pre­si­den­te de Por­tu­gal por dichos con­tra China

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 30 de sep­tiem­bre de 2020.

El pre­si­den­te y el can­ci­ller de la nación euro­pea le recor­da­ron al diplo­má­ti­co nor­te­ame­ri­cano que el des­tino de Por­tu­gal se deci­de por «los repre­sen­tan­tes ele­gi­dos por los por­tu­gue­ses» y «de acuer­do con los intere­ses nacionales».

El pre­si­den­te de Por­tu­gal, Mar­ce­lo Rebe­lo de Sou­sa, ha cri­ti­ca­do las pala­bras del emba­ja­dor esta­dou­ni­den­se en Lis­boa, Geor­ge Glass, quien indi­có que la repú­bli­ca euro­pea «tie­ne que esco­ger» entre el alia­do EE.UU. y el socio eco­nó­mi­co Chi­na en cues­tio­nes como 5G.

«Es una cues­tión de prin­ci­pio obvia que, en Por­tu­gal, quie­nes deci­den su des­tino son los repre­sen­tan­tes ele­gi­dos por los por­tu­gue­ses —y solo ellos— en res­pe­to de la Cons­ti­tu­ción y el dere­cho que ampa­ra, como el dere­cho inter­na­cio­nal», indi­có el man­da­ta­rio por­tu­gués, cita­do por medios locales.

La sema­na pasa­da, el perió­di­co por­tu­gués Expres­so publi­có una entre­vis­ta con Glass titu­la­da ‘EE.UU. pre­sio­na al Gobierno’, en la que el diplo­má­ti­co nor­te­ame­ri­cano des­cri­bió el país como un «cam­po de bata­lla» entre Washing­ton y Pekín, ame­na­zan­do con con­se­cuen­cias si Por­tu­gal recu­rre a las tec­no­lo­gías del gigan­te chino Huawei.

Las decla­ra­cio­nes del emba­ja­dor tam­bién reci­bie­ron una res­pues­ta por par­te del minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res, Augus­to San­tos Sil­va, quien recor­dó a Washing­ton que en Por­tu­gal las deci­sio­nes las toman «las auto­ri­da­des por­tu­gue­sas com­pe­ten­tes», de acuer­do con los intere­ses nacio­na­les de Por­tu­gal» y en coor­di­na­ción con la Unión Europea.

Ante­rior­men­te, los tres gigan­tes de las tele­co­mu­ni­ca­cio­nes que domi­nan el mer­ca­do de tele­fo­nía móvil de Por­tu­gal, NOS, Alti­ce y Voda­fo­ne, ya habían mani­fes­ta­do que no van a uti­li­zar la tec­no­lo­gía de Hua­wei en sus redes 5G, a pesar de que el Gobierno del país no prohí­be a la empre­sa chi­na sumi­nis­trar su infraestructura.

Hua­wei es obje­to de una cons­tan­te pre­sión por par­te del Gobierno esta­dou­ni­den­se, que acu­sa a la empre­sa chi­na de espio­na­je, algo que la com­pa­ñía recha­za. Por su par­te, Chi­na seña­la que aque­llos paí­ses que con­si­de­ran esta­ble­cer el 5G en su terri­to­rio no debe­rían ceder a la pre­sión externa.

Fuen­te: RT

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *