Méxi­co. 6 años de la des­apa­ri­ción for­za­da: “has­ta saber qué suce­dió con los 43”

Ase­neth Her­nán­dez y Karen Balles­te­ros, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 27 de sep­tiem­bre de 2020.-

Obs­ta­cu­li­za­ción de la inves­ti­ga­ción, avan­ces len­tos y posi­ble des­apa­ri­ción de prue­bas son los prin­ci­pa­les retos a los que se han enfren­ta­do los fami­lia­res de los 43 estu­dian­tes de Ayotzi­na­pa des­apa­re­ci­dos for­za­da­men­te en Igua­la, Gue­rre­ro. Aun­que toda­vía no se cono­ce qué suce­dió aque­lla noche, madres y padres no olvi­dan, recha­zan la crea­ción de una nue­va ver­dad his­tó­ri­ca; exi­gen cono­cer el para­de­ro de sus hijos, exi­gen jus­ti­cia.

¿Dón­de están nues­tros hijos?”: por más de seis años ésta ha sido la pre­gun­ta que han rea­li­za­do madres y padres de los 43 estu­dian­tes nor­ma­lis­tas rura­les que fue­ron víc­ti­mas de des­apa­ri­ción for­za­da el 26 de sep­tiem­bre de 2014, en Igua­la, Gue­rre­ro. “¿Quié­nes se los lle­va­ron?”, resue­na tam­bién en la men­te de hijos, her­ma­nos, pri­mos y demás fami­lia­res. “¿Qué suce­dió con los 43 estu­dian­tes de la Escue­la Nor­mal de Ayotzi­na­pa?”, cues­tio­na el pue­blo de Méxi­co. No obs­tan­te, a 72 meses de este hecho, aún no hay res­pues­tas.

“¿Dón­de están nues­tros hijos?, exi­gi­mos saber­lo. No vamos a per­do­nar tan­tas injus­ti­cias. Sabe­mos que fue­ron uni­for­ma­dos quie­nes se los lle­va­ron. Nun­ca vamos a olvi­dar aquel 26 de sep­tiem­bre de 2014. Segui­re­mos pre­sio­nan­do has­ta dar con el para­de­ro de nues­tros hijos por­que no hay ni un per­dón, ni un olvi­do”, ase­gu­ra María de Jesús Tla­tem­pa Bello, madre de José Eduar­do Bar­to­lo Tla­tem­pa, uno de los nor­ma­lis­tas desaparecidos.

A seis años de este cri­men atroz, una de las prin­ci­pa­les deman­das de las fami­lias y las orga­ni­za­cio­nes de la socie­dad civil que acom­pa­ñan el caso es la rees­truc­tu­ra­ción de las ins­ti­tu­cio­nes encar­ga­das de rea­li­zar las inves­ti­ga­cio­nes, ya que aún hay ser­vi­do­res públi­cos de man­dos medios y meno­res que par­ti­ci­pa­ron en la crea­ción de la “ver­dad his­tó­ri­ca” y que obs­ta­cu­li­zan el acce­so de las víc­ti­mas a la justicia.

“Los fun­cio­na­rios del ante­rior sexe­nio son los que no dejan avan­zar las cosas. Para noso­tros es deses­pe­ran­te. Ya qui­sié­ra­mos saber qué fue lo que pasó. A seis años nos sen­ti­mos defrau­da­dos con la anti­gua admi­nis­tra­ción, pero aho­ra que el actual gobierno demues­tra volun­tad, [la inves­ti­ga­ción] va len­ta”, reco­no­ce Esta­nis­lao Men­do­za, padre de Miguel Ángel Men­do­za Zacarías.

Ésta es la mis­ma que­ja que pre­sen­ta Hil­da Her­nán­dez Rive­ra, madre de César Manuel Gon­zá­lez Her­nán­dez, quien ase­gu­ra en entre­vis­ta que hay per­so­nas del régi­men pasa­do que inter­fie­ren en abrir “una mejor puer­ta que nos pue­da lle­var a saber del para­de­ro de nues­tros hijos”.

Hum­ber­to Gue­rre­ro, coor­di­na­dor de dere­chos huma­nos de Fun­dar, coin­ci­de y expli­ca a Con­tra­lí­nea que las inves­ti­ga­cio­nes del caso no avan­zan tan rápi­do como qui­sie­ran por­que no se han remo­vi­do todos los obs­tácu­los den­tro de la FGR. Para él, eso es fun­da­men­tal para rom­per el pac­to de impu­ni­dad que había exis­ti­do en el caso.

“Las inves­ti­ga­cio­nes del caso no avan­zan tan rápi­do como qui­sie­ran por­que no se han remo­vi­do todos los obs­tácu­los den­tro de la FGR”

“Aun­que se están giran­do las órde­nes de deten­ción, des­gra­cia­da­men­te el Poder Judi­cial las ha nega­do. Hay avan­ces pero tam­bién hay retro­ce­sos. No se per­mi­te avan­zar debi­do a que toda­vía hay fun­cio­na­rios que están obs­ta­cu­li­zan­do la inves­ti­ga­ción”, indi­ca Hil­da Legui­de­ño, madre del nor­ma­lis­ta Jor­ge Tiza­pa Legideño.

Esta situa­ción sólo podría cam­biar si se expul­sa­ra a las per­so­nas de la admi­nis­tra­ción pasa­da que siguen inter­vi­nien­do en las inves­ti­ga­cio­nes, pues de esa mane­ra “habría más posi­bi­li­dad de abrir la inves­ti­ga­ción y saber más infor­ma­ción sobre el para­de­ro de los mucha­chos”, apun­ta el padre de Adán Abraham de La Cruz, Ber­na­bé Abraham.

Len­ti­tud en la inves­ti­ga­ción, ¿fal­ta de com­pro­mi­so real?

Al dolor que dejó en las fami­lias, la noche de aquel 26 de sep­tiem­bre se suma aho­ra la len­ti­tud con la que avan­za la inves­ti­ga­ción. A pesar de que el pre­si­den­te de Méxi­co, Andrés Manuel López Obra­dor, mani­fes­tó volun­tad polí­ti­ca para resol­ver el cri­men, ésta no bas­ta si no hay un com­pro­mi­so real por par­te de las ins­ti­tu­cio­nes de jus­ti­cia, con­si­de­ran defen­so­res de dere­chos humanos.

En sep­tiem­bre, un juez fede­ral negó las 46 órde­nes de aprehen­sión que fue­ron soli­ci­ta­das con­tra ser­vi­do­res públi­cos de Gue­rre­ro rela­cio­na­dos con el caso, y lo úni­co que sigue ade­lan­te es la orden de cap­tu­ra, con fines de extra­di­ción, del exdi­rec­tor de la Agen­cia de Inves­ti­ga­ción Cri­mi­nal, Tomás Zerón de Lucio.

Esta reso­lu­ción es con­si­de­ra­da por Vidul­fo Rosa­les –defen­sor de los dere­chos huma­nos del Cen­tro de Dere­chos Huma­nos de la Mon­ta­ña Tla­chi­no­llan– como un “for­ma­lis­mo” que sigue pri­vi­le­gian­do el Poder Judi­cial, lo que pro­vo­ca que los expe­dien­tes “rebo­ten” y no se avan­ce en las órde­nes de aprehensión.

“El pro­ble­ma es que no se han rees­truc­tu­ra­do algu­nas ins­ti­tu­cio­nes encar­ga­das de la inves­ti­ga­ción. Por ejem­plo, la Fis­ca­lía Gene­ral de la Repú­bli­ca tie­ne las mis­mas iner­cias, como la Secre­ta­ría de la Defen­sa Nacio­nal. El Poder Judi­cial tam­bién tie­ne pro­ble­mas y son aspec­tos del Esta­do mexi­cano que no han cam­bia­do, son estruc­tu­ras que per­ma­ne­cen como siem­pre y eso no ayu­da”, expli­ca Rosa­les a Con­tra­lí­nea.

El tam­bién abo­ga­do de los fami­lia­res de los 43 pre­ci­sa que hay una res­pon­sa­bi­li­dad ins­ti­tu­cio­nal res­pec­to a la rees­truc­tu­ra­ción del caso, pues aun­que el pre­si­den­te López Obra­dor ten­ga toda la volun­tad de lle­gar a la ver­dad, “no es posi­ble que en la Fis­ca­lía las cosas no cami­nen. En el terreno prác­ti­co es don­de tie­nes que ate­rri­zar esa volun­tad polí­ti­ca, de lo con­tra­rio las cosas no avanzan”.

Esta­nis­lao Men­do­za con­si­de­ra que para que esto cam­bie es nece­sa­rio que el gobierno “aga­rre a Tomás Zerón y a [Jesús] Muri­llo Karam, para que nos digan quié­nes fue­ron sus cóm­pli­ces, pero no han hecho eso. Ya se habían libe­ra­do 46 órde­nes, pero otro juez lo des­min­tió y se vino aba­jo todo. Aho­ri­ta el pre­si­den­te dijo que va a bus­car la mane­ra de cómo vol­ver a reac­ti­var esas deten­cio­nes. En esas cosas si esta­mos decep­cio­na­dos por­que no hemos vis­to nada duran­te estos seis años y segui­mos igual”.

Auna­do a ello, el 21 de sep­tiem­bre los padres y madres, jun­to con estu­dian­tes de la Nor­mal Rural Raúl Isi­dro Bur­gos, pro­tes­ta­ron ante el Poder Judi­cial de Igua­la por no hacer públi­cos los videos gra­ba­dos por seis cáma­ras ubi­ca­das en las ins­ta­la­cio­nes del Pala­cio de Jus­ti­cia, que mues­tran los hechos ocu­rri­dos ahí la noche del 26 de sep­tiem­bre de 2014.

En la mani­fes­ta­ción, Meli­tón Orte­ga, uno de los voce­ros del movi­mien­to y tío del nor­ma­lis­ta des­apa­re­ci­do Mau­ri­cio Orte­ga, acu­só a las auto­ri­da­des del muni­ci­pio de haber des­trui­do dicha evi­den­cia y recha­zó la ver­sión del pre­si­den­te del Poder Judi­cial en Gue­rre­ro, Alber­to López Celis, acer­ca de que los padres tie­nen copias de los videos.

“Si esos videos se ocul­ta­ron o se des­tru­ye­ron o alguien orde­nó su des­truc­ción, y el Poder Judi­cial de Gue­rre­ro se pres­tó a des­apa­re­cer esa evi­den­cia, es suma­men­te gra­ve. Eso debe ser moti­vo de una inves­ti­ga­ción. Por ello es que hay mucha moles­tia de par­te de los padres y estu­dian­tes pues­to que en el lugar des­apa­re­cie­ron 15 o 20 estu­dian­tes y lo que pudie­ron haber vis­to esas cáma­ras, resul­ta de impor­tan­cia capi­tal para saber el para­de­ro de ellos”, resal­ta el abo­ga­do Vidul­fo Rosales.

“Si esos videos se ocul­ta­ron o se des­tru­ye­ron o alguien orde­nó su des­truc­ción y el Poder Judi­cial de Gue­rre­ro se pres­tó a des­apa­re­cer esa evi­den­cia, es suma­men­te gra­ve. Eso debe ser moti­vo de una investigación”

Y comen­ta que en caso de que esos videos no sean reve­la­dos se pen­sa­ría que fue­ron des­trui­dos de mane­ra deli­be­ra­da para evi­tar que se supie­ra qué suce­dió con los 43 estudiantes.

“No que­re­mos una nue­va ver­dad histórica”

A casi dos años del gobierno de López Obra­dor, fami­lia­res y orga­ni­za­cio­nes le piden evi­tar la fabri­ca­ción de una nue­va “ver­dad his­tó­ri­ca”.

Al res­pec­to, Hum­ber­to Gue­rre­ro dice a Con­tra­lí­nea que una de las deman­das prin­ci­pa­les de los padres y madres de los nor­ma­lis­tas des­apa­re­ci­dos es que el gobierno “evi­te la ten­ta­ción de apre­su­rar una ver­sión ofi­cial de los hechos; es decir, la cons­truc­ción de una nue­va ver­dad his­tó­ri­ca en un afán de que­rer dar­le un cie­rre pron­to como para que ten­ga cré­di­tos políticos”.

El inte­gran­te de la Comi­sión para la Ver­dad y Acce­so a la Jus­ti­cia en el Caso Ayotzi­na­pa sub­ra­ya que el pri­mer man­da­ta­rio se com­pro­me­tió a con­ti­nuar con las inves­ti­ga­cio­nes has­ta que el caso esté escla­re­ci­do de mane­ra cien­tí­fi­ca, téc­ni­ca y sin que exis­ta vio­la­ción a los dere­chos huma­nos de las víctimas.

Ade­más, reite­ra la impor­tan­cia de per­se­guir y san­cio­nar a quien resul­te cul­pa­ble de haber par­ti­ci­pa­do en la comi­sión de este deli­to, inde­pen­dien­te­men­te de qué car­go haya teni­do en el pasado.

Y es que uno de los prin­ci­pa­les avan­ces que se han teni­do en la inves­ti­ga­ción es la iden­ti­fi­ca­ción de los res­tos encon­tra­dos en una zona lla­ma­da la Barran­ca de la Car­ni­ce­ría, en Gue­rre­ro. Ésta se ubi­ca a más de 800 metros del basu­re­ro de Cocula.

“Del 21 al 29 de noviem­bre de 2019 se rea­li­za­ron accio­nes de bús­que­da en una zona lla­ma­da Barran­co de la Car­ni­ce­ría. En dicha dili­gen­cia se recu­pe­ra­ron 15 indi­cios. El 28 de febre­ro se lle­va­ron a la Uni­ver­si­dad de Inns­bruck, en Aus­tria, don­de se exa­mi­na­ron las prue­bas, y el 19 de junio la Uni­ver­si­dad infor­mó que una de ellas corres­pon­día a la extre­mi­dad infe­rior de Chris­tian Alfon­so Rodrí­guez Telum­bre”. Ello se dio a cono­cer en Méxi­co el 7 de julio, por Omar Gomez Tre­jo, titu­lar de la Uni­dad de Inves­ti­ga­ción para el Caso Ayotzi­na­pa de la FGR.

Gomez Tre­jo enfa­ti­zó en con­fe­ren­cia que el caso con­ti­nua­rá abier­to has­ta el pleno escla­re­ci­mien­to de los hechos.

Otro indi­cio de espe­ran­za para las víc­ti­mas fue una foto­gra­fía que cir­cu­ló en redes socia­les en la que se obser­va a un joven en situa­ción de calle en una pla­za de Mexi­ca­li, Baja Cali­for­nia, con las carac­te­rís­ti­cas del estu­dian­te des­apa­re­ci­do Jor­ge Anto­nio Tiza­pa Leguideño.

Ante ello, fami­lia­res pidie­ron la ayu­da de la Comi­sión Nacio­nal de Bús­que­da para empren­der un ope­ra­ti­vo para que se con­fir­me o des­car­te si la iden­ti­dad del joven corres­pon­de al normalista.

El gobierno de modo muy irres­pon­sa­ble hizo públi­ca la foto de una madre que vio en Face­book un retra­to de una per­so­na que pudie­ra pare­cer su hijo y pidió se ago­ta­ra esa bús­que­da, pero peno­sa­men­te el gobierno de la enti­dad don­de se reali­zó, lo difun­dió”, resal­tó San­tia­go Agui­rre, direc­tor del Cen­tro de Dere­chos Huma­nos Miguel Agus­tín Pro Juá­rez (Cen­tro Prodh), duran­te la con­fe­ren­cia vir­tual “Retros­pec­ti­va del Caso a 6 años de los hechos”.

En este sen­ti­do, Vidul­fo Rosa­les deta­lla a Con­tra­lí­nea que se está hacien­do la bús­que­da en Mexi­ca­li para ubi­car a esta per­so­na y saber si es el estu­dian­te de Ayotzi­na­pa. Asi­mis­mo, indi­ca que ha habi­do dis­po­si­ción por par­te de las auto­ri­da­des para empren­der esta búsqueda.

A tra­vés de estos hallaz­gos se res­pal­da, una vez más, que la ver­dad his­tó­ri­ca fue una far­sa y que las nue­vas accio­nes de bús­que­da rom­pían con la narra­ti­va de dicha men­ti­ra, la cual ha impe­di­do obte­ner la ver­dad y la jus­ti­cia del caso.

Cri­men de Esta­do y crea­ción de la Comi­sión para la Verdad

El reco­no­ci­mien­to de que la des­apa­ri­ción de los 43 estu­dian­tes fue un cri­men de Esta­do y la inte­gra­ción de una Comi­sión para la Ver­dad y Acce­so a la Jus­ti­cia inter­ins­ti­tu­cio­nal son los prin­ci­pa­les logros que se han obte­ni­do en el actual gobierno fede­ral, gra­cias a las exi­gen­cias de la socie­dad para escla­re­cer el caso.

“Con la nue­va admi­nis­tra­ción sí hay un cam­bio sus­tan­cial por­que esta admi­nis­tra­ción, no sólo en pala­bras del Poder Eje­cu­ti­vo, sino tam­bién del Legis­la­ti­vo, del Judi­cial y de la Fis­ca­lía Gene­ral de Jus­ti­cia hay un reco­no­ci­mien­to de que aquí hay un cri­men de Esta­do”, afir­ma Miguel Álva­rez, direc­tor de Ser­vi­cios y Ase­so­ría para la Paz (Sera­paz).

En este sen­ti­do, el pre­si­den­te López Obra­dor seña­ló que “en el caso de los jóve­nes de Ayotzi­na­pa y muchos otros crí­me­nes no se pue­de hablar de crí­me­nes de Esta­do por­que aho­ra el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca no va a per­mi­tir nin­gu­na injus­ti­cia, no va a per­mi­tir nin­gún acto auto­ri­ta­rio”, duran­te una visi­ta que hizo a los pue­blos indí­ge­nas en Tla­pa de Comon­fort, Guerrero.

Ello, a pesar de que el año pasa­do, duran­te el home­na­je de Valen­tín Cam­pa, el sub­se­cre­ta­rio de Dere­chos Huma­nos, Pobla­ción y Migra­ción, Ale­jan­dro Enci­nas, reco­no­ció que el hecho acon­te­ci­do la noche del 26 de sep­tiem­bre había sido un cri­men de Estado.

“Ale­jan­dro Enci­nas reco­no­ció que el hecho acon­te­ci­do la noche del 26 de sep­tiem­bre había sido un cri­men de Estado”

Ade­más, Miguel Álva­rez seña­la que la Comi­sión para la Ver­dad y la Jus­ti­cia en el Caso Ayotzi­na­pa es una “comi­sión iné­di­ta, impen­sa­ble en la admi­nis­tra­ción ante­rior”. Ello, por­que es una ins­tan­cia for­mal inte­gra­da por madres y madres de los nor­ma­lis­tas y hay víncu­los con el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca Mexi­ca­na, con el minis­tro pre­si­den­te de la Supre­ma Cor­te de Jus­ti­cia de la Nación, con el Fis­cal Gene­ral de la Repú­bli­ca, con la Secre­ta­ría de Hacien­da y Cré­di­to Públi­co y con la Secre­ta­ría de Rela­cio­nes Exteriores.

Tam­bién par­ti­ci­pan inte­gran­tes del Gru­po Inter­dis­ci­pli­na­rio de Exper­tos Inde­pen­dien­tes (GIEI), de la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos y de la Ofi­ci­na del Alto Comi­sio­na­do de las Nacio­nes Uni­das; así como Sera­paz, el Cen­tro de Aná­li­sis e Inves­ti­ga­ción Fun­dar, Cen­tro Prodh y el Cen­tro de Dere­chos Huma­nos de la Mon­ta­ña Tlachinollan.

“Esto impli­ca el gra­do de for­ma­li­dad que hay en el com­pro­mi­so inter­ins­ti­tu­cio­nal para avan­zar”, men­cio­na el repre­sen­tan­te de Sera­paz. Asi­mis­mo, con­si­de­ra que con la admi­nis­tra­ción actual exis­te la volun­tad polí­ti­ca que no había en el sexe­nio ante­rior por­que, inclu­so, se “cons­tru­yó la situa­ción jurí­di­ca que convenía”.

Como se recor­da­rá, el 27 de enero de 2015, Jesús Muri­llo Karam –enton­ces pro­cu­ra­dor gene­ral de la Repú­bli­ca– decla­ró que los 43 estu­dian­tes de la Nor­mal Rural Raúl Isi­dro Bur­gos (de Ayotzi­na­pa) fue­ron secues­tra­dos y ase­si­na­dos a manos de inte­gran­tes del gru­po cri­mi­nal Gue­rre­ros Uni­dos al haber sido con­fun­di­dos por miem­bros del gru­po con­tra­rio, Los Rojos. Sus res­tos, afir­mó, fue­ron inci­ne­ra­dos en el basu­re­ro de Cocu­la y arro­ja­dos al río San Juan, en Gue­rre­ro. Los res­pon­sa­bles del cri­men tam­bién hirie­ron a 25 per­so­nas y eje­cu­ta­ron extra­ju­di­cial­men­te a otras seis. Todo esto, en colu­sión con ele­men­tos de la poli­cía muni­ci­pal de Igua­la y Cocula. 

Sin embar­go, su supues­ta “ver­dad his­tó­ri­ca” fue des­men­ti­da por el actual fis­cal Gene­ral de la Repú­bli­ca (FGR), Ale­jan­dro Gertz Mane­ro, el 30 de junio de este año, cuan­do dio a cono­cer que la Fis­ca­lía había soli­ci­ta­do 46 órde­nes de aprehen­sión en con­tra ser­vi­do­res públi­cos de Gue­rre­ro por des­apa­ri­ción for­za­da y delin­cuen­cia orga­ni­za­da. A trá­ves de un video publi­ca­do por la FGR, Gertz Mane­ro mani­fes­tó: “la infor­ma­ción de todo el tra­ba­jo rea­li­za­do que ha per­mi­ti­do iden­ti­fi­car [este hecho] como des­apa­ri­ción for­za­da y con­duc­tas de delin­cuen­cia orga­ni­za­da impul­san a que esta nue­va eta­pa se pue­da mane­jar con abso­lu­ta trans­pa­ren­cia y toda lega­li­dad. Se aca­bó la ver­dad his­tó­ri­ca”.

Esto pro­vo­có que se rehi­cie­ra la inves­ti­ga­ción, a pesar de que hay prue­bas que se des­tru­ye­ron y hubo libe­ra­cio­nes de per­so­nas cla­ve para la inves­ti­ga­ción. El direc­tor de Sera­paz con­si­de­ra que Ayotzi­na­pa es un caso “emble­má­ti­co” por­que hizo avan­zar la legis­la­ción, ins­ti­tu­cio­nes y meca­nis­mos para los más de 70 mil casos de per­so­nas des­apa­re­ci­das que hay en el país.

Por ello Miguel Álva­rez des­ta­ca la impor­tan­cia de “reco­no­cer que Ayotzi­na­pa no es un caso ais­la­do, sino vin­cu­la­do a los miles de otros casos en el país. Está sien­do el eje del ara­do que va abrien­do sur­co tam­bién para las otras miles y miles de des­apa­ri­cio­nes que cru­zan el país”.

Al res­pec­to, el defen­sor Vidul­fo Rosa­les argu­men­ta que “la volun­tad del pre­si­den­te no es sufi­cien­te, nece­si­ta­mos un com­pro­mi­so real de todas las ins­ti­tu­cio­nes por­que es un caso suma­men­te gra­ve. El entra­ma­do de impu­ni­dad cons­trui­do es muy gran­de para des­mon­tar­lo y des­en­ma­ra­ñar se nece­si­ta el esfuer­zo de muchas instituciones”.

“La volun­tad del pre­si­den­te no es sufi­cien­te, nece­si­ta­mos un com­pro­mi­so real de todas las ins­ti­tu­cio­nes por­que es un caso suma­men­te grave”

Impor­tan­cia de Ayotzi­na­pa para otros casos de desaparición

—¿Qué sig­ni­fi­ca­do ten­dría la reso­lu­ción de la des­apa­ri­ción de los 43 estu­dian­tes?

—Resol­ver­lo mar­ca­rá un par­tea­guas en mate­ria de jus­ti­cia y dere­chos huma­nos de nues­tro país. Lo cual sen­ta­ría las bases para rever­tir los índi­ces de impu­ni­dad y para tran­si­tar a un sis­te­ma más demo­cra­ti­co, don­de la jus­ti­cia es más efec­ti­va, en don­de las gra­ves vio­la­cio­nes a dere­chos huma­nos se cas­ti­gan y habría con­di­cio­nes para esta­ble­cer medi­das de no repe­ti­ción de estos hechos, –res­pon­de Vidul­fo Rosa­les a Con­tra­lí­nea.

Por su par­te, Hum­ber­to Gue­rre­ro con­si­de­ra que la reso­lu­ción de este caso pue­de impac­tar en la for­ma de enten­der cómo se pue­de abor­dar el cúmu­lo de miles de des­apa­ri­cio­nes que hay en el país y de otras situa­cio­nes rela­cio­na­das con vio­la­cio­nes de dere­chos humanos.

El repre­sen­tan­te de Fun­dar opi­na que el tra­ba­jo de coope­ra­ción que se reali­zó para iden­ti­fi­car los res­tos óseos de Chris­tian Alfon­so Rodrí­guez Telum­bre es un ejem­plo de cómo ten­dría que ser el pro­ce­so de inves­ti­ga­ción foren­se en otros casos.

Ade­más, men­cio­na que la iden­ti­fi­ca­ción foren­se es un tema pre­sen­te en la agen­da guber­na­men­tal que no ha avan­za­do y con la iden­ti­fi­ca­ción del nor­ma­lis­ta se creó un “meca­nis­mo extra­or­di­na­rio de iden­ti­fi­ca­ción que plan­tea crear un esque­ma para iden­ti­fi­car los res­tos de per­so­nas falle­ci­das no iden­ti­fi­ca­das, que posi­ble­men­te tie­nen un repor­te de des­apa­ri­ción”. Para lo cual es impor­tan­te que haya coor­di­na­ción entre ins­ti­tu­cio­nes nacio­na­les, orga­ni­za­cio­nes inde­pen­dien­tes y coope­ra­ción de ins­tan­cias internacionales.

“No se pue­de aca­bar con vio­la­cio­nes a dere­chos huma­nos en Méxi­co por deter­mi­na­ción polí­ti­ca. Nin­gu­na auto­ri­dad, pre­si­den­te o sena­dor podrá decla­rar que en su gobierno no habrá vio­la­cio­nes. Lo que tie­ne que hacer es enten­der, estu­diar y ana­li­zar cómo y por qué acon­te­cen las vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos por qué la jus­ti­cia no fun­cio­na”, expli­có James Cava­lla­ro, expre­si­den­te de la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos, duran­te el con­ver­sa­to­rio vir­tual “Retros­pec­ti­va del Caso a seis años de los hechos” .

Y es que, inde­pen­dien­te­men­te de que haya volun­tad polí­ti­ca de solu­cio­nar el caso, a lo que se enfren­ta la actual admi­nis­tra­ción de Méxi­co es a todo un sis­te­ma y “no se cam­bia un sis­te­ma por­que se cam­bie el gobierno, sino que hay una par­te de trans­for­ma­ción que debe tener pasos sos­te­ni­dos”, comen­ta uno de los miem­bro del GIEICar­los Beris­tain, a Con­tra­lí­nea, en el mis­mo foro.

Agre­ga que hay cosas que no se hicie­ron en el gobierno de Enri­que Peña Nie­to y que pro­vo­can que la ver­dad se ale­je, pero “las peleas hay que dar­las. La ver­dad tie­ne que salir y cuan­do se ponen en mar­cha meca­nis­mos inde­pen­dien­tes se obtie­nen mejo­res resul­ta­dos, aun­que sean más duros de acep­tar. La his­to­ria [del caso Ayotzi­na­pa] es otra, no es la ver­dad his­tó­ri­ca. Una media ver­dad que nun­ca hace una ver­dad com­ple­ta”.

El repre­sen­tan­te de Sera­paz aña­de que la con­for­ma­ción del colec­ti­vo de madres y padres de los estu­dian­tes des­apa­re­ci­dos es un “pro­ce­so de amor colec­ti­vo con­ver­ti­do en exi­gen­cia de jus­ti­cia y ellos han apren­di­do a coor­di­nar­se, con­du­cir­se, hablar, expre­sar­se y distribuirse”.

“Toda la vida de los padres se ha modi­fi­ca­do. Los con­flic­tos a los que la vida se enfren­tan son mayo­res. Nun­ca los he oído decir que deja­rán todo, sino al con­tra­rio, siem­pre escu­cho la con­vic­ción de con­ti­nuar has­ta encon­trar a sus hijos. No se rin­den. Siguen de pie y, con áni­mo, exi­gien­do jus­ti­cia. Las madres y los padres son admi­ra­bles, al igual que su fuer­za de seguir ade­lan­te, de pie y exi­gien­do a las auto­ri­da­des que haya jus­ti­cia”, deta­lla Vidul­fo Rosales.

Narra que los fami­lia­res aún tie­nen mucho dolor por la incer­ti­dum­bre cons­tan­te que viven, lo cual ha deme­ri­ta­do expo­nen­cial­men­te en su salud. ¿Cómo podría estar un padre que no encuen­tra a su hijo? Cues­tio­na. Eso es una angus­tia indes­crip­ti­ble que sola­men­te un padre que tie­ne a su hijo des­apa­re­ci­do pue­de sopor­tar. Es una pesa­di­lla que nun­ca ter­mi­na, de la que nun­ca se des­pier­ta. Sólo has­ta saber qué suce­dió con los 43.

Fuen­te: Con­tra Línea

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *