Irán. Ase­gu­ra que las san­cio­nes no deten­drán su pro­gre­so nuclear

Resu­men Medio Orien­te, 26 de sep­tiem­bre de 2020-.

La Orga­ni­za­ción de Ener­gía Ató­mi­ca de Irán (OEAI) ase­gu­ra que las san­cio­nes con­tra sus cien­tí­fi­cos no ten­drán impac­to en el pro­gra­ma nuclear pací­fi­co del país.

La OEAI, con una pers­pec­ti­va basa­da en el uso pací­fi­co de la tec­no­lo­gía nuclear, ha enfo­ca­do de mane­ra pre­ci­sa sus pro­gra­mas cien­tí­fi­cos en los sec­to­res de salud, agri­cul­tu­ra, ali­men­ta­ción, radio­fár­ma­cos, isó­to­pos esta­bles, etc… Así que las san­cio­nes impues­tas a los cien­tí­fi­cos nuclea­res ira­níes no inte­rrum­pi­rán el prin­ci­pio estra­té­gi­co del pro­gra­ma nuclear ira­ní”, según pre­ci­sa el orga­nis­mo per­sa, en un comu­ni­ca­do publi­ca­do este sába­do a tra­vés de Twit­ter.

De acuer­do con la nota, emi­ti­da con moti­vo del Día Inter­na­cio­nal para la Eli­mi­na­ción Total de las Armas Nuclea­res, esta oca­sión es una opor­tu­ni­dad para corre­gir y modi­fi­car la “men­ta­li­dad tirá­ni­ca mun­dial” sobre el uso pací­fi­co de la ener­gía nuclear.

“Hoy en día, muchos paí­ses han recu­rri­do al uso [mili­tar] de la ener­gía nuclear, pero la Repú­bli­ca Islá­mi­ca de Irán, con un enfo­que trans­pa­ren­te, ha teni­do la mayor coope­ra­ción con la Agen­cia Inter­na­cio­nal de Ener­gía Ató­mi­ca (AIEA). Esta cues­tión prue­ba el dere­cho legí­ti­mo del pue­blo per­sa a uti­li­zar esta ener­gía”, agre­ga el comunicado.

Irán no renun­cia­rá al dere­cho de su pue­blo al uso pací­fi­co de la ener­gía nuclear, ha remar­ca­do la OEAI, ade­más, de ase­gu­rar que el país per­sa nun­ca ha bus­ca­do ni bus­ca­rá cons­truir armas nuclea­res ni acce­der a estas, tal como lo prohí­be un edic­to reli­gio­so (fat­wa) del Líder de la Revo­lu­ción Islá­mi­ca de Irán, el aya­to­lá Seyed Ali Jamenei.

El Gobierno esta­dou­ni­den­se, pre­si­di­do por Donald Trump, anun­ció la impo­si­ción de nue­vas san­cio­nes con­tra varias per­so­nas y enti­da­des ira­níes, inclui­dos fun­cio­na­rios del Minis­te­rio de Defen­sa per­sa y los cien­tí­fi­cos nuclea­res de la OEAI, en el mar­co de su cam­pa­ña de “máxi­ma pre­sión” con­tra el país persa.

Washing­ton ha acu­sa­do en reite­ra­das oca­sio­nes a Irán de vio­lar el con­ve­nio y de desa­rro­llar armas nuclea­res, pese a que todas las acti­vi­da­des e ins­ta­la­cio­nes nuclea­res de Tehe­rán están bajo la estric­ta super­vi­sión de la AIEA, en el mar­co de los com­pro­mi­sos fir­ma­dos en el acuer­do nuclear, de nom­bre ofi­cial el Plan Inte­gral de Acción Con­jun­ta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

La posi­ción de Esta­dos Uni­dos con­tras­ta total­men­te con el res­to de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal que recha­za en pleno las medi­das uni­la­te­ra­les de Washing­ton plan­tea­das con­tra Tehe­rán des­de que la Casa Blan­ca deci­dió reti­rar­se del cita­do pac­to nuclear, sus­cri­toen 2015 entre Irán y el Gru­po 5+1 —con­for­ma­do enton­ces por EE.UU., el Rei­no Uni­do, Fran­cia, Rusia y Chi­na, más Ale­ma­nia — , y reim­pu­so las dra­co­nia­nas san­cio­nes levan­ta­das en vir­tud del refe­ri­do pacto.

Fuen­te: HispanTV

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *