Femi­nis­mos. Mili­tar colom­biano ase­si­nó a una mujer trans en un con­trol automovilístico

Por Lati­noa­me­ri­ca Pien­sa, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 26 de sep­tiem­bre de 2020.

Julia­na Giral­do fue ase­si­na­da por un sol­da­do colom­biano mien­tras con­du­cía su auto hacia un con­trol en una auto­pis­ta de Miran­da, Cau­ca. El mili­tar dis­pa­ró con­tra su vehícu­lo, la bala ingre­só por su cabe­za y la mujer de 35 años murió al ins­tan­te. Con ella via­ja­ban su mari­do y otras dos per­so­nas, que no resul­ta­ron heri­das. El Ejér­ci­to ya admi­tió el cri­men, que avi­vó la ira en las calles con­tra los innu­me­ra­bles exce­sos de las fuer­zas de segu­ri­dad en ese país.

“El Ejér­ci­to me aca­ba de matar a Julia­na. Ayú­den­me, por favor, ¡ayú­den­me!”, se escu­cha gri­tar al hom­bre que fil­ma con su celu­lar a la mujer iner­te en el asien­to de copi­lo­to mien­tras unos cin­co sol­da­dos rodean la esce­na. El epi­so­dio que­dó gra­ba­do en un video que se vira­li­zó, al igual que el ase­si­na­to de Javier Ordo­ñez, motor de las mani­fes­ta­cio­nes de los últi­mos días.

En un comu­ni­ca­do, la Ter­ce­ra Divi­sión del Ejér­ci­to ale­gó que la mujer murió “a cau­sa de un dis­pa­ro por par­te de un inte­gran­te” de esa fuer­za duran­te “labo­res de con­trol”. Infor­ma­ron tam­bién que el uni­for­ma­do que abrió fue­go que­dó “a dis­po­si­ción” de las auto­ri­da­des que inves­ti­gan “el lamen­ta­ble acontecimiento”.

“Julia­na Giral­do Díaz no murió, a Julia­na la mata­ron. La ase­si­na­ron a san­gre fría y en esta­do de inde­fen­sión”, repli­có ráp­dia­men­te la Red Comu­ni­ta­ria Trans, una orga­ni­za­ción defen­so­ra de dere­chos huma­nos que exi­gió jus­ti­cia por su ase­si­na­to. Las redes socia­les se hicie­ron eco tam­bién del recla­mo y algu­nos usua­rios resal­ta­ron que este es el trans­ves­ti­ci­dio núme­ro 28 en lo que va del año en el país, con el agra­van­te de que en este caso el vic­ti­ma­rio fue un agen­te de las fuerzas.

Por la noche tam­bién se repli­ca­ron mar­chas en Miran­da, don­de los mani­fes­tan­tes alza­ron en alto car­te­les para repu­diar la vio­len­cia con­tra el colec­ti­vo LGBT. “Las vidas trans tam­bién impor­tan” y “nos están matan­do” fue­ron algu­nas de las con­sig­nas que se levantaron. 

Según la ver­sión de Larra­ñia­ga, uno de los mili­ta­res abrió fue­go con­tra el vehícu­lo a pesar de que aten­dió una orden de dete­ner­se. “Era lo mejor que me había pasa­do en la vida y me la qui­tó el ejér­ci­to nacio­nal”, lamen­tó Larrañiaga.

La reac­ción del Gobierno

Por su par­te, el pre­si­den­te Iván Duque con­de­nó lo ocu­rri­do y lo cali­fi­có como un “repu­dia­ble hecho”, varios sec­to­res con­si­de­ra­ron sus dichos insu­fi­cien­tes y le exi­gie­ron pro­nun­cia­mien­tos con­tun­den­tes y medi­das que ayu­den a Colom­bia a salir de la espi­ral de vio­len­cia que sigue en aumento.

Duque orde­nó una “inves­ti­ga­ción con cele­ri­dad” y dijo que el “res­pon­sa­ble debe reci­bir cas­ti­go ejem­plar”, pero los ciu­da­da­nos insis­tie­ron en que los abu­sos en los que se vie­ron invo­lu­cra­dos varios uni­for­ma­dos no son aislados.

El minis­tro Tru­ji­llo, a quien la opo­si­ción le pide su renun­cia, mani­fes­tó que “el per­so­nal invo­lu­cra­do en el hecho, (…) será sepa­ra­do de sus fun­cio­nes y ha sido pues­to a dis­po­si­ción de las auto­ri­da­des com­pe­ten­tes para las accio­nes que en dere­cho correspondan”.

En con­tex­to

El cri­men de Julia­na se pro­du­jo en un con­tex­to muy sen­si­ble para la fuer­za pública.

Entre el 9 y 10 de sep­tiem­bre falle­cie­ron 12 per­so­nas, en su mayo­ría jóve­nes alcan­za­dos por pro­yec­ti­les, en las pro­tes­tas que siguie­ron al bru­tal y mor­tal cas­ti­go que reci­bió un ciu­da­dano de 43 años a manos de dos uniformados.

Tam­bién el pasa­do 20 de mayo, Ánder­son Arbo­le­da, un joven negro, falle­ció en una clí­ni­ca de Cali por los gol­pes que sufrió en la cabe­za un día antes en Cau­ca y que al pare­cer le fue­ron pro­pi­na­dos por poli­cías que lo cas­ti­ga­ron por vio­lar la cua­ren­te­na con­tra el coronavirus.

Si bien la vio­len­cia se recru­de­ció en los últi­mos días, la situa­ción en Colom­bia se extien­de des­de el año pasa­do. El 25 de noviem­bre de 2019 el ado­les­cen­te Dilan Cruz murió en una clí­ni­ca de Bogo­tá, dos días des­pués de ser heri­do en la cabe­za por un dis­pa­ro de per­di­go­nes de un miem­bro del Escua­drón Móvil Anti­dis­tur­bios (Esmad), cuan­do par­ti­ci­pa­ba en una protesta.

Pedi­do de renun­cia para Trujillo

Un gru­po de 22 con­gre­sis­tas pidie­ron la renun­cia del minis­tro de Defen­sa, quien se nie­ga a cum­plir la deci­sión de la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia, que el mar­tes le orde­nó pedir per­dón en menos de 48 horas por la vio­len­cia policial. 

“Apun­ta a que lo des­ti­tu­yan del car­go y le pon­gan otras accio­nes por­que el señor minis­tro se ha pasa­do por la faja todo el códi­go dis­ci­pli­na­rio úni­co en vio­la­cio­nes gra­ví­si­mas”, expli­có el sena­dor Jor­ge Roble­do, del par­ti­do Polo Demo­crá­ti­co Alternativo.

Al res­pec­to, el pro­cu­ra­dor gene­ral, Fer­nan­do Carri­llo, mani­fes­tó que “las deci­sio­nes de la jus­ti­cia deben aca­tar­se y cum­plir­se así no se compartan”.

“Las auto­ri­da­des pue­den soli­ci­tar a la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal la selec­ción de una tute­la para que el alto tri­bu­nal revi­se las dis­po­si­cio­nes impar­ti­das, pero ello no las exo­ne­ra del cum­pli­mien­to de la deci­sión que bus­ca pro­te­ger dere­chos fun­da­men­ta­les. Incum­plir las órde­nes de la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia es incu­rrir en des­aca­to“, expre­só el jefe del Minis­te­rio Público.

Tru­ji­llo se nie­ga a pedir dis­cul­pas por­que con­si­de­ra que fue sufi­cien­te su dis­cur­so del 11 de sep­tiem­bre, cuan­do había pedi­do per­dón por “cual­quier vio­la­ción a la ley” que hubie­ran come­ti­do miem­bros de la Policía.

El minis­tro no se corrió de su línea y lle­gó a decir que el Esmad de la Poli­cía actúa “exclu­si­va­men­te ante las accio­nes vio­len­tas e irra­cio­na­les que cons­ti­tu­yen deli­to”. Ade­más, adju­di­có los abu­sos poli­cia­les a “com­por­ta­mien­tos indi­vi­dua­les de algu­nos de sus inte­gran­tes” solamente.

Fuen­te: Kaosenlared.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *