Muje­res pales­ti­nas denun­cian abu­sos sexua­les en cár­ce­les israelíes

‘Ahed Tami­mi, víc­ti­ma de aco­so sexual en cár­ce­les de Israel’ 

Un gru­po de muje­res pales­ti­nas ha denun­cia­do los abu­sos sexua­les, las tor­tu­ras y la expo­si­ción a regis­tros cor­po­ra­les extre­mos en las cár­ce­les israelíes.

En una entre­vis­ta con­ce­di­da este lunes a la agen­cia ofi­cial tur­ca de
noti­cias Ana­do­lu, Dena Kar­mi, una pales­ti­na de 41 años, ha revelado
varios casos de aco­so sexual y ver­bal que sufrió duran­te sesio­nes de
inte­rro­ga­to­rios por par­te de ofi­cia­les israelíes.

Kar­mi, que pasó 16 meses en cár­ce­les israe­líes, ha
seña­la­do que un agen­te de inte­li­gen­cia israe­lí la ame­na­zó y hostigó
físi­ca­men­te duran­te dos días en el Cen­tro de inte­rro­ga­to­rios de Shik­ma, en la
ciu­dad de Asca­lón, sita en el sur de los terri­to­rios ocu­pa­dos palestinos.

Cuan­do me negué a qui­tar­me la ropa, el agen­te me ata­có. Me rom­pió los
pan­ta­lo­nes y me some­tió a regis­tros ver­gon­zo­sos
”, ha deta­lla­do Kar­mi, sobre
los pri­me­ros momen­tos de su lle­ga­da al men­cio­na­do cen­tro de deten­ción israelí.

Kar­mi fue dete­ni­da, jun­to con otras seis muje­res, en la ciu­dad de
Al-Jalil (Hebron), en la ocu­pa­da Cis­jor­da­nia, bajo la acu­sa­ción de haber
par­ti­ci­pa­do en acti­vi­da­des socia­les vin­cu­la­das al Movi­mien­to de
Resis­ten­cia Islá­mi­ca de Pales­ti­na (HAMAS).

La mujer pales­ti­na recuer­da que las sesio­nes de inte­rro­ga­to­rio, sobre todo
duran­te las noches, eran momen­tos de mucha angus­tia, debi­do a que los agentes
israe­líes inten­ta­ban abu­sar de ella y uti­li­za­ban un len­gua­je obs­ceno e
insultante.

“Era muy humi­llan­te y horrible,
espe­cial­men­te, cuan­do el inte­rro­ga­dor se com­por­ta­ba de mane­ra promiscua
tra­tan­do de pro­vo­car­me. Había momen­tos, duran­te los inte­rro­ga­to­rios nocturnos,
en que el inte­rro­ga­dor tra­ta­ba de acer­car­se y me mos­tra­ba fotos inapro­pia­das en
que esta­ba semi­des­nu­do”, ha indicado.

Otra joven pales­ti­na, que habló bajo con­di­ción de ano­ni­ma­to con Ana­do­lu,
ha denun­cia­do que fue blan­co de aco­so sexual cuan­do los sol­da­dos israelíes
la esta­ban trans­por­tan­do, jun­to con varios pre­sos judíos, a una cár­cel en
Rama­lá, en la ocu­pa­da Cisjordania.

Uno de los pre­sos judíos sen­ta­do fren­te a mí en el
vehícu­lo comen­zó a lan­zar­me insul­tos sexua­les. Me sor­pren­dió y gol­peé las
rejas de metal en bus­ca de ayu­da. Pero nadie res­pon­dió a mis lla­ma­dos. El
pre­so se qui­tó los pan­ta­lo­nes e hizo movi­mien­tos sexua­les que no puedo
des­cri­bir
”, ha rela­ta­do la pri­sio­ne­ra pales­ti­na de 30 años.

Más de 7000 pales­ti­nos están rete­ni­dos en las cár­ce­les israe­líes, entre
ellos 180 meno­res de edad, 43 muje­res y 700 enfer­mos, la mayo­ría de los cuales
pade­ce enfer­me­da­des cró­ni­cas, según las cifras ofre­ci­das por el Cen­tro de
Estu­dios de los Pri­sio­ne­ros Pales­ti­nos (PPCS, por sus siglas en inglés).

A pesar de que varias orga­ni­za­cio­nes defen­so­ras de los dere­chos huma­nos han
denun­cia­do los malos tra­tos que sufren los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos y, en
espe­cial, los meno­res de edad, no se ha producido
nin­gún cam­bio en las polí­ti­cas de Israel y los encar­ce­la­dos siguen
sien­do blan­co de torturas.

Los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos tam­bién corren el ries­go de con­ta­giar­se con el nue­vo coro­na­vi­rus, cau­san­te de la COVID-19. La Socie­dad de Pri­sio­ne­ros Pales­ti­nos (PPS, por sus siglas en inglés) denun­ció el pasa­do mes de mar­zo que Israel pri­va a los pre­sos pales­ti­nos del acce­so a pro­duc­tos de lim­pie­za, pese a la pro­pa­ga­ción de la enfermedad.

Fuen­te: his​pantv​.com

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *