Pales­ti­na. Las pre­sio­nes de EEUU no doble­ga­rán al pueblo

Resu­men Medio Orien­te, 17 de sep­tiem­bre de 2020-.

El por­ta­voz de la Auto­ri­dad Pales­ti­na (AP), Nabil Abu Rudai­neh, afir­mó este jue­ves que la polí­ti­ca esta­dou­ni­den­se de chan­ta­je, inti­mi­da­ción y pre­sio­nes enfi­la­da con­tra el lide­raz­go de ese pue­blo ára­be está con­de­na­da al fracaso.

“Recha­za­mos las ame­na­zas, la polí­ti­ca bara­ta de chan­ta­je, median­te la cual el emba­ja­dor de EEUU en Israel ‑David Fried­man- inten­ta pre­sio­nar a nues­tros líde­res para que varíen su pos­tu­ra”, sub­ra­yó el voce­ro sin ofre­cer otros deta­lles sobre el particular.

Rudai­neh ase­gu­ró que el pre­si­den­te de la AP, Mah­mud Abbas, segui­rá fir­me en su posi­ción en defen­sa de los dere­chos y deman­das his­tó­ri­cas, rese­ñó la agen­cia de noti­cias Wafa.

“Las cam­pa­ñas y las cons­pi­ra­cio­nes des­ti­na­das a liqui­dar nues­tra lucha (…) son una ton­te­ría, nues­tro pue­blo dibu­ja­rá el mapa de su esta­do inde­pen­dien­te”, insistió.

En días pre­vios repre­sen­tan­tes de todas las fac­cio­nes pales­ti­nas acor­da­ron supe­rar des­ave­nen­cias para con­for­mar un fren­te úni­co, enfo­ca­do en poner fin a la ocu­pa­ción israe­lí en los terri­to­rios ocu­pa­dos des­de 1967.

Otra de las prio­ri­da­des es lograr esta­ble­cer una patria sobe­ra­na con las fron­te­ras ante­rio­res a ese acon­te­ci­mien­to, que des­cri­ben como la segun­da Nak­ba o catástrofe.

La pri­me­ra fue el gran éxo­do de 1948, cuan­do al menos unos 700.000 pales­ti­nos fue­ron expul­sa­dos de sus hogares.

“Esta­mos ante una esce­na polí­ti­ca com­pli­ca­da, sin embar­go hemos vivi­do tiem­pos más difí­ci­les”, enfa­ti­zó la vís­pe­ra el pri­mer minis­tro de la AP, Moham­mad Shtayyeh.

Los pales­ti­nos pro­tes­ta­ron esta sema­na en varias ciu­da­des de Cis­jor­da­nia por su des­acuer­do con la nor­ma­li­za­ción de los víncu­los de Tel Aviv con Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos (EAU) y Bah­rein, que cali­fi­can de traición.

Según sus diri­gen­tes, dichos pac­tos nego­cia­dos por EEUU con­tra­di­cen la Ini­cia­ti­va de Paz Ára­be de 2002, la cual con­di­cio­na la regu­la­ri­za­ción de los víncu­los con el gobierno sio­nis­ta a su sali­da de las demar­ca­cio­nes ocu­pa­das (fran­ja de Gaza y Cis­jor­da­nia, inclui­da Jeru­sa­lén oriental).

Fuen­te: Al Manar en Español

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *