Colom­bia. Orde­nan dete­ner a dos poli­cías por la muer­te vio­len­ta del abo­ga­do Javier Ordoñez

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de sep­tiem­bre 2020.

La Fis­ca­lía de Colom­bia ha con­fir­ma­do la orden de deten­ción con­tra dos poli­cías por la muer­te vio­len­ta del abo­ga­do Javier Ordó­ñez. Hay otros cin­co impli­ca­dos con­tra quie­nes no sea actúa de momento. 

Un juez colom­biano ha orde­na­do este jue­ves la deten­ción de dos de los poli­cías inves­ti­ga­dos por el homi­ci­dio de Javier Ordó­ñez, cuya muer­te la sema­na pasa­da des­ató vio­len­tas mani­fes­ta­cio­nes con­tra la bru­ta­li­dad poli­cial que se cobra­ron la vida de 13 personas.

La infor­ma­ción fue con­fir­ma­da por la Fis­ca­lía Gene­ral de la Nación que deta­lló que el juez expi­dió las órde­nes de cap­tu­ra con­tra los poli­cías Harby Rodrí­guez Díaz y Juan Cami­lo Llo­re­da Cubi­llos y que en este momen­to las auto­ri­da­des están en el pro­ce­so de detención.

La deci­sión fue toma­da tres días des­pués de que la Jus­ti­cia Penal Mili­tar remi­tie­ra a la Fis­ca­lía Gene­ral el expe­dien­te del caso para que sea la jus­ti­cia ordi­na­ria la que asu­ma la investigación.

La Poli­cía colom­bia­na sus­pen­dió la sema­na pasa­da a dos de sus efec­ti­vos que estru­ja­ron y uti­li­za­ron repe­ti­da­men­te una pis­to­la Táser con­tra Ordó­ñez, un pri­mer paso para apar­tar­los de la ins­ti­tu­ción, medi­da exten­si­va a otros cin­co vin­cu­la­dos al caso.

Ordó­ñez, de 46 años, falle­ció en un clí­ni­ca de la capi­tal des­pués de ser redu­ci­do por los dos agen­tes en la madru­ga­da del pasa­do 9 de septiembre.

Jui­cio dis­ci­pli­na­rio primero

Ade­más de la deci­sión del juez, la Pro­cu­ra­du­ría Gene­ral (Minis­te­rio Públi­co) citó ayer a los dos uni­for­ma­dos a un jui­cio dis­ci­pli­na­rio en la inves­ti­ga­ción por la muer­te de Ordóñez.

Tras asu­mir por poder pre­fe­ren­te «el pro­ce­so que ade­lan­ta­ba la Ins­pec­ción Gene­ral de la Poli­cía, el Minis­te­rio Públi­co fijó para el pró­xi­mo 1 de octu­bre el ini­cio de la audien­cia con­tra los uni­for­ma­dos para que res­pon­dan dis­ci­pli­na­ria­men­te por las con­duc­tas con­si­de­ra­das gra­ví­si­mas a títu­lo de dolo».

La Pro­cu­ra­du­ría avan­za que los agen­tes pre­sun­ta­men­te incu­rrie­ron en con­duc­tas delic­ti­vas des­cri­tas en el Códi­go Penal como abu­so de auto­ri­dad por acto arbi­tra­rio e injus­to y homicidio.

Rela­to de un testigo

Wíl­der Sala­zar, ami­go de Ordó­ñez y tes­ti­go de la bru­ta­li­dad poli­cial, mani­fes­tó que este supli­có por su vida, fue gol­pea­do sal­va­je­men­te y sus pedi­dos de auxi­lio fue­ron nega­dos por los uniformados.

«Las súpli­cas de Javier en todo momen­to fue­ron ‘ya’, ‘ya no más’. Yo tam­bién gri­té en varias oca­sio­nes que no lo las­ti­ma­ran más con la pis­to­la Táser (…) Los poli­cías nun­ca se detu­vie­ron», narró Sala­zar en un video envia­do a la con­gre­sis­ta Kathe­ri­ne Miran­da y emi­ti­do duran­te un deba­te de con­trol polí­ti­co en la Cáma­ra de Representantes.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *