Argen­ti­na. Cam­pa­ña «por una sali­da popu­lar a la cri­sis» /​/​Docu­men­to de varias orga­ni­za­cio­nes sociales

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de sep­tiem­bre de 2020.

Fren­te a la pro­fun­da cri­sis eco­nó­mi­ca y sani­ta­ria que esta­mos vivien­do se dis­cu­ten algu­nas sali­das, estra­te­gias para enca­rar este momen­to his­tó­ri­co y que al mis­mo tiem­po res­pon­den a dis­tin­tos pro­yec­tos polí­ti­cos. Des­de el gobierno, el Fren­te de Todos ges­tio­na esta cri­sis con algu­nas polí­ti­cas sani­ta­rias acer­ta­das (como el ASPO), pero com­bi­na­do con ajus­te por aba­jo, des­plie­gue repre­si­vo y una con­ti­nua con­ce­sión a los sec­to­res patro­na­les. Como con­tra­pun­to, des­de la dere­cha macris­ta se levan­ta la opo­si­ción a las úni­cas medi­das acer­ta­das, pro­me­tien­do pro­yec­tos de mayor ajus­te y repre­sión. Mien­tras unos pagan sis­te­má­ti­ca­men­te y sin chis­tar la deu­da, los otros son endeu­da­do­res y fuga­do­res seria­les. Unos defien­den a Ber­ni, los otros a Bulrrich. 

Ante las pro­pues­tas de sali­da por arri­ba, des­de aquí nos plan­tea­mos una sali­da pro­pia, des­de las nece­si­da­des y los intere­ses de nues­tro pue­blo tra­ba­ja­dor. Pro­po­ne­mos una agen­da de temas, que con­si­de­ra­mos los más urgen­tes, cuya reso­lu­ción debe­ría tener un carác­ter popu­lar y colec­ti­vo, que nos acer­que a un hori­zon­te emancipatorio.Estamos vivien­do una pro­fun­da cri­sis eco­nó­mi­ca, social y sanitaria. 

El endeu­da­mien­to, el aumen­to de la des­ocu­pa­ción, el con­ge­la­mien­to sala­rial, las difi­cul­ta­des cre­cien­tes para acce­der a los ali­men­tos y bie­nes de pri­me­ra nece­si­dad, la per­sis­ten­te vio­len­cia hacia muje­res y disi­den­cias y la sobre­car­ga de tareas de cui­da­dos que recae sobre ellas, la defi­cien­te infra­es­truc­tu­ra urba­na, la fal­ta de vivien­da y de tie­rra para vivir, vie­nen gol­pean­do a nues­tro pue­blo tra­ba­ja­dor. La pan­de­mia mun­dial del covid19 agra­va enor­me­men­te este con­jun­to de des­igual­da­des socia­les. El retro­ce­so en mate­ria de empleo impli­ca­rá un mayor dis­ci­pli­na­mien­to de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, la caí­da de los ingre­sos y la imple­men­ta­ción de nue­vas ofen­si­vas con­tra nues­tras con­di­cio­nes de trabajo. 

Des­de los sec­to­res empre­sa­rios se sigue pre­sio­nan­do por la imple­men­ta­ción de una refor­ma labo­ral que per­ju­di­que aún más el poder de pre­sión de les tra­ba­ja­do­res y sus orga­ni­za­cio­nes. El recien­te acuer­do con los acree­do­res pri­va­dos y la nego­cia­ción inmi­nen­te de la deu­da con el FMI obli­gan a con­tar con recur­sos para el pago de los com­pro­mi­sos sus­crip­tos. Se empie­zan a cono­cer acuer­dos que pro­fun­di­zan el mode­lo extrac­ti­vis­ta como el recien­te com­pro­mi­so con Chi­na para la pro­duc­ción de car­ne por­ci­na o el Plan 2020 2030 del Con­se­jo Agro­in­dus­trial Argen­tino de aumen­to de las expor­ta­cio­nes del agronegocio. 

Nin­gu­na sali­da posi­ti­va pue­de pro­ve­nir del saqueo y la con­ta­mi­na­ción de nues­tros bie­nes comu­nes que pro­vo­ca muer­tes, expul­sión de nues­tros terri­to­rios y empo­bre­ci­mien­to. Por otro lado, se pos­ter­ga el tra­ta­mien­to de la ley de inte­rrup­ción volun­ta­ria del emba­ra­zo que deja a las muje­res y per­so­nas con capa­ci­dad de ges­tar sin la con­quis­ta de un his­tó­ri­co recla­mo, el de deci­dir sobre nues­tros cuer­pos y nues­tras vidas. 

A la vez vemos cómo en el con­tex­to de ais­la­mien­to se incre­men­ta la vio­len­cia patriar­cal que no logra ser erra­di­ca­da con pre­ca­rias polí­ti­cas de género.Los due­ños de gran­des for­tu­nas no están dis­pues­tos a poner un cen­ta­vo de sus abul­ta­dos bol­si­llos y exi­gen que el Esta­do pro­te­ja sus intere­ses. Mien­tras el pue­blo tra­ba­ja­dor se expo­ne a los peli­gros sani­ta­rios de la fal­ta de vivien­da y la defi­cien­te infra­es­truc­tu­ra en los barrios popu­la­res, una deu­da que se sigue incre­men­tan­do y afec­ta a millones.Ante este esce­na­rio empre­sa­rios, ban­que­ros y due­ños de la tie­rra impo­nen con­di­cio­nes, plan­tean sus exi­gen­cias, deba­ten sus pro­yec­tos de sali­da. Es nece­sa­rio que les tra­ba­ja­do­res y el pue­blo cons­tru­ya­mos nues­tra pro­pia sali­da de esta cri­sis­Por un pro­gra­ma popu­lar de sali­da a la crisis

SUSPENSIÓN DEL PAGO E INVESTIGACIÓN DE LA DEUDA: La deu­da exter­na ile­gal, ile­gí­ti­ma y frau­du­len­ta, es la herra­mien­ta para apli­car polí­ti­cas de ajus­te y para con­va­li­dar el domi­nio del FMI y otros orga­nis­mos inter­na­cio­na­les. La nego­cia­ción con los fon­dos pri­va­dos tene­do­res de bonos es la con­va­li­da­ción de una esta­fa al pue­blo que hipo­te­có una vez más el futu­ro de nues­tro país por gene­ra­cio­nes. Por esta razón, pro­po­ne­mos la sus­pen­sión inme­dia­ta del pago de la deu­da exter­na y su inves­ti­ga­ción, como par­te de una polí­ti­ca inte­gral de des­co­no­ci­mien­to sobe­rano de esta esta­fa del capi­tal finan­cie­ro inter­na­cio­nal y sus socios loca­les a nues­tros pueblos. 

Con­vo­ca­mos a orga­ni­zar el pro­ta­go­nis­mo popu­lar y la deli­be­ra­ción colec­ti­va en cada barrio, en cada lugar de tra­ba­jo o de estu­dio para reafir­mar que la deu­da es con el pue­blo. Es nece­sa­rio dis­cu­tir las urgen­cias en mate­ria de salud, edu­ca­ción, vivien­da e infra­es­truc­tu­ra y dis­po­ner de todos los recur­sos para esos objetivos. 

EXPROPIACIÓN DE VICENTIN: Los empre­sa­rios que fugan sus ganan­cias y extor­sio­nan a les tra­ba­ja­do­res no pue­den seguir actuan­do con total impu­ni­dad. Nos pro­nun­cia­mos por la expro­pia­ción de la empre­sa cerea­le­ra Vicen­tín y la inves­ti­ga­ción y enjui­cia­mien­to de los direc­ti­vos que que­bra­ron la com­pa­ñía y fuga­ron millo­nes de dóla­res obte­ni­dos de frau­du­len­tos prés­ta­mos de la ban­ca públi­ca, con la com­pli­ci­dad del gobierno de Mau­ri­cio Macri. Plan­tea­mos su esta­ti­za­ción sin resar­ci­mien­to eco­nó­mi­co y su ges­tión obre­ra y popu­lar, para garan­ti­zar la con­ti­nui­dad de los más de 5.000 pues­tos de tra­ba­jo (direc­tos e indi­rec­tos) que depen­den actual­men­te de la empresa. 

Como en Vicen­tin, en el res­to de los luga­res de pro­duc­ción es nece­sa­rio que sean les pro­pies tra­ba­ja­do­res quie­nes deter­mi­nen cómo se debe pro­ce­der para retor­nar a los pues­tos de tra­ba­jo, ya que nadie cono­ce mejor que noso­tres los rit­mos de tra­ba­jo, la cir­cu­la­ción, cómo orga­ni­zar los tur­nos, etcé­te­ra. Impul­sa­mos que sean las comi­sio­nes inter­nas de segu­ri­dad, salud e higie­ne de cada uni­dad pro­duc­ti­va las que indi­quen los esque­mas de repar­to de horas, reduc­ción de la jor­na­da labo­ral, pro­to­co­los efec­ti­vos de pro­tec­ción en los luga­res de tra­ba­jo, en pos de redu­cir los con­ta­gios, pro­te­ger la vida de les tra­ba­ja­do­res, y dejar de sos­te­ner las ganan­cias empre­sa­rias con la salud y la vida de la cla­se trabajadora.A su vez, para ase­gu­rar la cap­ta­ción de divi­sas y con­so­li­dar el aho­rro nacio­nal, la expro­pia­ción de Vicen­tín debe ser acom­pa­ña­da por medi­das ten­dien­tes a lograr el con­trol esta­tal del comer­cio exte­rior, ponien­do espe­cial énfa­sis en el con­trol de los puer­tos pri­va­dos y en su pos­te­rior renacionalización. 

Es nece­sa­rio que la recu­pe­ra­ción de empre­sas avan­ce en otro mode­lo de desa­rro­llo basa­do en la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria sos­te­ni­da por la uti­li­za­ción públi­ca y la socia­li­za­ción de las prin­ci­pa­les tie­rras pro­duc­ti­vas (aún en manos de un puña­do de terra­te­nien­tes y poo­les soje­ros), dejan­do atrás el mode­lo extrac­ti­vis­ta y del agro­ne­go­cio para dar for­ma a un mode­lo agro­eco­ló­gi­co y sus­ten­ta­ble de pro­duc­ción de ali­men­tos, que pri­vi­le­gie las nece­si­da­des y reque­ri­mien­tos de nues­tros pue­blos y que plan­tee otra for­ma de rela­ción con la natu­ra­le­za y los bie­nes comunes. 

APROBACIÓN DEL PROYECTO DE LA CAMPAÑA POR EL DERECHO AL ABORTO LEGAL SEGURO Y GRATUITO:El patriar­ca­do y la hete­ro­nor­ma inten­tan regu­lar nues­tras vidas y nues­tros víncu­los inter­per­so­na­les. El con­tex­to de cri­sis y la pre­ca­ri­za­ción de la vida impac­tan de lleno en la con­quis­ta de nues­tros dere­chos y nos vuel­ve a some­ter a los man­da­tos social­men­te asig­na­dos a muje­res e iden­ti­da­des femi­ni­za­das, res­pon­sa­bi­li­zán­do­nos por las tareas de cui­da­do. Los femi­ci­dios, trans­fe­mi­ci­dios y tra­ves­ti­ci­dios, los abu­sos sexua­les a niñes y ado­les­cen­tes, las des­apa­ri­cio­nes de les pibes en estas demo­cra­cias por redes de tra­ta, indi­can que la lucha debe redoblarse. 

El Esta­do y los gobier­nos son los prin­ci­pa­les res­pon­sa­bles al no imple­men­tar polí­ti­cas públi­cas reales con recur­sos efec­ti­vos, y lo que hacen es insu­fi­cien­te. Somos las muje­res, les­bia­nas, trans, tra­vas quie­nes hoy están en la pri­me­ra línea en la lucha con­tra toda vio­len­cia machis­ta y quie­nes rea­li­zan las tareas esen­cia­les cons­tru­yen­do y recons­tru­yen­do la cul­tu­ra de la soli­da­ri­dad en lucha con­tra el ham­bre y la pre­ca­ri­za­ción de la vida.A su vez, no per­mi­tir que las per­so­nas con capa­ci­dad de ges­tar poda­mos deci­dir sobre nues­tro cuer­po es par­te de esa tra­ma de pode­res. Fren­te a esta reali­dad, exi­gi­mos que el Esta­do deje de ser el prin­ci­pal obs­ta­cu­li­za­dor del abor­to volun­ta­rio y garan­ti­ce el tra­ta­mien­to urgen­te y la apro­ba­ción del Pro­yec­to de Inte­rrup­ción Volun­ta­ria del Emba­ra­zo de la Cam­pa­ña Nacio­nal por el Dere­cho al abor­to legal segu­ro y gratuito.

¡IMPUESTO A LAS GRANDES FORTUNAS YA!:En un con­tex­to de pan­de­mia como el que atra­vie­sa el mun­do, en la que los Esta­dos se encuen­tran con gran­des gas­tos ines­pe­ra­dos para enfren­tar la cri­sis sani­ta­ria y las eco­no­mías sufren gran­des depre­sio­nes, los ingre­sos fis­ca­les se ven suma­men­te redu­ci­dos. Por lo tan­to, cuan­do los recur­sos corrien­tes esca­sean, es nece­sa­rio pro­fun­di­zar la dis­cu­sión sobre un impues­to per­ma­nen­te a las gran­des for­tu­nas de gru­pos eco­nó­mi­cos con­cen­tra­dos, ban­cos, terra­te­nien­tes y mul­ti­mi­llo­na­rios, quie­nes aún en ple­na pan­de­mia siguen obte­nien­do colo­sa­les ganan­cias. El pro­yec­to que final­men­te impul­sa el gobierno no sólo lle­ga seis meses tar­de, sino que toda­vía no sabe­mos qué tiem­po se van a tomar para apro­bar­lo y eje­cu­tar­lo ‑con la con­se­cuen­cia de ham­bre en los barrios empo­bre­ci­dos, hos­pi­ta­les colap­sa­dos y tra­ba­ja­dorxs de salud con sala­rios pau­pé­rri­mos. Se pre­sen­ta como un apor­te soli­da­rio cuan­do debe­ría ser par­te de una polí­ti­ca de socia­li­za­ción de rique­za. Ade­más, se plan­tea como un apor­te extra­or­di­na­rio por úni­ca vez, como si no lo nece­si­tá­ra­mos con regu­la­ri­dad. Alcan­za sólo a las per­so­nas físi­cas y no a las empre­sas y ban­cos. Y su des­tino está mal orien­ta­do, pues­to que un 25% de lo recau­da­do será para YPF y otro 20% para PYMES, cuan­do las nece­si­da­des urgen­tes de nues­tro pue­blo pasan por los más de 8 millo­nes de per­so­nas que cobran un IFE mise­ra­ble de $10.000 que se han paga­do cada dos meses (es decir, $5.000 por mes) y no tie­nen dón­de vivir.

El impues­to que noso­tres pro­po­ne­mos igual­men­te afec­ta­rá a una por­ción minús­cu­la de la pobla­ción (menos de 15.000 per­so­nas) y es capaz de garan­ti­zar el for­ta­le­ci­mien­to del sis­te­ma de salud para enfren­tar la pan­de­mia, impul­sar pla­nes de vivien­da para miti­gar la pro­fun­da cri­sis habi­ta­cio­nal, pla­nes de infra­es­truc­tu­ra gene­ra­les y sos­te­ner los ingre­sos de las millo­nes de fami­lias que vie­ron des­apa­re­cer sus fuen­tes de ingre­sos. Esta es la puer­ta para poner en cues­tión un sis­te­ma tri­bu­ta­rio regre­si­vo, que se basa en impues­tos al con­su­mo de las gran­des mayo­rías, sien­do el IVA su máxi­mo expo­nen­te, antes que sobre los patri­mo­nios de los sec­to­res más con­cen­tra­dos. Por otro lado, las enti­da­des finan­cie­ras y ban­ca­rias siguen sien­do las gran­des bene­fi­cia­rias ante cada una de las cri­sis, obte­nien­do cuan­tio­sas ganan­cias ante un pro­ce­so de ban­ca­ri­za­ción for­za­da por el con­tex­to, incre­men­tan­do sus comi­sio­nes ante cada míni­mo movi­mien­to y no libe­ran­do cré­di­to bara­to para moto­ri­zar la sali­da de la cri­sis pro­duc­ti­va. De este modo dejan en cla­ro una vez más que su obje­ti­vo de lucro es ina­mo­vi­ble aún en momen­tos de pandemia. 

Por lo tan­to, es impres­cin­di­ble que des­de los dife­ren­tes sec­to­res popu­la­res pro­mo­va­mos la dis­cu­sión de cómo se ges­tio­nan los aho­rros nacio­na­les y hacia dón­de se vol­ca­rá su inver­sión. Si que­re­mos pro­fun­di­zar una sali­da de la cri­sis des­de los sec­to­res popu­la­res y tra­ba­ja­do­res, la nacio­na­li­za­ción de la ban­ca toma un carác­ter cen­tral para que estos cuan­tio­sos recur­sos eco­nó­mi­cos sean redi­rec­cio­na­dos des­de la tim­ba finan­cie­ra hacia la satis­fac­ción de las múl­ti­ples nece­si­da­des con­cre­tas de la pobla­ción y a moto­ri­zar el sis­te­ma productivo.

TIERRA PARA VIVIR:Una vez más, la cri­sis deja al des­cu­bier­to las gran­des des­igual­da­des, la gran pro­ble­má­ti­ca habi­ta­cio­nal y la pos­ter­ga­ción de años que pade­cen las fami­lias de las barria­das con vivien­das pre­ca­rias, en con­di­cio­nes de haci­na­mien­to, sin acce­so a ser­vi­cios bási­cos de agua, luz, cloa­cas y trans­por­te. Tam­bién evi­den­ció la des­igual dis­tri­bu­ción de la pro­pie­dad urba­na y rural y la fal­ta de acce­so a equi­pa­mien­tos colec­ti­vos como ser­vi­cios bási­cos de salud, jar­di­nes, cen­tros comu­ni­ta­rios, cen­tros recrea­ti­vos, conec­ti­vi­dad, etcétera.

Con alqui­le­res impo­si­bles, sala­rios de mise­ria y la pre­ca­ri­za­ción labo­ral, el pro­ble­ma del acce­so a la vivien­da y el con­jun­to de equi­pa­mien­tos e infra­es­truc­tu­ra urba­na tam­bién se pre­ca­ri­za. La vivien­da y el acce­so a la tie­rra es hoy mate­ria de dispu­ta en la que se opo­nen la fun­ción social de la tie­rra con­tra la espe­cu­la­ción y el nego­cio inmo­bi­lia­rio. Es nece­sa­rio impul­sar polí­ti­cas de hábi­tat popu­lar, cons­trui­das con la par­ti­ci­pa­ción de las orga­ni­za­cio­nes terri­to­ria­les que den res­pues­ta a las deman­das de acce­so a tie­rras, cons­truc­ción de vivien­das y acce­so a cré­di­tos popu­la­res. Recu­pe­rar la tie­rra como tie­rra para vivir y para producir,y no como un nego­cio de unos pocos.

RETIRO DE LAS POLICÍAS COMO ORGANISMO DE CONTROL DE LA CUARENTENA:El impul­so del ais­la­mien­to social obli­ga­to­rio sir­vió de excu­sa para dar­le mayo­res facul­ta­des a las fuer­zas poli­cia­les. Una pan­de­mia es un pro­ble­ma sani­ta­rio y su solu­ción tie­ne que estar en manos de civi­les, comen­zan­do por les tra­ba­ja­do­res de la salud e inclu­yen­do a les tra­ba­ja­do­res en gene­ral. Las solu­cio­nes al pro­ble­ma sani­ta­rio requie­ren refor­zar las polí­ti­cas de auto­cui­da­do que hoy por hoy están garan­ti­zan­do tra­ba­ja­do­res y orga­ni­za­cio­nes terri­to­ria­les y no polí­ti­cas repre­si­vas. Des­de el gobierno nacio­nal y los gobier­nos pro­vin­cia­les se ha empo­de­ra­do a las fuer­zas repre­si­vas en gene­ral y a las poli­cías en par­ti­cu­lar otor­gán­do­les el papel de ser quie­nes con­tro­lan que cum­pla­mos con el ais­la­mien­to. Sin embar­go, des­de que comen­zó la cua­ren­te­na hemos vis­to una can­ti­dad incon­men­su­ra­ble de hechos repre­si­vos que van des­de humi­lla­cio­nes y tor­men­tos con­tra per­so­nas pobres, pasan­do por gol­pi­zas que han deja­do des­fi­gu­radx a más de unx y lle­gan­do a la muer­te y des­apa­ri­ción de personas. 

En lo que va de la cua­ren­te­na más de 100 per­so­nas per­die­ron la vida a manos de las fuer­zas repre­si­vas del Esta­do. Los casos más reso­nan­tes fue­ron los de Flo­ren­cia Mora­les ‑muca­ma, 39 años‑, que fue dete­ni­da en San Luis por vio­lar la cua­ren­te­na (cuan­do iba a com­prar comi­da un día que no esta­ba per­mi­ti­do para su núme­ro de DNI) y a los dos días apa­re­ció supues­ta­men­te ahor­ca­da en la comi­sa­ría, pero los peri­tos foren­ses dan cuen­ta de los gol­pes poli­cia­les; Mau­ro Coro­nel ‑22 años- dete­ni­do en San­tia­go del Este­ro don­de la poli­cía lo gol­peó y tor­tu­ró, lo ató semi­des­nu­do a un palo, don­de lo ase­si­nó; el feroz ata­que poli­cial a una fami­lia quom en Fon­ta­na, Cha­co, que inclu­yó gol­pes, tor­tu­ras y vio­la­ción sexual de dos meno­res que se encon­tra­ban en la casa; la des­apa­ri­ción en Tucu­mán de Luis Espi­no­za ‑tra­ba­ja­dor rural, 31 años- cuyo cuer­po se encon­tró des­cuar­ti­za­do una sema­na más tar­de en la fron­te­ra con Cata­mar­ca; la des­apa­ri­ción de Facun­do Astu­di­llo Cas­tro ‑22 años- cuyo cadá­ver ‑segu­ra­men­te plan­ta­do por la poli­cía- fue encon­tra­do cua­tro meses des­pués gra­cias a la per­sis­ten­te lucha de su mamá y sor­tean­do una impor­tan­te can­ti­dad de obs­tácu­los, ame­na­zas incluidas. 

Todo esto sin men­cio­nar las nume­ro­sas repre­sio­nes a con­flic­tos de tra​ba​ja​dorxs​.De todo lo dicho, el pre­si­den­te no sin­tió ni siquie­ra la nece­si­dad de hacer refe­ren­cia en alguno de sus dis­cur­sos por cade­na nacio­nal. En lugar de tomar las medi­das urgen­tes para fre­nar los ata­ques poli­cia­les, los ha enva­len­to­na­do defi­nén­dolxs “tra­ba­ja­do­res esen­cia­les”. Inclu­so, fren­te a la aso­na­da poli­cial que se mani­fes­tó con armas y patru­lle­ros fren­te a la Quin­ta de Oli­vos no tuvo más res­pues­ta que con­ce­der­les un aumen­to sala­rial. La exi­gen­cia de “Fue­ra Ber­ni” se expan­de por el país, pero el Fren­te de Todos sigue con­fir­man­do a este ase­sino en su pues​to​.No debe­mos con­fun­dir­nos. El empo­de­ra­mien­to de la poli­cía, así como el des­plie­gue de mili­cos y gen­dar­me­ría, es polí­ti­ca de Esta­do. Saben que el cre­cien­te impac­to de la cri­sis eco­nó­mi­ca empu­ja­rá a por­cio­nes cada vez mayo­res de nues­tro pue­blo a sumar­se a la lucha por sus con­di­cio­nes de vida. Por ello, deben tener garan­ti­za­do el con­trol terri­to­rial con las fuer­zas represivas. 

Tam­bién se cono­cen nue­vos casos de inti­mi­da­ción y segui­mien­tos de inte­li­gen­cia sobre orga­ni­za­cio­nes y mili­tan­tes popu­la­res, inten­tan­do limi­tar el legí­ti­mo dere­cho a la orga­ni­za­ción popu­lar. Urge la medi­da de reti­rar a la poli­cía como fuer­za de con­trol de cum­pli­mien­to de la cua­ren­te­na y la expul­sión de Ber­ni, sólo como dos pri­me­ros pasos que den pun­ta­pié a poner freno a la polí­ti­ca repre­si­va de tor­tu­ras, des­apa­ri­cio­nes y asesinatos.

REACTIVACIÓN DEL INGRESO Y EL EMPLEO POPULAR:El gobierno debe dejar de sub­si­diar a quie­nes obtu­vie­ron mayor ganan­cia en el últi­mo ciclo de con­cen­tra­ción de empre­sas, endeu­da­mien­to externo y fuga de capi­ta­les y dar con­ti­nui­dad al apo­yo esta­tal a los sec­to­res popu­la­res más afec­ta­dos y a la peque­ña pro­duc­ción nacio­nal capaz de gene­rar empleos. Se debe pro­mo­ver una reac­ti­va­ción del mer­ca­do interno, sus­ten­ta­da en un aumen­to de los ingre­sos y el empleo popular.Para esto es nece­sa­rio una recu­pe­ra­ción sala­rial, un aumen­to de las jubi­la­cio­nes y pro­gra­mas de empleo​.Se debe con­tro­lar en serio los pre­cios y reac­ti­var la obra públi­ca, con ges­tión popu­lar. La actual cri­sis sani­ta­ria y la posi­bi­li­dad de que vuel­va a pro­du­cir­se nue­vos rebro­tes u otro tipo de virus, obli­ga a un aumen­to sus­tan­cial del pre­su­pues­to de salud pública.

PARITARIAS INMEDIATAS PARA TODAS Y TODO­SEn la situa­ción eco­nó­mi­ca y labo­ral agra­va­da por la pan­de­mia, los sala­rios han baja­do aún más des­pués de los años de dis­mi­nu­ción sala­rial del gobierno de Macri. Es impres­cin­di­ble aumen­tos sala­ria­les igua­les o supe­rio­res a la infla­ción, y pari­ta­rias inme­dia­tas para el con­jun­to de les tra­ba­ja­do­res. Aumen­to gene­ral de igual nivel para jubi­la­cio­nes, pen­sio­nes y para todos los pro­gra­mas socia­les. Hay que avan­zar con­tra todas las for­mas de la pre­ca­ri­za­ción labo­ral, que pre­ca­ri­zan las vidas de las mayo­rías popu­la­res, por con­di­cio­nes de tra­ba­jo dig­nas que no pon­gan en jue­go la salud y la vida. Recu­pe­rar sala­rios y con­di­cio­nes labo­ra­les para todas y todos impli­ca tam­bién que no sean les tra­ba­ja­do­res y el pue­blo quie­nes sigan sopor­tan­do todo el peso de la cri­sis, sino que se afec­ten los intere­ses de los de arriba. 

VENCEREMOS – PARTIDO DE TRABAJADORXS MARABUNTA, CORRIENTE SOCIAL Y POLÍTICA FRENTE POPULAR DARÍO SANTILLÁN MOVIMIENTO DE LOS PUEBLOS: POR UN SOCIALISMO FEMINISTA DESDE ABAJO (Fren­te Popu­lar Darío San­ti­llán – Corrien­te Plu­ri­na­cio­nal /​Izquier­da Lati­no­ame­ri­ca­na Socia­lis­ta /​Movi­mien­to 8 de Abril /​Movi­mien­to por la Uni­dad Lati­no­ame­ri­ca­na y el Cam­bio Social)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *