Colom­bia. Comu­ni­da­des de Res­guar­do Tico­ya soli­ci­tan medi­das cau­te­la­res ante la CIDH

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 15 de sep­tiem­bre de 2020.

Las comu­ni­da­des indi­ge­nas que inte­gran el Res­guar­do Tico­ya, a tra­vés de tres orga­ni­za­cio­nes defen­so­ras de dere­chos huma­nos, soli­ci­ta­ron medi­das cau­te­la­res ante la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos (CIDH), pro­duc­to del olvi­do sis­te­má­ti­co en el que se encuen­tran y el ries­go que afron­tan como pue­blos ances­tra­les.

Estas medi­das ins­tan al Esta­do de Colom­bia, a pro­te­jer la vida y la inte­gri­dad per­so­nal de las comu­ni­da­des Tiku­na, Coca­ma y Yagua – Tico­ya, asen­ta­das a lo lar­go de los ríos, caños y lagos del muni­ci­pio de Puer­to Nari­ño.

La acción fue inter­pues­ta, por la Comi­sión de Jus­ti­cia y Paz, el Cen­tro de Alter­na­ti­vas al Desa­rro­llo, (CEALDES), y la orga­ni­za­ción ita­lia­na Fun­da­ción Luca Cos­cio­ni, para evi­tar el ries­go inmi­nen­te en el que se encuen­tran estas comu­ni­da­des, que ha aumen­ta­do pro­duc­to del con­tex­to de pan­de­mia ante la fal­ta de insu­mos de bio­se­gu­ri­dad, y sis­te­mas de salud que pro­te­jan a las per­so­nas.

«El Gobierno de Colom­bia no ha cum­pli­do su com­pro­mi­so con los pue­blos indi­ge­nas»

Cami­la Fore­ro, inte­gran­te del equi­po jurí­di­co de la Comi­sión de Jus­ti­cia y Paz, indi­có que estas medi­das cau­te­la­res, son rele­van­tes y se ele­va­ron a nivel inter­na­cio­nal, «por­que a pesar de que exis­ten deci­sio­nes en el sis­te­ma judi­cial interno, sigue estan­do en ries­go la vida y la inte­gri­dad de las y los indí­ge­nas, así como su per­ma­nen­cia como pue­blo ances­tral».

Igual­men­te la defen­so­ra seña­ló que «inter­na­men­te el Gobierno de Colom­bia no ha cum­pli­do con su deber con los pue­blos indí­ge­nas, ni a la sus­crip­ción fir­ma­da en la Con­ven­ción Ame­ri­ca­na, que le obli­ga a pro­te­ger a los pue­blos ances­tra­les».

Al mis­mo tiem­po, Lina Cai­ce­do, abo­ga­do de CEALDES, ase­gu­ró que las medi­das for­ta­le­cen la pro­tec­ción de los dere­chos del Res­guar­do Tico­ya, «esta acción ante la CIDH, extien­de el lla­ma­do a los meca­nis­mo inter­na­cio­na­les sobre la impor­tan­cia de que los Esta­dos atien­dan las nece­si­da­des par­ti­cu­la­res y dife­ren­cia­das de las comu­ni­da­des indí­ge­nas de la Ama­zo­nía».

En ese mis­mo sen­ti­do, a la soli­ci­tud de medi­das cau­te­la­res, se suma­ron varias accio­nes de tute­la pre­sen­ta­das por el Res­guar­do Tico­ya, que bus­can res­pal­dar la exi­gen­cia y garan­tía de dere­chos que no ha cum­pli­do el Esta­do colom­biano.

«Ante la cri­sis, el Gobierno mar­gi­nó aún más al Res­guar­do Tico­ya»

Pre­vio a la soli­ci­tud de medi­das cau­te­la­res, dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes, inclui­das las par­ti­ci­pan­tes de la soli­ci­tud ante la CIDH, lan­za­ron la cam­pa­ña #Tico­ya­Por­La­Vi­da; con la que se bus­ca­ba reco­lec­tar dona­cio­nes para pro­te­ger a 11 comu­ni­da­des indí­ge­nas de las 22 que inte­gran el Res­guar­do, iden­ti­fi­can­do a estas como las de mayor ries­go.

Ini­cia­ti­va que sur­gió con el obje­ti­vo de reco­lec­tar ele­men­tos de bio­se­gu­ri­dad para pro­te­ger a los pue­blos ances­tra­les del res­guar­do tico­ya, en medio del incre­men­to de los casos de con­ta­gio en el Ama­zo­nas.

Hum­ber­to Mon­ge , pre­si­den­te del Res­guar­do Tico­ya, seña­ló que ante la fal­ta de recur­sos hos­pi­ta­la­rios y res­pues­tas efi­cien­tes, por par­te del Gobierno, la úni­ca garan­tía para pro­te­ger su vida y aten­der a la pobla­ción enfer­ma, era acu­dien­do a la natu­ra­le­za y a la medi­ci­na ances­tral, «a tra­vés de sabe­do­ras y médi­cos tra­di­cio­na­les, obtu­vi­mos un resul­ta­do que nos per­mi­tió sal­va­guar­dar la vida nues­tros com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras en medio de esta pan­de­mia».

Refle­jo de esta des­aten­ción, según Mon­ge es, «nues­tro cen­tro de salud, ubi­ca­do en la cabe­ce­ra muni­ci­pal, está en pési­mas con­di­cio­nes, y lo evi­den­cia­mos mucho antes de la pan­de­mia, pero has­ta la fecha el Gobierno no nos han dado res­pues­ta».

Y agre­gó que, pese a estos esfuer­zos, en medio de las accio­nes toma­das por el Gobierno nacio­nal, a la luz de los estu­dios rea­li­za­dos y aca­tan­do las medi­das pro­fe­ri­das por la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud, «se des­co­no­ció com­ple­ta­men­te el enfo­que dife­ren­cial y las pobla­cio­nes étni­cas deja­do de lado sabe­res y cos­tum­bres que rea­li­za­mos como comu­ni­da­des».

«El ries­go es doble, se pier­den vidas y con ellas cono­ci­mien­tos ances­tra­les»

Foto: Cami­la Muñoz|Cealdes

Cami­la Muñoz , inves­ti­ga­do­ra regio­nal en el Ama­zo­nas de CEALDES, des­ta­có que al iden­ti­fi­car el pano­ra­ma de cri­sis que vivían las comu­ni­da­des indi­ge­nas de Leti­cia y espe­cial­men­te en el Res­guar­do Tico­ya, «era alar­man­te saber que aquí el ries­go era doble, por­qué no sola­men­te se per­de­rían vidas pro­duc­to de la pan­de­mia, sino que con ellas sus cono­ci­mien­tos ances­tra­les»

Por lo tan­to, la tarea de for­ta­le­cer sus meca­nis­mos de pro­tec­ción ante la pan­de­mia eran la prio­ri­dad, «sin embar­go esto va acom­pa­ña­do de garan­tías de vida».

Fuen­te: Con­ta­gio Radio

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *