Bra­sil. La lucha con­tra el fue­go en el Pan­ta­nal de Mato Gros­so

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 15 de sep­tiem­bre de 2020.

La fau­na sil­ves­tre del Pan­ta­nal bra­si­le­ño en Mato Gros­so, Bra­sil, con espe­cies en peli­gro de extin­ción, inten­ta sobre­vi­vir a los incen­dios fores­ta­les que acon­te­cen en el mayor hume­dal del mun­do y dejan deso­la­da par­te del bio­ma com­par­ti­do con Para­guay y Boli­via.

Según decla­ró a tele­SUR el perio­dis­ta y soció­lo­go bra­si­le­ño Lau­rin­do Leal, detrás de los incen­dios se encuen­tra el Gobierno de Jair Bol­so­na­ro. «Es algo que tie­ne cul­pa­bles y que pre­ci­sa ser denun­cia­do inter­na­cio­nal­men­te», ase­ve­ró.

Dijo que des­de la cam­pa­ña pre­si­den­cial, el actual man­da­ta­rio anun­ció que entre sus ini­cia­ti­vas esta­ría libe­rar la flo­res­ta ama­zó­ni­ca para los explo­ta­do­res de reser­vas mine­ra­les. Des­ta­có que en los dos pri­me­ros años de su Gobierno Bol­so­na­ro ha cum­pli­do con esas pro­me­sas y el resul­ta­do se ha vis­to en las afec­ta­cio­nes a la natu­ra­le­za. 

Asi­mis­mo, Leal cri­ti­có la desig­na­ción de un minis­tro para el medio ambien­te cul­pa­ble en São Pau­lo por crí­me­nes ambien­ta­les.

«Ya exis­ten en la Cor­te Penal Inter­na­cio­nal de La Haya cua­tro denun­cias por crí­me­nes de geno­ci­dio con­tra el pre­si­den­te Bol­so­na­ro», dijo. Agre­gó que debía denun­ciar­se al pre­si­den­te por la actual situa­ción de los incen­dios tam­bién en La Haya por aten­tar con­tra la huma­ni­dad.

Medios inter­na­cio­na­les ase­gu­ran que las bra­sas ele­van toda­vía más los has­ta 43 gra­dos cen­tí­gra­dos de tem­pe­ra­tu­ra en esa región del cen­tro-occi­den­te bra­si­le­ño.

Tam­bién se ha repor­ta­do la pre­sen­cia de cadá­ve­res de ani­ma­les como cai­ma­nes, aves de gran por­te, vena­dos, mar­su­pia­les, gana­do vacuno y feli­nos que no con­si­guen esca­par de las lla­mas.

La vete­ri­na­ria a car­go del cen­tro de aco­gi­da de la fau­na afec­ta­da, Karen Ramos Ribei­ro ase­gu­ró que «nues­tros equi­pos han con­se­gui­do res­ca­tar cator­ce ani­ma­les, pero sobre la cuan­ti­fi­ca­ción de las muer­tes no tene­mos toda­vía los datos con­cre­tos. Tene­mos un equi­po reco­lec­tan­do los datos en las áreas que­ma­das para hacer un cálcu­lo geo­grá­fi­co».

De acuer­do con Ramos Ribei­ro, «los ani­ma­les de peque­ño por­te y los más len­tos, como osos hor­mi­gue­ros y eri­zos, son los más vul­ne­ra­bles».

Ade­más, la vete­ri­na­ria indi­có que el impac­to en el sub­sue­lo y en las espe­cies es «enor­me», así como para la eco­no­mía de Mato Gros­so, un esta­do agrí­co­la y gana­de­ro que tam­bién tie­ne en el turis­mo una fuen­te impor­tan­te de ingre­sos.

Un equi­po de vete­ri­na­rios tra­ba­ja incan­sa­ble­men­te en los refu­gios don­de se agru­pan los ani­ma­les que logran esca­par o ser res­ca­ta­dos. Foto:EFE
Los vena­dos han podi­do esca­par por ser ani­ma­les lige­ros y velo­ces. Foto:EFE
Foto:EFE
Foto:EFE

Fuen­te: Tele­SUR

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *