Bra­sil. Bol­so­na­ro será denun­cia­do por tra­to ultra­jan­te a una menor.

Por Dario Pig­not­ti. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 de sep­tiem­bre de 2020.

La dipu­tada Maria do Rosa­rio Nunes repu­dió el comen­ta­rio con con­no­ta­ción sexual del man­da­ta­rio bra­si­le­ño a una menor. Entre car­ca­ja­das, el gober­nan­te pre­gun­tó a la peque­ña Esther Cas­tilho cuán­do había sido su «ini­cia­ción», al mis­mo tiem­po que bus­ca­ba, y obte­nía, la com­pli­ci­dad de sus ase­so­res.

Jair Bol­so­na­ro será denun­cia­do esta sema­na ante la jus­ti­cia por haber «ultra­ja­do» moral­men­te a una menor con comen­ta­rios de con­no­ta­ción «sexual». Entre car­ca­ja­das, el gober­nan­te pre­gun­tó a la peque­ña you­tu­ber Esther Cas­tilho cuán­do había sido su «ini­cia­ción», al mis­mo tiem­po que bus­ca­ba, y obte­nía, la com­pli­ci­dad de los ase­so­res que lo acom­pa­ña­ban en el Pala­cio de Alvo­ra­da duran­te su pro­gra­ma sema­nal en vivo con alta audien­cia en las redes socia­les trans­mi­ti­do en simul­tá­neo por radio Jovem Pan, una de las más popu­la­res del país.

«Esta­mos fren­te a algo extre­ma­da­men­te gra­ve (..) vimos cómo el pre­si­den­te habla con una niña de 10 años con doble sen­ti­do, con una con­no­ta­ción que refie­re a la sexua­li­dad», decla­ró a PáginaI12 la dipu­tada Maria do Rosa­rio Nunes.

«El pre­si­den­te ha vio­la­do la Cons­ti­tu­ción y el Esta­tu­to del Niño y el Ado­les­cen­te, dado que en ambos se dice cla­ra­men­te que nin­gún menor pue­de ser some­ti­do a un tra­to ultra­jan­te como éste».

«Lo denun­cia­ré ante el Minis­te­rio Públi­co Fede­ral en mi con­di­ción de coor­di­na­do­ra del Fren­te Par­la­men­ta­rio de Defen­sa de los Dere­chos de los Niños, for­ma­do por dece­nas de con­gre­sis­tas, jun­to a un gru­po de enti­da­des de la socie­dad civil», pre­ci­só la con­gre­sis­ta del Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res (PT).

La pre­sen­ta­ción a la Pro­cu­ra­du­ría ocu­rri­rá entre este lunes y el miér­co­les, y lue­go está pre­vis­ta otra denun­cia ante foros inter­na­cio­na­les don­de el ocu­pan­te del Pala­cio del Pla­nal­to ya fue acu­sa­do por vio­la­cio­nes de los dere­chos huma­nos.

«A él le gus­ta bro­mear sobre estos temas deli­ca­dos con alu­sio­nes sexua­les, como se vio ese pro­gra­ma».

La peque­ña you­tu­ber Esther Cas­tilho, hija de una fami­lia del inte­rior de San Pablo que sue­le pre­sen­tar­se con un som­bre­ro de cow­boy blan­co, una esté­ti­ca muy al uso de los «far­mers» bol­so­na­ris­tas, ya estu­vo jun­to a varios minis­tros duran­te una reu­nión de gabi­ne­te y lue­go fue invi­ta­da al acto del día de la inde­pen­den­cia, el 7 de setiem­bre.

En esa mis­ma cere­mo­nia Bol­so­na­ro reco­rrió los jar­di­nes de la man­sión ofi­cial a bor­do de un Rolls Roy­ce jun­to a diez chi­cos, todos sin el bar­bi­jo obli­ga­to­rio para evi­tar el con­ta­gio del coro­na­vi­rus.

Estas pues­tas en esce­na indi­can que el refe­ren­te de la ultra­de­re­cha sud­ame­ri­ca­na apues­ta a rodear­se de meno­res para edul­co­rar su ima­gen como par­te de una estra­te­gia polí­ti­ca más amplia, que inclu­ye el pago de sub­si­dios a la pobla­ción más humil­de, y está des­ti­na­da en el cor­to pla­zo a las elec­cio­nes muni­ci­pa­les de noviem­bre y en el medio a su inten­to de reelec­ción en 2022.

En la noche del 7 de setiem­bre, ya sin chi­cos en su entorno, pro­nun­ció un dis­cur­so en cade­na nacio­nal de radio y tele­vi­sión en el que aso­ció el día patrio al gol­pe de esta­do de 1964 que ente­rró el fan­tas­ma del «comu­nis­mo» a tra­vés de una dic­ta­du­ra ( Bol­so­na­ro no la lla­ma por su nom­bre) de 21 años.

Vio­len­cia bana­li­za­da

La dipu­tada Maria do Rosa­rio Nunes fue minis­tra de Dere­chos Huma­nos en el pri­me­ro de los dos gobier­nos de la pre­si­den­te Dil­ma Rous­seff (el segun­do fue inte­rrum­pi­do por un gol­pe en 2016), perío­do duran­te en el cual el Par­la­men­to apro­bó la crea­ción de la Comi­sión de la Ver­dad sobre la dic­ta­du­ra mili­tar .

En 2011 el enton­ces dipu­tado Bol­so­na­ro, exé­ge­ta de la dic­ta­du­ra y la tor­tu­ra, se opu­so a la for­ma­ción de ese orga­nis­mo con la mis­ma rude­za que inti­mi­dó a Rous­seff y a Nunes.

El due­lo entre Bol­so­na­ro y la dipu­tada Nunes vie­ne de lejos.

En 2003 el legis­la­dor Río de Janei­ro la agre­dió de hecho a la con­gre­sis­ta de Rio Gran­de do Sul ‑con un empu­jón- ante la mira­da per­ple­ja de los cro­nis­tas par­la­men­ta­rios y a fines de 2014 la ame­na­zó de estu­pro den­tro del recin­to de la Cáma­ra baja.

El escán­da­lo no que­dó allí y en 2017 el Supe­rior Tri­bu­nal de Jus­ti­cia con­de­nó por daños mora­les al exca­pi­tán obli­gán­do­lo a pagar una indem­ni­za­ción de unos 5 mil dóla­res de aque­lla épo­ca , que fue­ron dona­dos por la víc­ti­ma a ONGs femi­nis­tas.

«Ese pro­ce­so fue muy comen­ta­do por­que toca­ba un tema como el estu­pro, era una ame­na­za con­tra mí, pero esta nue­va repre­sen­ta­ción es más gra­ve, por­que ata­ñe a una per­so­nas inde­fen­sa, vul­ne­ra­ble, una niña y afec­ta los dere­chos de los meno­res», com­pa­ra Nunes.

Duran­te la con­tro­ver­ti­da trans­mi­sión en las redes socia­les que fue al aire el jue­ves 10 de setiem­bre Bol­so­na­ro uti­li­zó su con­ver­sa­ción mani­pu­la­da con la nena para jus­ti­fi­car, valién­do­se de argu­men­tos super­fi­cia­les, el tra­ba­jo infan­til y ata­car la vacu­na­ción obli­ga­to­rio con­tra el coro­na­vi­rus.

Con esa mis­ma fri­vo­li­dad jus­ti­fi­có la miso­gi­nia: con­tó que sien­do dipu­tado una sena­do­ra lo acu­só de ese des­pre­cio a las muje­res y que nun­ca había escu­cha­do esa pala­bra. «Enton­ces le pedí a un ase­sor ave­ri­gua­ra qué que­ría decir misó­gino, para saber si me está insul­tan­do o elo­gian­do», recor­dó él sol­tan­do una riso­ta­da que le tapó la voz, y fue cele­bra­da por sus cola­bo­ra­do­res. Es la vio­len­cia bana­li­za­da.

La pré­di­ca pre­si­den­cial que indul­ta la miso­gi­nia y fomen­ta el recha­zo a la vacu­na tie­ne con­se­cuen­cias por­que «él for­ma opi­nión, influ­ye en el com­por­ta­mien­to» de sus sim­pa­ti­zan­tes, apun­ta Maria do Rosa­rio Nunes.

En ese pun­to la legis­la­do­ra reto­ma el caso de la nena you­tu­ber y con­clu­ye con una refle­xión. «Si los bol­so­na­ris­tas lo siguen a su líder cuan­do habla de la vacu­na y la miso­gi­nia, tam­bién podrían seguir­lo en sus comen­ta­rios con insi­nua­cio­nes sexua­les sobre la niña, éste no fue un comen­ta­rio irres­pon­sa­ble, esto que hizo Bol­so­na­ro fue una acti­tud delic­ti­va».

Fuen­te: Pági­na 12

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *