Argen­ti­na. Acce­so a la tie­rra y cri­sis socio­am­bien­tal

Por: Lis Diaz*. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 sep­tiem­bre 2020.

De los 4416 barrios popu­la­res que exis­ten en todo el país, rele­va­dos por el RENABAP, la mitad se creó en los últi­mos 20 años. Lo que sig­ni­fi­ca que nace un nue­vo barrio popu­lar cada 3 días.

El enfo­que dado al deba­te públi­co sobre la toma de tie­rras que se ins­ta­ló en estos últi­mos días es cuan­to menos incom­ple­to.

¿Exis­ten tales tomas? ¿A qué res­pon­de este fenó­meno? ¿Cómo viven las per­so­nas que las habi­tan? ¿Hay posi­bi­li­da­des de acce­so real de las fami­lias tra­ba­ja­do­ras a la vivien­da?

Sí, las tomas exis­ten y tie­nen dis­tin­tos orí­ge­nes.

De los 4416 barrios popu­la­res que exis­ten en todo el país, rele­va­dos por el RENABAP, la mitad se creó en los últi­mos 20 años. Lo que sig­ni­fi­ca que nace un nue­vo barrio popu­lar cada 3 días. Esto se debe a múl­ti­ples fac­to­res, entre los que pode­mos nom­brar la amplia­ción de la fron­te­ra agrí­co­la, sus des­mon­tes y que­mas de sue­lo, que tie­nen como con­se­cuen­cia a miles de fami­lias cam­pe­si­nas que migran en bus­ca de tra­ba­jo en las gran­des o media­nas ciu­da­des, don­de se con­cen­tra la mayor par­te del apa­ra­to pro­duc­ti­vo.

Un fac­tor his­tó­ri­co a tener en cuen­ta es que a par­tir de Mar­tí­nez de Hoz, a fina­les de la déca­da del 70, se dola­ri­zó el pre­cio de las pro­pie­da­des inmue­bles. En los últi­mos cin­cuen­ta años pre­do­mi­nó fal­ta de pla­ni­fi­ca­ción, esca­so cré­di­to hipo­te­ca­rio y la pér­di­da de capa­ci­dad de aho­rro en los sec­to­res asa­la­ria­dos.

La fal­ta de pla­ni­fi­ca­ción le abre el paso a la espe­cu­la­ción inmo­bi­lia­ria, don­de los barrios cerra­dos o gran­des edi­fi­cios de mono­am­bien­tes pro­du­cen que se ele­ven los cos­tos de las tie­rras aun en luga­res ale­ja­dos de los cen­tros urba­nos, impo­si­bi­li­tan­do el acce­so a la vivien­da pro­pia de las gran­des mayo­rías. Ade­más, en las zonas urba­nas colap­san los ser­vi­cios públi­cos debi­do a la enor­mi­dad de depar­ta­men­tos y torres de gran altu­ra en barrios sin infra­es­truc­tu­ra para sopor­tar­los, pero esto lo deja­mos para más ade­lan­te.

La con­cen­tra­ción de la rique­za y por ende de tie­rras es un pro­ce­so que no se detie­ne en los últi­mos 30 años, esto aten­ta con la posi­bi­li­dad de gran par­te de la pobla­ción de acce­der a un lugar don­de vivir. Si habi­ta­mos un país inmen­so, con miles de kiló­me­tros cua­dra­dos, ¿por qué no pode­mos garan­ti­zar que nues­tros com­pa­trio­tas ten­gan un lote para poder vivir? Por otro lado, las con­di­cio­nes que exi­ge el mer­ca­do inmo­bi­lia­rio para alqui­lar tam­bién agra­va el problema,y pese a la recien­te refor­ma, aún hay tra­bas que los más pos­ter­ga­dos no pode­mos sor­tear como por ejem­plo una garan­tía pro­pie­ta­ria o un reci­bo de suel­do.

Las cifras son alar­man­tes: cer­ca del 70% de la pobla­ción de los barrios popu­la­res son per­so­nas meno­res de 30 años, sien­do el 50 % meno­res de 18 años de edad. Una pobla­ción de cua­tro millo­nes de per­so­nas que sin ser­vi­cios de agua, luz o gas, sin vere­das ni asfal­to pade­cen la fal­ta de una vivien­da dig­na. Los acci­den­tes domés­ti­cos, los incen­dios, las inun­da­cio­nes y la fal­ta de acce­si­bi­li­dad son mone­da corrien­te para los habi­tan­tes de estos barrios.

Enton­ces digo que las tomas no son la solu­ción. Lo digo muy cla­ro. Debe­mos des­alen­tar­las, pero con pro­pues­tas polí­ti­cas reales. El Esta­do no debe actuar con balas y topa­do­ras, debe garan­ti­zar tie­rra, techo y tra­ba­jo para todxs. Los movi­mien­tos popu­la­res esta­mos acos­tum­bra­dos a la estig­ma­ti­za­ción, a que se menos­pre­cie nues­tro tra­ba­jo. Las acu­sa­cio­nes sin fun­da­men­tos demues­tran la fal­ta de sen­si­bi­li­dad social que poseen cier­tos sec­to­res de la socie­dad sin empa­tía ni com­pren­sión por el sufri­mien­to de otras per­so­nas.

Los movi­mien­tos popu­la­res no nos que­da­mos a la expec­ta­ti­va. Es por eso que invi­ta­mos a un deba­te fran­co y pen­san­do en la solu­ción de fon­do. Nece­si­ta­mos pla­ni­fi­ca­ción y acción con­jun­ta entre el Esta­do, la comu­ni­dad y las ins­ti­tu­cio­nes. Para eso impul­sa­mos un ambi­cio­so pro­gra­ma que con­tem­pla la crea­ción de miles de pues­tos de tra­ba­jo y el fácil acce­so a cien­tos de miles de lotes. Lotes que ten­gan los ser­vi­cios, agua, luz, gas e inter­net y que estén debi­da­men­te conec­ta­dos con medios de trans­por­tes. Lotes que sean ven­di­dos, pero con cuo­tas posi­bles para las per­so­nas humil­des. Que estos nue­vos pue­blos, nue­vas ciu­da­des sean pro­yec­tos urba­nís­ti­cos don­de estén con­tem­pla­do el res­pe­to por la bio­di­ver­si­dad, los espa­cios ver­des y de espar­ci­mien­tos, don­de se pue­da ver el sol salir y poner y que haya conec­ti­vi­dad red y trans­por­te.

Si pen­sa­mos en una Argen­ti­na uni­da, quie­nes somos ele­gi­dos por la volun­tad popu­lar debe­mos dejar de gene­rar esce­na­rios de dispu­ta y des­igual­dad. De las dife­ren­cias pasar a la pro­pues­tas para una patria con opor­tu­ni­da­des para todos. Don­de cons­tru­ya­mos futu­ro con vivien­da y un medio ambien­te sus­ten­ta­ble para las futu­ras gene­ra­cio­nes.

Si algo nos debe ense­ñar esta pan­de­mia es que es momen­to de refle­xión. Una nue­va Argen­ti­na es aho­ra.

*Lis Diaz es con­ce­jal del Fren­te de Todos en Tres de Febre­ro.

Las imá­ge­nes son de Tama­ra Grin­berg.

fuen­te: El País digi­tal (Argen­ti­na)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *