Perú. Deman­dan al Esta­do para que imple­men­te una estra­te­gia inte­gral para las 19 mil per­so­nas expues­tas a meta­les pesa­dos

Por Gran Angu­lar, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 12 de sep­tiem­bre de 2020.

Des­de la épo­ca de la colo­nia Huan­ca­ve­li­ca siem­pre fue el cen­tro mine­ro más impor­tan­te de pro­duc­ción de mer­cu­rio, que gene­ró miles de millo­nes de ingre­sos para la eco­no­mía glo­bal del país, sin embar­go el Esta­do peruano en nin­guno de sus tres nive­les ha inter­ve­ni­do para eje­cu­tar un plan inte­gral de reme­dia­ción ambien­tal, hoy apro­xi­ma­da­men­te 19 mil per­so­nas están expues­tas a mer­cu­rio, arsé­ni­co y plo­mo, por­que estos meta­les están en los sue­los, casas y sedi­men­tos del Río Ichu en Huan­ca­ve­li­ca.


Perú es his­tó­ri­ca­men­te una nación que impul­sa su eco­no­mía sobre la base de la pro­duc­ción de sus mine­ra­les, según la Socie­dad Nacio­nal de Mine­ría, Petró­leo y Ener­gía, actual­men­te el sec­tor mine­ro es res­pon­sa­ble de 10% del PBI, del 60% de las expor­ta­cio­nes y el 19% de los tri­bu­tos paga­dos por empre­sas mine­ras, estas cifras sin embar­go, no con­si­de­ra por ejem­plo la valo­ri­za­ción eco­nó­mi­ca de los impac­tos ambien­ta­les mine­ros, así el Esta­do peruano tie­ne deu­das his­tó­ri­cas de reme­dia­ción ambien­tal que el Eje­cu­ti­vo, Minis­te­rios com­pe­ten­tes, auto­ri­da­des regio­na­les y loca­les, no escu­chan, por lo que las pobla­cio­nes afec­ta­das tie­nen que ini­ciar pro­ce­sos judi­cia­les para exi­gir repa­ra­ción y jus­ti­cia ambien­tal.

La Aso­cia­ción Nue­va­ve­li­ca ha pre­sen­ta­do jun­to a la socie­dad civil expues­ta a meta­les pesa­dos, una deman­da de ampa­ro ambien­tal por la con­ta­mi­na­ción en Huan­ca­ve­li­ca, denun­cia que se sus­ten­ta en los resul­ta­dos de los estu­dios rea­li­za­dos entre el 2009 y 2019, por el Con­se­jo de Salud Ambien­tal (CSA), orga­ni­za­ción sin fines de lucro que reco­gió mues­tras del sue­lo, ado­be y aire de cin­co barrios: Ascen­sión, Yana­na­co, San­ta Ana, San Cris­tó­bal, San­ta Bár­ba­ra y la comu­ni­dad de Sac­sa­mar­ca, que evi­den­ció el nivel de expo­si­ción de mer­cu­rio, plo­mo y arsé­ni­co, que están por enci­ma de los Están­dar de Cali­dad Ambien­tal (ECAs). Por ejem­plo, en el sue­lo: el 81% de las mues­tras de mer­cu­rio sobre­pa­só el ECA para sue­lo resi­den­cial que es de 6,6mg/kg, el ran­go del míni­mo al máxi­mo de con­cen­tra­ción del con­ta­mi­nan­te fue de 0.1 a 1201 mg/​kg; y el 100% de las mues­tras de arsé­ni­co y el 73% de las mues­tras de plo­mo sobre­pa­só el ECA para sue­lo resi­den­cial.

Han trans­cu­rri­do cua­tro años del infor­me del Orga­nis­mo de Eva­lua­ción y Fis­ca­li­za­ción Ambien­tal (OEFA), con­fir­mó los hallaz­gos de CSA, los resul­ta­dos fue­ron inclu­so más altos, pero has­ta la fecha el MINAM no ha rea­li­za­do nin­gu­na acción con­cre­ta para rever­tir la situa­ción.

Seña­la la denun­cia que los tres nive­les del Esta­do debe­rán imple­men­tar polí­ti­cas públi­cas ambien­ta­les rela­cio­na­das a la cons­truc­ción de vivien­das a favor de la pobla­ción de la ciu­dad de Huan­ca­ve­li­ca y la comu­ni­dad de Sac­sa­mar­ca, debi­do a la con­ta­mi­na­ción y a la expo­si­ción per­ma­nen­te a mer­cu­rio, arsé­ni­co y plo­mo, hecho que vul­ne­ra el dere­cho cons­ti­tu­cio­nal a vivir en un ambien­te ade­cua­do y equi­li­bra­do para el desa­rro­llo de la vida, la dig­ni­dad huma­na y a la salud.

La deman­da seña­la que hay hechos lesi­vos que el Esta­do debe repa­rar, con la imple­men­ta­ción de polí­ti­cas públi­cas en el más cor­to pla­zo, pues pese a la gra­ve expo­si­ción a meta­les pesa­dos el Esta­do no ha decla­ra­do en esta­do de emer­gen­cia ambien­tal a la ciu­dad de Huan­ca­ve­li­ca y a la comu­ni­dad de Sac­sa­mar­ca; el Minis­te­rio del Ambien­te no inclu­yó a la ciu­dad de Huan­ca­ve­li­ca y la comu­ni­dad de Sac­sa­mar­ca como prio­ri­da­des para des­con­ta­mi­na­ción por mer­cu­rio y más bien omi­tió iden­ti­fi­car­los como sitios con­ta­mi­na­dos por poli­me­ta­les.

Asi­mis­mo, cues­tio­na la inac­ción del Minis­te­rio de Ener­gía y Minas al no iden­ti­fi­car la exis­ten­cia de pasi­vos ambien­ta­les mine­ros colo­nia­les de ele­va­do ries­go, dicho sec­tor tam­bién dejó de incluir­los en el inven­ta­rio de pasi­vos ambien­ta­les mine­ros.

El abo­ga­do, José Rami­ro LLa­tas, fun­da­men­ta que la pobla­ción está fren­te a un daño ambien­tal sig­ni­fi­ca­ti­vo, por la pre­sen­cia de mer­cu­rio, arsé­ni­co, plo­mo y otros con­ta­mi­nan­tes, que en su gran mayo­ría se encuen­tran en las vivien­das de las per­so­nas.

“A puer­tas del Bicen­te­na­rio, la pobla­ción de Huan­ca­ve­li­ca no pue­de seguir expues­ta a meta­les pesa­dos. Es urgen­te que el gobierno imple­men­te polí­ti­cas públi­cas a favor de la pobla­ción a quie­nes no se les está garan­ti­zan­do a vivir en un ambien­te sano. Huan­ca­ve­li­ca ha gene­ra­do muchos ingre­sos eco­nó­mi­cos al país, y no pue­de ser que des­pués de que se ago­ta­ron los recur­sos el Esta­do no ten­ga capa­ci­dad de reme­diar el ambien­te y garan­ti­zar una vida dig­na a su pobla­ción, ellos no pue­den seguir aban­do­na­dos a su suer­te, hay una deu­da his­tó­ri­ca que es pre­ci­so resar­cir”, cues­tio­na Lla­tas.

Por su par­te, el doc­tor Enri­que Ecos, vice­pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Nue­va­li­ca, uno de los deman­dan­tes, sos­tie­ne que está alar­man­te expo­si­ción de meta­les ha sido adver­ti­do al sis­te­ma de salud de Perú des­de hace más de una déca­da. “hemos sos­te­ni­do reunio­nes con los resul­ta­dos de los estu­dios, las mis­mas que fue­ron con­fir­ma­dos por las enti­da­des guber­na­men­ta­les, pero no tene­mos res­pues­ta. En los paí­ses del pri­mer mun­do se actúa median­te la reme­dia­ción, bas­ta que haya indi­ca­do­res ambien­ta­les que aler­ten que hay con­ta­mi­na­ción extre­ma para eje­cu­tar polí­ti­cas públi­cas, Huan­ca­ve­li­ca debe ser decla­ra­da en emer­gen­cia sani­ta­ria”.

Nidia Man­ri­que Caye­tano, radi­ca en Huan­ca­ve­li­ca, ella y su fami­lia for­man par­te de las apro­xi­ma­das 19,000 per­so­nas expues­tas a meta­les pesa­dos, pues según estu­dios rea­li­za­dos por el Con­se­jo de Salud Ambien­tal: el 83% de las casas de ado­be o tapial tie­nen mer­cu­rio en sus pisos y/​o pare­des por enci­ma del máxi­mo per­mi­si­ble, 77% tie­ne arsé­ni­co, y 53% plo­mo enci­ma del máxi­mo per­mi­si­ble. “Huan­ca­ve­li­ca es la tie­rra del mer­cu­rio, un estu­dio que hicie­ron deter­mi­nó que las pare­des y el sue­lo tenía no solo mer­cu­rio, sino tam­bién plo­mo y arsé­ni­co, en mi casa vivi­mos cin­co per­so­nas que esta­mos expues­tos a estos meta­les, son miles de per­so­nas en las mis­mas con­di­cio­nes. El pro­ble­ma es que las auto­ri­da­des saben de esta con­ta­mi­na­ción y no han hecho nada, por eso esta­mos denun­cian­do”, excla­ma Nidia.

Nidia comen­ta que las par­tí­cu­las de pol­vo tie­nen mine­ra­les que inha­la la pobla­ción de la ciu­dad de Huan­ca­ve­li­ca y la comu­ni­dad de Sac­sa­mar­ca, “nos esta­mos con­ta­mi­nan­do día a día, ni siquie­ra las calles están pavi­men­ta­das, el sue­lo tie­ne mine­ra­les, a pesar que el Orga­nis­mo de Eva­lua­ción y Fis­ca­li­za­ción ha con­fir­ma­do la con­ta­mi­na­ción el 2016 a la fecha no han hecho nada por noso­tros”, dice.

¿Qué exi­ge la deman­da?

Emi­sión de la decla­ra­to­ria de emer­gen­cia ambien­tal, y la eje­cu­ción de polí­ti­cas públi­cas sec­to­ria­les a nivel local, regio­nal y nacio­nal.

Tan­to el Minis­te­rio del Ambien­te como la Direc­ción Gene­ral Ambien­tal debe de ela­bo­rar un plan de reme­dia­ción ambien­tal.

Imple­men­tar un plan de des­con­ta­mi­na­ción, por par­te del Minis­te­rio del Ambien­te, por medio de la DGCA, y al Minis­te­rio de Ener­gía y Minas, por medio de la DGM y DGAAM, en el mar­co del Plan de Acción Mul­ti­sec­to­rial para la imple­men­ta­ción del Con­ve­nio de Mina­ma­ta en los tér­mi­nos del DS 004−2019− MINAM. Ade­más, de ela­bo­rar una estra­te­gia de inter­ven­ción para la aten­ción inte­gral de todos los aspec­tos vin­cu­la­dos a la con­ta­mi­na­ción por mer­cu­rio y otros meta­les pesa­dos en la ciu­dad de Huan­ca­ve­li­ca y comu­ni­dad de Sac­sa­mar­ca.

El MINEM debe incluir a la ciu­dad de Huan­ca­ve­li­ca y la comu­ni­dad de Sac­sa­mar­ca en el inven­ta­rio de los pasi­vos ambien­ta­les mine­ros, el Esta­do a su vez debe de asu­mir la reme­dia­ción de ese pasi­vo mine­ro de ori­gen colo­nial, cali­fi­ca­do como de alto ries­go.

El Minis­te­rio de Vivien­da debe de tomar medi­das inme­dia­tas, como la imple­men­ta­ción de pro­gra­mas de vivien­da, a fin de garan­ti­zar que la pobla­ción no esté expues­ta a los meta­les pesa­dos. Y se coor­di­ne con el Gobierno local y regio­nal la mejo­ra de las vías públi­cas.

El Gobierno Regio­nal de Huan­ca­ve­li­ca y la Muni­ci­pa­li­dad Pro­vin­cial de Huan­ca­ve­li­ca, deben imple­men­tar medi­das ambien­ta­les, en coor­di­na­ción con el Minis­te­rio del Ambien­te, a fin de con­tar con pla­nes de polí­ti­ca ambien­tal, pla­nes de ges­tión y moni­to­reo ambien­tal.

Fuen­te: Kao­sen­la­red.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *