El Sal­va­dor. Con­de­na al exco­ro­nel Mon­tano revi­ve peti­cio­nes de abrir archi­vos mili­ta­res

Por Émer­son Flo­res. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de sep­tiem­bre 2020.

Mien­tras el exco­ro­nel Mon­tano fue con­de­na­do a 133 años por la Audien­cia Nacio­nal de Espa­ña, en una sen­ten­cia que reco­no­ció que la masa­cre de los jesui­tas de la UCA se per­pe­tró des­de un apa­ra­to esta­tal del más alto nivel, defen­so­res de dere­chos huma­nos insis­ten en que ins­ti­tu­cio­nes como la Fuer­za Arma­da deben cola­bo­rar al abrir sus archi­vos y pedir per­dón por los crí­me­nes come­ti­dos.

“Nos encon­tra­mos ante la auto­ría de unos hechos come­ti­dos median­te la uti­li­za­ción de un apa­ra­to orga­ni­za­do de poder, que no era otro que el Alto Man­do de la Fuer­za Arma­da”. La sen­ten­cia de la Audien­cia Nacio­nal de Espa­ña, leí­da en menos de cua­tro minu­tos, fue con­tun­den­te: el exco­ro­nel Ino­cen­te Orlan­do Mon­tano fue decla­ra­do cul­pa­ble el vier­nes 11 de sep­tiem­bre por ser el autor inte­lec­tual de la masa­cre de los jesui­tas de la Uni­ver­si­dad Cen­tro­ame­ri­ca­na “José Simeón Cañas”. El exvi­ce­mi­nis­tro de segu­ri­dad públi­ca duran­te la pre­si­den­cia de Alfre­do Cris­tia­ni fue con­de­na­do a 133 años y 4 meses y 5 días de cár­cel.

En la sen­ten­cia, la Audien­cia Nacio­nal de Espa­ña reco­no­ció que crí­me­nes como la masa­cre de los jesui­tas y sus dos cola­bo­ra­do­ras, Julia Elba Ramos y Celi­na Ramos, se per­pe­tra­ban des­de un apa­ra­to del Esta­do del más alto nivel, “en cuyos pues­tos de máxi­ma res­pon­sa­bi­li­dad se encon­tra­ban los mili­ta­res gra­dua­dos en la lla­ma­da ‘Tan­do­na’. Y des­de este pun­to de vis­ta, el Alto Man­do, y todos y cada uno de sus miem­bros, que acor­da­ron de for­ma pre­me­di­ta­da, pla­ni­fi­ca­da des­de hacía tiem­po, la comi­sión del cri­men, domi­nan y con­tro­lan todos y cada uno de los hechos ilí­ci­tos que se rea­li­zan des­de ese apa­ra­to de poder”. 

Mon­tano pur­ga­rá una pena de 26 años, 8 meses y 1 día de pri­sión por cada uno de los jesui­tas ase­si­na­dos. El acu­sa­do fue extra­di­ta­do por la jus­ti­cia espa­ño­la, para com­pa­re­cer por las cin­co víc­ti­mas de dicha nacio­na­li­dad. Mon­tano no fue juz­ga­do por los ase­si­na­tos del jesui­ta Joa­quín López y López, Elba Ramos y Celi­na Ramos, pese a que los magis­tra­dos lo encon­tra­ron tam­bién cul­pa­ble de estos crí­me­nes.

El rec­tor de la UCA, Andréu Oli­va, se mos­tró satis­fe­cho por la reso­lu­ción de la audien­cia, pese a que des­de siem­pre han insis­ti­do con que el jui­cio rela­ti­vo a la auto­ría inte­lec­tual de la masa­cre de la UCA sea rea­li­za­do en El Sal­va­dor. “Hemos vis­to con agra­do cómo la Audien­cia Nacio­nal Espa­ño­la ha ins­trui­do debi­da­men­te este caso y reali­zó una vis­ta públi­ca que pudo ser segui­da des­de cual­quier par­te del mun­do y que dejó muy cla­ra la cele­ri­dad con la que asu­mió el caso y las ple­nas garan­tías pro­ce­sa­les con las que con­tó el acu­sa­do”, men­cio­nó. 

Oli­va agre­gó que el jui­cio evi­den­ció que en el país ha exis­ti­do un sis­te­ma de “encu­bri­mien­to e impu­ni­dad” que abar­ca des­de la Fuer­za Arma­da has­ta el res­to del Esta­do sal­va­do­re­ño, para favo­re­cer a quie­nes come­tie­ron gra­ves vul­ne­ra­cio­nes a los dere­chos huma­nos duran­te el con­flic­to arma­do. 

“Hemos podi­do ver a tra­vés de este jui­cio que la FAES y, en par­ti­cu­lar, la pro­mo­ción de la Escue­la Mili­tar del año 1966, más cono­ci­da como ‘La Tan­do­na’, fun­cio­nó des­de el poder como una maqui­na­ria cri­mi­nal y encu­bri­do­ra de los gra­ves aten­ta­dos con­tra ciu­da­da­nos sal­va­do­re­ños y con­tra el Esta­do de Dere­cho. Valién­do­se de un poder fác­ti­co que sobre­pa­sa las fun­cio­nes y dere­chos que le otor­ga la Cons­ti­tu­ción sal­va­do­re­ña a la ins­ti­tu­ción arma­da”, recal­có.

Para el rec­tor, lue­go de la con­de­na, la Fuer­za Arma­da debe pedir per­dón por las masa­cres come­ti­das de mane­ra ins­ti­tu­cio­nal, ade­más de coope­rar en la bús­que­da de la jus­ti­cia abrien­do sus archi­vos “para que sea con­si­de­ra­da una ins­ti­tu­ción demo­crá­ti­ca y res­pe­tuo­sa de los dere­chos huma­nos”.

David Mora­les, direc­tor de Dere­chos Huma­nos de Cris­to­sal, cali­fi­ca la con­de­na de Mon­tano como un “hito en la jus­ti­cia sobre los crí­me­nes de lesa huma­ni­dad y los crí­me­nes de gue­rra ocu­rri­dos en El Sal­va­dor”. Se tra­ta del pri­mer fallo en con­tra de uno de los auto­res inte­lec­tua­les de los crí­me­nes come­ti­dos duran­te el con­flic­to arma­do, como resul­ta­do de la lucha de orga­ni­za­cio­nes defen­so­ras de dere­chos huma­nos que, al no encon­trar acce­so a la jus­ti­cia en el país, han recu­rri­do a ins­tan­cias inter­na­cio­na­les. 

“La jus­ti­cia en El Sal­va­dor no debe seguir pro­te­gien­do a cri­mi­na­les de gue­rra y tam­po­co deben pro­te­ger­se des­de los otros pode­res: la Asam­blea Legis­la­ti­va que pro­mue­ve amnis­tías o des­de el Poder Eje­cu­ti­vo cuan­do los pre­si­den­tes o los altos man­dos actua­les ocul­tan infor­ma­ción, para seguir pro­te­gien­do cri­mi­na­les”, recal­có Mora­les. 

Ade­más de con­si­de­rar­lo un hecho his­tó­ri­co, Manuel Esca­lan­te, sub­di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de Dere­chos Huma­nos de la UCA (IDHUCA), sos­tu­vo que esta sen­ten­cia solo es la con­fir­ma­ción de que el Esta­do sal­va­do­re­ño ejer­ció terro­ris­mo con­tra per­so­nas que eran con­si­de­ra­dos opo­si­to­res polí­ti­cos, como fue el caso de Igna­cio Ella­cu­ría y sus com­pa­ñe­ros. De acuer­do con Esca­lan­te, el “Esta­do ata­có” a las per­so­nas por medio de la fuer­za mili­tar. El jui­cio con­tra Mon­tano vol­vió a abrir­se el 8 de junio pasa­do. En ese enton­ces, Esca­lan­te men­cio­nó a GatoEn­ce­rra­do que este jui­cio podría ser­vir “como una espe­cie de áni­mo al sis­te­ma judi­cial sal­va­do­re­ño para decir ‘hay mucha tela que cor­tar acá’”.

Aper­tu­ra de archi­vos mili­ta­res, la deu­da

A nue­ve días de que ini­cien las ins­pec­cio­nes judi­cia­les de los archi­vos mili­ta­res del caso de la masa­cre El Mozo­te, defen­so­res de dere­chos huma­nos espe­ran que el pre­si­den­te Nayib Buke­le cum­pla con lo pro­me­ti­do de abrir los archi­vos mili­ta­res, sobre todo, por­que la aper­tu­ra de los docu­men­tos está suje­ta a una orden judi­cial.

En con­fe­ren­cia de pren­sa, José María Tojei­ra, direc­tor del IDHUCA, expu­so la nece­si­dad de que haya cola­bo­ra­ción por par­te del sis­te­ma sal­va­do­re­ño para que estos crí­me­nes no que­den impu­nes. “La jus­ti­cia es una mane­ra de dar­le vigen­cia a la ver­dad. Es muy impor­tan­te que las ins­ti­tu­cio­nes del país sean cla­ras en este pun­to y cam­bien de acti­tud, cola­bo­ren y se esfuer­cen en cons­truir paz con jus­ti­cia. La paz solo se pue­de cons­truir si la jus­ti­cia fun­cio­na ade­cua­da­men­te”, pun­tua­li­zó.

Tojei­ra recor­dó que el dere­cho a la ver­dad está con­sa­gra­do en la Decla­ra­ción de Dere­chos Huma­nos de las Nacio­nes Uni­das y espe­ra que lo ocu­rri­do en Espa­ña pue­da abrir un camino hacia la jus­ti­cia en El Sal­va­dor. 

Para Esca­lan­te, uno de los prin­ci­pa­les pun­tos que teme es que “el fan­tas­ma de la mili­ta­ri­za­ción” se vuel­va tan­gi­ble, ya que exis­te una cons­tan­te pro­mo­ción de par­te del Gobierno de Buke­le sobre la idea de una nue­va Fuer­za Arma­da, sobre todo, ante hechos como la irrup­ción de mili­ta­res el 9 de febre­ro en la Asam­blea Legis­la­ti­va y el blo­queo que reci­bie­ron las comi­sio­na­das del Ins­ti­tu­to de Acce­so a la Infor­ma­ción Públi­ca (IAIP) cuan­do lle­ga­ron al Esta­do Mayor para rea­li­zar una ins­pec­ción sobre archi­vos mili­ta­res

“Situa­cio­nes, como lo ocu­rri­do el 9F, nos mues­tran que los mili­ta­res se tiran la res­pon­sa­bi­li­dad; cada uno se cubre las espal­das y el pre­si­den­te (Buke­le) usa sus redes socia­les para pro­te­ger a los res­pon­sa­bles”, ase­gu­ró Esca­lan­te. Aun­que para el abo­ga­do se tra­ta de hechos com­ple­ta­men­te dife­ren­tes, es preo­cu­pan­te que se esté bajo la mis­ma lógi­ca: “Ese es un enor­me ries­go, por­que ya uno de los úni­cos ele­men­tos que haría fal­ta sería la vio­len­cia físi­ca, pero ya lo demás lo tene­mos mon­ta­do y qui­zás siem­pre fue así, pero no había­mos sido cons­cien­tes de ello”.

Fuen­te: Gato Ence­rra­do

Foto prin­ci­pal: Émer­son Flo­res

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *