Vene­zue­la. La polí­ti­ca hacia el 6 de diciem­bre

Por Mar­cos Sal­ga­do. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 10 de sep­tiem­bre de 2020.

La deci­sión del refe­ren­te opo­si­tor vene­zo­lano Hen­ri­que Capri­les de ins­cri­bir can­di­da­tos para la Asam­blea Nacio­nal en las elec­cio­nes del pró­xi­mo 6 de diciem­bre es, en prin­ci­pio, un duro gol­pe a la estra­te­gia des­ti­tu­yen­te de los Esta­dos Uni­dos, tra­ji­na­da a duras penas por Juan Guai­dó.

El gran inte­rro­gan­te de los comi­cios par­la­men­ta­rios que se vie­nen es la par­ti­ci­pa­ción que se logre de lado y lado. ¿O ya no hay dos lados en el elec­to­ra­do vene­zo­lano?

Capri­les ins­cri­bió más de 200 can­di­da­tos a tra­vés de un nue­vo par­ti­do “La Fuer­za del Cam­bio”, tam­bién se pre­sen­ta­ron los par­ti­dos polí­ti­cos que par­ti­ci­pan en la Mesa de Diá­lo­go Nacio­nal. Sec­to­res que en las últi­mas elec­cio­nes, las pre­si­den­cia­les de 2018, suma­ron unos 3 millo­nes de votos, un núme­ro nada des­de­ña­ble. 

El pri­mer gran inte­rro­gan­te de este nue­vo esce­na­rio elec­to­ral es cuán­tos votos podrá arran­car el par­ti­do de Capri­les al abs­ten­cio­nis­mo pro­mo­vi­do por Guai­dó y los Esta­dos Uni­dos. La estra­te­gia del guai­do­sis­mo no cam­bió lue­go del des­plan­te de Capri­les: en una espe­cie de entre­vis­ta y video con­fe­ren­cia con el “emba­ja­dor” de Esta­dos Uni­dos para Vene­zue­la, James Story, se ase­gu­ró que segui­rán ade­lan­te con la movi­da des­ti­tu­yen­te. Es decir, man­ten­drán el lla­ma­do a no votar y des­co­no­ce­rán la Asam­blea Nacio­nal resul­tan­te de estos comi­cios, para­pe­ta­dos en un “Pac­to Uni­ta­rio” que, ya se ve, uni­ta­rio no es. 

Para la enten­te Guai­dó-Diri­gen­cias de par­ti­dos de dere­cha tra­di­cio­na­les-Depar­ta­men­to de Esta­do, Capri­les, dos veces can­di­da­to a pre­si­den­te derro­ta­do, en 2012 y 2013, pero a la vez un refe­ren­te con capi­tal polí­ti­co pro­pio en la opo­si­ción, es des­de aho­ra un “trai­dor”. Esto pro­fun­di­za el sál­ve­se quien pue­da en la opo­si­ción y pone una vez más al elec­to­ra­do opo­si­tor en la dis­yun­ti­va de par­ti­ci­par o no, aho­ra con una ofer­ta más atrac­ti­va que la del 2018.

“Ellos dicen que son mayo­ría, si son mayo­ría, debe­rían ganar”, dijo sobre la opo­si­ción Dios­da­do Cabe­llo, tras ins­cri­bir las can­di­da­tu­ras del Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­do de Vene­zue­la y alia­dos. El núme­ro dos del cha­vis­mo recu­pe­ra su habi­tual crí­ti­ca pun­zan­te des­pués de un duro tran­ce a manos de la COVID-19. Cabe­llo enca­be­za­rá la lis­ta nacio­nal del ofi­cia­lis­mo. Esta lis­ta es una nove­dad para el 6D. Se tra­ta de una “sába­na” con 48 nom­bres, para igual can­ti­dad de ban­cas que se repar­ti­rán por sis­te­ma D’Hondt según la suma de votos de los can­di­da­tos de cada par­ti­do en cada cir­cuns­crip­ción elec­to­ral.

El Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­do de Vene­zue­la, es el más gran­de del país y es, ade­más, una acei­ta­da maqui­na­ria elec­to­ral. Ade­más de Dios­da­do, las lis­tas del ofi­cia­lis­mo esta­rán enca­be­za­das por per­so­na­jes muy cono­ci­dos, de pri­me­ra línea, como algu­nos minis­tros que aca­ban de dejar sus car­gos (entre ellos Jor­ge Rodrí­guez, jefe del diá­lo­go por par­te del gobierno). 

En prin­ci­pio, el ofi­cia­lis­mo apa­re­ce cer­ca de ase­gu­rar­se el blo­que más nume­ro­so en la nue­va Asam­blea Nacio­nal a par­tir del 5 de enero de 2021. Y así garan­ti­zar tam­bién la pre­si­den­cia del Par­la­men­to. Eso sin duda sería una vic­to­ria en toda la línea para el gobierno, aún cuan­do no logre mayo­ría pro­pia. 

¿Y la gen­te?

Más allá (o más acá) de las espe­cu­la­cio­nes hacia el 6D, cabe agre­gar otro signo de inte­rro­ga­ción. Tal vez el más gran­de, por lo impor­tan­te: ¿cuál es la tem­pe­ra­tu­ra, el esta­do de áni­mo del elec­to­ra­do?

Una encues­ta de Hin­ter­la­ces, una con­sul­to­ra que ha sabi­do ser de refe­ren­cia en des­pa­chos guber­na­men­ta­les pre­sen­tó un estu­dio de opi­nión rea­li­za­do en julio, que ase­gu­ra que un 37 por cien­to de la pobla­ción se con­si­de­ra cha­vis­ta, un 16 por cien­to de opo­si­ción y casi la mitad se defi­ne ni cha­vis­ta ni opo­si­tor. 

Cifras bas­tan­te extra­ñas en un país al que nor­mal­men­te se con­si­de­ra muy pola­ri­za­do. Cabe pre­gun­tar­se si esa pola­ri­za­ción es, en reali­dad, un refle­jo del pasa­do y la cri­sis eco­nó­mi­ca, las penu­rias por el blo­queo de Esta­dos Uni­dos (de nue­vo apa­re­cie­ron gran­des colas para car­gar com­bus­ti­ble en Cara­cas, una pos­tal común en el res­to del país) y las con­se­cuen­cias de la pan­de­mia en la eco­no­mía infor­mal cam­pean aho­ra dejan­do la puja elec­to­ral en un segun­do plano. 

¿Será la des­po­la­ri­za­ción lo pri­me­ro que ten­drán que enfren­tar las fuer­zas en pug­na para las par­la­men­ta­rias de diciem­bre? ¿Y si la movi­li­za­ción elec­to­ral es cla­ve para lado y lado: cómo lo logra­rán en ple­na pan­de­mia por la COVID-19? 

Muchas pre­gun­tas, pero una cosa sí pare­ce cier­ta: el solo hecho de la rea­li­za­ción de una elec­ción que resul­ta­rá (esca­ños más, esca­ños menos) en una Asam­blea Nacio­nal vario­pin­ta, le da aire y cier­to con­trol de la are­na polí­ti­ca al gobierno de Nico­lás Madu­ro, y pro­fun­di­za la his­to­ria sin fin de la divi­sión opo­si­to­ra, que paga las con­se­cuen­cias de su apu­ro por ter­mi­nar con el cha­vis­mo, así sea a cos­to de dejar tie­rra arra­sa­da. 

*Perio­dis­ta argen­tino del equi­po fun­da­cio­nal de Tele­sur. Corres­pon­sal de His­panTv en Vene­zue­la. Ana­lis­ta aso­cia­do al Cen­tro Lati­no­ame­ri­cano de Aná­li­sis Estra­té­gi­co (CLAE, estra​te​gia​.la)

Fuen­te: estra​te​gia​.la

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *