Los euro­dipu­tados del PSOE se nie­gan a fir­mar una car­ta de apo­yo a los pre­sos polí­ti­cos rife­ños

Al Gobierno socia­lis­ta de Pedro Sán­chez se le lle­na la boca hablan­do de dere­chos huma­nos, un con­cep­to por el que los demás par­ti­dos cons­ti­tu­cio­na­lis­tas espa­ño­les mues­tran en públi­co mucha menos sen­si­bi­li­dad. “Para este Gobierno los dere­chos huma­nos no son una cues­tión de retó­ri­ca en el dis­cur­so polí­ti­co; son un extra­or­di­na­rio com­pro­mi­so (…)”, decla­ra­ba, por ejem­plo, la vice­pre­si­den­ta Car­men Cal­vo, en diciem­bre de 2018. Anun­ció enton­ces la ela­bo­ra­ción de un II Plan de Dere­chos Huma­nos que ahon­da el que pro­mul­gó en su día el pre­si­den­te José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro.

¿Com­pro­mi­so socia­lis­ta con los dere­chos huma­nos? La sema­na pasa­da los 20 dipu­tados del PSOE en el Par­la­men­to Euro­peo rehu­sa­ron fir­mar una car­ta, edu­ca­da y pru­den­te, diri­gi­da al jefe del Gobierno de Marrue­cos, Saaedi­ne el Oth­ma­ni, pidién­do­le que mejo­ra­ra, pri­me­ro, las con­di­cio­nes de encar­ce­la­mien­to de ocho pre­sos polí­ti­cos rife­ños, y que más tar­de les pusie­ra en liber­tad. Cuan­do les lle­gó la misi­va, los euro­dipu­tados de Ciu­da­da­nos res­pon­die­ron, al menos, dan­do un acu­se de reci­bo. Los del PSOE die­ron, como los del Par­ti­do Popu­lar, la calla­da por res­pues­ta.

Cuan­do todos ellos reci­bie­ron la car­ta, Nas­ser Zefa­zi, el líder de la revuel­ta pací­fi­ca del Rif, y otros cua­tro pre­sos rife­ños, lle­va­ban dos sema­nas en huel­ga de ham­bre –empe­za­ron el 14 de agos­to- para rei­vin­di­car más horas de patio, lla­ma­das tele­fó­ni­cas más lar­gas a sus fami­lia­res etcé­te­ra. No hay una sola ONG inter­na­cio­nal de dere­chos huma­nos que no haya defen­di­do la ino­cen­cia de los reclu­sos rife­ños encar­ce­la­dos des­de 2017. Cua­tro de ellos, los prin­ci­pa­les diri­gen­tes, cum­plen una con­de­na a 20 años de cár­cel por rebe­lión, reci­bir finan­cia­ción del extran­je­ro y ata­car vio­len­ta­men­te a las fuer­zas del orden.

La semana pasada los eurodiputados del PSOE rehusaron firmar una carta pidiéndo la mejora de las condiciones de ocho presos políticos rifeños

Al final la car­ta la fir­ma­ron una vein­te­na de par­la­men­ta­rios euro­peos, los de siem­pre, dipu­tados ver­des y de gru­pos a la izquier­da de los socia­lis­tas y algún inde­pen­den­tis­ta vas­co y cata­lán. El honor de los socia­lis­tas fue sal­va­do por Kati Piri. Esta repre­sen­tan­te neer­lan­de­sa fue la úni­ca del gru­po socia­lis­ta euro­peo que sus­cri­bió la misi­va. Piri ha mos­tra­do a lo lar­go de su carre­ra más sen­si­bi­li­dad por los pro­ble­mas del Rif que todos sus corre­li­gio­na­rios socia­lis­tas espa­ño­les jun­tos. Inten­tó inclu­so, en abril de 2018, via­jar a Alhu­ce­mas, la capi­tal de la región, pero las auto­ri­da­des marro­quíes se lo impi­die­ron.

“La huel­ga de ham­bre ha inco­mo­da­do al Esta­do marro­quí”, escri­bió, el lunes, el dia­rio digi­tal Yabi­la­di de Casa­blan­ca. Qui­zás por eso la admi­nis­tra­ción peni­ten­cia­ria hizo algu­na con­ce­sión el pasa­do fin de sema­na y los pre­sos pusie­ron fin, el lunes, a su huel­ga de ham­bre. Zef­za­fi per­dió en 24 días 16 kilos y ese mis­mo lunes tuvo que ser ingre­sa­do en el hos­pi­tal uni­ver­si­ta­rio de Fez, según infor­mó su padre.

Sot­to voce los socia­lis­tas expli­can, a veces, que hacer estos ges­tos soli­da­rios con disi­den­tes marro­quíes pue­de aca­rrear repre­sa­lias del rey Moha­med VI como ya suce­dió en el pasa­do aun­que por otros moti­vos. Las repre­sa­lias con­sis­tie­ron, por ejem­plo, en agos­to de 2014, en rela­jar la vigi­lan­cia cos­te­ra para que los “sin pape­les” zar­pen sin tra­bas rum­bo a Espa­ña o sus­pen­der inclu­so la coope­ra­ción anti­te­rro­ris­ta. Se olvi­dan de que si el pala­cio real actúa así, Espa­ña dis­po­ne de muchos más medios pací­fi­cos de pre­sión sobre Marrue­cos que los que posee el vecino marro­quí sobre un Esta­do miem­bro de la UE como el espa­ñol.

La can­ci­ller ale­ma­na, Ange­la Mer­kel, aco­gió en Ber­lín, el 22 de agos­to, al disi­den­te ruso enve­ne­na­do Ale­xie Navalny, y decla­ró que había sido “víc­ti­ma de un cri­men”. Pidió expli­ca­cio­nes a Mos­cú por lo suce­di­do al opo­si­tor. El Gobierno ale­mán advir­tió de que si no eran con­vin­cen­tes pro­mo­ve­ría san­cio­nes con­tra Rusia por par­te de la UE e inte­rrum­pi­ría la cons­truc­ción del gaso­duc­to Nord Stream 2, un empe­ño del Krem­lin para poder expor­tar más gas a Euro­pa.

Rusia es para Ale­ma­nia un vecino y socio tan o más impor­tan­te que Marrue­cos para Espa­ña. La demo­cris­tia­na Ange­la Mer­kel ha mos­tra­do, sin embar­go, una sen­si­bi­li­dad por los dere­chos huma­nos en los veci­nos orien­ta­les de Ale­ma­nia de la que el Gobierno socia­lis­ta de Pedro Sán­chez care­ce con sus veci­nos en la ori­lla sur del Medi­te­rrá­neo.

La direc­ción de comu­ni­ca­ción de la dele­ga­ción socia­lis­ta espa­ño­la en el Par­la­men­to Euro­peo des­min­tió, el miér­co­les, que sus euro­dipu­tados hayan reci­bi­do una car­ta pidien­do al jefe del Gobierno de Marrue­cos que mejo­re las con­di­cio­nes de deten­ción de los pre­sos rife­ños y que se les haya soli­ci­ta­do que la fir­ma­ran.

Fuen­te: El Faro de Ceu­ta

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *