Argen­ti­na. Pro­tes­tas fren­te emba­ja­da de Para­guay en Bue­nos Aires y el con­su­la­do de Cór­do­ba (fotos y video)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 9 de setiem­bre de 2020

Orga­ni­za­cio­nes migran­tes se con­cen­tra­ron este miér­co­les ante la emba­ja­da de Para­guay en Bue­nos Aires para mos­trar su repu­dio por el ase­si­na­to a las dos niñas argen­ti­nas por los mili­ta­res para­gua­yos, hacién­do­las pasar por gue­rri­lle­ras.

En la emba­ja­da, fuer­te­men­te acor­do­na­da por la poli­cía, des­ple­ga­ron car­te­les denun­cian­do a Mario Abdo Bení­tez, el pre­si­den­te de Para­guay, con la pala­bra «ase­sino», y leye­ron por mega­fo­nía un comu­ni­ca­do diri­gi­do al emba­ja­dor de Para­guay en Argen­ti­na, Julio César Vera Cáce­res, fir­ma­do por 30 orga­ni­za­cio­nes socia­les.

«Repu­dia­mos y denun­cia­mos, nacio­nal e inter­na­cio­nal­men­te, el accio­nar cri­mi­nal del Esta­do para­gua­yo que ase­si­nó a 2 niñas de 11 años, de nacio­na­li­dad argen­ti­na, pre­sen­ta­das como gue­rri­lle­ras a la opi­nión públi­ca, el pasa­do miér­co­les 2 de sep­tiem­bre en la estan­cia ‘El Paraí­so’, ubi­ca­da en la ciu­dad de Yby Yaú, en el depar­ta­men­to de Con­cep­ción, al nor­te de la Repú­bli­ca del Para­guay», des­ta­ca el comu­ni­ca­do.

Lec­tu­ra del comu­ni­ca­do fren­te a la emba­ja­da:

En el tex­to tam­bién piden a la Can­ci­lle­ría argen­ti­na «que asu­ma la res­pon­sa­bi­li­dad en la defen­sa del caso de las meno­res, que se encar­gue de la repa­tria­ción de sus cuer­pos», y soli­ci­tan la renun­cia del pre­si­den­te Bení­tez.

«Estas niñas fue­ron pre­sen­ta­das como supues­tas gue­rri­lle­ras, hay un mon­ta­je abso­lu­to por par­te del Gobierno de Mario Abdo Bení­tez y es lo que veni­mos a denun­ciar, que­re­mos que se inves­ti­gue lo que pasó», seña­ló a Efe Lila, migran­te para­gua­ya en Argen­ti­na e inte­gran­te de la Secre­ta­ría de Tra­ba­ja­do­res Migran­tes y Refu­gia­dos.

Comu­ni­ca­do com­ple­to:

Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires, miér­co­les 9 de sep­tiem­bre de 2020

Sr. Julio César Vera Cáce­res
Emba­ja­dor de la Repú­bli­ca del Para­guay en la Repú­bli­ca Argen­ti­na
Pre­sen­te.-

Como organización social y  política integrada por migrantes y refugiados/as, entre ellos/as de nacionalidad paraguaya, repudiamos y denunciamos, nacional e internacionalmente, el accionar criminal del Estado paraguayo que asesinó a 2 niñas de 11 años, de nacionalidad argentina presentadas como guerrilleras a la opinión pública, el pasado miércoles 2 de septiembre en la estancia “El Paraíso” ubicada en  la ciudad de Yby Yaú, en el departamento de Concepción al norte de la República del Paraguay.

La información de este hecho fue conocida a través de una conferencia de prensa en la cual el presidente Mario Abdo Benítez rodeado de su Ministro de Defensa Bernardino Soto Estigarribia y el general Héctor Grau, asesor del Comando en Jefe paraguayo, definió como “operativo exitoso” el supuesto enfrentamiento entre la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) contra líderes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en Yby Yaú, y a su vez, llamando a “erradicar para siempre a ese grupo criminal”, en referencia al EPP. 

En la primera versión entregada en un comunicado de prensa se afirmó que “fueron abatidos dos miembros del EPP”, que eran mujeres, que una de ellas era Magna Meza, sindicada por el gobierno como una de las líderes del EPP. En la siguiente versión, aseguraban que las mujeres asesinadas en el operativo eran “adolescentes de entre 15 y 17 años”. Pero, horas más tarde, se comprobó que realmente se trataba de dos niñas, Lilian María Villalba y María Carmen Villalba, ambas de 11 años, que vivían en Misiones, Argentina, y que, según sus familiares y abogados, llegaron a Paraguay para visitar a sus padres y nada tenían que ver con el conflicto interno. Desde el gobierno paraguayo dijeron que los cuerpos fueron enterrados inmediatamente por protocolo Covid-19. Tanto el general Grau como el comisario Nimio Cardozo, jefe de Antisecuestro de la Policía Nacional, expresaron que hay niños fallecidos pues el EPP “utiliza menores de edad para la primera línea de fuego”. Héctor Grau no se guardó nada y culpabilizó a la Argentina para prestarse como “guardería” de guerrilleros paraguayos. 

En este supuesto “operativo exitoso de erradicación de personas” sucedieron una serie de irregularidades fue un despropósito la rueda de prensa del presidente y las siguientes intervenciones de su gabinete de “guerra y muerte” stronista. Para nosotros/as el señor presidente, empresario, formado en los Estados Unidos y paracaidista militar Mario Abdo Benítez, hijo del secretario privado del dictador Alfredo Stroessner, mintió. También mintió el Ministro de Defensa Bernardino Soto, militar formado en la dictadura de Stroessner y que fue instructor en la Escuela de las Américas. Mintió Euclides Acevedo, Ministro del Interior y miente constantemente Héctor Grau con los resultados de su supuesto trabajo de “inteligencia”.

Mintieron ya que el trabajo de inteligencia no fue nada exitoso y no fueron abatidos miembros del EPP. El Ejército paraguayo asesinó a dos niñas menores de edad que NO formaban parte del EPP, todo esto bajo las órdenes del poder ejecutivo y del gabinete de “guerra” stronista que preside  Mario Abdo Benítez. Las autoridades revelaron que el operativo ubicó el campamento principal del EPP, pero no hay pruebas certeras. El operativo fue irregular, no hubo filmación, no llevaron  equipamiento necesario e indispensable para documentar y filmar el procedimiento, finalmente las menores fueron presentadas por el gobierno de Mario Abdo Benítez y por los principales medios de comunicación como “guerrilleras abatidas en un enfrentamiento cuyo resultado fue exitoso”. 

El Estado paraguayo utiliza el pretexto del "terrorismo" para criminalizar las demandas económicas y sociales de las y los campesinos que son asesinados por el ejército y presentados como guerrilleros, mientras que las familias son desplazadas y forzadas a ceder sus tierras a terratenientes o a empresas brasileñas. El ejército ya es experto en crear falsas pruebas con apoyo del gobierno paraguayo: las niñas fueron vestidas con traje militar y presentadas como supuesta guerrilleras del EPP y las autoridades revelaron que se destruyeron otras pruebas sumamente relevantes. Este acto criminal del Estado paraguayo es una prueba más de su aprendizaje de creación de falsos positivos (ejecuciones extrajudiciales), tal como lo ha aplicado el Estado colombiano cómplice del paramilitarismo. 

Fueron ejecutadas dos niñas de 11 años que no pueden enfrentar a soldados expertos de un ejército. Fueron enterradas en menos de 2 horas para no dejar pruebas y tapar la ejecución extrajudicial que cometió el gobierno de  Mario Abdo Benítez. Lo del Covid-19 es una excusa. La jueza del caso no permitió la presencia de la abogada en el acto, ni del Cónsul, ni de algún familiar de las niñas, pero sí estuvieron presentes el fiscal, su asistente, una funcionaria del juzgado y un defensor público. El poder judicial siempre fue instrumento para apañar las violaciones de derechos humanos. No esperamos nada bueno de la "justicia" de los injustos.

El gobierno paraguayo no tiene pruebas de que el EPP utilice niños/as para la primera línea de fuego, es una aberración del gobierno querer tapar su “trabajo de inteligencia” criminal con tales dichos. No asumen sus actos terroristas e infanticidas. 

Las niñas son de nacionalidad argentina, la cancillería argentina así lo reconoció. Mientras tanto el general Héctor Grau declaró que el Estado argentino era el responsable de tener en su territorio una “guardería de soldados del Ejército del Pueblo Paraguayo”, lo cual generó el repudio de la Cancillería argentina, así como pidió el esclarecimiento por el asesinato de las niñas argentinas en territorio paraguayo. Por ningún motivo el Estado paraguayo puede ejecutar a ninguna persona, haya o no cometido delitos, hacerlo es terrorismo de Estado.

Por lo anterior, declaramos nuestro repudio y condenamos el asesinato de dos niñas que nada tenían que ver con las y los combatientes del EPP. Acusamos al Estado paraguayo, en este caso a su gobierno dirigido por Mario Abdo Benítez y su gabinete, de propiciar un crimen de Estado, de hacer continuismo de la práctica política represiva de la dictadura de Stroessner. 

Al ser reconocidas las niñas como argentinas, pedimos a la Cancillería Argentina que asuma la responsabilidad en la defensa del caso de las menores, y que se encargue de la repatriación de sus cuerpos. El Estado argentino es parte del Protocolo Facultativo sobre los Derechos del Niño/a. Asimismo, hacemos un llamado a la Secretaría de la Mujer, Diversidad y Género a que se pronuncie, pues eran niñas, y su muerte no puede quedar en la impunidad, que es lo que realmente busca el Estado paraguayo.

Exigimos la renuncia del presidente de la República del Paraguay Mario Abdo Benítez, o en tal efecto se someta a juicio político. El pueblo paraguayo y el mundo merecemos saber la verdad sobre el asesinato de las niñas María Carmen y Lilian María. Juicio y castigo a los responsables políticos que ejercen el terrorismo para acallar la lucha del pueblo paraguayo por justicia, tierra y libertad. ¿Qué más pruebas hacen falta para imputar a todos los participantes del operativo? 

Exigimos el desmantelamiento de las FTC que con un millonario presupuesto de 14 millones de dólares anuales, adiestramiento de Colombia, Estados Unidos e Israel solo ha traído muertes y terror en la población del norte. La inconstitucional militarización de vastos territorios de Paraguay busca tener un efecto de amedrentamiento, naturalizando un despliegue armamentístico en regiones, como los departamentos de Amambay, San Pedro, Concepción y Canindeyú, que carecen de los servicios públicos más básicos: agua, salud o educación. No menos importante es el objetivo de proteger los intereses de los narcotraficantes, ganaderos y sojeros del país. 
       Exigimos la constitución de una comisión investigadora independiente, es la única forma de lograr esclareciemiento sobre que pasó en Yby Yau. 

¡Exi­gi­mos escla­re­ci­mien­to, jui­cio y cas­ti­go a los res­pon­sa­bles políticos!¡Queremos saber que pasó en Yby yaú!

Fir­ma:

Secre­ta­ría de Tra­ba­ja­do­res Migran­tes y Refugiados/​as – UTEP

Adhie­ren

Pas­to­ral de Migra­cio­nes Neu­quén
Cli­ni­ca de Migra­ción y DDHH
Ni Una Migran­te Menos – Argen­ti­na
Movi­mien­to 138 – Colec­ti­vo de Resis­ten­cia Cul­tu­ral (Para­guay – Argen­ti­na)
Kuña Aty – CABA
Para­guay Resis­te en Madrid – Espa­ña
Par­ti­do Comu­nis­ta Para­gua­yo – Regio­nal Bue­nos Aires
Orga­ni­za­ción Gua­ra­ni
Asam­blea de Tra­ba­ja­do­res Inmi­gran­tes Para­gua­yos – ATIP
Con­gre­so de los Pue­blos de Colom­bia – Capi­tu­lo Argen­ti­na
Kuña Mba­re­te – Neu­quén
Colec­ti­vo Socio Cul­tu­ral Sole­dad Barret – Espa­ña
Pla­ta­for­ma de Soli­da­ri­dad con los Pue­blos del medi­te­rra­neo – Espa­ña
Movi­mien­to Stop Bol­so­na­ro Mun­dial Espa­ña
Fede­ra­ción Inter­na­cio­nal de Resis­ten­cia Migran­te en Espa­ña
Mar­cha Patrió­ti­ca de Colom­bia – Capí­tu­lo Argen­ti­na
Núcleo de Estu­dios Migra­to­rios, Ins­ti­tu­to de Altos Estu­dios Socia­les
Uni­ver­si­dad Nacio­nal de San Mar­tín (NEMI, IDAES, UNSAM)
Asam­blea FAUD – En Defen­sa de la Edua­ca­ción Públi­ca – Cór­do­ba
Asam­blea Inter­fa­cul­ta­des UNN­Cór­do­ba
CORREPI – Coor­di­na­do­ra Con­tra La Repre­sión Poli­cial e Ins­ti­tu­cio­nal
Liga Arge­ti­na por los DDHH
MTE Movi­mien­to de Tra­ba­ja­do­res Excluí­dos
Con­sul­to­ría Migran­te – Casa del Pue­blo
PAPPEM – Pero­nis­ta Para­gua­ya en La Matan­za
Voces en Lucha Comu­ni­ca­ción popu­lar – Espa­ña
Vía Demo­cra­ti­ca – Espa­ña
Aso­cia­ción Marro­quí DDHH
Ame­ri­ca lati­na Sobe­ra­na
Red de Hon­du­re­ñas Migra­das – Espa­ña
Tra­wun­che Madrid ( Coor­di­na­ción al pue­blo Mapu­che)
La Pla­za de los pue­blos – Espa­ña
Aso­cia­ción Cul­tu­ral Bra­si­le­ña Malo­ka – Espa­ña
Colec­ti­vo Migran­tes Exi­liadxs Colom­bianxs por la Paz – MECOPA
Aso­cia­ción Civil de Inmi­gran­tes Para­gua­yos – Resis­den­tes Pte Perón
APDH – La Matan­za
Fun­da­ción Lati­noa­me­ri­ca por la Defen­sa de los Dere­chos Huma­nos y el Desa­rro­llo Social – Fun­da­la­tin Vene­zue­la
Colec­ti­vo Cha­vis­mo Sur Argen­ti­na
Movi­mien­to de Bata­lla Social Pun­ta de Lan­za – Vene­zue­la
José Ernes­to Schul­man – Liga Argen­ti­na
Mari­na Jos­ki – Mesa Nacio­nal UTEP
Rafael Klejz­ler – MP La Dig­ni­dad
Mario Casar­te­lli – Defen­sor de los DDHH
Rene­cé­ya Mara de mello Assis – Peda­go­ga, acti­vis­ta poli­ti­ca y defen­so­ra de los DDHH
Gabrie­la Cue­to – Pro­duc­to­ra Inde­pen­dien­te Mita‑i
Nata­lia Gavaz­zo – Inves­ti­ga­do­ra Adjun­ta CONICET – UNSAM
Pablo Pimen­tel APDH La Matan­za
Julie­ta Ramas­co – DNI 24 982 575
Alber­to Fede­ri­co Ove­je­ro – DNI 37 433 107
Ber­quis San­chez – DNI 19 038 140
Marie­la Sar­lin­ga – DNI 25 848 756
Andreí­na San­chez men­dez – DNI 95389381

En Cór­do­ba mar­cha­ron hacia el con­su­la­do denun­cian­do al gobie­ron para­gua­yo.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *