Etxe­bi­de y Lan­bi­de nie­gan pro­tec­ción y ayu­da a una mujer mal­tra­ta­da | BERRI OTXOAK

El caso, con sen­ten­cia judi­cial por vio­len­cia de géne­ro y medi­das de pro­tec­ción a la víc­ti­ma, ha moti­va­do una reso­lu­ción del Arar­te­ko

● Etxe­bi­de nie­ga a la mujer su ins­crip­ción en el regis­tro de soli­ci­tan­tes de vivien­da pro­te­gi­da y, como con­se­cuen­cia, Lan­bi­de recla­ma a la víc­ti­ma 3.800 euros

Bil­bao, 9 de sep­tiem­bre de 2020

Seis orga­ni­za­cio­nes femi­nis­tas y por los dere­chos socia­les han pues­to en mar­cha una cam­pa­ña para exi­gir res­pon­sa­bi­li­da­des y des­ti­tu­cio­nes en los ser­vi­cios públi­cos de vivien­da Etxe­bi­de y de empleo Lan­bi­de, ambos del Gobierno Vas­co, por negar pro­tec­ción y ayu­da a una mujer víc­ti­ma de vio­len­cia machis­ta y con dis­ca­pa­ci­dad del 57%. e igno­rar las reco­men­da­cio­nes al res­pec­to emi­ti­das por el Defen­sor del Pue­blo-Arar­te­ko.

El gru­po La Posa­da de los Abra­zos, la Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­ras del Hogar de Biz­kaia, el colec­ti­vo Muje­res del Mun­do-Babel, la orga­ni­za­ción Tra­ba­ja­do­ras NO Domes­ti­ca­das, el Cen­tro Ase­sor de la Mujer Argi­tan y la pla­ta­for­ma con­tra la exclu­sión social Berri-Otxoak se han uni­do para denun­ciar el caso y exi­gir que “Lan­bi­de, Etxe­bi­de y el con­jun­to del Gobierno Vas­co defien­dan los dere­chos que asis­ten a las muje­res víc­ti­mas de vio­len­cia machis­ta”.

«A pesar de las cam­pa­ñas ins­ti­tu­cio­nes en con­tra la vio­len­cia machis­ta, a la hora de la ver­dad los ser­vi­cios públi­cos de empleo Lan­bi­de y de vivien­da Etxe­bi­de no tie­nen en cuen­ta la situa­ción de las muje­res mal­tra­ta­das, a las que, como en el últi­mo caso defen­di­do por el Arar­te­ko, se les nie­ga tan­to el acce­so a la vivien­da como a las pres­ta­cio­nes socia­les a pesar del peli­gro para la inte­gri­dad de las víc­ti­mas”, han seña­la­do los colec­ti­vos, que lo han hecho con una con­cen­tra­ción ante la sede del Gobierno Vas­co en Bil­bao.

La recla­ma­ción se pro­du­ce pre­ci­sa­men­te des­pués de que la ins­ti­tu­ción del Arar­te­ko haya emi­ti­do una reso­lu­ción en la que recla­ma al Depar­ta­men­to de Vivien­da que rec­ti­fi­que la deci­sión del dele­ga­do en Biz­kaia de negar a la víc­ti­ma de vio­len­cia machis­ta la ins­crip­ción en el regis­tro de Etxe­bi­de de soli­ci­tan­tes de vivien­da pro­te­gi­da. Esta actua­ción de Etxe­bi­de ha supues­to ade­más que Lan­bi­de recla­me a la mujer 3.800 euros.

“Los hechos reve­la­dos por el Arar­te­ko son de una gra­ve­dad tan gran­de que ya no bas­ta con rec­ti­fi­car sino que el Gobierno Vas­co debe demos­trar con hechos que se toma en serio la pro­tec­ción y lucha fren­te al machis­mo, y para ello tie­ne que cor­tar cabe­zas polí­ti­ca­men­te e impo­ner san­cio­nes por sen­das actua­cio­nes que son, ade­más de injus­tas, humi­llan­tes y veja­to­rias, revic­ti­mi­zan ver­gon­zo­sa y des­ver­gon­za­men­te a una mujer pro­te­gi­da por la jus­ti­cia por­que ha sufri­do vio­len­cia de géne­ro”.

Las enti­da­des socia­les han pedi­do tam­bién a las fuer­zas polí­ti­cas que exi­jan en el Par­la­men­to Vas­co expli­ca­cio­nes y res­pon­sa­bi­li­da­des por este hecho.

Aso­cia­cio­nes que se han mos­tra­do “impac­ta­das por la cruel actua­ción admi­nis­tra­ti­va” y han adver­ti­do del ini­cio de movi­li­za­cio­nes “has­ta con­se­guir que se rec­ti­fi­que y se impon­gan san­cio­nes ejem­pli­fi­ca­do­ras por estos hechos”.

El dic­ta­men del Arar­te­ko seña­la que el dele­ga­do terri­to­rial del Depar­ta­men­to de Vivien­da de Gobierno Vas­co en Biz­kaia negó en 2018 “no una sino en dos oca­sio­nes” la ins­crip­ción de la víc­ti­ma en el regis­tro Etxe­bi­de de soli­ci­tan­tes de vivien­da pro­te­gi­da a pesar de que la mujer con­ta­ba con la “cre­den­cial de víc­ti­ma vio­len­cia de géne­ro con orden de pro­tec­ción vigen­te” y a pesar de que el mari­do agre­sor esta­ba vul­ne­ran­do la orden y se había ins­ta­la­do en el piso fami­liar, lo que obli­gó a la espo­sa a bus­car otro sitio.

La reso­lu­ción pone ade­más de mani­fies­to que la nega­ti­va de Etxe­bi­de se pro­du­jo a pesar de que “era impo­si­ble la con­vi­ven­cia en la vivien­da fami­liar debi­do a la con­di­ción de víc­ti­ma de vio­len­cia de géne­ro de la mujer y la resi­den­cia per­ma­nen­te del agre­sor en la mis­ma”. Pese a la vio­len­cia, la nega­ti­va admi­nis­tra­ti­va sos­te­nía que se pro­du­cía un “incum­pli­mien­to del requi­si­to de caren­cia de vivien­da en los dos años ante­rio­res a la soli­ci­tud”.

Dado que el Depar­ta­men­to de Vivien­da le negó la ins­crip­ción en el regis­tro de vivien­da pro­te­gi­da, el Ser­vi­cio Vas­co de Empleo-Lan­bi­de recla­mó a la mujer 3.803,33 euros por­que el dere­cho a la pres­ta­ción com­ple­men­ta­ria de vivien­da (PCV) está con­di­cio­na­do a que la soli­ci­tan­te figu­ra­ra en Etxe­bi­de. Vivien­da ade­más se ha rati­fi­ca­do pese a la peti­ción expre­sa del Arar­te­ko para que rec­ti­fi­ca­ra.

“Ins­ta­mos al lehen­da­ka­ri, Iñi­go Urku­llu, a que dé un paso ade­lan­te y demues­tre que no hay impu­ni­dad en las actua­cio­nes vio­len­tas con­tra las muje­res, que no sólo se pro­du­cen por par­te de las pare­jas machis­tas sino que, como en esta oca­sión, tam­bién se pro­du­cen por par­te de una Admi­nis­tra­ción públi­ca que ni entien­de ni quie­re enten­der situa­cio­nes que son dra­má­ti­cas y que ponen en ries­go la vida de las per­so­nas”, han seña­la­do los colec­ti­vos femi­nis­tas y socia­les.

Las seis agru­pa­cio­nes han seña­la­do que este caso “es la gota que col­ma el vaso” en rela­ción a la actua­ción del Gobierno Vas­co y sus agen­cias hacia la vio­len­cia de géne­ro. “No es un caso pun­tual. Lan­bi­de ha nega­do y sigue negan­do repe­ti­da­men­te la Ren­ta de Garan­tía de Ingre­sos (RGI) a las muje­res mal­tra­ta­das, y has­ta la fecha nun­ca ha pasa­do nada y nadie toma deci­sio­nes polí­ti­cas para fre­nar este des­pro­pó­si­to”.

“La pacien­cia de las muje­res mal­tra­ta­das, del movi­mien­to femi­nis­ta y de las aso­cia­cio­nes con­tra la exclu­sión y la pobre­za tie­ne un lími­te y ya se ha supe­ra­do. Hare­mos todo lo que sea nece­sa­rio para que haya per­so­nas con­cre­tas, con nom­bres y ape­lli­dos, que paguen por este atro­pe­llo y para que, de una vez por todas, no se repi­tan estas actua­cio­nes y Lan­bi­de y el res­to de Admi­nis­tra­cio­nes públi­cas demues­tren con hechos que Eus­ka­di pro­te­ge a las muje­res y lucha con­tra el machis­mo»

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Sour­ce link

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *