Chi­le. Pas­cua Lama: Comu­ni­da­des expre­san preo­cu­pa­ción por demo­ra en divul­ga­ción del fallo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 09 de sep­tiem­bre de 2020.

El 2 de agos­to de 2019 los jue­ces del Pri­mer Tri­bu­nal Ambien­tal de Anto­fa­gas­ta lle­ga­ron a acuer­do sobre el fallo que con­fir­ma­ría el Cie­rre Defi­ni­ti­vo o no del Pro­yec­to Pas­cua Lama por las fal­tas gra­ví­si­mas en mate­ria ambien­tal come­ti­das por la empre­sa Barrick. A más de un año y con diver­sos anun­cios inter­me­dios por par­te del pro­pio Tri­bu­nal sobre la pron­ta divul­ga­ción del fallo, no enten­de­mos la razón de esta demo­ra.

El últi­mo anun­cio vino del pro­pio pre­si­den­te del Tri­bu­nal: el fallo se daría a cono­cer en agos­to. Pero ya esta­mos en la segun­da sema­na de sep­tiem­bre y no hay dic­ta­men. Ante esto, con fun­da­da preo­cu­pa­ción, decla­ra­mos lo siguien­te a la opi­nión públi­ca:

1- La evi­den­te incer­ti­dum­bre jurí­di­ca deri­va­da del caso aumen­ta osten­si­ble­men­te con avi­sos ofi­cia­les incum­pli­dos. Según la ley, el Tri­bu­nal dis­po­ne de un mes para redac­tar el fallo una vez toma­do el acuer­do. En agos­to de 2019 el Tri­bu­nal avi­só que se demo­ra­ría cua­tro meses, pero ya hemos supe­ra­do un año de espe­ra. Aun­que enten­de­mos que la cri­sis sani­ta­ria ha per­tur­ba­do el fun­cio­na­mien­to de todas las orga­ni­za­cio­nes, no es menos cier­to que los Tri­bu­na­les deben cum­plir su queha­cer en los tiem­pos y en la for­ma que los rigen, actuan­do con trans­pa­ren­cia en cada una de las fases del pro­ce­so, sobre todo en un caso de tan­ta noto­rie­dad públi­ca como este.

  1. Esta incer­ti­dum­bre aumen­ta aún más con­si­de­ran­do que Barrick es cono­ci­da por su mani­pu­la­ción e influen­cia a todo nivel en nues­tro país. Inclu­so estan­do san­cio­na­da, ha man­te­ni­do gran noto­rie­dad públi­ca (par­ti­cu­lar­men­te en la Pro­vin­cia del Huas­co) duran­te este perío­do, entre­gan­do dona­cio­nes y sumán­do­se a cam­pa­ñas y pro­yec­tos liga­dos a la reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca. No pode­mos dejar de ver en ello evi­den­tes pre­sio­nes y apro­ve­cha­mien­to polí­ti­co de la actual pan­de­mia, en un afán por apa­re­cer como bene­fac­to­ra para que las auto­ri­da­des corres­pon­dien­tes la excu­sen de sus fal­tas y le per­mi­tan “legal y arbi­tra­ria­men­te” seguir explo­tan­do la natu­ra­le­za, des­tru­yen­do gla­cia­res, flo­ra y fau­na, y con­ta­mi­nan­do las aguas.
  2. Par­ti­cu­lar­men­te, muchas auto­ri­da­des de Gobierno –des­de el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca has­ta alcal­des loca­les– han pres­ta­do su apo­yo a Barrick, situa­ción que ya hemos denun­cia­do. Más que agra­de­ci­mien­tos, pare­cen ver­da­de­ras cam­pa­ñas de lim­pie­za de ima­gen con la pre­sen­cia de auto­ri­da­des en cere­mo­nias amplia­men­te cubier­tas por los medios de comu­ni­ca­ción.

4- Expre­sa­mos con fuer­za y con­vic­ción que las prue­bas con­tun­den­tes de daños gra­ví­si­mos a los eco­sis­te­mas y comu­ni­da­des de este Valle pro­vo­ca­dos por Barrick, y que están com­pro­ba­dos en la exhaus­ti­va inves­ti­ga­ción rea­li­za­da duran­te cin­co años por la Super­in­ten­den­cia del Medio Ambien­te, obli­gan al Tri­bu­nal Ambien­tal a rati­fi­car el cie­rre defi­ni­ti­vo de Pas­cua Lama. Como comu­ni­dad que se resis­te a morir, no pode­mos acep­tar otro resul­ta­do.

  1. Segui­mos en aler­ta máxi­ma, espe­ran­za­dos en que la tor­tu­ra que ha sig­ni­fi­ca­do este pro­yec­to ter­mi­ne de una vez por todas. Con­ti­nua­mos con la cam­pa­ña por el Cie­rre Defi­ni­ti­vo de Pas­cua Lama y segui­mos pidien­do más que nun­ca todo el apo­yo de las comu­ni­da­des y pue­blos her­manxs para que por fin se CLAUSURE ESTE PROYECTO DE MUERTE y nun­ca más se vuel­va a repli­car algo simi­lar en otro lugar. Para hacer­te par­te de la cam­pa­ña, sigue a la Asam­blea Guas­co Alto en Face­book e Ins­ta­gram.

Fuen­te: Gace­ta ambien­tal

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *