Los saha­rauis son víc­ti­ma de la intran­si­gen­cia marro­quí y la trai­ción de Espa­ña

Marrue­cos lle­va más de cua­tro déca­das vio­lan­do el Dere­cho Inter­na­cio­nal Huma­ni­ta­rio y con la com­pli­ci­dad de los gobier­nos euro­peos. La trai­ción al Saha­ra es nues­tra mayor ver­güen­za.

Tras la media­ción del ex emi­sa­rio de Nacio­nes Uni­das Horst Köh­ler el 21 y 22 de mar­zo del año pasa­do, el Fren­te Poli­sa­rio y Marrue­cos se han sen­ta­do a dia­lo­gar para bus­car una reso­lu­ción al con­flic­to que lle­va déca­das enquis­ta­do por la intran­si­gen­cia marro­quí.

Estas nego­cia­cio­nes, en las que tam­bién han par­ti­ci­pa­do Mau­ri­ta­nia y Arge­lia son la con­ti­nua­ción de las con­ver­sa­cio­nes de diciem­bre de 2018 que, aun­que inú­ti­les en la prác­ti­ca, rom­pie­ron con 6 años de rela­cio­nes con­ge­la­das.

La ONU sigue pidien­do la apli­ca­ción de la reso­lu­ción 690 del 29 de abril de
1991, que exi­ge la rea­li­za­ción de un refe­rén­dum por la auto­de­ter­mi­na­ción del
Saha­ra Occi­den­tal; actual­men­te ocu­pa­do por Marrue­cos que lo deno­mi­na “las
pro­vin­cias del sur” y se nie­ga a que los saha­rauis voten por su futu­ro e
inde­pen­den­cia.

En un inten­to de legi­ti­mar­se fren­te al exte­rior, Marrue­cos pre­ten­de equi­pa­rar
la inde­pen­den­cia del Saha­ra Occi­den­tal con los movi­mien­tos inde­pen­den­tis­tas
cata­lán y vas­co en Espa­ña. Esto, ade­más de una com­ple­ta dis­tor­sión de la
reali­dad es una for­ma de eli­mi­nar la his­to­ria y el con­tex­to a par­tir del cual
sur­ge el con­flic­to con el Saha­ra y que no tie­ne nada que ver con los
sece­sio­nis­mos den­tro del terri­to­rio espa­ñol.

La des­co­lo­ni­za­ción del Sáha­ra

El Saha­ra Occi­den­tal es una colo­nia según las pro­pias Nacio­nes Uni­das, y la
cues­tión de su inde­pen­den­cia –o más bien des­co­lo­ni­za­ción– se remon­ta a los años
60.

La reso­lu­ción 2354 del 19 de diciem­bre de 1967 de la ONU pedía ace­le­rar el
pro­ce­so de des­co­lo­ni­za­ción del Saha­ra con­for­me a la reso­lu­ción 1514 de la
Asam­blea de Nacio­nes Uni­das. Esta reso­lu­ción de cuan­do el Saha­ra era una región
espa­ño­la, la apo­yó Marrue­cos, que hoy hace alar­de de su hipo­cre­sía negan­do ese
mis­mo dere­cho a esos mis­mos saha­rauis. Resul­ta entre gra­cio­so y tris­te ver cómo
los auto-pro­cla­ma­dos ‘demó­cra­tas’ evi­tan a toda cos­ta la apli­ca­ción de un
dere­cho de los saha­rauis que inclu­so el dic­ta­dor Fran­cis­co Fran­co acep­tó y
plan­tea­ba hacer rea­li­za­ble en 1974 con un esta­tu­to de auto­no­mía de cara a un
futu­ro refe­rén­dum de inde­pen­den­cia.

Marrue­cos insis­te en que no habrá refe­rén­dum si no pue­den votar sus colo­no­sen
“las pro­vin­cias del sur”, y obs­tru­ye el pro­ce­so con ape­la­cio­nes que
la ONU recha­za cons­tan­te­men­te.

El Saha­ra Occi­den­tal es un terri­to­rio que Marrue­cos ocu­pó con la com­pli­ci­dad y cobar­día de Espa­ña. Mien­tras re-escri­ben la his­to­ria hablan­do de la Mar­cha Ver­de por la que Marrue­cos tomó el terri­to­rio admi­nis­tra­do des­de Madrid, los docu­men­tos de la CIA cuen­tan una his­to­ria com­ple­ta­men­te dis­tin­ta.

Cuan­do Fran­co ya esta­ba ter­mi­nal en sus últi­mos días y en un momen­to de con­vul­sión polí­ti­ca, Juan Car­los I pac­tó en un ges­to de debi­li­dad con Has­san II la reti­ra­da de las tro­pas espa­ño­las para coor­di­nar la Mar­cha Ver­de el 6 y 9 de noviem­bre.

El movi­mien­to era una manio­bra polí­ti­ca para ocul­tar la inva­sión que Marrue­cos había ini­cia­do con sus regi­mien­tos blin­da­dos el 30 de octu­bre de 1975. Los Acuer­dos Tri­par­ti­tos no fue­ron más que la esto­ca­da final para hacer ofi­cial la mayor trai­ción de Espa­ña al Saha­ra.

La trai­ción espa­ño­la des­em­bo­có en una gue­rra, una ola de des­apa­ri­cio­nes, expo­lio y repre­sión que toda­vía hoy per­du­ra.

Mien­tras la ‘izquier­da pedi­gree’ hace alar­de de su acti­vis­mo e inter­na­cio­na­lis­mo hablan­do de pue­blos indí­ge­nas per­di­dos en el ama­zo­nas, la far­sa de Roja­va o cual­quier movi­mien­to que sue­ne a ‘cool’, a pocos kiló­me­tros de nues­tra fron­te­ra igno­ran cómo Marrue­cos vio­la el Dere­cho Inter­na­cio­nal Huma­ni­ta­rio a dia­rio. Mien­tras se dan gol­pes de pecho alar­ma­dos por el muro que Donald Trump dice que­rer levan­tar, se sien­ten muy cómo­dos con los 2.720 kiló­me­tros de bún­ke­res y minas que divi­den al pue­blo saha­raui. El mayor cam­po de minas anti-per­so­na en una de las fron­te­ras más blin­da­das del mun­do.

Euro­pa, a mer­ced de Marrue­cos

Pero sea­mos hones­tos, Marrue­cos ope­ra con total impu­ni­dad por­que pue­de. Por­que pue­de y por­que la Unión Euro­pea lo faci­li­ta. Marrue­cos es vital en la defen­sa de las fron­te­ras euro­peas de la inmi­gra­ción masi­va y el terro­ris­mo, por lo que sabe jugar muy bien sus car­tas tenien­do a todo el mun­do a su mer­ced.

El 27 de febre­ro de 2018 el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la Unión Euro­pea con­fir­mó que no se pue­de rea­li­zar nin­gún acuer­do de pes­ca entra la UE y Marrue­cos que invo­lu­cre aguas del Saha­ra Occi­den­tal ya que es un terri­to­rio pen­dien­te de des­co­lo­ni­za­ción. La reso­lu­ción no ha ser­vi­do para abso­lu­ta­men­te nada.

¿Cuál es el pre­cio de la ‘jus­ti­cia’ en Euro­pa? 52 millo­nes de euros. Ese es el pre­cio que ha paga­do la UE para poder cerrar un acuer­do de pes­ca con Marrue­cos que inclu­ye las aguas del Saha­ra Occi­den­tal.

Igno­ran­do tan­to la últi­ma reso­lu­ción del TJUE como las dife­ren­tes reso­lu­cio­nes de la ONU, el 11 de febre­ro del año pasa­do el Par­la­men­to Euro­peo (PE) apro­bó un nue­vo acuer­do de pes­ca con Marrue­cos que per­mi­te fae­nar a 128 bar­cos euro­peos en aguas saha­rauis.

El PE se jus­ti­fi­có en que lo habían habla­do con el Fren­te Poli­sa­rio, pero tan­to éste como otros orga­nis­mos saha­rauis nega­ron en un comu­ni­ca­do cual­quier nego­cia­ción con auto­ri­da­des euro­peas al res­pec­to.

“La Euro­pa de los valo­res” es una Euro­pa que no res­pe­ta ni su pro­pio dere­cho ni el Dere­cho Inter­na­cio­nal Huma­ni­ta­rio. Es una Euro­pa sin valo­res, que mien­tras en 2009 denun­cia­ba las cons­tan­tes vio­la­cio­nes con­tra los Dere­chos Huma­nos de Marrue­cos en el Saha­ra Occi­den­tal, sigue pro­te­gien­do al país y sus polí­ti­cas con­tra los saha­rauis.

Des­de 1975 más de 1.000 saha­rauis han des­apa­re­ci­do. Ni siquie­ra tras encon­trar la pri­me­ra fosa común en 2013 lle­na de des­apa­re­ci­dos eje­cu­ta­dos de for­ma extra­ju­di­cial ha habi­do con­se­cuen­cias ni res­pon­sa­bles por come­ter tales crí­me­nes. Aun­que las des­apa­ri­cio­nes for­zo­sas han dis­mi­nui­do, las deten­cio­nes arbi­tra­rias con­ti­núan y toda­vía se des­co­no­ce qué pasó con al menos 400 per­so­nas.

El expo­lio tam­bién es cons­tan­te. Lo 150.000 kiló­me­tros cua­dros de ban­co pes­que­ro que per­te­ne­ce al Saha­ra Occi­den­tal son vita­les para la sub­sis­ten­cia eco­nó­mi­ca de Marrue­cos; el mayor país pes­que­ro de Áfri­ca con unas expor­ta­cio­nes que supo­nen el 58% de todos los ali­men­tos que expor­tan. Pro­ba­ble­men­te el pul­po marro­quí que com­pres en la pes­ca­de­ría sea saha­raui.

Tam­bién se expo­lian los recur­sos petro­le­ros­del Saha­ra Occi­den­tal. Aun­que el gigan­te fran­cés Total S.A. deci­die­se cesar su acti­vi­dad en 2015 con Kos­mos Energy y Glen­co­re dos años des­pués, toda­vía hay empre­sas roban­do recur­sos como New Age o Lon­grea­chOil.

Los colo­nos marro­quíes se han hecho con el con­trol de la agri­cul­tu­ra de Daj­la expor­tan­do el pro­duc­to hacia Euro­pa median­te empre­sas fran­ce­sas.

Una de las mayo­res minas de fos­fa­to del mun­do, la de Bou Craa, se encuen­tra en el terri­to­rio ocu­pa­do admi­nis­tra­do por Marrue­cos.

El con­flic­to del Saha­ra es un con­flic­to enquis­ta­do, de lar­ga dura­ción y olvi­da­do. Bajo una den­sa sába­na de intere­ses en eco­no­mía, migra­ción y anti-terro­ris­mo, Euro­pa ocul­ta sus ver­güen­zas y pro­te­ge a la monar­quía marro­quí. Y quie­nes real­men­te pue­den hacer algo, sen­ci­lla­men­te no tie­nen inte­rés en pre­sio­nar para que en el Saha­ra se apli­que ni más ni menos que un dere­cho reco­no­ci­do por Nacio­nes Uni­das y por el pro­pio Marrue­cos cuan­do hablá­ba­mos de terri­to­rio espa­ñol.

Saha­ra no intere­sa, por­que pare­ce que no tie­ne ‘el pedi­gree’ del acti­vis­mo. Saha­ra se ha olvi­da­do, aun­que el sufri­mien­to con­ti­núe cada día.

Por RT
Alber­to Rodrí­guez Gar­cía

Fuen­te: ecsaha​raui​.com/

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *