Bahía de Cádiz: Colec­ti­vos eco­lo­gis­tas denun­cian som­bras en el pro­ce­so de nom­bra­mien­to del coor­di­na­dor del PGOU de Chi­cla­na

El deba­te ple­na­rio sobre la com­pa­ti­bi­li­dad pro­fe­sio­nal con la acti­vi­dad pri­va­da como arqui­tec­to de Anto­nio Fer­nán­dez Saénz, el frus­tra­do Coor­di­na­dor del nue­vo PGOU de Chi­cla­na, y la géne­sis de su nom­bra­mien­to han pues­to de mani­fies­to, en opi­nión de Toni­za-Eco­lo­gis­tas en Acción Chi­cla­na, algu­nas notas preo­cu­pan­tes.

El colec­ti­vo eco­lo­gis­ta denun­cia como des­ca­be­lla­do que se haya con­si­de­ra­do la pro­pues­ta de la Aso­cia­ción de Empre­sa­rios (AECH): nom­brar Coor­di­na­dor del PGOU, con dine­ro públi­co, a un empre­sa­rio del Sec­tor Urba­nís­ti­co. En con­cre­to, al Secre­ta­rio Gene­ral de la AECH.

El debate plenario sobre la compatibilidad profesional con la actividad privada como arquitecto de Antonio Fernández Saénz, el frustrado Coordinador del nuevo PGOU de Chiclana, y la génesis de su nombramiento han puesto de manifiesto, en opinión de Toniza-Ecologistas en Acción Chiclana, algunas notas preocupantes.
Pre­sen­ta­ción del arqui­tec­to Anto­nio Fer­nán­dez, como Coor­di­na­dor del nue­vo PGOU de Chi­cla­na. (24−8−2020).

Mas aún tenien­do en cuen­ta que “la mayo­ría de los gran­des con­flic­tos urba­nís­ti­cos que pade­ce­mos y pade­ce­rán las gene­ra­cio­nes futu­ras han sido pro­vo­ca­dos, en últi­ma ins­tan­cia, por empre­sa­rios de ese ámbi­to de la eco­no­mía. En casi todos los casos de corrup­ción urba­nís­ti­ca son ellos los ins­ti­ga­do­res”.

Los eco­lo­gis­tas con­si­de­ran alar­man­te que el empre­sa­rio nom­bra­do Coor­di­na­dor del PGOU soli­ci­ta­se “la com­pa­ti­bi­li­dad para seguir ejer­cien­do su acti­vi­dad pri­va­da como arqui­tec­to”. Casi todas las legis­la­cio­nes euro­peas avan­za­das que regu­lan los con­flic­tos de intere­ses no se que­dan en los “con­flic­tos reales”, como pudie­ra ser éste. Si se esti­ma que exis­te “la posi­bi­li­dad” de que el emplea­do públi­co pudie­ra usar, direc­ta o indi­rec­ta­men­te, la infor­ma­ción públi­ca que tie­ne para su acti­vi­dad pri­va­da, no se per­mi­te tal com­pa­ti­bi­li­dad. Se tra­ta, en prin­ci­pio y, ante todo, de ave­ri­guar y valo­rar si exis­te “esa posi­bi­li­dad”.

Por últi­mo ponen en duda la trans­pa­ren­cia del pro­ce­so que se ha segui­do para desem­bo­car en el nom­bra­mien­to del ex Coor­di­na­dor del PGOU. Y afir­ma que “No debía estar muy con­ven­ci­da de su pro­pues­ta la Jun­ta Direc­ti­va de la AECH cuan­do, una nutri­da repre­sen­ta­ción empre­sa­rial, se ha reu­ni­do, uno a uno, con los por­ta­vo­ces de los dife­ren­tes par­ti­dos polí­ti­cos para tra­tar exclu­si­va­men­te una pro­pues­ta: la del Coor­di­na­dor del PGOU. El pro­pio intere­sa­do ha sido par­te acti­va en esas reunio­nes”.

Des­de el colec­ti­vo Toni­za-Eco­lo­gis­tas en Acción cali­fi­can la renun­cia del ya ex Coor­di­na­dor del PGOU ha sido una deci­sión acer­ta­da pero moti­va­da por el infor­me del Secre­ta­rio Gene­ral del Ayun­ta­mien­to que, al pare­cer, exi­gió que se moti­va­se, entre otras cosas, la com­pa­ti­bi­li­dad entre su acti­vi­dad pro­fe­sio­nal pri­va­da y la públi­ca. Y pro­po­nen que se ela­bo­re un Plan de Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­da­na que incor­po­re la pers­pec­ti­va de géne­ro con su debi­da dota­ción pre­su­pues­ta­ria como ya con­tem­plan algu­nas legis­la­cio­nes auto­nó­mi­cas.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *