Vene­zue­la. Indul­tos: ¿Caja de Pan­do­ra o cami­nos de solu­ción? (Opi­nión)

Por Pablo Jofre Leal. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 7 de sep­tiem­bre de 2020

La mito­lo­gía grie­ga seña­la, en uno de sus rela­tos, que todos los males del mun­do radi­can en la lla­ma­da caja de pan­do­ra. Una míti­ca vasi­ja, que al ser abier­ta, pro­pa­ga por el mun­do males, enfer­me­da­des, todo lo nega­ti­vo, dejan­do en su inte­rior sólo la espe­ran­za.

Con­sig­nar lo seña­la­do obe­de­ce al hecho, que el gobierno vene­zo­lano, a tra­vés de una deci­sión de su pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro, deci­dió indul­tar a un cen­te­nar de opo­si­to­res bajo la pre­mi­sa, en pala­bras del Minis­tro de Infor­ma­ción y Comu­ni­ca­ción, Jor­ge Rodrí­guez, de imple­men­tar “una acción des­ti­na­da a la pro­mo­ción de la con­vi­ven­cia pací­fi­ca a tra­vés de la aper­tu­ra del cau­ce demo­crá­ti­co”. Una medi­da que da cuen­ta satis­fac­to­ria, de uno de los pun­tos de exi­gen­cia más soli­ci­ta­dos por la opo­si­ción, que de esta mane­ra que­da con poco mar­gen de jue­go en este tira y aflo­ja con el gobierno. Hablar de opo­si­to­res refie­re inclu­so a aque­llos invo­lu­cra­dos en pro­ce­sos gol­pis­tas, lla­ma­dos a derro­car al gobierno legí­ti­ma­men­te cons­ti­tui­do, pla­near ope­ra­cio­nes de vio­la­ción de la sobe­ra­nía nacio­nal, inclu­yen­do uso de mer­ce­na­rios, lla­ma­dos a la insu­bor­di­na­ción mili­tar, accio­nes de víncu­lo con fun­cio­na­rios de poten­cias extran­je­ras des­ti­na­das, por ejem­plo, a ase­si­nar al pre­si­den­te Madu­ro.

De ahí, que los par­ti­da­rios del gobierno esto sea una caja de Pan­do­ra, pues no se sabe cuá­les serán los efec­tos al dejar salir de sus sitios de reclu­sión o per­mi­tir­les par­ti­ci­par del pro­ce­so polí­ti­co vene­zo­lano, a aque­llos que han que­ri­do des­truir el país. En este pano­ra­ma, sobre­sa­len las opi­nio­nes de mili­tan­tes y adhe­ren­tes al gobierno, que si bien seña­lan que esta medi­da es dolo­ro­sa por lo que sig­ni­fi­ca libe­rar a aque­llos, que han sido res­pon­sa­bles inte­lec­tua­les, muchos de ellos, de muer­tes, heri­dos, des­truc­ción de infra­es­truc­tu­ra y accio­nes que han sig­ni­fi­ca­do daños enor­mes y millo­na­rios al país, apo­yan sos­te­ni­da­men­te la deci­sión del pre­si­den­te Madu­ro. El cha­vis­mo, a tra­vés de redes socia­les, decla­ra­cio­nes y opi­nio­nes ha sos­te­ni­do que “la polí­ti­ca es sin llo­rar” y hay que ir ade­cuán­do­se al esce­na­rio que se pre­sen­ta y triun­far en el, a pesar de estas medi­das, por muy dolo­ro­sas que sean.

Este gru­po con­si­de­ra que la medi­da del gobierno de Nico­lás Madu­ro obe­de­ce a una visión estra­té­gi­ca, que qui­ta herra­mien­tas de pre­sión inter­na y exter­na, dejan­do al des­cu­bier­to que las ver­da­de­ras inten­cio­nes, de cier­ta par­te de la opo­si­ción, es sim­ple­men­te des­truir el país. Madu­ro, con esta medi­da, envía un men­sa­je a los gobier­nos y orga­nis­mos inter­na­cio­na­les, que tenien­do pre­sen­te cuál es la polí­ti­ca de Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos con­tra Vene­zue­la, se apar­tan de ese camino y lla­man a un camino de nego­cia­cio­nes y elec­cio­nes. El gobierno boli­va­riano res­pon­de a ese lla­ma­do, la pelo­ta está en el cam­po de jue­go opo­si­tor ¿se atre­ve­rán, sobre todos aque­llos que desean des­ha­cer­se de la cade­na esta­dou­ni­den­se a avan­zar por un camino sobe­rano?

Entre los bene­fi­cia­dos por el indul­to se encuen­tran polí­ti­cos y dipu­tados opo­si­to­res (27 de ellos) como Freddy Gue­va­ra (“hués­ped” en la emba­ja­da chi­le­na en Cara­cas) Henry Ramos Allup (secre­ta­rio gene­ral del par­ti­do ultra­de­re­chis­ta Acción Demo­crá­ti­ca). Marie­la Maga­lla­nes, Tomás Gua­ni­pa, Nic­mer Evans y Gil­ber Caro entre otros. Entre los nom­bres tam­bién sobre­sa­le el de Rober­to Marre­ro, el ex jefe de gabi­ne­te del auto­pro­cla­ma­do Juan Guai­dó y otros nom­bres secun­da­rios, pero acti­vos par­ti­ci­pan­tes en los pla­nes de des­es­ta­bi­li­za­ción de Vene­zue­la. El acuer­do fue toma­do tras con­ver­sa­cio­nes entre el gobierno y un sec­tor de la opo­si­ción enca­be­za­do por el ex can­di­da­to pre­si­den­cial Hen­ri­que Capri­les, pre­vio a las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias del 6 de diciem­bre, que está sien­do sabo­tea­do por Washing­ton, el Gru­po de Lima y polí­ti­cos opo­si­to­res, con­ven­ci­dos que el camino del éxi­to radi­ca en más san­cio­nes, embar­gos, blo­queos y con­ge­la­mien­to de acti­vos, que sig­ni­fi­can un duro pesar para la socie­dad vene­zo­la­na.

Como mues­tra que la deci­sión del pre­si­den­te Madu­ro, para algu­nos de los bene­fi­cia­dos, no tie­ne impor­tan­cia, con­ven­ci­dos que el camino polí­ti­co es el des­truir todo inten­to de diá­lo­go, seguir el pro­ce­so de demo­li­ción eco­nó­mi­ca del país; la ex dipu­tada Marie­la Maga­lla­nes sos­tu­vo que “este indul­to no tie­ne nin­gún valor pues no reco­noz­co a Madu­ro como pre­si­den­te y en Vene­zue­la no hay Esta­do de dere­cho” decla­ra­cio­nes demos­tra­ti­vas, que la deci­sión guber­na­men­tal está des­co­lo­can­do a per­so­na­jes como Freddy Gue­va­ra “hués­ped” des­de el 4 de noviem­bre del año 2017 en la repre­sen­ta­ción diplo­má­ti­ca chi­le­na en Cara­cas, que deja en incó­mo­da posi­ción al gobierno chi­leno, que reco­no­ce al auto­pro­cla­ma­do. ¿Qué hará el gobierno de Piñe­ra? Lo lógi­co es que le pida a Gue­va­ra que ter­mi­ne su alo­ja­mien­to en la emba­ja­da y si no lo hace, es por­que así lo deci­de el gobierno chi­leno, que­dan­do cla­ra la impli­can­cia de la admi­nis­tra­ción de Sebas­tián Piñe­ra en los inten­tos gol­pis­tas.

Un gobierno chi­leno que con una cri­sis social, polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca de enver­ga­du­ra se da maña para dar con­se­jos a Vene­zue­la. Efec­ti­va­men­te, el can­ci­ller chi­leno Andrés Alla­mand emi­tió un twit­ter don­de seña­la que “Libe­ra­ción de pre­sos polí­ti­cos en Vene­zue­la debe ser acom­pa­ña­da de otras medi­das orien­ta­das a dotar de legi­ti­mi­dad al pro­ce­so elec­to­ral. Hay que ase­gu­rar voto libre, órgano elec­to­ral inde­pen­dien­te y obser­va­ción inter­na­cio­nal” Decla­ra­ción que tuvo una dura res­pues­ta del can­ci­ller vene­zo­lano Jor­ge Arrea­za quien seña­ló “Sr. Alla­mand. ¿quién se cree usted para pre­ten­der vali­dar elec­cio­nes en Vene­zue­la? For­ma usted par­te de un gobierno pro­fun­da­men­te impo­pu­lar de ori­gen y de acción. Res­pe­te la sobe­ra­nía del pue­blo vene­zo­lano y ocú­pe­se de la tra­ge­dia neo­li­be­ral que le han impues­to a su pue­blo”.

La medi­da de Madu­ro da un giro ines­pe­ra­do a una opo­si­ción extre­ma, que no espe­ra­ba una juga­da así y que ade­más se encuen­tra con decla­ra­cio­nes inter­na­cio­na­les de apo­yo a la medi­da anun­cia­da des­de el Pala­cio de Mira­flo­res. El alto repre­sen­tan­te de la Unión Euro­pea (UE) para la Polí­ti­ca Exte­rior, Josep Borrell, decla­ró que “La excar­ce­la­ción de un con­si­de­ra­ble núme­ro de pre­sos polí­ti­cos y dipu­tados per­se­gui­dos en Vene­zue­la, es una bue­na noti­cia y una con­di­ción sine qua non para seguir avan­zan­do en la orga­ni­za­ción de unas elec­cio­nes libres, inclu­si­vas y trans­pa­ren­tes. La Unión Euro­pea segui­rá apo­yan­do una sali­da polí­ti­ca a la cri­sis del país lati­no­ame­ri­cano, que pasa por la trans­pa­ren­cia y la liber­tad en las elec­cio­nes”. Por su par­te, la alta comi­sio­na­da de la ONU para los dere­chos huma­nos, Miche­lle Bache­let, seña­ló con rela­ción al indul­to de 110 per­so­nas, encar­ce­la­das, fue­ra del país o bajo medi­das cau­te­la­res que “Valo­ro esta deci­sión como un paso sig­ni­fi­ca­ti­vo en los esfuer­zos en favor de la aper­tu­ra del espa­cio demo­crá­ti­co y de la mejo­ra de la situa­ción de dere­chos huma­nos en el país”

Hoy por hoy resul­ta evi­den­te, que el apo­yo a Juan Guai­dó, el auto­pro­cla­ma­do, repre­sen­ta un resi­duo insig­ni­fi­can­te, un polí­ti­co más pare­ci­do a un actor secun­da­rio de The Wal­king Death, un zom­bi, un muer­to vivien­te. Un diri­gen­te con un apo­yo des­hi­la­cha­do, con acu­sa­cio­nes de corrup­ción que cru­zan a su fami­lia y su entorno. Un per­so­na­je que va sien­do espar­ci­do como la ceni­za de un ciga­rri­llo. Un títe­re cuyo titi­ri­te­ro tie­ne pro­ble­mas mayo­res, que seguir manio­bran­do a este muñe­co sin rum­bo. Y, en ese esce­na­rio sur­gen aque­llos que están dis­pues­tos a par­ti­ci­par de las elec­cio­nes del 6 de diciem­bre como una mane­ra de no ser deja­dos a la vera del camino. Fac­to­res y lide­raz­gos de todo el espec­tro polí­ti­co vene­zo­lano han decan­ta­do por par­ti­ci­par en las elec­cio­nes del 6 de diciem­bre. Inclu­so, la cúpu­la gol­pis­ta extre­mo dere­chis­ta cató­li­ca, agru­pa­da en la Con­fe­ren­cia Epis­co­pal ha deci­di­do aus­pi­ciar las elec­cio­nes.

La opo­si­ción vene­zo­la­na ante la medi­da de Madu­ro se encuen­tra en una encru­ci­ja­da pues par­te de ella, entre los que se cuen­ta el pro­pio ex can­di­da­to pre­si­den­cial Hen­ri­que Capri­les Radonsky ha mani­fes­ta­do su volun­tad de exi­gir “con­di­cio­nes míni­mas” que per­mi­tan a su sec­tor par­ti­ci­par de las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias. En un comu­ni­ca­do dado a cono­cer el pasa­do 23 de agos­to este diri­gen­te opo­si­tor decla­ró que “un even­to elec­to­ral siem­pre pue­de con­ver­tir­se en un hecho movi­li­za­dor que per­mi­ta al país reen­con­trar el camino de la polí­ti­ca, estan­do cons­cien­tes de que lo pri­me­ro es la vida de los vene­zo­la­nos que se enfren­tan en terri­bles con­di­cio­nes a la pan­de­mia”. Una pos­tu­ra que enfren­ta, cla­ra­men­te, a la del auto­pro­cla­ma­do Juan Guai­dó (cada día más escuá­li­do de fuer­zas) que enca­be­za aque­lla posi­ción de no par­ti­ci­par en un pro­ce­so que til­da de “frau­de elec­to­ral”, incli­nán­do­se por una estra­te­gia que con­tem­pla un ple­bis­ci­to como alter­na­ti­va.

Par­ti­ci­par del pro­ce­so elec­to­ral y el ple­bis­ci­to son ideas abso­lu­ta­men­te incom­pa­ti­bles y que medi­rán fuer­zas en el trans­cur­so de estas sema­nas, ya sea para ganar adep­tos entre las fuer­zas polí­ti­cas y movi­mien­tos opo­si­to­res, como tam­bién ganar el apo­yo polí­ti­co y finan­cie­ro, siem­pre bien­ve­ni­do para los ávi­dos bol­si­llos de una cas­ta polí­ti­ca, que se ha bene­fi­cia­do de su con­di­ción opo­si­to­ra, de la intere­sa­da “gene­ro­si­dad” de Washing­ton, enfras­ca­do hoy en sus pro­pios pro­ble­mas y cri­sis inter­nas y con­flic­tos inter­na­cio­na­les. Esta con­tien­da opo­si­to­ra vene­zo­la­na podría acti­var la eje­cu­ción de otra medi­da del gobierno, que podría ser la habi­li­ta­ción elec­to­ral de Capri­les (recor­de­mos que en abril del año 2017 Capri­les fue inha­bi­li­ta­do, por irre­gu­la­ri­da­des admi­nis­tra­ti­vas cuan­do ejer­ció el car­go de gober­na­dor del esta­do de Miran­da. Como tam­bién algu­nas exi­gen­cias y garan­tías elec­to­ra­les soli­ci­ta­das por la opo­si­ción menos viru­len­ta – que estu­vie­ron en la mesa de nego­cia­ción en Oslo – que daría un nue­vo gol­pe a Guai­dó y a sus hues­tes más extre­mis­tas.

Diver­sas encues­tas con­si­de­ra­das fia­bles, den­tro de este uni­ver­so de empre­sas encues­ta­do­ras, que rubri­can, que a fina­les del mes de agos­to el 60% de los vene­zo­la­nos mues­tran inten­ción de par­ti­ci­par en las elec­cio­nes. Una cifra que reme­ce la visión de la opo­si­ción extre­ma, que per­ci­be que sus lla­ma­dos a no par­ti­ci­par sólo con­si­gue mos­trar­los como intran­si­gen­tes en momen­tos que el diá­lo­go es el lla­ma­do prin­ci­pal. Como igual­men­te la deci­sión de Madu­ro, de indul­tar a 110 per­so­na­jes opo­si­to­res colo­ca en la dis­yun­ti­va a algu­nos de ellos, que han basa­do su tra­ba­jo opo­si­tor en no reco­no­cer a Nico­lás Madu­ro como pre­si­den­te. Si acep­tan el indul­to es evi­den­te que acep­tan la deci­sión de un man­da­ta­rio.

Para el ana­lis­ta José Ávi­la la exi­gen­cia a estos per­so­na­jes indul­ta­dos, es que “vayan a la are­na polí­ti­ca a hacer polí­ti­ca con “P” mayús­cu­la y que pre­sen­ten al país un plan, una pro­pues­ta libre de inje­ren­cias y dejen de pedir inva­sión mili­tar a la patria que los vio nacer…Legalmente, doc­tri­nal­men­te y polí­ti­ca­men­te, la deci­sión toma­da por el pre­si­den­te Madu­ro es una deci­sión correc­ta, que orien­ta un plan de paz y la convivencia…lo que hagan los indul­ta­dos de aquí en ade­lan­te será su res­pon­sa­bi­li­dad. La his­to­ria los juz­ga­rá. Nico­lás que­da­rá como un hom­bre de esta­do, que ha hecho de la mag­na­ni­mi­dad una vir­tud. ¿qué harán los bene­fi­cia­rios que has­ta hace unas horas gri­ta­ban que no había nada que nego­ciar? Esta medi­da asi­la a los vio­len­tos y per­mi­te algo tan sagra­do como lo es, pasar nue­va­men­te a ope­rar la polí­ti­ca des­de la libertad…Nicolás Madu­ro es el pre­si­den­te de la nación más ase­dia­da del pla­ne­ta y debe, por todos los medios, ase­gu­rar la paz y el orden interno”

En este pano­ra­ma de deci­sio­nes sobre indul­to, lla­ma­do al diá­lo­go, se requie­re con­fir­mar si la con­fe­ren­cia epis­co­pal, que apo­ya la rea­li­za­ción de este even­to elec­to­ral, el Gru­po de Lima y todos aque­llos que han mar­cha­do al son de la polí­ti­ca de máxi­ma pre­sión de Washing­ton con­tra Vene­zue­la, van a apo­yar deci­di­da­men­te las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias o segui­rán en esa pos­tu­ra des­es­ta­bi­li­za­do­ra. Lo que demos­tra­ría aún más que nun­ca estu­vo en los obje­ti­vos el apo­yar el mani­do tema de “elec­cio­nes demo­crá­ti­cas” Es nece­sa­rio saber si apo­ya­ran los modos, usos y cos­tum­bres de la demo­cra­cia repre­sen­ta­ti­va o están espe­ran­do el reedi­tar fra­ca­sos esti­lo Ope­ra­ción Cúcu­ta, Ope­ra­ción de des­em­bar­co en la Guai­rá u otro expe­ri­men­to que ter­mi­nan con polí­ti­cos, mer­ce­na­rios y extre­mis­tas pre­sos. Aque­llos que res­pe­ta­mos a Vene­zue­la y desea­mos lo mejor para su pue­blo, espe­ra­mos que sea la espe­ran­za la que sal­ga de esta caja de pan­do­ra y que los demo­nios y cala­mi­da­des sean sólo par­te de un mito.

Fuen­te: Tele­SUR

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *