Argen­ti­na. “Nadie se sui­ci­da en una comi­sa­ría, a Maga­lí Mora­les la mató la poli­cía”

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 07 de sep­tiem­bre de 2020.

¿Qué pasó con Flo­ren­cia Maga­lí Mora­les? Se pre­gun­tan, hace más de cin­co meses, las per­so­nas auto­con­vo­ca­das que acom­pa­ñan el caso en San­ta Rosa de Con­la­ra en la pro­vin­cia de San Luis. Des­de enton­ces, el día 5 de cada mes, tan­to en las calles como en las redes socia­les, el pedi­do es el mis­mo. Des­de dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes femi­nis­tas: “Red con­tra la vio­len­cia en el valle del Con­la­ra”, “Nin­gu­nas san­tas” y “Mesa de la mujer de car­pin­te­ría” com­par­ten con ANRed: “Se la encon­tró sin vida den­tro del esta­ble­ci­mien­to poli­cial y la vio­len­cia ins­ti­tu­cio­nal se hizo pre­sen­te nue­va­men­te. La res­pues­ta de las fuer­zas de segu­ri­dad y los orga­nis­mos esta­ta­les no han hecho más que gene­rar hipó­te­sis con­fu­sas sobre su muer­te, vul­ne­rar sus dere­chos e incum­plir las leyes pro­vin­cia­les y nacio­na­les, tales como la Ley 27372 de Pro­tec­ción de las Víc­ti­mas de Deli­tos y la Ley 26485 de Pro­tec­ción Inte­gral a las Muje­res”. Este 5 de setiem­bre, por el retorno a fase 1 en la pro­vin­cia de San Luis, la acción de radio abier­ta con­vo­ca­da en la pla­za de San­ta Rosa que­dó sus­pen­di­da. Sin embar­go, el pedi­do de jus­ti­cia y visi­bi­li­za­ción de la cau­sa se expre­só en un comu­ni­ca­do fir­ma­do por diver­sas orga­ni­za­cio­nes. 

El domin­go 5 de abril, Flo­ren­cia Maga­lí Mora­les fue vis­ta por últi­ma vez en la comi­sa­ría del Dis­tri­to 25° de San­ta Rosa del Con­la­ra pro­vin­cia de San Luis. Al día siguien­te de la muer­te de Flo­ren­cia, todos los medios publi­ca­ron la ver­sión poli­cial de que había sido dete­ni­da en la maña­na del domin­go por vio­lar la cua­ren­te­na. Según infor­ma­ban, cir­cu­la­ba en bici­cle­ta, en con­tra­mano, por la calle Riva­da­via la ciu­dad de San­ta Rosa un día que no le corres­pon­día, según la ter­mi­na­ción de su DNI. Y en horas de la tar­de, se habría sui­ci­da­do den­tro de la cel­da, en la que había sido alo­ja­da. Sin embar­go, los regis­tros fíl­mi­cos evi­den­cia­ron que Flo­ren­cia se pre­sen­tó en la comi­sa­ria espon­tá­nea­men­te, dejan­do su bici­cle­ta en la puer­ta. “No pode­mos dejar de pre­gun­tar­nos, cuál era la fina­li­dad de des­vir­tuar el moti­vo del ingre­so de Flo­ren­cia a la comi­sa­ría.”

El 8 de abril, se publi­có en el Bole­tín Ofi­cial de San Luis, el Acuer­do 163 del Supe­rior Tri­bu­nal de Jus­ti­cia, que incor­po­ra para la inter­ven­ción del Minis­te­rio Públi­co Fis­cal dos pro­to­co­los: el “Pro­to­co­lo lati­no­ame­ri­cano de inves­ti­ga­ción de las muer­tes vio­len­tas de muje­res, por razo­nes de géne­ro” y el “Pro­to­co­lo para la inves­ti­ga­ción y liti­gio de casos de muer­tes vio­len­tas de muje­res”, de la Uni­dad Fis­cal espe­cia­li­za­da en vio­len­cia con­tra las muje­res del Minis­te­rio Públi­co Fis­cal de la Nación.

Sin embar­go, y pese a que ambos pro­to­co­los esta­ble­cen que deben ser apli­ca­dos en casos de sui­ci­dios, el fis­cal de la cau­sa, no plan­teó su apli­ca­ción en el caso de Flo­ren­cia. “¿Por qué no lo hizo? La ver­dad, no encon­tra­mos res­pues­ta a este inte­rro­gan­te. No se tra­ta de una nor­ma­ti­va, que afec­te garan­tías cons­ti­tu­cio­na­les de even­tua­les impu­tados, sino de la apli­ca­ción de direc­tri­ces ela­bo­ra­das con­for­me los están­da­res inter­na­cio­na­les, en mate­ria de Dere­chos Huma­nos de las muje­res, con el fin de pro­pi­ciar inves­ti­ga­cio­nes efi­ca­ces y trans­pa­ren­tes como la que exi­gi­mos en este caso, ya que aquí está en jue­go la res­pon­sa­bi­li­dad direc­ta del Esta­do. Flo­ren­cia, no apa­re­ció muer­ta en su domi­ci­lio, sino en una comi­sa­ría.

La Ley de Pro­tec­ción de las Víc­ti­mas de Deli­tos, 27372, es una ley de orden públi­co, es decir, que debe apli­car­se en todo el país. Enton­ces, aun cuan­do la pro­vin­cia no haya reade­cua­do sus nor­mas pro­ce­sa­les en lo sus­tan­cial, su apli­ca­ción es obli­ga­to­ria. Esta ley, amplía el con­cep­to de víc­ti­mas; pue­den ser víc­ti­mas direc­tas, como es Flo­ren­cia o indi­rec­tas como, en este caso, su fami­lia que está en Men­do­za. Tam­bién, esta­ble­ce el dere­cho que tie­nen las víc­ti­mas indi­rec­tas de sol­ven­tar los gas­tos, cuan­do por sus cir­cuns­tan­cias per­so­na­les, se encuen­tran impo­si­bi­li­ta­das de pagar­los y, por otro lado, el dere­cho de apor­tar prue­bas.

Aho­ra bien, esto se vul­ne­ró ya que, cuan­do se orde­na la revi­sión de la segun­da autop­sia, los cos­tos del tras­la­do del cuer­po que­da­ron a car­go de la fami­lia, lo que equi­va­le a alegar/​negar la medi­da. Enton­ces, no sola­men­te se vul­ne­ró el ejer­ci­cio de ese dere­cho, sino que tam­bién se vul­ne­ró el dere­cho de apor­tar prue­bas. Aquí, no tene­mos que olvi­dar que el pedi­do de la segun­da autop­sia, obe­de­cía a una pri­me­ra autop­sia defec­tuo­sa, con varias omi­sio­nes.

Tam­bién, se vul­ne­ró el dere­cho de apor­tar prue­bas cuan­do no se admi­te la par­ti­ci­pa­ción de los peri­tos en cri­mi­na­lís­ti­ca pro­pues­tos por la fami­lia, es decir, peri­tos de par­te, para la medi­da de ins­pec­ción ocu­lar, que fue sus­pen­di­da por la situa­ción epi­de­mio­ló­gi­ca. No se entien­de el moti­vo del recha­zo, el mis­mo códi­go pro­ce­sal de la pro­vin­cia esta­ble­ce que las par­tes (en este caso las víc­ti­mas) pue­den ofre­cer peri­tos a su cos­ta. Enton­ces, aquí tam­bién adver­ti­mos seve­ras barre­ras en ejer­ci­cio de la fami­lia de Flo­ren­cia.”

Comu­ni­ca­do del 5 de sep­tiem­bre de 2020.

Fuen­te: AnRed

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *