El Sal­va­dor. Buke­le pac­tó bene­fi­cios judi­cia­les con MS-13 a cam­bio de apo­yo elec­to­ral

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 5 de sep­tiem­bre de 2020.

Nayib Buke­le, man­da­ta­rio sal­va­do­re­ño pac­tó una reduc­ción de los crí­me­nes a cam­bio del res­pal­do de la Mara Sal­va­tru­cha 13, según reve­ló el perió­di­co digi­tal «El Faro».

Una inves­ti­ga­ción perio­dís­ti­ca del perió­di­co digi­tal El Faro reve­ló este vier­nes que el Gobierno de Nayib Buke­le de El Sal­va­dor nego­ció con la Mara Sal­va­tru­cha 13 (MS-13) bene­fi­cios peni­ten­cia­rios a cam­bio de una reduc­ción en el núme­ro de homi­ci­dios en el país. El dia­rio apor­ta regis­tros de las visi­tas, foto­gra­fías y docu­men­tos ofi­cia­les redac­ta­dos por fun­cio­na­rios del Gobierno que apun­tan a un pac­to con los líde­res de la pan­di­lla, con­si­de­ra­da orga­ni­za­ción terro­ris­ta por Esta­dos Uni­dos.

Des­de que hace un año lle­gó al poder del país cen­tro­ame­ri­cano, Nayib Buke­le ha pre­su­mi­do su polí­ti­ca de “mano dura” con­tra la vio­len­cia de las pan­di­llas gra­cias a la que logró bajar drás­ti­ca­men­te el núme­ro de ase­si­na­tos. Entre enero y mayo de 2019 se come­tie­ron 1.345 homi­ci­dios en El Sal­va­dor, con­si­de­ra­do uno de los paí­ses más vio­len­tos del mun­do. En el mis­mo perio­do de este año la cifra fue de 519.

Los docu­men­tos dejan regis­tro de lo nego­cia­do a lo lar­go de con­ver­sa­cio­nes y visi­tas a las cár­ce­les duran­te varios meses de per­so­nal de con­fian­za de Buke­le. En algu­nos casos fue­ron peque­ños bene­fi­cios coti­dia­nos, como per­mi­tir en las cár­ce­les de pan­di­llas la ven­ta de pro­duc­tos de la cade­na Pollo Cam­pe­ro, piz­zas, pupu­sas o golo­si­nas, o tras­la­dar a los cus­to­dios que los pan­di­lle­ros con­si­de­ra­ban muy agre­si­vos. Otras con­ce­sio­nes más amplias fue­ron rever­tir la deci­sión toma­da en abril pasa­do de jun­tar a miem­bros de pan­di­llas con­tra­rias en las mis­mas cel­das, ablan­dar el régi­men de máxi­ma segu­ri­dad, dero­gar leyes o dar a los pan­di­lle­ros nue­vos “bene­fi­cios” en caso de que Buke­le logre con­trol del Con­gre­so en las elec­cio­nes de febre­ro de 2021.

A cam­bio de todo ello, la pan­di­lla más nume­ro­sa del país se com­pro­me­tió a cerrar “las vál­vu­las” de ase­si­na­tos y a “apo­yar” al par­ti­do ofi­cial en las pró­xi­mas elec­cio­nes, seña­lan lo docu­men­tos de inte­li­gen­cia peni­ten­cia­ria a los que tuvo acce­so El Faro. Entre las comu­ni­ca­cio­nes inter­cep­ta­das se escu­cha a los líde­res encar­ce­la­dos de la pan­di­lla orde­nar a quie­nes están en liber­tad que con­ti­núen “cal­ma­dos”, por­que hay diá­lo­go con el Gobierno.

Des­de su lle­ga­da al poder, Nayib Buke­le se ha carac­te­ri­za­do por sus des­ma­nes auto­ri­ta­rios, el per­ma­nen­te enfren­ta­mien­to con casi todos los pode­res del país y has­ta un frus­tra­do inten­to de tomar el Con­gre­so. Todo ello en ape­nas 14 meses en la pre­si­den­cia. Duran­te este tiem­po ha nom­bra­do y cesa­do minis­tros por Twit­ter y ha ata­ca­do con viru­len­cia a la Jus­ti­cia, a los dipu­tados, a orga­nis­mos de Dere­chos Huma­nos y la pren­sa. Aun­que goza de una de las cuo­tas de popu­la­ri­dad más altas del con­ti­nen­te, gobier­na en mino­ría en la cáma­ra, por lo que aspi­ra a una abul­ta­da vic­to­ria en las legis­la­ti­vas de 2021 con la que con­so­li­dar su poder.

Pre­ci­sa­men­te ha sido en las redes socia­les don­de el man­da­ta­rio ha res­pon­di­do a la publi­ca­ción perio­dís­ti­ca col­gan­do varias foto­gra­fías del inte­rior de las cár­ce­les don­de los pre­sos son some­ti­dos a humi­lla­cio­nes. “¿Dón­de hay una tan sola prue­ba de algún pri­vi­le­gio? ¿Por qué en los pena­les hay orden, lim­pie­za, comu­ni­ca­ción con el exte­rior, requi­sas, y múl­ti­ples cas­ti­gos? ¿Dón­de están las pros­ti­tu­tas, fies­tas, dro­gas, Plays­ta­tions, inter­net, celu­la­res, que habían antes?”, se defen­dió en Twit­ter. “El pue­blo sal­va­do­re­ño está feliz, que des­pués de una gue­rra civil y 30 años más de delin­cuen­cia, pue­den vivir en un país muchí­si­mo más segu­ro, que el de antes”, escri­bió.

A la publi­ca­ción de El Faro se suma un recien­te infor­me de Inter­na­tio­nal Cri­sis Group en el que des­ta­ca la reduc­ción en el núme­ro de muer­tos en el país y la alta apro­ba­ción popu­lar de la que goza Buke­le gra­cias a la polí­ti­ca de “puño de hie­rro”. Pero “las razo­nes del éxi­to podrían estar en los enten­di­mien­tos tran­qui­los e infor­ma­les entre las pan­di­llas y el Gobierno”, dice el infor­me publi­ca­do en julio, sobre cuyos “enten­di­mien­tos” hoy se han cono­ci­do las prue­bas.

Las reve­la­cio­nes de los perio­dis­tas Car­los Mar­tí­nez, Oscar Mar­tí­nez, Ser­gio Arauz y Efrén Lemus no son el úni­co pro­ble­ma al que se enfren­ta el man­da­ta­rio. A la polé­mi­ca en casa se suman las dudas que levan­ta Buke­le en Esta­do Uni­dos. Has­ta el momen­to el pre­si­den­te cen­tro­ame­ri­cano ha exhi­bi­do su bue­na rela­ción con Trump, de hecho, casi cua­tro meses des­pués de que asu­mie­ra el poder, el man­da­ta­rio esta­dou­ni­den­se lo reci­bió en Washing­ton y se refi­rió a él como un socio que está hacien­do un gran tra­ba­jo con­tra la MS-13. Trump se ha refe­ri­do a la pan­di­lla como un “car­tel” de “ani­ma­les”. “Son la gen­te más ruda que hayas cono­ci­do. Están matan­do y vio­lan­do a todo mun­do allá. Son ile­ga­les”, dijo en diciem­bre de 2016.

Sin embar­go, un cable de la agen­cia The Asso­cia­ted Press publi­ca­do este vier­nes seña­la que esas rela­cio­nes no pare­cen tan bue­nas. Un alto fun­cio­na­rio esta­dou­ni­den­se le dijo al Gobierno de El Sal­va­dor que las ayu­das con­tra la pobre­za de Washing­ton podrían no lle­gar debi­do al enfren­ta­mien­to Buke­le con la Cor­te Supre­ma y al Con­gre­so sal­va­do­re­ño.

El repro­che de la Admi­nis­tra­ción Trump, el mayor donan­te del país, se pro­du­jo en una car­ta del 29 de mayo a un asis­ten­te del pre­si­den­te de Tho­mas Kelly, vice­pre­si­den­te inte­ri­no de Millen­nium Cha­llen­ge Cor­po­ra­tion, una agen­cia de ayu­da exte­rior inde­pen­dien­te de EE UU que ha com­pro­me­ti­do casi 300 millo­nes de dóla­res en sub­ven­cio­nes al peque­ño país cen­tro­ame­ri­cano.

Actual­men­te el Con­gre­so de EE UU eva­lúa si exten­der el pla­zo del 9 de sep­tiem­bre para gas­tar la ayu­da de Esta­dos Uni­dos y las crí­ti­cas refle­jan la preo­cu­pa­ción cre­cien­te entre los legis­la­do­res prin­ci­pal­men­te demó­cra­tas de que Buke­le “esté lle­van­do al país por un rum­bo auto­ri­ta­rio, como cuan­do uti­li­zó mili­ta­res para inti­mi­dar a la cáma­ra o su recha­zo a un fallo del Tri­bu­nal Supe­rior de Jus­ti­cia con­tra las duras res­tric­cio­nes por la pan­de­mia”, seña­la AP.

Las prue­bas de que el Gobierno de Nayib Buke­le está nego­cian­do con la Mara Sal­va­tru­cha 13 son docu­men­tos ofi­cia­les del pro­pio Gobierno.

El Faro tie­ne en su poder copias de cien­tos de repor­tes del sis­te­ma peni­ten­cia­rio que con­fir­man dece­nas de reunio­nes secre­tas entre fun­cio­na­rios y líde­res pan­di­lle­ros des­de junio de 2019 e infor­mes de inte­li­gen­cia que expli­can lo pac­ta­do en esos encuen­tros. Los repre­sen­tan­tes del Eje­cu­ti­vo y la MS-13 han nego­cia­do la reduc­ción de homi­ci­dios, bene­fi­cios car­ce­la­rios y pro­me­sas de lar­go pla­zo vin­cu­la­das al resul­ta­do de las elec­cio­nes legis­la­ti­vas de 2021.

El pro­pio Gobierno –a tra­vés del sis­te­ma peni­ten­cia­rio– ha docu­men­ta­do con gran nivel de deta­lle algu­nas de las inte­rio­ri­da­des de su nego­cia­ción con esa orga­ni­za­ción cri­mi­nal. Las evi­den­cias en poder de El Faro regis­tran los recu­rren­tes ingre­sos del direc­tor gene­ral de Cen­tros Pena­les, Osi­ris Luna, y del direc­tor de la Direc­ción de Recons­truc­ción del Teji­do Social, Car­los Marro­quín, acom­pa­ña­dos por hom­bres enca­pu­cha­dos, para sos­te­ner encuen­tros con los prin­ci­pa­les cabe­ci­llas de la pan­di­lla en Zaca­te­co­lu­ca e Izal­co Fase III.

Los regis­tros peni­ten­cia­rios, fir­ma­dos y sella­dos, abun­dan en nom­bres de fun­cio­na­rios y de pan­di­lle­ros que par­ti­ci­pa­ron en los encuen­tros, horas de ingre­sos y sali­das, apun­tes de irre­gu­la­ri­da­des que rayan en lo ile­gal, pla­cas de vehícu­los, deta­lles sobre la loca­li­za­ción de las cel­das o de los espa­cios don­de han ocu­rri­do las reunio­nes. Tam­bién inclu­yen infor­mes con­fi­den­cia­les de inte­li­gen­cia peni­ten­cia­ria, ela­bo­ra­dos por los direc­to­res y sub­di­rec­to­res de las cár­ce­les a par­tir de infor­ma­ción pro­por­cio­na­da por reos que cola­bo­ran con las auto­ri­da­des. A esa infor­ma­ción, los agen­tes de inte­li­gen­cia de esta admi­nis­tra­ción la cali­fi­ca­ron de “fide­dig­na” en memo­ran­dos ofi­cia­les.

Esos docu­men­tos dejan regis­tro de lo nego­cia­do a lo lar­go de los meses en visi­tas a las cár­ce­les, que va des­de peque­ños bene­fi­cios coti­dia­nos ini­cia­les, como per­mi­tir en las cár­ce­les de pan­di­llas la ven­ta de Pollo Cam­pe­ro, piz­za, pupu­sas o golo­si­nas; o tras­la­dar a algu­nos cus­to­dios que los pan­di­lle­ros con­si­de­ra­ron muy agre­si­vos; inclu­yó rever­tir a media­dos de este año la deci­sión toma­da en abril pasa­do de jun­tar a miem­bros de pan­di­llas con­tra­rias en las mis­mas cel­das; y lle­ga has­ta la pro­me­sa hecha por los fun­cio­na­rios del Eje­cu­ti­vo de reblan­de­cer el régi­men de máxi­ma segu­ri­dad, dero­gar leyes y dar a los pan­di­lle­ros “bene­fi­cios” en caso de que el Gobierno logre con­trol del poder legis­la­ti­vo tras las elec­cio­nes de febre­ro de 2021.

Los docu­men­tos ofi­cia­les con­fir­man que algu­nos de esos acuer­dos ya comen­za­ron a mate­ria­li­zar­se: en un memo­ran­do envia­do por el sub­di­rec­tor del penal de Zaca­te­co­lu­ca al direc­tor de ese cen­tro el ocho de agos­to, se ase­gu­ra que fue el pro­pio Osi­ris Luna quien orde­nó rever­tir la deci­sión de mez­clar a pan­di­lle­ros con­tra­rios en las cel­das, para vol­ver a la moda­li­dad de cel­das exclu­si­vas para cada pan­di­lla. Una fuen­te de Cen­tros Pena­les ase­gu­ró a este perió­di­co que la medi­da se ha rever­ti­do en todas las cár­ce­les de pan­di­llas. 

La deci­sión de mez­clar pan­di­lle­ros con­tra­rios en las mis­mas cel­das fue anun­cia­da con bom­bo y pla­ti­llo por el Gobierno. El 26 de abril, el mis­mo Luna escri­bió en su cuen­ta de Twit­ter: “Este día se aca­ba­ron las cel­das de una mis­ma pan­di­lla, hemos mez­cla­do a todos los gru­pos terro­ris­tas en la mis­ma cel­da, en todos los @CentrosPenales de Segu­ri­dad. ¡El Esta­do se res­pe­ta!”. El mis­mo pre­si­den­te Buke­le alar­deó la medi­da en su cuen­ta ofi­cial un día des­pués: “De aho­ra en ade­lan­te, todas las cel­das de pan­di­lle­ros en nues­tro país, per­ma­ne­ce­rán sella­das. Ya no se podrá ver hacia afue­ra de la cel­da. Esto evi­ta­rá que pue­dan comu­ni­car­se con señas hacia el pasi­llo. Esta­rán aden­tros (sic), en lo oscu­ro, con sus ami­gos de la otra pan­di­lla”. La rever­sión, por el con­tra­rio, no ha sido públi­ca.

Fuen­te: El Faro

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *