Vene­zue­la. Madu­ro, una juga­da maes­tra por la paz

Por Geral­di­na Colot­ti, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 3 sep­tiem­bre 2020.-

Una juga­da maes­tra. Así apa­re­ció, en el esce­na­rio polí­ti­co inter­na­cio­nal, la deci­sión del pre­si­den­te vene­zo­lano, Nico­lás Madu­ro, de otor­gar el indul­to a 103 figu­ras de la opo­si­ción, en espe­ra de jui­cio por diver­sos deli­tos. Una juga­da maes­tra por la paz, para rom­per el cer­co impe­ria­lis­ta a Vene­zue­la, qui­tan­do argu­men­tos a quie­nes, en Euro­pa y en las prin­ci­pa­les ins­ti­tu­cio­nes inter­na­cio­na­les, usan el pre­tex­to de los «dere­chos huma­nos» para boi­co­tear las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias del 6 de diciem­bre.

El decre­to pre­si­den­cial, que se basa en la cons­ti­tu­ción boli­va­ria­na y que tam­bién uti­li­zó Chá­vez, fue leí­do por el minis­tro de Comu­ni­ca­ción, Jor­ge Rodrí­guez, duran­te una rue­da de pren­sa inter­na­cio­nal. “En aras de la Recon­ci­lia­ción y en cum­pli­mien­to de los acuer­dos alcan­za­dos en sep­tiem­bre de 2019 en la Mesa de Diá­lo­go Nacio­nal – expli­có Rodrí­guez – el pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro otor­ga el indul­to a 110 opo­si­to­res, pro­ce­sa­dos por diver­sos deli­tos rela­cio­na­dos con crí­me­nes de agre­sión con­tra la Nación vene­zo­la­na «. La deci­sión «alla­na el camino y abre nue­vas opor­tu­ni­da­des de par­ti­ci­pa­ción en las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias del 6 de diciem­bre», inclu­so si ‑espe­ci­fi­có el minis­tro- el indul­to no está con­di­cio­na­do direc­ta­men­te a la par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral.

Entre los 23 dipu­tados y 4 suplen­tes libe­ra­dos se encuen­tran Freddy Gue­va­ra, Juan Pablo Gua­ni­pa, Miguel Piza­rro y Juan Reque­sens, bajo arres­to domi­ci­lia­rio en los días pre­vios al decre­to, acu­sa­do de haber orga­ni­za­do el aten­ta­do con­tra Madu­ro. Tam­bién fue indul­ta­do Rober­to Marre­ro, asis­ten­te del auto­pro­cla­ma­do «pre­si­den­te inte­ri­no», Juan Guai­dó, y abo­ga­do del líder de Volun­tad Popu­lar, Leo­pol­do López.

Muchos de estos per­so­na­jes fue­ron acti­vos en la ola de vio­len­cia con­tra el gobierno des­ata­da en 2017 y en los demás inten­tos de des­es­ta­bi­li­za­ción orga­ni­za­dos a par­tir del par­la­men­to, don­de la opo­si­ción tuvo mayo­ría en las elec­cio­nes legis­la­ti­vas de 2015. En este sen­ti­do, es evi­den­te el inten­to de Madu­ro de cerrar una dra­má­ti­ca situa­ción en el país, devol­vien­do la com­pe­ten­cia polí­ti­ca a pará­me­tros cons­ti­tu­cio­na­les, y evi­tan­do en la medi­da de lo posi­ble las aven­tu­ras de gue­rra que los hal­co­nes del Pen­tá­gono pudie­ran deci­dir antes de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les del 3 de noviem­bre.

Apro­ve­cha­ron la medi­da pre­si­den­cial, tan­to los polí­ti­cos pre­sos como otros pro­fu­gos de la jus­ti­cia en el exte­rior, don­de siguen avi­van­do la cam­pa­ña de men­ti­ras con­tra el socia­lis­mo boli­va­riano. Y los medios de comu­ni­ca­ción en Euro­pa se vol­vie­ron hacia ellos. En Ita­lia, se entre­vis­tó a Marie­la Maga­lla­nes, dipu­tada del par­ti­do Cau­sa R, traí­da a Roma lue­go de una «misión huma­ni­ta­ria», que defi­nió la medi­da: «una far­sa», y reite­ró la posi­ción extre­mis­ta de Guai­dó, aho­ra ultra­mi­no­ría den­tro de su pro­pio cam­po. Nun­ca antes el fren­te de dere­cha ha esta­do más frag­men­ta­do e des­acre­di­ta­do. Los gru­pos prin­ci­pa­les son tres.

El ala más proatlán­ti­ca del fren­te «guai­do­sis­ta», repre­sen­ta­da por María Cori­na Macha­do, Die­go Arria y Anto­nio Ledez­ma, pro­po­ne explí­ci­ta­men­te una inter­ven­ción mili­tar exter­na y tra­ta de pre­sio­nar a Esta­dos Uni­dos.

Una solu­ción que Elliott Abrams defi­nió como «fan­ta­sio­sa», pero que sigue tenien­do sus con­tac­tos tan­to en la admi­nis­tra­ción nor­te­ame­ri­ca­na como en los pun­tos de arti­cu­la­ción de la «inter­na­cio­nal fas­cis­ta», acti­va en Euro­pa y Amé­ri­ca Lati­na.

La frac­ción cada vez más des­gas­ta­da de Guai­dó está for­ma­da por 27 par­ti­dos que se van vacian­do ante la pers­pec­ti­va de per­der, con la reno­va­ción de la Asam­blea Nacio­nal, inclu­so esa apa­rien­cia de legi­ti­mi­dad que vie­ne de ser dipu­tados elec­tos en 2015. Por ello, tie­ne pre­vis­to orga­ni­zar otro simu­la­cro de con­sul­ta “popu­lar”, en un inten­to por man­te­ner en pie la far­sa admi­nis­tra­ti­va de su par­la­men­to vir­tual.

«No se hace polí­ti­ca con inter­net», dijo Capri­les Radonsky, líder del par­ti­do Pri­me­ro Jus­ti­cia, al anun­ciar que había opta­do por la vía elec­to­ral. El ex can­di­da­to pre­si­den­cial, derro­ta­do por Chá­vez y lue­go por Madu­ro, en 2013, ha deci­di­do vol­ver a apro­ve­char la opor­tu­ni­dad. Dijo que comen­zó a estu­diar «los diver­sos pro­ce­sos de tran­si­ción en el mun­do» y se le ocu­rrió una com­pa­ra­ción con Polo­nia en los días de Lech Wale­sa.

«El Par­ti­do Comu­nis­ta de Polo­nia – argu­men­tó – en esas elec­cio­nes legis­la­ti­vas de 1989 reser­vó todos los esca­ños menos el 30%, y Wale­sa dijo: lucha­re­mos por ese 30%». Y así pre­ten­de hacer Capri­les, que ha pedi­do a la Unión Euro­pea y Nacio­nes Uni­das que par­ti­ci­pen como obser­va­do­res en las pró­xi­mas elec­cio­nes par­la­men­ta­rias. Tan­to la Unión Euro­pea como la alta comi­sio­na­da de la ONU para los Dere­chos Huma­nos, Miche­lle Bache­let, y Amnis­tía Inter­na­cio­nal, hizie­ron comen­ta­rios a favor del indul­to, mien­tras que el Vati­cano ya se había mani­fes­ta­do a favor de la cele­bra­ción de elec­cio­nes.

En car­ta envia­da a la ONU y a la UE, el can­ci­ller vene­zo­lano, Jor­ge Arrea­za, reite­ró la invi­ta­ción a asis­tir como obser­va­do­res, dada la exis­ten­cia de todas las garan­tías elec­to­ra­les, y vol­vió a denun­ciar la acti­tud inter­ven­cio­nis­ta de algu­nos gober­nan­tes de la región.

«Si la opo­si­ción acep­ta el indul­to, acep­ta al dic­ta­dor como pre­si­den­te legí­ti­mo», tui­teó el ex pre­si­den­te colom­biano, Andrés Pas­tra­na, tan obse­sio­na­do con el socia­lis­mo boli­va­riano como el secre­ta­rio gene­ral de la OEA, Luis Alma­gro. Un comen­ta­rio que, sin embar­go, resu­me el prin­ci­pal obje­ti­vo logra­do por Madu­ro con el indul­to: el de obli­gar a quie­nes habían apo­ya­do la far­sa de Guai­dó a nivel inter­na­cio­nal a reco­no­cer la evi­den­cia de los hechos, es decir, la legi­ti­mi­dad del gobierno boli­va­riano.

Una reali­dad que ridi­cu­li­za las pre­ten­sio­nes de unas figu­ras de extre­ma dere­cha que, tras obte­ner el indul­to, inten­ta­ron tre­par­se a los espe­jos, ale­gan­do no reco­no­cer «al dic­ta­dor», y anun­cian­do que de todos modos no ele­gi­rán la vía elec­to­ral.

«El pre­si­den­te tuvo la gran­de­za y la noble­za de enten­der que la paz de este país mere­ce todos nues­tros esfuer­zos», dijo el pre­si­den­te de la Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te, Dios­da­do Cabe­llo, vol­vien­do a su pro­gra­ma de tele­vi­sión Con El Mazo Dan­do, y sumán­do su voz a la expre­sa­da colec­ti­va­men­te tan­to en la AN como en el Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­do de Vene­zue­la para apo­yar el indul­to.

Lue­go, Cabe­llo se vol­vió hacia aque­llas áreas de la mili­tan­cia que han dige­ri­do mal la libe­ra­ción de «estos per­so­na­jes, muchos invo­lu­cra­dos en actos de terro­ris­mo e inten­tos de mag­ni­ci­dio», invi­tán­do­los a tener fe en la jus­ti­cia vene­zo­la­na. Pero el deba­te es fuer­te y una par­te de la izquier­da radi­cal con­si­de­ra esta deci­sión una con­fir­ma­ción del supues­to giro a la dere­cha del gobierno boli­va­riano.

El cha­vis­mo res­pon­de con polí­ti­ca, con­ti­nuan­do la apues­ta de Chá­vez de dar­le cada vez más poder al pue­blo: uno de los pun­tos con­te­ni­dos en el pro­gra­ma elec­to­ral de los can­di­da­tos del PSUV den­tro de la alian­za del Gran Polo Patrió­ti­co, leí­do por la vice­pre­si­den­ta de la AN, Tania Díaz. Un obje­ti­vo que ha per­se­gui­do per­ma­nen­te­men­te la revo­lu­ción boli­va­ria­na en todos estos años: el úni­co antí­do­to real para no caer en el abis­mo cuan­do, como decía Lenin, se tra­ta de cali­brar la tác­ti­ca entre «un paso ade­lan­te y dos pasos atrás».

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *