Uru­guay. Tres per­so­nas fue­ron dete­ni­das duran­te un escra­che en la casa del geno­ci­da Gil­ber­to Váz­quez

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 3 de sep­tiem­bre 2020.

Direc­to­ra de la INDDHH cali­fi­có de “preo­cu­pan­te” la situa­ción, por­que cer­ce­na la liber­tad de expre­sión.

Tres miem­bros de la Comi­sión de Dere­chos Huma­nos de Rive­ra fue­ron dete­ni­dos duran­te más de dos horas en la sec­cio­nal 1ª de Rive­ra, por hacer una pin­ta­da fren­te a la casa del mili­tar reti­ra­do Gil­ber­to Váz­quez, quien cum­ple pri­sión domi­ci­lia­ria como coau­tor de 28 homi­ci­dios.

Los mili­tan­tes lle­ga­ron sobre las 23.45 a la puer­ta de la casa del mili­tar, ubi­ca­da en la esqui­na de las calles Figue­roa y Saran­dí, en el cen­tro de la ciu­dad, y no demo­ra­ron más de diez minu­tos en hacer la pin­ta­da sobre la calle: “¿Dón­de están? Acá vive un ase­sino, Gil­ber­to Váz­quez”. Cuan­do ya se habían subi­do a un auto para reti­rar­se del lugar, los detu­vo un patru­lle­ro y dos poli­cías los hicie­ron bajar del vehícu­lo. “Lle­ga­ron, mira­ron lo que esta­ba escri­to y pidie­ron apo­yo. Se ve que no les gus­tó lo que leye­ron”, comen­tó a la dia­ria Fabián Almei­da, uno de los dete­ni­dos.

Al lugar lle­ga­ron otros ocho efec­ti­vos, en una camio­ne­ta y dos motos del PADO. Como los mili­tan­tes no tenían la libre­ta de pro­pie­dad del auto­mó­vil Fiat en el que se tras­la­da­ban, los poli­cías dis­pu­sie­ron que los dete­ni­dos lle­va­ran el auto has­ta la sec­cio­nal. “Nos dije­ron que nos lle­va­ban por la pin­ta­da, por­que había­mos come­ti­do una fal­ta en la vía públi­ca. Es nove­do­so, por­que al lado de la pin­ta­da que hici­mos había una pin­ta­da gigan­te de un cum­plea­ños”, seña­ló Almei­da.

El mili­tan­te, que es pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Docen­tes de Ense­ñan­za Secun­da­ria de Rive­ra, seña­ló que la deten­ción se pro­du­jo por­que las cáma­ras de segu­ri­dad de una empre­sa pri­va­da están conec­ta­das con la Poli­cía. “Mucho cir­co, y ade­más deja un ante­ce­den­te y el men­sa­je de ‘que no se repi­ta’”, lamen­tó.

La direc­to­ra de la INDDHH Maria­na Mot­ta dijo a la dia­ria que se está eva­luan­do la situa­ción, a la que cali­fi­có de “muy preo­cu­pan­te” por el hecho de que fue­ran dete­ni­dos por una acción que no impli­ca nin­gún tipo de fal­ta. “Eran tres per­so­nas hacien­do una pin­ta­da. Si eso ame­ri­ta una deten­ción es com­pli­ca­do, por­que ade­más de la deten­ción cer­ce­na la liber­tad de expre­sión”, expre­só.

La Comi­sión de Dere­chos Huma­nos de Rive­ra eva­lua­rá en las pró­xi­mas horas si pre­sen­ta for­mal­men­te una denun­cia ante la INDDHH, que tam­bién podría actuar de ofi­cio si lo con­si­de­ra per­ti­nen­te. “Nos preo­cu­pa que todas las for­mas de expre­sión popu­lar y crí­ti­ca comien­cen a ser cata­lo­ga­das de fal­tas en una pro­fun­di­za­ción de la ya exis­ten­te cri­mi­na­li­za­ción de la pro­tes­ta. Recla­ma­mos el dere­cho civil a la pro­tes­ta, que no pue­de ser cer­ce­na­do en un país demo­crá­ti­co como el nues­tro, reco­no­ci­do por su tra­yec­to­ria demo­crá­ti­ca”, expre­só en un comu­ni­ca­do la comi­sión.

En el mis­mo sen­ti­do se expre­só la Fede­ra­ción Nacio­nal de Pro­fe­so­res de Ense­ñan­za Secun­da­ria, que lamen­tó el “inten­to de callar la legí­ti­ma mani­fes­ta­ción”. “El recla­mo de ver­dad y jus­ti­cia pare­ce nue­va­men­te moles­tar a las auto­ri­da­des”, con­si­de­ró el gre­mio.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *