Marrue­cos. La uti­li­za­ción injus­ta de los DDHH

Por Joha­na Que­sa­da /​3 de sep­tiem­bre 2020.

Las redes son como una caja de sor­pre­sas, cuan­do más nave­gas más des­cu­bres his­to­rias, docu­men­tos, infor­mes, enti­da­des y per­so­na­jes para todos los gus­tos y algu­nos real­men­te te dejan pas­ma­do. El otro día nave­gan­do­me encuen­tro una enti­dad lla­ma­da Dere­chos Huma­nos Sin Fron­te­ras, que dice aglu­ti­nar a 14 orga­ni­za­cio­nes lati­no­ame­ri­ca­nas y que se pre­sen­ta­co­mo la alter­na­ti­va a las pres­ti­gio­sa­sor­ga­ni­za­cio­nes de defen­sa de los dere­chos huma­nos como Amnis­tíaIn­ter­na­cio­nal o Human RightsWatch,que según mani­fies­ta en su pre­sen­ta­ción, se dejan lle­var por intere­ses aje­nos y han aban­do­na­do el obje­ti­vo por el que han sido creadas.Sin embar­go, nada mas lejos de la reali­dad, la mis­ma orga­ni­za­ción que denun­cia a estas his­tó­ri­cas enti­da­des, que segu­ra­men­te come­te­rán erro­res, pero su defen­sa de los DDHH esta más que cons­ta­ta­da, para que un mago ven­ga a sacar­de la chis­te­ra un cone­jo mági­co que las sus­ti­tu­ya.

Esta “orga­ni­za­ción” pre­sen­ta un infor­me empalagoso,no, lo siguien­te, sobre los DDHH en el Rei­no de Marrue­cos. Según los bare­mos inter­na­cio­na­les en los que coin­ci­den todas las aso­cia­cio­nes y espe­cia­lis­tas en los DDHH, los paí­ses Escan­di­na­vos enca­be­zan el ran­king del res­pe­to a los dere­chos de las per­so­nas. Pues ni los paí­ses escan­di­na­vos, son mere­ce­do­res de este tipo de infor­mes tan con­des­cen­dien­tes, que escri­be esta orga­ni­za­ción sobre una de las pocas auto­cra­cias feu­da­les que que­dan en el pla­ne­ta. La duda es, ¿que moti­va a alguien que se pre­sen­ta como la nove­dad en la defen­sa de DDHH, a pre­sen­tar un infor­me tan indi­ges­to y zala­me­ro con un país que vive en el medie­vo?, si fue­se un infor­me sobre un País que cum­ple con los míni­mos están­da­res demo­crá­ti­cos, se podría mati­zar, obje­tar, aña­dir o qui­tar, pero no es el caso. Marrue­cos, es un país que no cum­ple los más ele­men­ta­les y bási­cos están­da­res de demo­cra­cia.

Es un País que ha expul­sa­do en los últi­mos 20 años a más de 8 millo­nes de sus súb­di­tos a una emi­gra­ción for­za­da, su nivel del anal­fa­be­tis­mo supera el 30%, el nivel de desa­rro­llo humano lo ubi­ca en el pues­to 133 del ran­king mun­dial y en defi­ni­ti­va los marro­quíes por no tener, no son ni siquie­ra ciu­da­da­nos, son súb­di­tos del Rey, cada año tie­nen que ren­dir ALBAIAA (plei­te­sía), una espe­cie de escla­vi­tud. Aun­que des­co­noz­co la respuesta,a la pre­gun­ta anterior,muy posi­ble­men­te, sean las crí­ti­cas ver­ti­das a las orga­ni­za­cio­nes clá­si­cas­de defen­sa de los DDHH, de res­pon­der a intere­ses aje­nos, la cau­sa­de este melo­so y almi­ba­ra­do infor­me.

El infor­me es un pan­fle­to des­or­de­na­do y reple­to de inexactitudes,medias ver­da­des, fal­se­da­des, ocul­ta­cio­nes, des­co­no­ci­mien­to fla­gran­te de la situa­ción real, jus­ti­fi­ca­cio­nes de los com­por­ta­mien­tos guber­na­men­ta­les y que pare­ce que el obje­ti­vo del infor­me no es otro quea­gra­dar al alu­di­do y acu­sa­ra las orga­ni­za­cio­nes que si defien­den los DDHH en Marrue­cos y que son las que ponen en evi­den­cia día tras día los abu­sos y los atro­pe­llos que come­te la estruc­tu­ra feu­dal lla­ma­da MAJZEN.

El infor­me empie­za con una aren­ga casi de agra­de­ci­mien­to al régi­men Marro­quí por dejar­les escri­bir el infor­me, adu­lan­do, ensal­zan­do y exa­ge­ran­do un his­to­rial posi­ti­vo en su mayor par­te inven­ta­do o sin trans­cen­den­cia en el asun­to del res­pe­to de los DDHH. Que más da que Marrue­cos sea miem­bro de tal o cual orga­ni­za­ción o que haya fir­ma­do tal o cual tra­ta­do. Por esa regla, Ara­bia Sau­di, uno de los paí­ses don­de menos se res­pe­tan los DDHH, lle­go a pre­si­dir el con­se­jo de dere­chos humanos.Según este docu­men­to poco serio y menos obje­ti­vo aún, más de mil orga­ni­za­cio­nes entre­ga­ron una car­ta a Michel Bre­che­let denun­cian­do la situa­ción de la vio­la­ción de los DDHH en los Cam­pa­men­tos­de Refu­gia­dos Saha­rauis. Para empe­zar hay que infor­mar­le a los auto­res de este infa­me pan­fle­to que en el Saha­ra exis­ten más de 200 orga­ni­za­cio­nes con implan­ta­ción de defen­sa de DDHH en sus dife­ren­tes ver­tien­tes y nin­gu­na de estas orga­ni­za­cio­nes fir­mo la cita­da car­ta, es más, todas son orga­ni­za­cio­nes ile­ga­les­pa­ra el régi­men que ocu­pa el 70% del terri­to­rio del Saha­ra Occi­den­tal.

Los mil fir­man­tes son “orga­ni­za­cio­nes” fic­ti­cias de pan­ta­lla sin nin­gún tipo de implan­ta­ción en el terri­to­rio y que el MAJZEN las usa para con­fun­dir y entre­te­ner con accio­nes de este esti­lo. Por otro lado, en cuan­to a las vio­la­cio­nes que se come­ten en los cam­pa­men­tos de Refu­gia­dos Saha­rauis, no hay cons­ta­ta­da ni denun­cia­da nin­gu­na vio­la­ción de carác­ter gra­ve en los últi­mos 30 años en los Cam­pa­men­tos. Que­dáis reta­dos a apor­tar con datos­pre­ci­sos y exac­tos, una sola vio­la­ción gra­ve de los DDHH, los últi­mos 30 años, en los Cam­pa­men­tos. En cuan­to a esto, si de ver­dad tenéis inte­rés en la defen­sa de los DDHH, podéis des­pla­za­ros a los Cam­pa­men­tos de refu­gia­dos y com­pro­bar­lo in situ, los Cam­pa­men­tos están abier­tos para todo­ti­po de orga­ni­za­cio­nes de defen­sa de los DDHH, eso si, las auto­ri­da­des Saha­rauis no sufra­gan bille­tes ni estan­cia. En cuan­to al man­tra obse­si­vo del Maj­zen refe­ren­te al des­vío de la ayu­da huma­ni­ta­ria, para refu­tar vues­tras fal­sas afir­ma­cio­nes les remi­ti­re­mos a las decla­ra­cio­nes del Comi­sa­rio Euro­peo del ramo Januz Lenar­cic, que en el pasa­do mes de julio le pro­pino una sono­ra­bo­fe­ta­da al Maj­zen, negan­do cual­quier des­vío de la ayu­da huma­ni­ta­ria a los cam­pa­men­tos de Refu­gia­dos Saha­rauis, tema­re­cu­rren­te y reite­ra­do en el falaz y adul­te­ra­do idea­rio del Maj­zen. Aun­que esto la Comi­sión. ya lo ha des­men­ti­do en reite­ra­das oca­sio­nes, el Maj­zen y sus acó­li­tos de ultra­de­re­cha Fran­ce­sa en el Europarlamento,y aho­ra orga­ni­za­cio­nes con obje­ti­vos oscu­ros como Dere­chos Huma­nos sin fron­te­rashan segui­do expri­mien­do el asun­to y una vez más han reci­bi­do del Comi­sa­rio Lenar­cic esta con­tun­den­te res­pues­ta: “Pue­do garan­ti­zar que nues­tras garan­tías son lo sufi­cien­te­men­te sóli­das como para evi­tar cual­quier des­via­ción de la ayu­da de la UE”. Si esta res­pues­ta no es sufi­cien­te les remi­to a la nota emi­ti­da hace 10 días por el Pro­gra­ma Mun­dial de Ali­men­tos (PAM) en el que nie­ga no solo el des­vío de la ayu­da huma­ni­ta­ria, sino que nie­ga las obs­ce­nas acu­sa­cio­nes ver­ti­das con­tra el Gobierno de Arge­lia de pre­sun­tos cobros de tasas y cer­ti­fi­ca la nota la cola­bo­ra­ción, dis­po­ni­bi­li­dad y ayu­da del Gobierno de Arge­lia para que lle­guen las ayu­das a los Refu­gia­dos Saha­rauis.

Así mis­mo, el PAM anun­cio que se hacen fre­cuen­tes audi­to­rias a la dis­tri­bu­ción de las ayu­das, la últi­ma este mis­mo añoy que los resul­ta­dos son satis­fac­to­rios (estos son hechos no diva­ga­cio­nes ).El ini­cuo infor­me habla tam­bién de ple­na liber­tad de Aso­cia­ción, y las tra­bas las limi­ta a cues­tio­nes admi­nis­tra­ti­vas, es fran­ca­men­te inau­di­to y des­con­cer­tan­te hablar de liber­tad garantizada,en un lugar don­de el dere­cho de aso­cia­ción no exis­ten como es el caso de la par­te del Saha­ra Occi­den­tal que ocu­pa Marrue­cos, don­de más de 200 aso­cia­cio­nes Saha­rauis son ile­ga­les, a pesar de la peti­ción expre­sa del pre­si­den­te Barak Oba­ma para su lega­li­za­ción, aún hoy 24/​8/​2020 esas aso­cia­cio­nes siguen sien­do ile­ga­les.

En Marrue­cos la his­to­ria no es muy dife­ren­te, el dere­cho de aso­cia­ción es res­pe­ta­do siem­pre que defien­da los intere­ses del MAJZEN, de lo con­tra­rio las tra­bas admi­nis­tra­ti­vas se trans­for­man en polí­ti­cas. Este pér­fi­do infor­me roza el esper­pen­to al des­cri­bir el dere­cho a la mani­fes­ta­ción en Marrue­cos, como un dere­cho cons­ti­tu­cio­nal. Cuan­do la reali­dad es que las mani­fes­ta­cio­nes en Marrue­cos si no son guber­na­men­ta­les, son nulas e inexis­ten­tes, bási­ca­men­te por la bru­ta­li­dad de las res­pues­tas poli­cia­les y las gra­ví­si­mas con­se­cuen­cias para los mani­fes­tan­tes. Todo aquel que conoz­ca Marrue­cos, sabe que en ese país no se mue­ve nin­gún alfi­ler sin el bene­plá­ci­to del MAJZEN. La igno­ran­cia garra­fal o inten­cio­na­da de los auto­res de este infor­me es de tal cali­bre, que ni siquie­ra pro­cu­ra­ron camu­flar­lo con un míni­mo de cre­di­bi­li­dad, han ido a saco a con­ten­tar a alguien que se le ofre­ce un ser­vi­cio. Decir que en Marrue­cos no se per­si­gue a nadie por el ori­gen, ideas y con­di­ción es prác­ti­ca­men­te come­ter un sacri­le­gio. Pre­ci­sa­men­te, Marrue­cos es de los pocos Paí­ses que que­dan en el mun­do don­de te per­si­guen por tu ori­gen, tus ideas y tu con­di­ción, les­re­co­men­da­ría a los auto­res del nefas­to infor­me que se moles­ten en pre­gun­tar en elSaha­ra Occi­den­tal o en el Rif o a cual­quier opo­si­tor El deplo­ra­ble infor­me pasa de pun­ti­llas sobre las pau­pé­rri­mas con­di­cio­nes car­ce­la­rias en Marrue­cosy da cré­di­to a un ente guber­na­men­tal crea­do pre­ci­sa­men­te para ocul­tar esas ver­güen­zas. Solo bas­ta­ría con que visi­ta­ran la mejor cár­cel de Marrue­cos para que sien­tan bochorno y ver­guen­za aje­na de lo que han escri­to en este igno­mi­nio­so pan­fle­to.

El pro­ble­ma es que segu­ra­men­te no podréis visi­tar nin­gu­na cár­cel en Marrue­cos. Pues para que se infor­men les diré que en las cár­ce­les de Marrue­cos la vida es lo más pare­ci­daa un ester­co­le­ro; los pre­sos viven haci­na­dos (hay imá­ge­nes de ello), son insa­lu­bres, los mis­mos pre­sos tie­nen que pro­cu­rar su ali­men­ta­ción y las con­di­cio­nes en gene­ral son lamen­ta­bles por la fal­ta de medios y por los abu­sos que se come­ten den­tro de las cár­ce­les. A esto hay que sumar­le el apartheid que se prác­ti­ca con los pre­sos de con­cien­cia Saha­raui, como el ais­la­mien­to y el ale­ja­mien­to de sus hoga­res, están en cár­ce­les a más de milkm de sus casas.

El infor­me es tan arbi­tra­rio que entre­co­mi­lla; “pre­sos civi­les saharauis”intentando negar la exis­ten­cia y la situa­ción del casi cen­te­nar de pre­sos polí­ti­cos Saharauis.El infor­me, si es que se le pue­de lla­mar así, por­que esfal­so des­de la pri­me­ra pala­bra has­ta la ulti­ma, es tan com­pla­cien­te con el MAJZEN que por momen­tos, leyén­do­lo uno tie­ne la sen­sa­ción de que lo ha encar­ga­do y pagan­do, el mis­mo Maj­zen. A la hora de tra­tar la tor­tu­ra que es el Pan de cada día tan­to en las cár­ce­les como en las comi­sa­rías y en la mis­ma calle, el pan­fle­to se va por las ramas enu­me­ran­do artícu­los de la cons­ti­tu­ción y orde­na­mien­tos jurí­di­cos inter­na­cio­na­les, pero no docu­men­ta ni cita nin­gún caso de tor­tu­ra, cuan­do se sabe que al menos hay tres cár­ce­les secre­tas en Marrue­cos y el mis­mo jefe de los ser­vi­cios secre­tos Marro­quíes tie­ne cau­sas pen­dien­tes en Fran­cia por tor­tu­ras, de don­de tuvo que salir corrien­do para no ser dete­ni­do.

El libe­lo dedi­ca cua­tro líneas insig­ni­fi­can­tes y que nada apor­tan a la huel­ga en los recin­tos car­ce­la­rios y ala pena de muer­te en los que enal­te­ce el com­por­ta­mien­to del Maj­zen una estruc­tu­ra ancla­da en la baja edad media.El pas­quín inten­ta camu­flar detrás de artícu­los de no se que códi­go la dra­má­ti­ca yte­rri­ble situa­ción que viven en Marrue­cos los Homo­se­xua­les y las muje­res don­de le son nega­dos prác­ti­ca­men­te todos sus dere­chos. Los Homo­se­xua­les, sufren la exclu­sión toral social y guber­na­men­tal y muchas veces aca­ban sus hue­sos en algu­na cár­cel, solo por ser Homo­se­xua­les.

En cuan­to a las muje­res, Marrue­cos es una socie­dad patriar­cal y machis­ta 100% y aun­que en algu­nas zonas urba­nas las mis­mas muje­res han con­quis­ta­do algu­nos dere­cho, la reali­dad es que son muy mino­ri­ta­rios y exclu­si­vos­por lo que no repre­sen­tan la situa­ción real de la mujer en Marrue­cos, en que según algu­nas orga­ni­za­cio­nes, el anal­fa­be­tis­mo y el paro de las muje­res supe­ran el 60% .El folle­to, vuel­ve a las anda­das cuan­do tra­ta el tema de la liber­tad de pren­sa, preo­cu­pa­do mas en los loas a la acti­tud guber­na­men­tal y a jus­ti­fi­car y tapar las denun­cias de la fal­ta fla­gran­te de la liber­tad de pren­sa en Marrue­cos. No reba­ti­re­mos el escri­to recu­rrien­do al pues­to 140 don­de Repor­te­ros Sin Fron­te­ras ubi­ca a Marrue­co­sen el Ran­king mun­dial del res­pe­to a la liber­tad de pren­sa, tam­po­co pre­sen­ta­re­mos los cien­tos de infor­mes inde­pen­dien­tes y de espe­cia­lis­tas del mis­mo Marrue­cos que denun­cian la fal­ta de liber­tad de pren­sa y los abu­sos y la repre­sión con­tra cual­quie­ra que ose difun­dir algo no ofi­cial.

El últi­mo de estos infor­mes pre­sen­ta­do en el pasa­do mes de diciem­bre de 2019, pre­ci­sa­men­te por RSF, titu­la­do el Saha­ra Occi­den­tal; un desier­to para el perio­dis­mo. Nos remi­ti­re­mos a la entre­vis­ta con­ce­di­da hace seis días el pasa­do 20 de agos­to al perió­di­co Le Figa­ro, por alguien muy poco sos­pe­cho­so Pie­rre Vermeren,profesor de his­to­ria con­tem­po­rá­nea del Magreb en la Uni­ver­si­dad de Paris I Sor­bon­ne, a raíz de la difu­sión de un docu­men­to fir­ma­do por más de 400 inte­lec­tua­les marro­quíes, en el que denun­cian el retro­ce­so de la liber­tad de expre­sión y los tru­cos y arti­ma­ñas que uti­li­za el Majk­zen para coar­tar esa ansia­da liber­tad de pren­sa, a tra­vés de la difa­ma­ción de todos los opo­si­to­res . El Sr, Ver­me­ren resal­ta las siguien­tes cues­tio­nes que res­pon­den defor­ma cla­ra y taxa­ti­va a la bazo­fia escri­ta en este infor­me de DHSF sobre la liber­tad de pren­sa en Marruecos:-Cualquier titu­lar de un perió­di­co que no con­sien­ta en trans­mi­tir los men­sa­jes del poder o que ten­ga el des­ca­ro de cri­ti­car las «líneas rojas» defi­ni­das por el régi­men entra en difi­cul­ta­des insuperables.-La poli­cía polí­ti­ca, en Marrue­cos o en la gran diás­po­ra marro­quí en el extran­je­ro, ha logra­do con­tro­lar casi todos los sitios de noti­cias en línea marroquíes.-Cuando quie­re lan­zar una cam­pa­ña de difa­ma­ción con­tra uno de sus adver­sa­rios (o supues­tos adver­sa­rios), solo tie­ne que des­en­ca­de­nar una ofen­si­va con­cer­ta­da. La cam­pa­ña de difa­ma­ción, diri­gi­da a un indi­vi­duo expues­to, se refie­re muy a menu­do a casos de mora­li­dad reales, inven­ta­dos o embo­ta­dos, lo que per­mi­te evi­tar jui­cios polí­ti­cos como en los años ochen­ta.

El Esta­do pue­de enton­ces refu­giar­se detrás del res­pe­to a la moral islá­mi­ca supues­ta­men­te ofen­di­da, y la jus­ti­cia san­cio­na­rá la ofen­sa con­tra la bue­na moral.Además en el mani­fies­to, que pre­ce­dió a esta entre­vis­ta, fir­ma­do por más de 400 inte­lec­tua­les y artis­tas Marro­quíes, dibu­ja­ban un pano­ra­ma mas pare­ci­do a la Ale­ma­nia Nazi y a un País del siglo XXI, que seña­la­ban lo siguiente:“Bajo la cons­tan­te ame­na­za del poder que pue­de poten­cial­men­te encar­ce­lar­nos, hacer­nos sufrir y ani­qui­lar­nos” y pese a ello, los artis­tas recla­ma­ban su “dere­cho a dis­cu­tir, ana­li­zar, cri­ti­car, con­tra­de­cir, sin ser cri­mi­na­li­za­dos, cul­pa­dos, insul­ta­dos, inti­mi­da­dos o aco­sa­dos”

El des­per­di­cio pre­sen­ta­do por DHSF sobre los dere­chos huma­nos en Marrue­cos, con­clu­ye ata­can­do a orga­ni­za­cio­nes de defen­sa de los DDHH, como Amnis­tía Inter­na­cio­nal y HRW, con argu­men­tos nada sóli­dos ni veri­fi­ca­bles, como por ejem­plo el caso del espio­na­je al telé­fono del perio­dis­ta Radi a tra­vés del pro­gra­ma de espio­na­je Paga­susy acu­sa a Amnis­tía de no demos­trar prue­bas, cuan­do esta si apor­to prue­bas feha­cien­tes del cita­do espio­na­je y fue el Maj­zen, quien pri­me­ro exi­gió prue­bas y ame­na­zo con expul­sar a la organización,fue enton­ces cuan­do amnis­tía pre­sen­to las prue­bas del espio­na­je de Paga­sus y el Maj­zen recu­lo y zan­jo el asun­to al ver­se des­cu­bier­to. Amnis­tía y HRW tie­ne­nun his­to­rial fue­ra de dudas, más que reco­no­ci­do y su con­tri­bu­ción ha per­mi­ti­do cam­biar y mejo­rar el res­pe­to de los dere­chos de las per­so­nas en casi todos los rin­co­nes del mun­do. Pero que­da cla­ro que DHSF , qui­zás por gra­ti­tud, debi­do a algu­na con­tri­bu­ción gene­ro­sa, ha pre­fe­ri­do anclar­se en la baja edad media con la úni­ca com­pa­ñía del Maj­zen, que alen­tar y apo­yar a las orga­ni­za­cio­nes que ver­da­de­ra­men­te defien­den los DDHH.Finalmente, DHSF, pre­sen­ta un infor­me vomi­ti­vo de un pre­sun­to obser­va­dor inde­pen­dien­te, que más que eso, es un esto­ma­go agra­de­ci­do y un adu­la­dor que vivió las mil y una noche y se olvi­do del uso y desuso que rea­li­za el Maj­zen de la inmi­gra­ción ile­gal. su estan­cia fue tan gra­ti­fi­can­tey tan pla­cen­te­ra­que se le nublo la vis­tayno con­si­guió ver el sufri­mien­to al que some­te el Maj­zen los inmi­gran­tes pro­ce­den­tes del Áfri­ca Sub­sah­ria­na, lo tejes mane­jes que se traen con la inmi­gra­ción cobran­do millo­na­das a la UE para pre­sun­ta­men­te con­tro­lar dicha inmi­gra­ción, tam­po­co se ente­ro el obser­va­dor de que los inmi­gran­tes mayo­ri­ta­ria­men­te los trae de sus paí­ses el pro­pio Maj­zen para pre­sio­nar a la UE, ven­dien­do la pre­sión migra­to­ria a cam­bio de millo­nes de Euros. Asi mis­mo, no pudo ver las con­di­cio­nes infra­hu­ma­nas en las que viven estos inmi­gran­tes y el tra­to veja­to­rio que reci­ben en Marrue­cos, tam­po­co pudo ver cuan­do el Maj­zen cobra las par­ti­das con­ce­di­das por la UE,y para jus­ti­fi­car el cobro rea­li­za reda­das­de caza del inmi­gran­te y los trans­por­tan al medio del desier­to don­de muchos mue­ren de sed.En reali­dad, es un escri­to ser­vil, obe­dien­te y sumi­so con las auto­ri­da­des del Maj­zen y no tie­ne nin­gún inte­rés ni apor­ta el más míni­mo deta­lle útil o cla­ri­fi­ca­dor sobre la situa­ción de los dere­chos huma­nos. Es fran­ca­men­te, des­alen­ta­dor y des­mo­ra­li­za­dor topar­se con orga­ni­za­cio­nes que dicen defen­der los DDHH y que a las pri­me­ras de cam­bio se ven­den al mejor pos­tor

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *